Yo Lesbicanaria: ¿A quién le importa la visibilidad?

YoLesbicanaria

Muchas lectoras de mi blog están, como yo, totalmente fuera del armario, otras se encuentran en esa etapa que bien podría convertirse en un estado permanente al que yo llamo de semi- y muchas otras están totalmente dentro del armario. Yo misma he vivido casi diez años en estado de semi-visibilidad y ahora, que estoy fuera, puedo comparar los beneficios y los inconvenientes de haber tomado cada una de estas decisiones.

¿Cómo definiríamos ese estado de semi-visibilidad? Una buena manera me parece la siguiente: ser semi-visible es estar fuera del armario EXCEPTO en aquellas áreas donde sabemos o sospechamos que seríamos discriminadas por expresar públicamente nuestra sexualidad o donde podríamos ser víctimas de ataques homófobos. Esa área puede ser diferente para cada una de nosotras, en mi caso, fue durante mucho tiempo: mi trabajo. Para otras, de profesiones más tolerantes el núcleo más homófobo podría llegar a ser, paradójicamente, la propia familia.

Ese ocultamiento de nuestra orientación sexual, sea cual fuere el campo de nuestras actividades donde decidimos no mostrarnos como lesbianas, nos da una cierta sensación de seguridad, de estar protegidas. Y con ese convencimiento vivimos nuestra vida a caballo entre un mundo totalmente libre, y otro donde tenemos que fingir ser lo que no somos, o al menos no ser lo que en verdad somos. Pero, ¿qué hay más allá de nuestro convencimiento?

Las respuestas pueden ser muy variadas. En mi experiencia, los escenarios más frecuentes son:

  1. El desconcierto.
  2. La desconfianza.

¿Qué quiero decir con esto?

1 – Cuando digo desconcierto me refiero a la reacción de la gente frente a nuestra postura, gente que frecuentamos y que tiene cierto grado de relación con nosotras. Esa gente probablemente sepa que somos lesbianas, porque, convengamos, mantener los dos mundos separados está expuesto al azar más allá de nuestra habilidad y empeño en lograrlo. Desde luego cuanto más permanezcamos en un sitio, más conocerán de nuestras vidas. Por eso quizás me llame tanto la atención que una de las excusas que plantean algunas para no salir del armario es que viven en un pueblo pequeño. Seguramente el chisme se haya propagado en ese caso a toda la población… Si por el contrario nos esmeramos en mantener relaciones efímeras y trashumantes, entraremos en contacto con más cantidad de personas que pueden tener algún grado de conocimiento entre sí… aumentando las probabilidades de que alguien que conozca nuestro lesbianismo haya dejado filtrar la noticia.

Moverse en un mundo heterosexual que sabe (o sospecha firmemente) de nuestra homosexualidad, tratando de negarla, puede ser una de las tareas más frustrantes, paradojales e innecesarias que asumamos en nuestras vidas. Eso es lo que genera desconcierto. La gente no sabe cuándo puede o no hablar de homosexualidad, de amor, de parejas, de vida familiar… no sabe cómo reaccionaremos, si nos molestarán de alguna manera. Nos reprimimos nosotras y los obligamos, en cierto modo a reprimirse a ellos. ¿Quién que haya estado en el armario no ha vivido alguna situación similar?

2 – Cuando digo desconfianza quiero decir sobre todo: recelo. Nos convertimos en mujeres sin novio y sin marido de cuya vida personal se sabe poco y nada, y de la que es prácticamente imposible averiguar… Aceptamos alguna que otra salida en grupo cuando no tenemos más remedio, temiendo siempre que toda invitación sea un intencional y velado intento de alguien por “emparejarnos”. La gente necesita por naturaleza clasificarnos, ponernos en el grupo de las solteras, de las casadas, de las ligeras de cascos… no importa en cuál pero necesitan encasillarnos en un grupo. De esa manera dejaremos de ser una incógnita y por tanto, alguien impredecible, alguien a quien temer. Hasta que no sepan de qué vamos no nos convertiremos en una más. No confiarán en nosotras, y de hecho nos discriminarán. La transparencia es imprescindible en las relaciones humanas. Entonces, ¿qué es más amenazador?… ¿una desconocida o una lesbiana? Créanme: lo desconocido genera miedo. Los demás sentirán alivio más que rechazo cuando sepan que nuestro secreto era que somos lesbianas. Obviamente habrá reacciones de todo tipo, pero el sentimiento general por lo común es ese.

Otra de las argumentaciones en contra de la visibilidad que he leído y que lamentablemente es una de las más difundidas es la que reza: “las lesbianas no necesitamos ir gritando a los cuatro vientos que somos lesbianas, ni ponernos un cartel en la frente, ni hacer demostraciones en público”… Ok, me parece correcto, si no fuera porque esas acciones nada tienen que ver con el concepto de visibilidad. Ser visible es no ocultar ningún aspecto de lo que somos. Es vivir con naturalidad, como si a nadie le llamara la atención que fuéramos lesbianas. Acaso si esto fuera así ¿saldríamos con un cartel a la calle? No lo creo… ¿Nos tatuaríamos a Safo y sus amantes en la frente? Mmm… probablemente no. Y mucho menos creo que saliéramos a hacer el amor en las calles. ¿Abrazaríamos y besaríamos a nuestra mujer en público? Seguramente, como lo hace cualquier heterosexual . ¿Sería eso provocador? Si pensamos que sí, entonces creemos que el amor que sentimos hacia una mujer es algo aberrante, algo enfermo y algo que deberíamos cambiar. ¿Es eso lo que sentimos?

Ser visibles no significa que tengamos que ser militantes, me refiero al sentido estricto de la palabra, aunque alguna quiera hacerlo a partir de su visibilidad. Ser visibles significa no negarnos, ni negar a nuestra pareja. Cualquiera que haya convivido estando en el armario sabe de la serie de equívocos y situaciones descabelladas que se generan a partir de la mentira y el ocultamiento. Y del efecto deletéreo que esto puede causar en nuestra relación de pareja, en nuestra autoestima y nuestra coherencia mental. El hecho de que la persona a quien más amamos en el mundo simule que no existimos, que no somos nadie en su vida puede ser un hueso muy difícil de roer…

Ser visibles nos ayuda a relacionarnos con nuestro entorno, a mejorar nuestra relación de pareja, a poder luchar por nuestros derechos. Pero el efecto benéfico de nuestra salida del armario no termina ahí. Al hacerlo estamos honrando a quienes lucharon antes que nosotras, a quienes en situaciones adversas dejaron su egoísmo de lado y pudieron pensar en grande. Al salir del armario estamos ayudando, aunque no lo sepamos, a las más jóvenes, al brindarles un modelo de identificación para crecer y desarrollarse, ese mismo que nosotras no tuvimos, que tuvimos que imaginar o que inventarnos. Es decirle al mundo: existimos. No somos las de las películas eróticas, ni las policiales, ni las vampiras de la películas de terror. Somos nosotras, sus amigas, sus maestras, sus tías, la empleada del supermercado, la abogada, la bailarina, la médica. Somos tan altas y tan bajas, tan gordas y tan flacas, tan buenas y tan malas como todos ustedes. Saliendo del armario, estamos posibilitando que toda la sociedad nos conozca y sepa que no representamos ninguna amenaza. Estamos ayudando a combatir la homofobia, tan enraizada en los prejuicios y el desconocimiento. Y, ayudando a los demás, estamos ayudándonos a nosotras mismas.

Marga

Marga es una blogger argentina responsable de Hay Mujeres un blog personal desde el que lucha junto a su novia Verónica por la visibilidad de las lesbianas. Tiene un estilo literario que encuentro especialmente interesante, sobre todo cuando se anima con la poesía. Si te gustan sus opiniones puedes seguirlas suscribiendote al feed de su blog

  • Diria

    Me ha encantado lo que has escrito sobre la visibilidad. Yo he vivido en esa semi-visibilidad, y como tu, gran parte en el trabajo. Una vez me mostré como tal ante mis compañeros, decidí no negar nunca más mi condición y mostrar naturalidad con mi pareja, y no solo en el trabajo, sino en todo lo que hago. He cambiado bastante de compañeros de trabajo y nadie ha tenido problemas, y quien los tenga, es SU problema y tan solo su problema. Desde que decidí ser tal cual, soy mucho más feliz y más segura de mi misma.. Lo recomiendo

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Muchas gracias Rogue por tener en cuenta a Hay Mujeres en esta nueva sección.

    Gracias también a todas las que comenten, no importa si opinan igual o diferente, porque lo importante es que podamos reflexionar sobre un tema tan pero tan polémico.

    Un beso grande para todas.

  • http://theprincesspace.blogspot.com/ CAROLINA DEL MAR

    Un gran saludo y abrazos. Mi nombre: Carolina del Mar, Venezolana, 29 años, lesbiana, de los cuales 7 llevo en estupenda VISIBILIDAD, afortunadamente mi percpción sobre el tema va de la mano con la magnifica visión de Marga, a quien desde que me inicie en el blog, coloque como punto de referencia el blog de Marga ya que aporta un gran mensaje a la comunidad lesbiana.

    Creo con profunda firmeza en que la vía para la libertad, el logro de oportunidades y reconocimiento va de la mano con un profundo cambio de actitud frente al tema de la visibilidad. Aportar nuestras opiniones y experiencias sirve de basa para que nuestras apreciadas y queridas compañeras den los pasos necesarios para afrontar el tema y obtener los derechos y el reconocimiento que nos corresponde ante la sociedad.

    Felicidades Marga y por supuesto a tu amada compañera Vero, quienes llevan un trabajo formidable en Hay Mujeres.

  • lucia

    Wow Rogue has escrito lo que realmente siento. En lo personal eso de que salgan del armario nos ayuda a las jovenes es totalmente cierto. Tengo 16 años y no he salido y realmenete es horrible no conocer a nadie que sea igual a ti! Es como estar sola en el mundo pero encuentras la forma de “conocer” a personas y dices si se puede!!! mil gracias por todo lo que hacen a traves de los blogs por que lo crean o no a veces es lo unico con lo que puedes contar como apoyo!

  • http://mrymdosmejorqueuna.blogspot.com Maria Rosa

    Marga:

    Excelente articulo, muy bien escrito y desarrollado como siempre…

    Según lo que expones estoy en semivisibilidad con toda la intención de ser totalmente visible…

    Saludos y un abrazo

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Diria, Lucía, Carolina y María Rosa gracias chicas, estupendos feedbacks! son geniales

    bss

  • http://doloresgaribay.blogspot.com Dolores Garibay

    Me ha parecido una reflexión muy interesante. Me gustaría también compartir algo.

    Soy lesbiana, soy mexicana, salí del clóset sin ninguna dificultad, vivo con mi mujer desde hace 3 años y estamos próximas a legalizar nuestra unión, no tengo ningún problema con que la gente se entere de lo que soy, a veces actuo con tanta naturalidad como cualquier otra persona. Sin embargo el otro día me percaté de por qué algunas de nosotras seguimos siendo invisibles para la mayor parte de la sociedad.

    Como lo dije, nunca niego lo que soy, no voy con una pancarta por la calle diciendo “SOY LESBIANA” y a pesar de que mi vestimenta no suele ser muy femenina -odio los vestidos, faldas y tacones- tampoco me veo muy butch. El otro día un amigo de mi mujer me comentó que si no supiera que mi pareja es su amiga, él juraría que soy heterosexual. En palabras textuales de este cuate: “Eres muy discreta con tu condición” (0_o)

    Discreta de tratar de ocultarlo a toda costa, no lo soy. Yo simplemente actúo como cualquier ser humano, mi vida transcurre de manera natural, mis problemas son los mismso que los de la mayoría (trabajo, dinero, casa, familia, etc), no niego nada y creo que la gente que me conoce o a penas me está conociendo, no tiene problemas con eso.

    El comentario de este amigo me dejó pensando: la gente no nos ve -en especial a las lesbianas- porque no quieren vernos. Muchos se escandalizan con la homosexualidad masculina, pero jamás se les ocurre que también existe la homosexualidad femenina, por eso somos invisibles para un gran porcentaje de la población.

    Felicidades por el artículo.

    Besos chilangos e invisibles

  • Jess

    me ha emocionado estas palabras de todas gracias esto ayuda un monton a aceptar lo que eres pero no quita el miedo a mostrar publicamente lo que sientes. es curioso que no quiero pasar desapercibida en otro tipo de cuestiones y hacia lo que siento y soy no le doy el mismo valor y coraje estoy pendiente de miradas y desearía poder ir de la mano con mi novia como,fijo,lo haría si fuese chico. ¿como se vence esa cobardía?¿porqué tengo tanto miedo al rechazo de gente que ni conozco? Hace poco tiempo que “viajo”por internet y encontré estas páginas (gracias a The L Word)y de verdad que aportais mucho a mi maltrecha confianza y os estoy infinitamente agradecida.gracias a todas

  • Josefina

    ufa!!! habia escrito un monton y se me borro todo!! voy a escribir lo ultimo!

    QUIERO QUE MI SUEGRA SEPA QUE EL CUADRO DEL DEPA QUE LE ENCANTO LO PINTE YOOOO!!!!!

  • Tania

    Hola! Excelente artículo, a la verdad! Desde mi punto de vista, mujer lesbiana de 28 años y totalmente visible, pienso que muchas veces el pudor y las barreras nos lo ponemos nosotras mismas. Creo que simplemente hay que llevar las cosas con naturalidad y normalidad ya que si así lo expresamos al mundo de la misma forma el mundo lo entenderá!

  • http://desviando.blogspot.com kissu

    plas!plas!plas! (aplausos) y nada más que añadir!

  • http://www.dunia1971.blogspot.com du

    Gran artículo el que acabo de leer. Saludos

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Dolores: Gracias por confiarnos tus vivencias de una manera tan clara. Respecto a nuestra invisibilidad hablo un poco en mi post http://hay-mujeres.blogspot.com/2008/02/sere-lesbiana.html Es decir que pensamos lo mismo al respecto. Gracias por hacérmelo recordar Saludos

    Jess: Ya llegará el momento en que sin notarlo pierdas el miedo y te encuentres yendo de la mano con tu chica. Mientras tanto, cuanto más lo pienses más miedo te dará. Saludos

    Tania: Gracias, coincidimos.

    Kissu: Gracias, qué bueno que nos entendamos. Besos!

  • sugar

    Tienes toda la razon del mundo…

  • http://pongamoslenombre.blogspot.com Mariela y Nolia

    Marga, sabes que opinamos igual que vos y que nos encanta tu forma de contar lo que te parece!

    Un abrazo!!

    Mariela y Noelia

  • rataparda

    he recordado trozitos de mi vida en tus palabras, situaciones vividas, excelente, muy bien argumentado, una maravilla leerte..como siempre besos

  • lem

    Entiendo tu postura; yo también creo que tenemos que vivir y actuar con total naturalidad. Ahora bien, hay un factor importante y que Dolores menciona y es la ceguera por parte del mundo exterior en querer reconocer la homosexualidad femenina. Muy a mi pesar a la gente le cuesta entender lo que no es “su normalidad.” Para muchas personas esto supone una amezaza a su “ordenado mundo.” Es más fácil y seguro pensar que las dos chicas del apartamento de arriba son unas muy buenas amigas que comparten piso que una pareja “en toda regla.” De nuevo, comparto contigo la importancia de la visibilidad total y natural pero la realidad es que hay que seguir educando al mundo para que comprendan que lo mejor de la normalidad es que pueda ser muy variada.

  • http://www.grieguis.blogspot.com Grieguis

    bueno Marga querida, aca explicás exactamente lo que pienso de la visibilidad y en negrita “naturalidad”. A eso me refiero siempre. Quizás nunca tuve problemas con el entorno y por eso la vida me ha sido fácil en ese sentido, ni siquiera en un hospital, haciendome cargo de mi pareja. Quizas por eso para mi la visibilidad es la naturalidad, es como vivo mi vida. Un abrazo Ale

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Du y sugar: gracias chicas!

    Mariela y Noelia: qué bueno que piensen así, ya que desean ser madres

    rataparda: gracias, ahora me hacés emocionar a mí, besos!

    lem: tal cual, justamente hablé de eso en mi post http://hay-mujeres.blogspot.com/2008/02/sere-lesbiana.html te invito a que pases y lo leas salu2

    Grieguis: claro, influyen mucho nuestras experiencias pasadas abrazos

  • Mariel

    Mil Gracias! Me ha ayudado mucho… todavia estoy en la etapa de descancierto!! si es que se puede llamar etapa. Solo que a todos descancierto… en fin! GRACIAS!

  • Lau

    Me encantó tu artículo, ciertamente refleja por lo que pasamos, creo que vivir bajo el miedo-terror de salir del closet, no es sano. Yo lo viví demasiados años, pq me sabia lesbiana desde que era una niña por alla de los 70′s, me gustaban algunas de mis amigas, alguna maestra y mas adelante compañeras de trabajo. Quise ser una persona “normal” y me esforce en ello, me case, tuve hijos pero…no logre la felicidad que buscaba. Fué con la serie The L word, que al empezar a verla me vino toda la serie de cuestinamientos y zaz que mi vida da un giro, conocí por foro a una increible mujer agentina yo soy mexicana, ella se viene a vivir a México…y ahi viene la pregunta…¿que hago, me quedo dentro?, salgo?..que hacer cuando tienes familia(hijos) ademas menores de edad?. aunq les dije a mis hermanos los cuales no recibieron bien la noticia, no me oculto pero no he salido totalmente, quisiera decirlo abiertamente, ya no me da terror pero aun me da miedo, no por mi sino por ellos, me los quitaran?, que va a pasar?…es una incertidumbre que debo superar para lograr ser feliz ser y disfrutar plenamente quien soy.

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Mariel: gracias a ti por comentar, ya habrá tiempo para que seas más visible si es lo que deseas, tiempo al tiempo… que sea todo con naturalidad, no te parece? un beso

    Lau: a veces los niños saben más de lo que nosotras creemos, y por lo general discriminan menos que los adultos, si es que lo hacen. En estos casos me parece que lo más importante es que crezcan en un ambiente de amor, sin dobles mensajes. Por supuesto que si salir del armario representa una amenaza para la tenencia, entonces, habrá que pensarlo dos veces, charlar con tu pareja y asesorarse, y sea cual sea la decisión que adopten, que sea siempre pensando en ellos y en lo que vendrá en un caso o en otro. salu2

  • http://willowsbrain.blogspot.com Julieta

    Muy bueno tu artículo. Yo estoy en una fase ahora terrible. Estoy totalmente fuera del closet, pero mucha gente que sabe que soy gay se niega a llamar las cosas por su nombre y cuando me hablan de mi pareja me dicen “tu hermana” o “tu amiga”. Me exasperan.

  • Margas

    Hola Marga, soy mexicana y me ha gustado mucho tu artículo. Yo tengo apenas 2 años en semi-visibilidad, mi familia lo sabe y estoy viviendo con mi pareja desde entonces; sin embargo, trabajo en oficinas de una iglesia católica, así que ya te imaginarás que no puedo ser visible aquí. Gracias por compartirlo con todas nosotras.

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Julieta: ese es el último bastión que les queda a los homófobos para tratar de invisibilizarnos, no dar el brazo a torcer y aunque se lo digamos en la cara, hacer como que no lo entienden (como me ha pasado).

    besos

    Margas: gracias a ti por comentar… y no podés cambiar de trabajo? ;-)

    Un abrazo

  • Pingback: Lesbicanarias » Salir del armario en el trabajo 5 consejos que pueden ayudarte

  • silvia

    lo que a hecho estas bien me alegro mucho todos los que estan haciento los felisitos .

  • Haruka

    ¡Hola chicas!, vaya que es un buen artículo, en lo personal me ubico en el estado de semi-visibilidad, algunos integrantes de mi familia tienen ligeras sospechas, y las he aclarado, es un alivio, con los amigos algunas veces suele ser algo extraño, porque cuando se enteran de que tienes novi”A”, su perspectiva cambia un poco o un mucho, en mi caso algunos me aceptan tal y como soy, y otros simplemente marcan distancia. Debo aclarar que a mi parecer aca en México, aún persisten ideas muy conservadoras, por tanto hay temas que aún son un tábú, eso debería cambiar, aunque no es fácil,cada una de nosotras hace su esfuerzo por hacer comprender que el estar enamorada de una chica es de lo más normal como enamorarse de un chico.

    para concluir, te reitero mi agrado por el artículo.

  • http://hay-mujeres.blogspot.com marga

    Silvia: gracias

    Haruka: gracias! y tranquila, que el camino hacia la visibilidad es largo y debe afianzarse sobre bases firmes. Un abrazo.

  • VeRoNiCa

    BUeno ps yo tengo 17 años y aun no he salido del closet te agradezco por la lectura me ha hecho pensar muxxo…niñas ste s mi mail vero-pink11@hotmail.com

  • Pau

    Wao!, me dejan sin palabras… encuentro este espacio tan desahogante… ciertamente ahora mismo me encuentro en una etapa de mi vida en la que me encantaria ser total y completamente visible, pero entre los prejuicios de la sociedad y entorno familiar me encuentro encerrada… Siento que he desaprovechado estos 22 años de vida escndiendome y aparentando ser quien no soy en realidad, por temor al rechazo y la desaprbación de mi familia… :(

  • rina

    yo estoy en el espacio semivisible, para empezar soy de provincia, las normas y costumbres estan mas que arraigadas, mi padre que es el hombre mas bueno que he conosido sobre la tierra es mi principal obstaculo para poder ser visible, primero es en realidad mi padrastro tengo tres hemanos hijos de el y nunca hubo diferencia, es una persona muy habierta y amorosa para casi todo, me ayudo a estudiar derecho aunque hubiera preferido una doctora igual me apoyo. Pero “ese” tema es por demas espinoso los rumores dicen que su padre era gay si aun ahora es un problema imaginense hace 40 años era maltratado de cualquier forma y el tabu en una familia fanaticamente catolica no ayudaba,el hablar de su padre era siempre motivo de verguenza, incluso mi madre solo lo vio una vez mis hermanos y yo nunca. De ahi me temor se que mis hermanos y mi madre terminarian por haceptarme igualmente que mis amigos y demas personas que realmete me quieran pero èl me despresiara solia pensar que yo era un castigo para el por haber dejado de lado al abuelo que por lo que he investigado de el era un hombre como pocos, era gerrillero durante las gerrillas cristeras inonicamente defendiendo su fe.

  • http://anakoretisa-anakoretisa.blogspot.com/ Anakoretisa

    Hola , buen post , pero debo acotar un par de cosas , en mi caso puedo “encajar” en tu definición de semi-visible y al mismo tiempo no negar a mi pareja,las personas que quiero (es decir familia) saben que soy lesbiana y que tengo novia , el resto no tiene por qué saberlo (nunca te preguntan en primera instancia si eres lesbiana , porque esta fuera de lugar), yo puedo caminar de la mano con mi novia , ir a los lugares que nos apetece , compartir una vida juntas , siempre respetando las “formas” y siendo consecuentes con lo que profesamos , yo no exijo derechos , porque aquellos ya los tengo , porque son inherentes a la “persona” , yo tomo el hecho de ser lesbiana como una característica más , como una virtud más , como el hecho de ser “bonita , inteligente,etc..”

  • rina

    Recientente me uni a uno de esos grupos anonimos que tratan adicciones que en mi caso es el tragonismo, en el grupo entendi y aprendi que una de las principales razones por las que comia como loca era por la falta de sinceridad de mi parte, el solo pensar en el rechazo de mi papa, etc. ahi di mi primer paso a ser visible y me sorprendio que apesar de que son puras mujeres no fui rechazada ni discriminada, ahora me toca el mundo de afuero como me dicen ahi. ;)

  • angelica

    Rogue you should totally bring back this topic back. Muy interesante tema. Yo pertenesco al SEMI-VISIBILIDAD. Estoy fuera con todos mis amigas/amigos y en el trabajo,,con mis companero de trabajo no con los clientes. Que por cierto..veo d 20-30 clientes por dia…NO me apatece contarles a cada uno ..pero si a los hombres k nomas fastidian!! uff. Estoy visible con mi familia. pero no mis padres. Bueno creo q estoy visible para todos menos mis Padres y la Iglesia que pertenesco. Muy complicada la cosa.

  • crilixbcn

    AMEN. Yo tb he estado en la semivisibilidad básicamente con mi familia, supongo q por miedo a q no lo entendiesen, o mas q nada tb es el hecho de como se tomaran que hayas estado mintiendo durante tantos años. Cuando te das cuenta q eres lesbiana dices baaah ya lo dire cuando tenga novia, dp cuando tienes novia dices mmm espero a q realemente vaya en serio, y llega un momento q por una cosa u otra pues no lo dices pues por miedo supongo a la reaccion. Ademas como vivo sola tp me afectaba demasiado esta semivisibilidad ya q en mi vida diaria no me olcultaba ni nada. Pero es cierto q cuando hay reuniones familiares pues tienes q “aguantar” ciertos comentarios de a ver cuando te echas novio, q si q tal este, etc… o basicamente q no puedes llevar a tu pareja y es un poco triste. Curiosamente cuando el amor de mi vida me dejo hace un año y medio fue cuando se lo dije a mis padres. Estaba tan destrozada q si iba a comer o algo me ponia a llorar y no pude mas q decir la verdad, me vieron tan mal q me apoyaron, eso si, nunca mas se hablo del tema y mi madre se hace un poco la loca jajaja, me sigue buscando novios, lamentable lo se, pero creo q no lo asume o se piensa q es algo transitorio jajaja. En fin, saludos a todas!!