Seleccionar página

Pretty Little Liars resumen de episodio 1×17

Pretty Little Liars resumen de episodio 1×17

Escrito por: Desiderata
Soy incierta de nacimiento… casi invisible por tímidez, que no afloja ni con el paso de los años. Tengo treintaytantos y escribo a orillas del Tormes. Me gusta encontrar la felicidad en las cosas pequeñas de la vida, cosas que hace que la vida valga la pena. Tengo algunos defectos como lo de ser lectora, serie-adicta y buscadora compulsiva Y cómo diría Juan Gelman “Escribo en el olvido / en cada fuego de la noche / cada rostro de ti.”

Bienvenidas pequeñas lesbicanarias al mundo de estas hermosas niñas, sus mentiras y sus enredos. ¿Preparadas para otro resumen? Hoy me apetecía hacer este resumen con un bol gigante de palomitas, justas de sal o mantequilla. Así que, palomitas listas y ojos abiertos ladies.

Nuestro grupo de amigas está en medio de una conversación de lo más filosófica ¿de dónde vienen los niños? Claro que no sé si el meollo de la conversación está en de dónde vienen o ¿cómo ha podido la hermana de Spencer desear tener un hijo con Ian? Misterios de la condición humana, queridas. Es la típica conversación que surge cuando estás intentando descifrar (un capítulo más) quién es A- y si la pista que Toby le dio a Spencer significa algo… pero no, parece que no tiene sentido, pues solo aparece BAD (malo). En estás que Aria y Hanna siguen peleadas por lo de la entrada del museo y la tensión se palpa en el ambiente ¿no será la habitación de Emily? ¿Qué está cargada de malas vibraciones y energía negativa?

Al día siguiente la mamá de Hanna sigue intentando lidiar con esto del dinero “prestado” ahora que la señora Potter ha muerto y devolver el dinero que aún les queda, pero bueno, ya veremos cómo acaba este tema, porque a mi que una serie suba tanto el índice de mortalidad de un pueblo como Rosewood me preocupa mucho ¿no os parece que aquí muere mucha gente? Caleb sigue quedándose en casa de la pequeña Hanna y andará ayudando a esta con el supuesto heredero de la muertita Potter. Y aquí debo daros un consejo: si vais a hacer algo a escondidas justo cuando vuestros padres se van de casa, esperad al menos diez minutos o las probabilidades de que se den la vuelta porque han olvidado algo son muy grandes.

Y este es el capítulo de las mamás ¿no? Porque mientras Ella (la mamá de Aria) está confraternizando con Erza, en plan colegas y profesores (algo que no le va a gustar mucho al papá de Aria ¿pero él no fue el que hizo lo que le apeteció con una alumna?). La mamá de Hanna tendrá que hacer todo lo posible porque el supuesto sobrino de la señora Potter no sospeche nada extraño (aunque quizá debería ser ella la que desconfiara de James Leland). Y la mamá de Emily tendrá que lidiar con que su hija esté fuera del armario y eso pueda ser moneda de cambio para algún que otro padre un poco histérico (por no llamarle otra cosa). Pero no nos adelantemos. Tenemos a nuestras chicas intentando descubrir qué significan lo que Toby les hizo llegar a través de Spencer o sí será que este desconfía de ellas ¿no se habrán olvidado de echarle polvos mágicos al papel? ¿O de llamar a un hechicero de Howards para que descifre el mensaje secreto? Porque aquí no sacamos nada en claro, queridas.

Y en el entretanto en que las lindas mentirosas siguen hablando de secretos y chicos (sí, parece que son temas recurrentes) el papá de Paige (al que llamaré el mal-ogro, porque es un tipo malogrado que no llega ni a ogro con esos improperios que suelta) ha decidido que quiere dejar claro que es imbécil. ¡Uy! Perdón, que no, que el mal-ogro ha decidido que quiere dejar clara su postura sobre lo de que se perjudica a su hija a favor de… menos mal que el bueno de Ezra Fitz le corta a tiempo de que diga el improperio final. Claro que igualmente esto no le hace ninguna gracia a nuestra Emily que se queda con una cara… Y bueno parece que Paige está toda presionada por su padre, el mal-ogro, porque él cree que dejó de ser la mejor nadadora del equipo pero Emily no se muestra muy empática con ella.

Nuestra pequeña obsesiva, Spencer, sigue detrás de averiguar qué significa lo que Toby le pasó y decide ir a hablar directamente con Toby que le explica que en ese momento no puede hablar con ella porque debe ir con su abogado, pero que no está leyendo bien el texto en Braille y que vuelva el sábado para hablar. Y aquí quiero volver a hacer un inciso ¿soy la única que piensa que en esta serie desaparecen personajes y nadie lo nota? ¿Además de Maya, de la que no sabemos nada más? ¿qué fue del noviete que se echó Spencer? Esta chica tiene mucho tiempo libre y a pesar de eso no avanza en las investigaciones de cada capítulo eh?

En otro lugar Emily conversa con Hanna sobre Caleb y sobre si es o no un buen tipo, cuando Emily ve a su madre en el umbral de la puerta y le explica que solo es Hanna con la que está hablando. Parece que en esta casa no reina la paz y el amor. Así que Emily no le cuenta lo del padre de Paige y su numerito de “alguien empuja a mi hija”. ¿No os parece que ese silencio de Emily cuando se queda a media explicación de por qué cree que Paige no es la culpable de todo esto? Es cómo si Emily no quisiera explicar lo que siente con respecto a Paige.

Estas chicas están tan sincronizadas ¡qué hablan al mismo tiempo por teléfono! Spencer le pregunta a Aria por su disputa con Hanna. Spencer le cuenta la conversación con Toby y que volverá a verlo el sábado. Y me encanta este momento con Spencer detective amateur, queriendo saber dónde está Aria y si está en casa de Ezra y en ese caso ¿está en la cama? ¡qué picarona Spencer! Que te has puesto a rellenar tu misma la información… y una cosa lleva a la otra y te veo cambiando hasta la voz en plan sexy ¡ay pequeña creo que aún te quedan unas cuantas prácticas para dominar el difícil arte de poner voz sexy! Pero Aria me corta la diversión con un “deja el teléfono ya”. Qué alguien le pase mi número de teléfono ¡ya! Es solo por saber si va mejorando con la práctica, chicas, solo para poder informaros con más detalle 😉

Resulta que la mamá de Hanna cree que además de preocuparse del sobrino de la señora Potter tiene que preocuparse por la posible relación de su hija con Caleb. Y Caleb anda pensando que el tipo que se hace llamar arquitecto le da mala espina…

No es por nada pero yo creo que esta semana ningún adolescente en esta ciudad ha ido a clase ¡todo es ocio! Las chicas están de compras, hablando de las novedades y de lo que pasó entre Aria y Hanna cuando está fue presionada por A- para que arruinara la cita con Ezra, cuando en la misma tienda donde están se encuentran a Jenna (¿recordáis? La hermanastra de Toby, que se quedó ciega tras el incendio en el garaje) probándose ¿cómo decirlo? Un conjunto sexy ¿de encaje? Y aquí tengo que confesar que no sé exactamente qué se está probando ¿un salto de cama? Se admiten sugerencias o ideas porque creo que me he quedado demodé.

Justo antes de que Spencer vaya a encontrarse con Toby cree encontrar la clave del texto en Braille: no son tres letras, si no tres números. Al irse a encontrar con Toby este le cuenta que han retirado los cargos y que lo único que le falta es quitarse el brazalete de su tobillo para sentirse libre. Y Spencer se ofrece para llevarle al juzgado ¿me lo parece a mi o entre estos dos hay química? Pero a Jenna no le parece buena idea, ella quiere seguir controlando a Toby. Aunque finalmente él elige irse con Spencer al juzgado. Y a mí cuando Jenna susurra “ya veo” me dan escalofríos y sudores fríos ¿es literal? ¿o es que la niña tiene un sentido del humor de lo más negro?

Cómo ya os dije antes hoy es el capítulos de las mamás, así que en el instituto se encuentra Pam (la mamá de Emily) y Ella (la mamá de Aria) que le cuenta a Pam todo el incidente con el mal-ogro papá de Paige. Y cómo intentó presionar para que se le hiciera caso. Y aquí sí, señoritas, la mamá de Emily actúa como madre y se plantea por primera vez en toda esta historia cómo se ha podido sentir su hija y como los acontecimientos a su alrededor pueden herirla. Le ha costado a la dama en cuestión empezar a usar la empatía y dejar de pensar en lo que ella misma siente ¿no es verdad?

De forma que Pam le pregunta directamente a su hija si es verdad que el señor mal-ogro y que fue a la escuela quejándose de que ella tenia un trato especial. Emily le dice que sí, que es verdad y que no le dijo nada porque sabía lo que iba a pensar de ella. Y aquí de nuevo, señoritas, Pam se da cuenta de que ser madre es muchas cosas, una de ellas puede ser que te salga ponerte en modo loba y se dirige al mal-ogro con cara de “yo por mi hija ma-to”. Ese “no estoy molesta, todavía, pero estoy en ello” me ha ganado, lo reconozco, sacando las garras. Y nuestra Emily que sí que es empatía creo que sabe apreciar lo que acaba de hacer su madre… aunque quede mucho camino por recorrer.

Hanna y Aria están lidiando con sus propios problemitas familiares, Hanna intentando hacerle comprender a su madre que el tipo que quiere cobrar el dinero de la caja de seguridad es un impostor y Aria intentando entender porque a su padre se le ha ido la olla con Ezra… todo para terminar entendiendo que en realidad su padre está celoso de Ezra por su trato con Ella.

Toby se siente libre y lo comparte con Spencer, quiere recuperar su vida pero con cuidado de no cruzarse en la vida de Jenna. Hablan también del texto en Braille y lo que puede significar, un código, un número de teléfono… o un número de habitación de motel.

Y aquí va mi consejo del día, señoritas, antes de ponerse el cinturón de seguridad en el coche, echen el seguro de las puertas. O se puede meter cualquier intrusa de forma rápida y sigilosa. Como sucede en el coche de Emily, Paige entra rauda y veloz para hablar con ella. Pero acaban discutiendo (una vez más). ¡Ay Paige, Paige! No deberías tratar así a Emily eh? La vida no siempre es fácil y cada uno debe lidiar con sus propios problemas. El tema es que después de enzarzarse Paige le planta un beso a Emily en la boca, así, del tirón y sin anestesia. Si alguna de vosotras se ha quedado con la misma cara que se le queda a Emily, tranquilas, creo que es normal ¿a qué venía ese beso? ¿es atracción? No podemos saberlo, señoras, porque aquí nos dejan hasta el próximo capítulo.

Por cierto que me encantan algunos momentos de humor de esta serie. Eso de que el señor antiplagas se presente en medio de la noche preguntando por A- porque hay un aviso de plaga en el sótano de Hanna ha sido gracioso. Así como que justo cuando Aria y Ezra estén disfrutando del sofá cuando el padre de Aria deja un mensaje en el contestador es bastante gracioso. Ambos saltando a la vez del sofá ¿la llamada de papá es anti-calentura?

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Creéis que Maya volverá? ¿o damos esa historia por terminada? ¿Os gustó el beso de Paige? ¿Os parece que a Emily le gustó?

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies