Seleccionar página

Transparent: Resumen de episodio 1×07

Transparent: Resumen de episodio 1×07

En el capítulo anterior de Transparent, Ali estaba muy a favor de ligar con un profe trans de su universidad y como le gustan las chicas “high fem” decide que se va a “Cámbiame” a hacerse un radical makeover. Mucha idea de qué ponerse no tiene, pero su amiga Syd la ayuda a elegir vestido.

Una chica yeyé, una chica yeyé (8)

La verdad es que no parece ella, está como fuera de su estilo un poco, ¿no os parece? Cuando cuando Ellen Page iba con vestidos a las galas de premios, superforzada. Eso sí, Syd está muy contenta con el resultado y le dice que menudo pechamen luce y que es hot as fuck. Ay, Syd, que se te van los ojos… Ali está de acuerdo y satisfecha. De paso conocemos un poco de su pasado cuando Ali se negó a celebrar su Bar Mitzvah y tuvo el apoyo de Maura (por aquel entonces Mort).

Yendo al tema lesbicanario que nos interesa, Tammy sigue remodelando la casa sin parar. Se ve que es un culo inquieto esta mujer y además la escuchamos hablar en español con los trabajadores que están trayendo las cosas, mejor dicho, en “español”. Literalmente dice “me gustooo”. ¿Cómo que te gustas? Será me gusta en todo caso. Estos americanos, de verdad, se meten con nosotras por hablar inglés con acento y no saben ni decir una frase bien dicha en español. El caso es que Sarah llega y se queda un poco traspuesta en plan “cariño, me tienes el salón patas arriba”. Tammy enseguida le recuerda que tienen ese fin de semana sin niños para ellas solitas y eso significa ñaca ñaca.

«Tú y yo, toda la casa nueva por estrenar…»

Siempre pensando en lo mismo, Tammy. Sarah de repente encuentra unas cositas antiguas de cuando eran peques y se pone muy nostálgica, pero Tammy está a otra cosa sacando fotos a la renovación de la casa. No empecéis ya con problemas de comunicación, os lo pido por favor. En fin, dejémoslas disfrutar, que tienen mucho tiempo que recuperar.

Sarah y Josh van más tarde a la consulta de un médico amigo de Josh para que le recete marihuana terapéutica, porque la tía dice que está felicísima de la vida, pero al mismo tiempo se le sale la ansiedad por los poros. Vamos, que se quiere emporrar y ya está.

«Colegaaaaa, ¿dónde está mi coche?»

Sarah no tarda nada en probar su nueva “medicina” y está como “tío, esta mierda es buena” mientras su hermano se queja del concurso de talentos en el que va a participar Maura. Pregunta que si es que él (mehhh, error, es ella idiota) de repente al volverse chica (meeeeeh, error otra vez) ya tiene nuevos talentos y Sarah menos mal que está fumada, porque aguantar la sarta de gilipolleces que suelta Josh por la boca tiene que ser duro.

Por su parte, Ali ya está muy a tope con su nuevo ligue, quien le pide que le llame daddy y que se depile el potorro. MIRA TÍO, SI NO SE LO QUIERE DEPILAR NO SE LO DEPILA, HABRASE VISTO. Tip: No te folles a alguien que no te follaría sin depilar. Después van a un sexshop a comprar un bonito pene brillante rojo pasión. Los que también están ahí a punto son Josh y Raquel, pero como este chico no puede dejar de pensar en Maura y en lo mucho que le afecta porque es un maldito egocéntrico, no se da la cosa. Me agotas, Josh. ME AGOTAS

«Deja que te bese estos dedos mágicos que me hacen cosas por la noche»

Las que ya están allí las primeras son Tammy y Sarah aunque woops, Sarah ha tenido que pegarse una morada buena para ir la mar de chill y tranquila al Trans Got Talent. Tanto que está entre risitas y feliz de la vida, con lo que Tammy enseguida ve que está un poco ida y le pregunta si está bien, pero Sarah no sabe ni qué es estar mal en ese momento. Directamente. Su hermano y su hermana enseguida se suman a la fiesta y los tres hacen pandillita para seguir fumando marihuana a escondidas en un cuartito que encuentran. Ali es la última en llegar y explica que está en una cita con su profesor trans, con lo que Josh está como WTF (porque le cuesta al muchacho, ya sabéis) y termina haciendo una broma de que “cuatro de cinco Pfeffermans ahora prefieren los coños” y Sarah se mea de la risa porque está muy fumada, MUYYY FUMADA. Es que en realidad como broma es un poco cutre y ofensiva, pero es que son unas personas horribles. Supongo que ya lo hemos asumido a estas alturas.

«Y va y dice… condemorlll, el tío, más gracioso»

Por fin llega el momento del concurso y Maura sale con Davina a darlo todo. Tanto Sarah como Josh como Ali no pueden contener la risa y, vale que están fumados, pero no es nada bonito que se comporten así. ¿Qué hacéis riéndoos de vuestra madre en un momento tan importante para ella en la vida? Estoy: ENFADADA. Incluso Tammy les pega un par de toques en plan chhhsss, callaos, qué bochorno, y es que la verdad es que parecen niños pequeños. Me están dando ganas de pegarle un coscorrón a cada uno.

Ali y Josh enseguida se escaquean, así que Sarah se queda con Tammy, que por fin la interpela sobre su estado a lo largo de toda la noche. Le pregunta que si está borracha y Sarah se ofende bastante, así que se termina levantando de la silla, porque además están montando allí un circo mientras Maura y Davina actúan.

«¿Cómo que no has visto The L Word? Tienes que verla. Es ley»

El ligue de Ali pretende que tengan sexo allí mismo en el baño, pero el pene de plástico les da problemas y a Ali le da todo el bajonazo. A ver, quedad un día con calma y haced las cosas bien si os apetece, no en un váter así malamente y por hacer algo, Ali, que tu cara denota pereza. Mientras, Sarah y Josh se encuentran en el aparcamiento, con lo que Josh ve de repente que en el coche de Tammy hay varios muebles de la casa vieja y se pilla un rebote. Sarah no puede más que reírse. En realidad prefiero que se ría, lesbicanarias, me alivia más. Aunque eso de que necesite drogas blandas para soportar el concurso de talentos no me gusta un pelo. ¿O es a Tammy? Ni siete capítulos llevan y ya han tenido su primera pelea. SI ES QUE DE VERDAD.

Total, como Josh ya está con la mosca detrás de la oreja va a la casa de Sarah y Tammy y entra poniendo el grito en el cielo del palo QUÉ HAN HECHO CON MI CASA, YO SOY EL HOMBRE AQUÍ. Está teniendo un ataquito con todas las reformas que le afectan a sus recuerdos de infancia, pero Bianca está allí y está como “cálmate, tío, siéntate a ver la tele”. Sé lo que estáis pensando (a parte de que Bianca es muy mona y agradable), que se van a liar, ¿verdad? Yo también lo temía conociendo a Josh porque incluso olvida que tenía una cita con Raquel, es lo que pasa cuando eres un egocéntrico y todos los demás giran en torno a tu vida. Es lo que teme también Tammy cuando llega a casa y los ve nadando juntos en la piscina, con la maría aún encima por allí desperdigada. En realidad no están haciendo nada, pero el momento es tenso, así que Tammy tiene que contenerse para no echarlo de allí a patadas.

Corre, Josh

Además, Sarah lo mira en plan “Josh, ¿por qué eres imbécil?” y I feel you girl, todas nos preguntamos lo mismo. Entre que todo esto pasa, Maura cree que ninguno de sus hijos ha ido a verla al concurso porque se encuentra con todas las sillas vacías y ninguna explicación, así que se niega a salir de parranda con sus nuevas amigas y va a llorar al hombro de Shelly del palo “nuestros hijos son una panda de desgraciados”. Indeed.

Por último, Ali se da cuenta de que igual ha tratado a su profesor trans como una especie de fetiche, porque él se lo dice y al llegar a su casa ve que nada es como le había parecido la primera vez. Así que creo que tiene como una especie de epifanía de no saber qué ocurre y darse cuenta de que ha utilizado estereotipos de género extremos para construir la personalidad de su profesor sin conocerlo y la suya cuando está con él en contraste. Esto es mi interpretación de la escena, que tampoco lo sé fijo.

El episodio pone así el punto y final con un capítulo que empieza a mostrar ciertas aristas en la relación entre Tammy y Sarah. Seamos sinceras, muy normal no es que Sarah necesite marihuana para la “ansiedad” si ahora está tan feliz en la vida como dice. Veremos qué pasa ahora con todo esto.

Sobre el Autor

Anagnórise

Noctámbula, pluviófila, friki orgullosa y feminista convencida. Si no estoy viendo series, estoy leyendo; si no estoy leyendo, estoy escribiendo; si no estoy escribiendo, estoy escuchando música; y si no estoy escuchando música, estoy estudiando. Es el ciclo de la vida.

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies