El título de «Los siete maridos de Evelyn Hugo» engaña mucho. Tengo que empezar mi reseña de este maravilloso libro por ahí. Básicamente porque gracias al título tenía una idea preconcebida de lo que podía presentarme y tampoco es que me ilusionara mucho hablar con una mujer sobre los siete hombres con los que se casó. Pero entonces Ilene Chaiken y Jennifer Beals decidieron hacer una película basada en este libro y se me pararon las antenas. Y ¡menos mal que le he puesto las manos encima! Porque leerlo ha sido un privilegio.

El libro me enganchó prácticamente desde el minuto uno porque, como algunas de ustedes saben, yo soy periodista. Y la historia comienza a desarrollarse siguiendo a Monique Grant, una periodista que está en horas bajas en su vida personal, pero a la que le acaba de caer la oportunidad de su vida: Entrevistar a la estrella de cine Evelyn Hugo.

Monique flipa un poco en colores porque profesionalmente ella es bastante normal, vamos que no tiene las credenciales como para granjearse una entrevista como esta o codearse con las estrellas. Pero por alguna razón que nadie alcanza a entender, Evelyn Hugo la ha elegido a ella y solo a ella para conceder esta entrevista y contarle su historia después de haber pasado los últimos años recluida. Pero ¿por qué le ha dado ahora a la misteriosa estrella por querer dar una entrevista después de tanto tiempo? Y sobre todo ¿por qué ella? Monique no lo sabe, pero está claro que tampoco va a desperdiciar una oportunidad así.

Así empieza el libro y el periplo que lleva a Monique a conocer y empezar a relacionarse con Evelyn Hugo. Una mujer que además de ser famosa por la multitud de películas exitosas que ha interpretado, tiene una reputación de rompe corazones que se ha ganado a base de coleccionar maridos. En concreto, Evelyn se ha casado con siete. Y es precisamente con ese hilo conductor que Monique quiere llevar la entrevista. Pero mientras profundiza en la vida de esa mujer que todos parecen conocer pero a la vez resulta tan inalcanzable para el ser humano normal, Monique se descubre entre fascinada y aterrorizada por los secretos de Evelyn.

—Aquí tienes una oportunidad de esas que se presentan una vez en la vida, Monique. Te das cuenta, ¿verdad?

—Claro que sí.

—Entonces hazte un favor y aprende a tomar la vida por las pelotas, querida. No te esfuerces tanto en hacer lo correcto cuando resulta tan dolorosamente obvio cuál es la decisión inteligente.

Evelyn es deliciosamente imperfecta. No lo digo yo, lo dice ella que desde el principio va totalmente de frente y cuenta con una sinceridad que deja pasmada a Monique todo lo que ha hecho en la vida para llegar hasta donde está. Le abre la puerta de su carrera y su vida personal de una manera que prácticamente deja noqueada a su entrevistadora que, se debate entre hacerle un monumento o pensar que es una mentirosa.

Evelyn Hugo no es la clásica protagonista que tienes en mente. Es una mujer a la que no le da miedo ganar y sabe que para estar en la cima necesitas tomar decisiones controvertidas. Ella tiene claro lo que quiere y cómo lo quiere. Es una de las cosas que la hace tan interesante, no pide disculpas por sus decisiones, sabe que todo su éxito tuvo un precio y está contenta de haberlo pagado.

Nunca dejes que nadie te haga sentir común y corriente

A través de la entrevista conocemos décadas de la vida de Evelyn Hugo, pero no la estrella glamourosa de la pantalla, sino la mujer que había detrás. Yo solo les digo que empecé este libro en el avión en un viaje de trabajo a Madrid y antes de volver ya lo había terminado. Simplemente me encantó. Me enamoré de Evelyn y de su forma de afrontar la vida. Lloré con ella por las cosas que tuvo que dejar atrás y por lo duro que luchó por su verdadero amor. Y sobre todo me sentí triste porque no existiera en la vida real, porque es uno de esos personajes que se quedan contigo para siempre.

Sinceramente les recomiendo muchísimo que lean Los Siete Maridos de Evelin Hugo. No se van a arrepentir y además ¡necesito comentarlo con alguien y saber si a ustedes también las hizo llorar o soy yo que soy un mar de hormonas. Si vives en Gran Canaria te recomiendo que te pases por la Librería Yatusá, ahí es donde me lo consiguieron y además tienen una selección de libros lésbicos que seguro te va a hacer interesante por alguno más. Además ¡te van a atender de maravilla!

Diles que a Evelyn Hugo no le importa si todos se olvidan de su nombre. A Evelyn Hugo no le importa si todos se olvidan de que alguna vez vivió. Mejor aún, recuérdales que Evelyn Hugo nunca existió. Fue una persona que yo inventé para ellos. Para que me quisieran. Diles que, durante mucho tiempo, estuve confundida con respecto a lo que era el amor. Diles que ahora lo entiendo, y que ya no necesito el amor de ellos.

Si tienes Kindle Unlimited lo tienes disponible en la galería gratuita, si no lo tienes aquí te explico como hacer una prueba gratuita.