Bienvenidas a un nuevo episodio de NCIS: Hawaii esa serie en la que mudarte con tu novia puede ser una bomba de relojería para tu relación ¿o no? Esta semana por fin nos tocó otro episodio cargadito de la historia de Lucy y Kate así que ¡a disfrutar!

Nuestro episodio comienza con un buen partido de Fútbol Americano colegial que termina bien, pero a la salida una persona cae desde las gradas hasta el piso. ¡Auch! Nuestro equipo va a investigar como siempre porque forma parte de la marina y rapidito entienden que ha sido un asesinato. Vamos, que alguien lo ha empujado.

Kate ayudado a Lucy a encontrar sus cosas

Lo siguiente que vemos es a Lucy caminando por todo el departamento de Kate intentando encontrar dónde dejó sus cosas, porque es como yo, es decir: la desorganizada de la relación. Menos mal que Kate tiene su casa perfectamente controlada y sabe que se ha dejado la mochila del gimnasio al lado del sillón debajo de la mesa y tiene su bote de agua en la mano ya relleno y listo para que su chica esté perfectamente equipada.

Lucy la mira con ojos de: «Me encanta vivir contigo» y luego le pide que le pase una carpeta que se dejó en la mesa. Kate piensa que es un nuevo caso y le pregunta sobre los detalles pero no, es el nuevo contrato de arrendamiento de Lucy.

Kate sorprendida por la mudanza de Lucy

Lucy: Mi casero está vendiendo mi departamento.
Kate: ¿Y ya encontraste uno nuevo?
Lucy: Te tienes que mover rápido en esto de encontrar casa. No es grande, pero por el lado positivo…¡también es más caro! ¿Dónde está mi teléfono?

Kate no sabe ni que decir, básicamente porque toda esta información la ha tomado por sorpresa. Lucy obviamente no le comentó que estaba buscando apartamento y por su cara eso no le ha sentado demasiado bien. Le gusta la nueva rutina que están formando en la que Lucy pasa básicamente todo el día ahí.

Kate: ¿Cuánto tiempo llevas buscando?
Lucy: Lo tenía en la mano esta mañana.
Kate: El apartamento.
Lucy: Un par de semanas. ¿Va todo bien?
Kate: No tenía ni idea de que estaba pasando.

Lucy parece confundida por la situación, no entiende exactamente cuál es el problema de Kate. Y cuando la rubia se da cuenta de que Lucy tiene cara de: «Sé que pasa algo pero no sé que» le entra el miedo. Porque para cualquier que no sea ellas dos es obvio que Whistler se siente herida porque Lucy no ha pensado en irse a vivir con ella. Vamos, que no ha contemplado esa posibilidad. Así que a Kate le entran las dudas en plan ¿me estoy colando demasiado pronto? Así que en un movimiento magistral, mete reversa y le dice a Lucy que quiere ayudarla a buscar piso. ¡Ais las amo porque me hace gracia que se amen tanto y les de miedo todo la líen parda!

Kate: Es solo que… quiero asegurarme de que has hecho las cosas bien. Que has encontrado algo que va bien con tu estilo de vida.
Lucy: ¿El estilo de vida de una agente de NCIS cuya vida entera es el trabajo, el gimnasio y tú?
Kate: ¡Sí! Es decir, te la pasas aquí todo el tiempo.
Lucy: Cierto…

Lucy y Kate

Lucy y Kate con caras de Gay Panic

Kate dice lo de «te la pasas aquí» con carita de esperanza total y Lucy dice el «cierto» como dándose cuenta de que esa posibilidad está sobre la mesa. Pero a Kate le entra susto que Lucy no mueva ficha y entonces le dice que le pase los datos y la ayuda a buscar y pasamos a un momento incómodo en el que ninguna sabe como seguir así que Lucy se va y Kate se queda con cara de «la he cagado».

Ya en el trabajo, el equipo descubre que el oficial muerto se llamaba Ben Ioane y que estaba de visita porque su hermano es uno de los mejores jugadores del equipo que ganó. Así que lo siguiente es ir a hablar con la familia para intentar averiguar un poco más sobre su vida. Pero el padre del chico prácticamente los corre de la casa y les dice que no los molesten más. Por lo visto Ben se enlistó sin permiso de sus padres y no se llevaba con su familia. Pero su historial en la naval es perfecto.

Al seguir investigando descubren que Ben visitó a su padre varias veces en su trabajo. Algo raro porque el padre había dicho que no había visto a su hijo desde que se fue de casa. Además, el padre trabaja para los «hermanos Koa» que son malos malotes. Así que Kai y Lucy se pasan por el lugar par a intentar averiguar algo. Mientras llegan, Lucy le va contando a Kai que Whistler la está ayudando a encontrar piso pero que hay algo raro de fondo.

En cuanto entran, todos los trabajadores se ponen en modalidad amenazadora hardcore y ellos solo son dos. Así que aplican la de «más vale aquí corrió que aquí murió». Pero con lo nuevo que saben, van a por el padre de Ben y le dicen que ya saben que su hijo le ha ido a visitar, pero sigue con los labios más cerrados que una tumba. Lo único que averiguan es que Ben también era un deportista de élite hasta que decidió dejarlo para entrar a la marina.

Al seguir investigando entienden que Ben estaba visitando el lugar para intentar encontrar más información sobre los Koa, no para reconectar con su padre. También descubren que habló con otro ex jugador con el que tenía una rivalidad.

Whistler dándole opciones a Lucy Tara

Ya en la oficina, Whistler se pasa por el escritorio de Lucy para llevarle las opciones que le ha encontrado. Como buena novia que es y mujer que sabe mover papelería con la misma suavidad con la que Mulán empuña una espada, Kate le ha encontrado varios lugares mejores y más baratos a su chica.

Kate: He expandido un poco el radio de búsqueda, considerando que te encanta la lavadora y secadora de mi piso. Y te encanta mi balcón y las vistas, además del hecho de que esté a cinco minutos del trabajo.
Lucy: Pues debería mudarme contigo.

Kate se queda un segundo sin hablar porque la propuesta de Lucy la sorprende. Lo que su novia interpreta como que ha metido la pata y de inmediato retira la oferta como broma. Pero eso hace reaccionar a la rubia.

Kate: Yo había pensado lo mismo. Ya pasas casi todas las noches en mi casa.
Lucy: Lo sé.
Kate: Y eso no va a cambiar en un futuro lejano. ¿A quién estamos engañando? Es una decisión financieramente responsable.
Lucy: ¿Es una qué?
Kate: Es una decisión racional.
Lucy: Vale y deberíamos hacer esto porque es… racional.

Lucy y Kate mirándose

La cara de Lucy es de decepción total y la de Kate de confusión porque no entiende dónde ha metido la pata pero sabe que lo ha hecho. Pero justo en ese momento llega Jesse para interrumpir y todo el mundo se va por su lado dejando la conversación para otro momento. ¡Se nos puede liar señoras!

Jesse y Lucy se van a buscar al jugador que habló con Ben para interrogarlo y por el camino, como es habitual, Lucy le cuenta a Jesse su dilema existencial. Él no entiende cuál es el problema porque Lucy quiere vivir con Whistler y Kate le acaba de pedir justo eso.

Lucy: Me ha dicho que era una solución práctica para un problema financiero.
Jesse: Y tú querías que te dijera que era por amor…
Lucy: Y ahora has hecho que sea raro.

Lucy hablando con Jesse

¡Menos mal que Jesse ya es team Kacy también! Así que en lugar de meterle caña a Whistler más bien ayuda un poco a Lucy a ver las cosas de manera menos rígida. Igual tampoco hablan mucho más porque el sospechoso les lanza una pesa. ¡Que agresividad! El tío es una montaña y encima está super musculado, así que les cuesta bastante reducirlo. Pero al final consiguen esposarlo.

Así que interrogan al jugador y el hombre confiesa haberlo matado. Pero no quiere decir quién lo contrató ni por qué. Nadie le cree obviamente así que Tennant mueve ficha para intentar hablar con el hijo pequeño. Así descubre que los Koa han patrocinado a Titus (el pequeño) y también lo hicieron con Ben, por eso su padre trabaja con ellos. En teoría es a cambio de que cuando sean famosos les toque un pedazo del pastel, pero cada vez demandan más y más dinero. Y cuando Ben decidió que ya no quería jugar se metió en líos él pero también a su familia. Por eso cuando Titus lo llamó para decirle que ya no quería Ben regresó a la isla para tratar de sacarlo del problema.

Ahora los hermanos Koa han secuestrado al padre de Ben y Titus y piensan matarlo por hablar con los federales. Pero el equipo consigue salvarlo y colorín colorado este caso se ha terminado. Aunque Ernie descubre que no son los jefazos porque todo el dinero se lo estaba llevando alguien llamado AJ.

Por la noche, Lucy se planta en casa de Kate y en cuanto la rubia abre la puerta le dice que no puede mudarse porque sea una buena decisión financiera.

Lucy: No quiero que esto vaya de finanzas
Kate: ¿Perdona?
Lucy: Ni de ser prudente o inteligente.
Kate: Estoy intentando saber de qué estamos hablando.
Lucy: ¡No me puedo mudar contigo porque es una decisión razonable y responsable!
Kate: ¿Quieres que sea irracional e irresponsable?
Lucy: Quiero que sea porque me quieres a mi. Quiero que sea porque no puedes soportar la idea de que rente un departamento a tres cuadras cuando podría estar aquí.
Lucy: Es que yo sí te quiero aquí Lucy.
Kate: ¿En serio?

Lucy y Kate hablando intensamente

Lucy no entiende entonces por qué Kate le dio tantas opciones, tan meticulosamente organizadas y bien escogidas.

Kate: No quería que te sintieras presionada porque ni si quiera me habías contado nada. Quiero que sea porque me quieres a mi. Quiero que sea porque no puedes soportar la idea de que rente un departamento a tres cuadras cuando podría estar
Lucy: Es que no quería hacerte sentir presionada.

Y así señoras queda establecido que Lucy y Kate se han mudado juntas. Si es que esta temporada nos lo están dando todo y más. Yo soy muy feliz cada episodio de NCIS: Hawaii. ¡Nos vemos en el siguiente!