Lucy y Kate son la pareja lésbica de NCIS: Hawai’i. Empezaron por todo lo alto porque Lucy Tara es la primera agente LGBTQ que se presenta en el episodio piloto de todas saga de NCIS. ¿Te interesa saber más sobre ellas? Pues estás en el lugar correcto.

¿Quién es Lucy Tara?

Lucy Tara en NCIS Hawaii

Lucy Tara (interpretada por Yasmine Al-Bustami) es una agente de campo junior y parte de la unidad que dirige Tennant. De primera mano, Lucy te puede parecer una chica pequeña y frágil, pero engaña bastante porque tiene una agilidad que causa envidia a sus compañeros y como te meta un puñetazo en toda la cara te hace ver las estrellas.

Nació en Texas y tiene dos hermanos y una hermana. Lucy es abierta, confiada y muy amiguera. Le encanta hablar con sus compañeros de trabajo y siempre lleva la sonrisa por delante. Además no le tiene miedo a nada. Si tiene que pelearse con un tipo del doble de su tamaño para salvar a una testigo lo hace. Sí, termina con un ojo negro, una raja que requiere puntos en la cabeza y cojeando, pero él terminó peor.

Lucy viene de una familia de muchísimo dinero. Vamos, que está forrada, pero no le gusta hablar del dinero que tiene su familia y más bien está huyendo de ellos porque no le interesa el negocio familiar ni que le digan lo que tiene que hacer en la vida.

¿Quién es Kate Whistler?

Kate Whistler en NCIS Hawaii

Kate Whistler (interpretada por Tori Anderson es una agente de la Agencia de Inteligencia de la Defensa. Por su trabajo, Kate es una persona extremadamente reservada y en general, no muy apreciada por los agentes de NCIS con quienes tiene roce constantemente porque es ella quien tiene que dar los permisos de seguridad para acceder a cierta información.

Kate está muy enfocada en avanzar en su carrera profesional y trabaja arduamente para conseguirlo. No tolera que la gente no siga los protocolos y eso le granjea una reputación de «Princesa de hielo mezclada con Grinch» que hace que la mayoría le saque la vuelta cuando entra en las oficinas.

El hermano de Kate era soldado y murió en combate. Es algo que ha marcado su vida.

Lucy y Kate en la primera temporada de NCIS Hawaii

Lucy y Kate discutiendo en la oficina

Kate y Lucy se conocieron en un bar fuera del trabajo. Lucy solía pasarse cada semana por ahí y Kate estaba de viaje de trabajo. Las dos conectaron inmediatamente pero ninguna le dijo a la otra en qué trabajaban. Se enrollaron durante los tres días que Kate trabajó en Hawaii y luego cada una siguió su camino. Pero seis meses después ¡sorpresa loca! A Kate la destinan a Hawaii y cuando le presentan al equipo de trabajo ahí está Lucy.

En un primer momento las dos deciden que, dado que Kate forma parte de la DIA y es la persona encargada de decidir qué información puede o no pasar al equipo de Lucy, lo mejor es mantener las distancias. Pero tienen una química que no es normal y más de una vez caen en la tentación.

La dinámica es complicada porque Kate parece que «estorba» muchos veces los casos del equipo de Lucy porque siempre tiene que estar limitándoles la información. Y la verdad no le cae muy bien a nadie pero a medida que siguen trabajando juntas Lucy se da cuenta de que Kate siempre intenta ayudarlos y que cada decisión que toma lo hace porque en realidad cree que es lo mejor para todas las partes.

Lucy y Kate besándose en NCIS Hawaii

Una noche, Lucy espera a Kate para agradecerle que la ayudara en un caso y las dos terminan besándose otra vez y deciden empezar a salir. Aún así las cosas siguen siendo complicadas porque Kate quiere mantener en secreto su relación para no mezclar relaciones y trabajo.

En un primer momento Lucy se lo toma fatal porque ella está fuera del armario y ese rollo le hace sentir que Kate se avergüenza de ella, pero luego comprende que no es así y acepta seguir el ritmo de Kate. A medida que pasa el tiempo su relación avanza más y más y todo parecer ir viento en popa, pero un día Lucy va por sorpresa a casa de Kate para contarle una cosa importante y se topa con una chica llamada Cara que se presenta como «la novia de Kate en D.C.«

Menuda explosión fatal. Lucy rompe inmediatamente con Kate y le dice que jamás va a ser la «otra». La rubia intenta explicarle que las cosas entre ella y Cara estaban prácticamente acabadas, que llevaban meses sin hablar, etc. Pero para Lucy esta es una traición de las grandes y ya no le interesa saber nada sobre Whistler.

Las chicas siguen trabajando juntas y la tensión se puede cortar con un cuchillo porque Lucy aprovecha cada momento para tirar punta y Whistler, que de por sí siempre está incómoda lo pasa fatal. Pero empieza a hacer migas con Tennant y apoquina porque sabe que Lucy tiene razón y ella ha metido la pata hasta el fondo.

Con el pasar de los episodios las cosas se calman un poco y Lucy deja de estar tan a la defensiva, pero empieza a salir con otra chica llamada Skyler. Whistler termina cambiándose de la DIA al FBI y en una misión decide arriesgarse y entrar sola por un sospechoso. ¿El problema? Que alguien le llega por la espalda y Jesse y Lucy llegan justo a tiempo para que no le disparen en la cabeza. Pero vamos ¡menudo susto! Lo único bueno que sacamos de eso es que Lucy estaba que trinaba del cabreo porque Kate no siguió el procedimiento, pero más allá de eso, porque le importa y estuvo a punto de morir.

Lucy mirando de reojo a Kate

Por la noche, Kate está esperando a Lucy en la oficina para hablar con ella. La pobre lleva un cabestrillo y se nota que está super adolorida. Las dos tienen una conversación más o menos normal hasta que Lucy comenta algo que le hace entender a Kate que está saliendo con otra persona. A la rubia se le rompe el mundo en ese momento. Lucy además le pregunta por qué nunca le dijo que había renunciado a un ascenso en D.C. para quedarse en Hawaii.

Kate: Es que… Te lo iba a decir, pero entonces pasó todo eso de Cara y…
Lucy: ¡No! No. No voy a dejar que me vuelvas a hacer daño. No voy a permitir que me hagas esto.
Kate: ¿Porque quería estar más cerca de ti?
Lucy: No. ¡Porque arruinaste todo! Teníamos algo tan especial y tú me rompiste el corazón en mil pedazos. Porque yo te amaba Kate.

A partir de ese momento Kate entiende que Lucy ha pasado página y se le rompe bastante el corazón. Pero como de alguna manera consigue un mínimo equilibrio amistoso decide que por lo menos le queda eso. Kate hubiera seguido en ese plan para siempre si no fuer porque Ernie es igual de shipper que todas nosotras y le sopla que Lucy ha terminado con Skyler y que o mueve ficha a lo grande o pierde el juego.

Así que Kate pone toda la carne en el asador y como de plano Lucy no la deja hablar jamás decide darle al karaoke y de plano se para enfrente de todo el mundo y le canta «Make You Feel My Love» de Adele. Lucy está entre que se muere de vergüenza o de amor y al final termina por ceder un poco.

Lucy: ¿Qué estás haciendo?
Kate: Cantándote porque hablar no me ha funcionado pero te amo. Y no sé como probártelo y ya no puedo vivir otro día sin ti. Lucy, te prometo que esta vez lo haré bien y te juro que no…
Kate: ¡Ya cállate!

Kate y Lucy besándose

Y con este bonito beso termina la primera temporada de Lucy y Kate en NCIS: Hawaii. Ahora que si los detalles que te he dado son pocos y quieres vivir la historia episodio a episodio aquí te van nuestros resúmenes detallados.

Lucy y Kate en la segunda temporada de NCIS Hawaii

Lucy y Kate besándose en la segunda temporada de NCIS Hawaii

Lucy y Kate besándose en la segunda temporada de NCIS Hawaii

La segunda temporada de NCIS Hawaii empieza con la relación entre Lucy y Kate yendo viento en popa. Las dos están enamoradísimas y siguen de luna de miel después de todo lo que tardaron en reconciliarse. Lucy suele pasar mucho tiempo en el departamento de Kate y además le hace comidas que dan como para una familia de 25, pero Kate adora a su «Lucy doméstica» así que de momento todo va estupendamente bien entre estas dos.

La única complicación que tienen en la vida es que Kate ya no tolera que su relación sea un secreto, así que ha decidido contarle a su jefe. Lucy está muy por la labor y está dispuesta a apoyarla en todo, pero Kate sigue preocupadísima porque al ser ella el enlace entre el FBI y NCIS, su jefe puede decidir que ya no es una persona objetiva y cambiarla de puesto.

Igual las cosas no son tan complicadas porque cuando Kate se anima su jefe le dice que solo tiene que rellenar un papel, pero luego le dice: «Me encantará conocerLO en la barbacoa» y Kate se queda trabadísima y no le cuenta que es una chica, así que sufre hasta el momento de la fiesta. Igual no había motivos para el sufrimiento porque el jefe y los compañeros de Whistler se lo toman muy bien y aceptan a Lucy de inmediato.

Además, poco a poco el equipo de NCIS también empieza a conocer más a Kate. En una misión en la que actúa infiltrada y ellos están escuchando, habla de su hermano muerto en Irak y de como eso la afectó e hizo que se alejara de todo el mundo y se hiciera más fría. Eso hace que todos sientan culpabilidad por llamarla princesa de hielo todo el tiempo.

Lucy cuidando a Kate en el sillón

Lucy cuidando a Kate en el sillón

Pero Kate ha cambiado porque Lucy la está ayudando a salir de su cascarón.

Lucy: Creo que ya no tengo nada que enseñarte.
Kate: ¡Venga ya! Me enseñas cosas sin ni si quiera darte cuenta.
Lucy: ¿Sí? ¿Cómo qué?
Kate: Como a ser una persona más abierta… ¿Sabes? Lo que dije ayer sobre la muerte de mi hermano era verdad. Me cerré del todo y nunca pude recuperarme. Pero estar contigo lo ha cambiado todo. Así que gracias Lucy Tara.
Lucy: De nada Kate Whistler.

Sí son monísimas y prácticamente viven juntas porque Lucy duerme día sí y día también en el departamento de Kate. Por eso cuando Kate se encuentra con papeles de Lucy buscando un nuevo departamento se siente mal porque la morena no haya considerado la posibilidad de mudarse con ella. Pero no quiere quedar de novia pegajosa así que le dice que la va a ayudar a buscar y Lucy es como ¿ein? ¿Por qué no me invita? ¡Aissssss!

Luego, Kate le dice que mudarse con ella sería la mejor opción porque así ahorraría dinero y tiempo y Lucy se decepciona. Porque no entiende que la rubia la invite a vivir con ella para ser financieramente responsable. Al final las dos discuten pero se ponen de acuerdo:

Kate: No quería que te sintieras presionada porque ni si quiera me habías contado nada.
Lucy: No te lo dije porque no quería hacerte sentir presionada.
Kate: Bueno vale pero entonces ¿por qué estamos peleando?
Lucy: ¡No estamos peleando!
Kate: ¿Entonces te mudas conmigo?
Lucy: No podrías detenerme ni aunque quisieras.

Lucy y Kate sellando la mudanza con un beso

Lucy y Kate sellando la mudanza con un beso

Todo era felicidad en el barco de Lucy y Kate y no se veían nubarrones en el camino, pero esa iba a cambiar. Porque resulta que Lucy, cuando se enfadó con Kate pidió el traslado a un barco y ¡se lo han concedido! Claro que ahora no quiere, pero sería un paso increíble para su carrera. Así que anda como alma en pena meditando sobre el asunto y esquivando a Kate porque no quiere hablar con ella hasta tener claro cuál será su siguiente paso.

Whistler, al ver que su novia no da signos de vida, se pasa hasta la oficina a buscarla y a Lucy no le queda de otra que contarle la verdad.

Lucy y Kate tristes

Kate: ¿Te han seleccionado así de la nada?
Lucy: No exactamente, apliqué el año pasado cuando rompimos.
Kate: ¿Estabas tan enojada conmigo que querías irte lo más lejos posible? Literalmente a un barco en medio del lugar que más odias en el mundo…
Lucy: ¡Todo en esta isla me recordaba a ti! Necesitaba irme. Pero ya no me siento así.

El trabajo las llama así que las dos no pueden platicar más del tema. Pero Lucy se pasa toda la tarde preocupada porque no sabe si Kate aceptará seguir con una relación a larga distancia, pero al mismo tiempo no quiere perder esta oportunidad.

Más adelante las dos lo hablan y Kate anima a Lucy a hacer lo que su corazón le pida. Le promete que ella va a estar ahí para ella y la va a apoyar decida lo que decida. Así que Lucy se anima a marcharse en esa misión y nos quedamos literalmente sin ella durante un montón de episodios en los que el único consuelo que tuvimos fue una llamada telefónica entre las dos.

En el episodio 2×15 Lucy vuelve a la serie. Todos le tenían una fiesta sorpresa de bienvenida pero al final la que los sorprende es ella porque llega un día antes. Así que se siente fatal porque todo el mundo la trata super raro y ella no entiende qué está pasando. Así que por la noche llega toda triste a la casa y la pobre de Kate intenta consolarla pero al final no puede más y suelta sopa.

Lucy: ¡Tú! Solías trabajar protegiendo secretos con tu vida y se te ha salido uno porque no podías soportar verme triste.
Kate: Pues sí, sí que lo hice. ¡Pero prométeme que mañana te harás la sorprendida!
Lucy: No sospecharán nada.

Y dicho y hecho, al día siguiente Lucy finge emoción y todos son felices porque la tienen de vuelta en el equipo y la sorpresa ha salido bien.

Las cosas entre las dos siguen bien toda la temporada, y podemos encontrarlas en varios episodios teniendo conversaciones tan divertidas como estas:

Kate mirando a Lucy con amor en NCIS Hawaii

Kate mirando a Lucy con amor

Kate: Imagina que pudieras manejar por un día la oficina de los Cowboys. Que pudieras contratar al receptor abierto de tu elección para ayudar a mejorar el equipo.
Lucy: ¡Uff! Las conversaciones sexys mejor las tenemos en casa.

En el final de temporada las dos ayudan a Tennant para intentar descubrir quién le robó la identidad y está intentando matarla.

Lucy y Kate en la tercera temporada de NCIS Hawaii

Nuestros vídeos favoritos de Lucy y Kate

Como siempre, la capacidad y talento de la comunidad lésbica cuando se trata de crear arte a partir de parejas lésbicas es increíble. Así que ya tenemos vídeos muy bonitos sobre esta pareja lésbica. Así que ¡échenle un vistazo a nuestros vídeos favoritos de Kate y Lucy!