large1

Si pregunto cual es la mejor forma de estrenar el año, seguramente muchas me dirán que si con vino, que si con gorrito y mata suegras, que si con la happy family, etc… Pues no señoras ¡no!, la verdadera y única manera de estrenar este año como es decente es observar a Shane Katherine Moennig y a Drew Barrymore morrearse.

Y es que el primer día del 2010 se estrena en España la película Everybody’s Fine,y créanme queridos saltamontes, ustedes quieren ir a verla al cine. ¿Por qué?, pero que curiosas son, si es que la confianza no abunda en estos tiempos. En fin pues resulta que la película nos habla de la vida de un señor que se llama Frank (interpretado por Robert de Niro) que invita a sus hijos a una barbacoa familiar y se encuentra con que todos le dan plantón de ultimo momento por causas desconocidas.

En fin que el hombre decide irse a visitarlos a todos y descubrir porque demonios no quisieron ir a su barbacoa y resulta que una de sus hijas se llama Rosie (Drew Barrymore), y la mujer tiene una compañerita de piso (de esas que todas nosotras conocemos muy bien) que se llama Jilly (Katherine Moennig) y ya no les diré más porque si no, no van a verla.

Y si les falta otro motivo les diré dos palabras: Kate Beckinsale, si después de esto no te he convencido, es que no tienes remedio y ya no puedo hacer más por ti, he dicho :P.

Vía: Ambiente G