¡Bienvenidas a un nuevo resumen de episodio de NCIS: Hawai’i! Esta semana tenemos avances entre Lucy y Kate que ni yo misma me esperaba. Estas dos me están dando alegrías varias, aunque ya les digo que podrían extenderse un poco más con su historia, pero es lo que tienen los repartos corales.

Nuestro episodio comienza con un asesinato en el muelle. Hay un vigilante muerto y un contenedor abierto, así que el equipo sospecha que se transportaban armas de manera ilegal y ha habido algún problema, sobre todo porque faltan cajas. Además, en el contenedor hay una especie de GPS de altísimo nivel. Vamos, que alguien está haciendo seguimiento del contenedor y no alguien normal, esa tecnología no está al alcance de cualquiera.

Kate y Lucy hablando del caso

Después de investigar más, Ernie consigue descubrir la ubicación desde la que se está haciendo el seguimiento. Así que Tennant, Lucy y un escuadrón se plantan ahí para detenerlos pero cuando entran descubren que ¡ES KATE! Sí, Kate, que como sabemos trabaja en inteligencia estaba haciendo seguimiento a 10 contenedores con armas que iban a ser oficialmente vendidas, pero uno fue robado. Pero como NCIS ya estaba en eso y Kate confía en el equipo de Tennant pues se despreocupó porque sabía que lo resolverían.

Más adelante, vemos a Lucy toparse con Kate en la oficina y salir corriendo a alcanzarla para hablar con ella.

Lucy y Kate flirteando

Estas dos flirteando me dan vida

Lucy: ¡Hey! ¿Ya de vuelta de ser una super espía?
Kate: No soy una super espía, ni si quiera soy una espía.
Lucy: Solo una mujer sexy e inteligente tratando de salvar al mundo desde un almacén de hombres malvados que roban armas.
Kate: Eso es mucho para poner en una tarjeta de presentación.

Las dos son todo sonrisas y Lucy aprovecha el buen humor para contarle que ha hecho reservaciones en un restaurante y no hay nada de qué preocuparse porque nadie que conozcan podría aparecer jamás por ahí.

Kate: Porque es elegante ¿no? No porque es asqueroso.
Lucy: Sí.
Kate: Me encantaría.

Lucy y Kate tomadas de las manos

Por la noche, vemos a Kate y Lucy celebrando en el restaurante. Por lo visto Lucy conoce a un tal «Chef Dax», un chef muy exclusivo que va a diferentes restaurantes por un día y crea comida basada en el ambiente. Es muy difícil conseguir una reservación, pero como ya sabemos, Lucy proviene de una familia con muchos contactos y mucho dinero aunque no lo presuma.

Sea como sea, a Kate lo que le encanta es que Lucy se haya preocupado de buscar un lugar en el que ella se pueda sentir cómoda. No en lo elegante o caro que sea el sitio, sino en que le importa lo que ella pueda pensar.

Kate: Creo que la próxima vez podemos ir a un restaurante normal.
Lucy: ¿Uno donde alguien pueda vernos?

Lucy y Kate en el restaurante en NCIS Hawaii

Lucy: Ya que estamos siendo honestas, siento que tengo que decirte que creo que todo el mundo en la oficina sabe lo nuestro. Pero están de mi lado, así que pretenden no saberlo.
Kate: Bueno, entonces… mmm… Estoy muy contenta de sentirme más confortable con todo esto.

Lucy y Kate brindando

Las dos siguen celebrando y ya de paso se ponen brindar por el caso. Las dos consideran que el plan que tenía el supuesto traficante es una tontería porque parece obvio que iba a fracasar y es ahí donde se les prende el foco. ¡Todo era una trampa! La supuesta víctima es parte del plan. Así que las dos abandonan la velada y salen corriendo a reactivar el caso.

Kate y Ernie investigando

Kate y Ernie se ponen a investigar en el laboratorio y dan por fin con el arma robada. Un prototipo del ejército valorado en billones de euros. En base al precio, Kate, Tennant y el demás equipo hacen un escaneo de posibles compradores y por les hacen seguimiento hasta conseguir encontrar el momento de la compraventa. Al final todo termina bien, aprehenden a los malos y recuperan las armas.

Lucy y Kate hablando por la noche

Por la noche, Lucy se topa a Kate sentada en su silla esperándola. La rubia tenía que ir a dejar el arma lista para recogida y ya de paso decidió esperar a su chica favorita. Lucy tiene que llevar los dedos del prisionero a pruebas, así que la invita a caminar con ella y luego pasarse por las cosas de Kate a su oficina.

Lucy: Quizá podemos pasar por tu oficina y recoger tus cosas.
Kate: ¿Quieres ir al restaurante y esta vez probar la comida?
Lucy: No (con cara de: «pienso comerme otra cosita»

Y colorín colorado este capítulo de NCIS Hawaii se ha terminado. Como ven las cosas entre Lucy y Kate siguen avanzando. ¡Crucemos los dedos para que todo salga bien!