(Vía switchteams.tumblr.com)

(Vía switchteams.tumblr.com)

Durante la noche del domingo, cuando se celebraron los Tony Awards (como los Oscars pero del teatro), no faltaron homenajes a las víctimas de la desoladora masacre ocurrida en el club nocturno Pulse contra la comunidad LGBT+. Comenzando por las sentidas palabras del anfitrión, el genial James Corden, que abrieron la ceremonia:

«Buenas noches, alrededor de todo el mundo, la gente está tratando de entender los eventos horribles que tuvieron lugar en Orlando esta mañana. De parte de toda la comunidad teatral y cada persona que se encuentra en este teatro, nuestros corazones están con todos aquellos que han sido afectados por esta atrocidad. Lo único que podemos decir es que no están solos. Su tragedia es nuestra tragedia. El teatro es un lugar en el que cada raza, credo, orientación sexual y género es igual, es aceptado, y es amado. El odio nunca ganará. Juntos tenemos que asegurarnos de ello. El show de esta noche es un símbolo y una celebración de ese principio«.

Pero fue el actor Frank Langella quien dijo una frase con la que quisiera quedarme, si me permiten: «Cuando algo terrible ocurre tenemos tres opciones: Permitir que nos defina, permitir que nos destruya o permitir que nos fortalezca«. Eso de que la adversidad cree villanos es cosa de productores mediocres de Hollywood. La comunidad LGBT+ es una fábrica de esperanza y optimismo.

Ataque a la comunidad LGBT+

(Vía pbstv.tumblr.com)

(Vía pbstv.tumblr.com)

Porque 50 personas perdieron la vida a manos de la ignorancia. Sí, fue un acto terrorista, pero fue un acto terrorista movido por la homofobia, no se confundan, el objetivo era la comunidad LGBT+, es un crimen de odio, es un acto homofóbico. La mejor arma que tiene el terrorismo es el miedo, y su mejor estrategia es enfrentar a las personas.

Algunos intentan borrar a la comunidad queer de su propia tragedia, en un esfuerzo por empujar la islamofobia. Sí, el asesino era de ascendencia árabe. Sí, dijo ser seguidor de daesh (el autodenominado Estado Islámico). Pero el hombre nació y creció en Estados Unidos, la homofobia la aprendió en suelo occidental y la homofobia fue lo que lo movió a cometer la peor masacre con arma de fuego cometida en el país norteamericano.

No, el Islam no encomienda a sus fieles a asesinar inocentes que no piensen como tú, tampoco lo hace ninguna otra religión. Estos son grupos extremistas. Violentos que se escudan detrás de una figura sagrada para justificar su sinsentido. La mayoría de los musulmanes no son terroristas. Y les digo más, no todos los integrantes de las organizaciones terroristas son musulmanes. Podemos discutir por horas sobre esto, pero para reflexionar recordemos a los Nazi o al Ku Klux Klan, por poner dos ejemplos ampliamente conocidos.

Culpar a todos los musulmanes de terrorismo sería como culpar a todos los católicos de pedofilia, sólo porque un puñado de enfermos se esconde detrás de una sotana.

Emotivos homenajes

(Vía guardian.tumblr.com)

(Vía guardian.tumblr.com)

Langella le pidió a Orlando que se «mantenga fuerte«. Y la comunidad LGBT+ sabe perfectamente que la mejor respuesta al odio es una sobre dosis de bondad. Dicen que el verde es el color de la esperanza, pero yo creo que es todo el arcoíris.

Pero no me crean a mí y mis opiniones. Sólo tienen que abrir los ojos para darse cuenta. La respuesta ante la dolorosa masacre cometida en Orlando es la mejor muestra.

John Oliver, el presentador británico, brillante, que hace vida en HBO con su Last Week Tonight, lo dijo perfectamente en su emotivo mensaje del domingo: «Esta es la prueba perfecta de que ese terrorista -inserte insulto- es una insignificante minoría«.

«Hola. Soy John Oliver y antes de comenzar el programa de esta noche, quisiera tocar rápidamente el tema del trágico suceso en Orlando. Como seguramente saben, al menos 50 personas fueron asesinadas por un hombre armado en club nocturno gay, en lo que se ha descrito como un ataque terrorista. Miren, todavía es pronto y los detalles todavía están surgiendo y por ahora simplemente duele. Y lo peor de todo es que este dolor es muy familiar. En París, el pasado noviembre, los terroristas parecían haber tenido como objetivo lugares que representan lo mejor de Francia: Cultura, música, restaurantes. Y en Orlando, esta madrugada un hombre armado atacó una fiesta latina en un bar gay en la capital mundial de los parques de atracciones. Y para que quede claro, yo adoptaría felizmente una fiesta latina en un bar gay en la capital mundial de los parques de diversiones, como el mayor símbolo de lo que es realmente maravilloso de Estados Unidos. Es muy difícil si quiera saber qué hacer luego de una tragedia como esta, porque este es un show de comedia que les tenemos preparado, que está a punto de comenzar, con lo que va a ser una música muy inapropiada, y estoy seguro de que todavía habrá mucho que hablar sobre Orlando. Pero por ahora, en el día en que un imbécil terrorista quiere que nos enfoquemos en los actos brutales y de odio de un hombre, vale más la pena ver este video, colgado en Twitter, que muestra cientos y cientos de personas haciendo fila para donar sangre a las víctimas. Esto tiene que recordarnos que ese imbécil terrorista es una insignificante minoría. Y ahora, por favor disfruten de nuestro estúpido show«.

Por eso nos quedamos con eso, con lo positivo. Porque más de 600 personas haciendo cola para donar sangre es una de esas imágenes que te hacen recuperar la fe en la humanidad.

«Hay más de 600 personas formadas esperando donar sangre para las víctimas de la masacre de Orlando«.

Pero esto no fue todo. La respuesta positiva fue profundamente conmovedora. Vamos a comenzar por darle menos importancia al asesino y mucha más a las víctimas. Estas son algunas de ellas:

Una de esas víctimas es Luis Vielma, de 22 años, que trabajaba en el Wizarding World of Harry Potter, en Orlando. J.K. Rowling le dedicó un mensaje en las redes sociales:

«Luis Vielma trabajaba en la atracción de Harry Potter en Universal, tenía 22 años. No puedo dejar de llorar«.

Y sus amigos le hicieron un homenaje de fantasía que te va a sacar las lágrimas, así que si no te encuentras a solas y tienes una reputación de persona dura, te van a descubrir el corazón.

Los homenajes llegaron para todas las víctimas desde todos los rincones. Adele no dudó en dedicarles su concierto a las víctimas.

«Muchas gracias por venir a mi show. Estoy muy agradecida. Estaremos aquí por tres noches, ¿lo pueden creer? Acabamos de llegar, así que no he visto nada de la ciudad aún. Imagino que habrá muchas cosas interesantes que ver. Les voy a cantar muchas canciones hoy, un set de dos horas. Así que pasaremos mucho tiempo juntos. Pero me gustaría comenzar dedicando el concierto de esta noche a todos en Orlando y las víctimas del club Pulse. Los miembros de la comunidad LGBT+ son mis hermanos del alma desde que soy muy joven, así que esto me afecta mucho. No sé porque estoy llorando, porque ya lo hice y estoy lista para este show, como saben mis canciones son muy alegres. Sí tengo dos canciones que suenan alegres, pero en realidad no lo son. Así que si quieren bailar esta es su única oportunidad, literalmente

Lady Gaga participó de una vigilia el lunes, en Los Angeles, donde describió la masacre como un ataque a la humanidad. «No puedo evitar sentir que este nivel de odio, como todos los crímenes de prejuicio, son un ataque a la humanidad. Esto es un ataque a todos. Esta noche me uno humildemente a ustedes, como un ser humano, en paz y sinceridad, en compromiso y solidaridad, para tomarnos un verdadero momento y lamentar la pérdida de estas hermosas e inocentes personas«.

Gaga también extendió su apoyo a las familias de las víctimas y a la comunidad LGBT+: «No sólo yo, pero todos los que estamos aquí, representamos la compasión y lealtad de millones de personas alrededor del mundo que creemos en ustedes. No están solos«.

«Un mar de luces mientras los nombres de las víctimas son leídos en las afueras del ayuntamiento de Los Angeles«

Homenajes a cascoporro

 

 

https://twitter.com/DCHomos/status/742068237173690368

 

 

 

 

 

Hora de salir

Del clóset. Porque la tragedia inspiró a muchas personas a pararse, orgullosos, junto a su comunidad y a gritárselo al mundo entero.

«Nunca he estado ‘fuera’, pero hoy me pongo de pie orgullosamente y públicamente con mis hermanos y hermanas, de todos los géneros, alrededor del mundo«.

«Le dije a mi mamá y salí del clóset. Ha salido todo muy bien«.

«Ví lo que ocurrió y estuve mirando Twitter por unas 8 horas, viendo todo el sufrimiento. Me di cuenta de que era el momento de ofrecer mi apoyo. Y me di cuenta que nunca iba a estar 100% listo, así que salí del clóset«.

«Parece que ya no tengo miedo de decirle al mundo que soy bi. Mi familia me va a odiar por esto«.

«Tu princesa pan(sexual) favorita dice ‘hola’«

«La violencia no va a callarnos o prevenir que compartamos nuestro amor«.

«No voy a vivir con miedo por un grupo de personas homofóbicas. Estoy orgullosa de quien soy y siempre lo estaré«.

https://twitter.com/norliciouss/status/742268888826687488

«Los gays rompemos el internet porque nuestros derechos no son debatibles. Porque existimos. Porque somos importantes«.

Y como estos ejemplos, muchos más. El desborde de amor, apoyo, homenajes y tributos sólo demuestran que el odio no tiene posibilidad alguna. Manténganse fuertes. Manténganse unidos. No se rindan. No están solos. Son importantes.

(Vía toodrunktofindaurl.tumblr.com)

(Vía toodrunktofindaurl.tumblr.com)