Poco se habla de la sexualidad lésbica, como bien lo mencionamos en la entrada de Guía de salud para mujeres que tienen sexo lésbico; por las razones que sean, ha sido un tabú que poco a poco hemos ido erradicando, pero necesitamos seguir eliminando tópicos ante la platica de sexualidad y uno de los temas que sigue siendo controvertido son: los juguetes sexuales en la vida de una lesbicanaria.

Juguetes sexuales

Anteriormente hemos hablado de juguetes sexuales y de cómo tener una vida sexual sana; pero nunca hemos hablado de ¿Cuándo podemos usar juguetes y cuáles son los mitos y verdades de ellos?. Por eso hoy hemos dedicado esta entrada a todas aquellas que deseen saber más de esta rama de la vida sexual.

Juguete sexual: es un objeto que sirve para masturbarse ó aumentar el placer del sexo en pareja o para auto complacerse.

Como bien nos cuenta san Internet, es un objeto que sirve para auto complacerse o bien para aumentar el placer sexual; aquí me gustaría hacer una aclaración, en ningún momento dice que los juguetes sexuales sirven para remplazar alguna practica sexual. Es muy dado que las lesbianas sean juzgadas por usar consoladores o juguetes sexuales que simulen a un pene todo por el estigma que se tiene… “¿Para qué usas un consolador si eres lesbiana, no decías que no te gustaba el sexo con hombre?” Es la frase que yo más he escuchado y la verdad es que me tiene hasta la coronilla.

Juguetes sexuales solares

Los juguetes sexuales como bien lo dije, no sustituyen ninguna practica sexual, al contrario, mejoran o le dan más sabor a las relaciones sexuales. Nanda, ¿Cuál es la diferencia? Es muy simple, un consolador no es lo mismo que un pene ya que son manejadas por diferentes personas, punto; y es algo que tendremos que platicar a fondo.

Se estarán preguntando ¿Entonces cuando podría usar un juguete sexual? Esta es una de las preguntas más importantes de todas y me gustaría empezar a describir ¿Cuándo NO deberías usar uno? 

Los juguetes sexuales nunca serán el sustituto a la practica sexual con una persona; sirve en determinado momento para auto complacer, pero nunca será tu mejor pareja, porque al final, sigue siendo un objeto inanimado. Un objeto nunca será el remplazo a una situación sexual real. Es un complemento, no el plato principal.

Aquí es donde entrará la pregunta ¿Entonces cuándo sí puedo usar un juguete sexual? Y la respuesta es simple… En todo lo demás.

Los juguetes sexuales pueden ser usados en todo tipo de situaciones; auto complacerse frente a tu pareja, complacer a tu pareja, complaciendo al mismo tiempo, turnándose… Como ustedes quieran y manden. Al final, los juguetes sexuales son usados para aumentar el deseo, el placer, encontrar nuevos gustos y maneras de divertirse; en pocas palabras, nos incita a ser más creativas.

Es ahí que los juguetes sexuales entran en situaciones como:

Romper la rutina

Muchas veces queriendo o no queriendo, tornamos nuestra vida sexual una rutina. Aquí los juguetes sexuales toman un papel importante en la innovación de tu vida sexual.

Incrementamos el deseo

Como suelen decir, una cosa lleva a la otra; en el momento en que entramos en rutina el deseo sexual se ve afectado de maneras incomprensibles. Incluir un juguete sexual siempre hará que ese deseo aumente.

Conocer nuevos aspectos de tu cuerpo

Siempre será diferente la estimulación realizada con diferentes partes de nuestro cuerpo, ahora imagina aumentar sensaciones traídas por juguetes sexuales a parte de las que ya incorporas con el cuerpo.

Nos quitamos curiosidades

El morbo o curiosidad es uno de los factores importantes de la vida sexual de alguien, y una persona así siempre necesitará saciar un poquito más esa curiosidad. Un juguete sexual es la clave para satisfacer esa curiosidad y deseo sexual.

Sin duda los beneficios de los juguetes sexuales, en verdad existen; una vez que te he explicado un poco más a fondo de este mundo es momento de quitar uno de los conflictos más importantes. Nanda, ¿Cómo hago para cruzar la puerta de una tienda erótica?

Bien dicen las películas y alguna que otra persona, que las tiendas eróticas eran lugares obscuros, escondidos de todos, dirigido para señores horribles y muy poca variedad.

Hoy puedo decirles chicas que estos sitios pues tienen más luz, su mercado son tanto hombres y mujeres de diversas sexualidades, la variedad de productos depende del deseo sexual a cumplir y difiere de la sexualidad, hay de diferentes materiales, formas, colores, texturas y hasta sabores.

Algunas de ustedes chicas me dirán “Nanda, sigo sin animarme a entrar a una”. Si quieres explorar con tranquilidad y sin pena ninguna, siempre puedes empezar por comprar tus juguetes sexuales en línea

La verdad es que no tienes ahora ninguna barrera para explorar el mundo de los juguetes sexuales, permite entrar esta oportunidad a tu vida sexual y verás la diferencia en muchos aspectos.

Me gustaría que me comentarán si han tenido alguna experiencia con juguetes sexuales o si les ha pasado por la cabeza utilizar juguetes sexuales.