Seleccionar página

Me robo tu trabajo por mi cara bonita

Me robo tu trabajo por mi cara bonita

Ay señoras el día de hoy estaba yo muy decidida a hablarles sobre salir del armario en el trabajo cuando por casualidad me encontré con un correo en mi bandeja que me bajo un poco la moral. Resulta que una amable lectora de este blog se encontró con otro donde han robado parte de mi contenido.

Eso ya me ha pasado un par de veces, así que ya no me toma desprevenida, alguien copia un post entero y se olvida de aclarar que lo «tomo prestado» de este blog. La primera vez me impacto muchísimo y recuerdo que en ese entonces como yo era un blogger novata le pedí ayuda a Susana que muy amablemente (era la primera vez que hablabamos) me ofrecio consejo y me oriento respecto a lo que tenía que hacer. La segunda y la tercera vez ya no me tomo por sorpresa y me limite a pedirles que cambiaran mi contenido.

El mal rollito de hoy me viene porque el blog que se fusiló mi contenido ya lo había hecho antes, yo hable con ellas y les pedí no que retiraran la información, sino que simplemente avisaran de que era mía mediante un vía y ellas prefirieron borrar el post, me pidieron disculpas y todo bien. Que todas hemos cometido un error alguna vez.

Pero resulta que hoy una lectora que me ha pedido no ser nombrada gracias tu ya sabes quien eres se encontró con uno de mis vídeos subtitulados en esa web. Lo que sería de lo más normal si no fuera porque para que no apareciera el enlace a este sitio han recortado el vídeo y lo han subido a su propio servidor.

El vídeo en cuestión se llama Lesbionic Woman y si no lo han visto aprovechen para hacerlo porque se van a morir de risa en el camino, es realmente bueno. Pueden leer el post original llamado Mi heroina favorita: Lesbionic Woman dando clic en el enlace.

En fin todo este rollo es para decirles que de primer momento me enfade porque hay que tener mucha cara para tomarte el trabajo de descargar un archivo, recortarle los creditos y subirlo a tu propio servidor para no reconocer el trabajo ajeno. Pero luego de cinco minútos de meditación y un beso de mi chica (tengo que admitir que el beso distrajo más que la meditación) me he dado cuenta de dos cosas:

  1. Los subtítulos los hago para que la gente los disfrute: Y si por algún motivo más alla de mi y de la conciencia ajena alguien los reparte sin darme crédito sigue valiendo la pena porque una persona más que no conocía la lengua puede disfrutar de un trabajo lésbico y eso solo nos ayuda a todas a difundir la cultura.<br>
  2. Algo bueno tengo que hacer si a la gente le gusta copiarme: Porque si yo fuera a robarme algo buscaría lo mejor, para que voy a robarme un Atos si me puedo robar un Porshe y me echan los mismo años. </p>

Así que en lugar de enfadarme quiero festejar con ustedes señoras el que alguien haya reconocido mi trabajo (no de la mejor forma posible pero algo es algo) y lo este compartiendo por ahí.

Alcemos la copa por ser lesbicanarias por que hoy me he dado cuenta de que hay muchas que no lo son.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies