Seleccionar página

Crónica de una fiesta non lesbica

Crónica de una fiesta non lesbica

Sarah Nile y Veronica Ciardi

Sarah y Veronica de fiesta non lesbica

Como les había contado, el equipo Lesbicanarias decidió darse el salto hasta la Italia non lesbica, ¿cuál fue el motivo? pues habían dos poderosas razones llamadas Sarah Nile y Veronica Ciardi que iban a estar presentes en la fiesta organizada por Visto y la Zia Flavia en Milán.

El caso es que después de ponernos de acuerdo, mails para acá, mails para allá, boletos de avión, compras de maletas que cupieran en los mini espacios de Ryanair y demás, todo quedó en orden para lanzarnos el jueves 8 de abril desde Madrid hasta Milán.

La fiesta empezó desde las llamadas, pero podemos dar como la inauguración oficial de la fiesta lesbicanaria, ese momento en que nos encontramos la sitas mdazurita y Dyke (de Madrid), la sita Leti (País Vasco) y Genix y yo de las canarias en barajas.

il Sogno Equipo Lesbicanarias

El Team Lesbicanarias esperando con emoción en Barajas

Era la primera vez que nos veíamos todas, pero hicimos migas inmediatamente, y es que tanto hablar de las chicas, los chats, y los momentos compartidos intentando entender italiano, unen mucho. En barajas compartimos un desayuno juntas en lo que esperábamos a que nuestro avión saliera hasta Italia.

Los primeros problemas comenzaron al intentar que nuestras maletas cupieran en los medidores de Ryanair, Mz y Dyke pasaron como si nada, pero Leti, Genix y yo, tuvimos que hacer uso de todas las partes de nuestro cuerpo para conseguir meterlas y después sacarlas, estuvimos a punto de llevarnos el medidor entero con nosotras.

Una vez en el avión, nos dedicamos a repasar los mejores momentos de il Sogno en la casa, hicimos diversas encuestas sobre lo que pensábamos de las chicas y quien era nuestra favorita, mientras que Genix intentaba dormir un poco (ella y yo habíamos estado de viaje de trabajo desde el lunes y estábamos arrastrándonos por la vida).

Por fin se avista tierra italiana, solo mirar para abajo piensas que estás sobrevolando la tierra que vio nacer a la cucciola y a la dea Nile. Estábamos emocionadísimas esperando el momento de aterrizar, cuando estábamos a punto de tocar tierra, la sita Genix empezó una cuenta atrás, todas cincooooo…cuatro….tres….dos…uno y de repente el avión toca tierra, el piloto se queda sin pista y mete el freno de mano, el avión casi derrapando, una revista voló desde la parte de atrás del avión hasta la de adelante. Y todo el team lesbicanarias con la cara pegada en el respaldo del asiento de adelante. Vimos nuestras vidas pasar por delante de nosotras LOL.

Team Lesbicanarias en el autobus de Bergamo a Milán

Afortunadamente todo quedó ahí, no vean la risa que nos dio cuando sonaron trompetas en el avión de Ryanair para anunciar que habíamos llegado. Una vez en tierra teníamos que tomar un camión de Bergamo hasta Milán, así que ni tardas ni perezosas nos montamos esperando que se nos hiciera eterna la hora que nos quedaba de camino, pero ¿saben qué? íbamos tan entretenidas platicando que cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la tierra que vio nacer a Sarah Nile.

Una caminata y varias estaciones de metro después estábamos por fin frente a nuestro hotel donde se nos unió la sita Ana que venía desde Bolonia para unirse al Team (por cierto, mil saludos a la novia de Ana, tú sabes quien eres, que sepas que te hemos conocido un poco a través de ella :), a ver si un día coincidimos).

Team Lesbicanarias en Milán

Genix y Ana en el hotel non lesbico

Y en cuanto nos pusimos un poco cómodas en nuestro cuarto se unieron al club la sita LoveCiardi, Tere y Doodle. Vamos que eramos un batallón y todavía faltaba que llegaran las chicas de Zaragoza.

En fin que una vez que pudimos bañarnos y ponernos al día el equipo decidió prepararse física y psicológicamente para conquistar Milán y sobre todo para conseguir ver aunque fuera de lejos a nuestras non lesbicas favoritas.

Team Lesbicanarias aprovisionandose para el ataque

Y una vez armadas con la bandera y diversos símbolos de España, decidimos que lo más sano era comer antes de ver a la cucciola y a la dea, no fuera la de malas y cayéramos desmayadas sin más al gastar todas nuestras energías por una sobredosis de visiones non lesbicas, y hacia allá nos dirigíamos cuando nos pasaron el tip de que la gente ya estaba haciendo fila en la disco. Así que sin más decidimos comprar las pizzas para llevar y llevárnoslas a la fila, hicimos pizallón en lugar de botellón LOL.

La gente nos veía con cara de «estas están más locas que una cabra» y cuando llegaron las chicas de Zaragoza aquello ya era épico. Un montón de lebicanarias compartiendo pizza y Coca Cola mientras soltábamos frases en «itañol» porque esa es la única palabra con la que se puede definir el lenguaje LOL.

A medida que pasaba el tiempo llamábamos más la atención y terminamos haciéndonos amigas de las italianas de atrás de nuestra fila.

Haciendo fila afuera de la discoteca

Por fin llega el momento de entrar a la disco y todas estamos más que dispuestas a conquistar el mundo. Y justo cuando comenzábamos a pasar el umbral que nos topamos con la Zia Flavia que de inmediato nos reconoció y nos dejó pasar a todas.

La mujer se puso muy contenta de vernos ahí, habíamos intercambiado un par de mails y se acordó perfectamente de nosotras. Estuvimos hablando en inglés porque ella no habla español y nuestro italiano no pasa del «io non sono lesbica» pero fue muy divertido. La Zia Flavia nos pidió a todo el equipo español que nos tomáramos una fotografía con ella y mandó llamar al fotógrafo oficial de Visto para que la sacara. Así que lo más seguro es que en el próximo número de la revista nos puedan ver a todas.

Pasado el momento foto, la Zia Flavia me pidió que hiciera una entrevista para un documental que están haciendo de «il Sogno». Me hicieron varias preguntas en inglés sobre de dónde veníamos y que nos había llamado la atención de Sarah y Veronica. Yo dije que la relación tan especial que compartían y entonces la chica me pregunto si pensaba que era sexual. Yo respondí de parte de todas las chicas que no sabía si era sexual o no, pero que no me importaba, que seguiríamos siendo fans de las chicas fuera cual fuera su relación, que lo importante era esa conexión tan bonita que tenían las dos. Al final la reportera me preguntó, «¿puedo preguntar si eres lesbiana?» yo le dije que claro, que no había ningún problema, que sí que era lesbiana y que de hecho mi esposa andaba por ahí (no veía a la sita Genix con las luces de las cámaras) y al final terminaron felicitándome por la boda y tal. Fue bastante gracioso porque me entrevistaron en la alfombra roja en el mismo sitio donde luego entrevistarían a las chicas.

Sarah y Vero saludándose cuando empezó la fiesta

Por fin entramos todas a la fiesta y empezamos a bailar y acomodarnos un poco, y apenas nos estábamos poniendo en ambiente cuando de repente entró Vero a la discoteca. En un segundo miles de Marys se apelotonaron hacia el frente de la disco y nos quedamos literalmente atrapadas en la marea. La verdad es que la organización dejó que desear, sobre todo porque no controlaron para nada el aforo y ahí había muchísima más gente de la que debería estar en la disco. Era imposible moverse.

El caso es que de alguna manera u otra, yo terminé separada del equipo y en la parte de enfrente de la discoteca, así que pude tomar muy buenas fotos y hablar tanto con Sarah como con Veronica. Con Vero apenas intercambie un par de palabras, pero con Sarah hablé bastante de las chicas, de cuando llegaría a barajas y de que le traíamos unos regalos que no le podíamos entregar porque era imposible que las demás chicas llegaran a ella. Sarah fue super amable y al instante fue hasta su mananger para pedirle que nos dejara pasar a la zona VIP para entregarle los regalos, pero él le dijo que esperara un poco a que se relajara la situación. Sarah me dijo que dentro de un rato podríamos pasar.

Entonces les hablaron para brindar por la fiesta de «il Sogno», hubieron momentos muy bonitos, tocaron I gotta feeling y las chicas brindaron, lanzaron luces de bengala y cantaron. También les hicieron preguntas en plan «la prueba de la semana» y pusieron un vídeo del momento «carta de Sarah a Vero», las dos se emocionaron mucho y lloraron un montón. Luego ambas dieron un pequeño discurso en el que Sarah se acordó de las españolas y nos agradeció a todas el esfuerzo de estar ahí desde tan lejos.

Entonces las chicas se metieron en el privado y empezó a comentarse en la fiesta que se habían marchado. La gente se decepcionó mucho (Sarah nos habló de ello en la platica de Madrid, mañana se los contaremos todo) y bastante gente se fue. Casi todas nosotras salimos a respirar un poco de aire puro porque aquello estaba a punto de explotar y solo se quedaron dentro las chicas de Zaragoza. ¿Recuerdan que la Nail me había prometido que dentro de poco podríamos pasar? Pues justo cuando estábamos fuera por megafonía preguntaron por las chicas de España y permitieron que una de las chicas de Zaragoza entrara a hablar con Sarah y Vero, muy pronto tendrán también ese vídeo.

En fin que luego de unos veinte minutos decidimos volver a entrar a la fiesta a bailar un poco y nos topamos casi de frente con Sarah y Verónica que habían vuelto a la fiesta y estaban en cabina del DJ. Sarah me reconoció de haber hablado antes y entonces le pedí que me firmara la bandera española sin saber que iba a propiciar el momento más lesbicanario de toda la fiesta. Y es que Sarah tomo la bandera, arrinconó a Verónica por detrás de ella contra la pared y procedió a firmarla así. Luego le dio un piquito a Vero y le pasó la bandera para que la firmara ella también y me la devolvió.

Fue un momento totalmente genial que afortunadamente pude grabar con mi cámara para todas ustedes:

Ni que decir que esa bandera se ha convertido en uno de los bienes más preciados que tenemos en nuestra casa.

En fin cuando se marcharon decidimos ir a cambiarnos las botas y volver porque eso de llevar tacones durante horas es horrible :P, y yo estaba en el clóset recogiendo los abrigos cuando me topé otra vez con las chicas LOL, lo mío fue encontrármelas a cada paso de la fiesta. Entonces salí para encontrar a Genix que no había podido acercarse a ellas y fuimos juntas a donde las chicas. Ahí tuvimos oportunidad de sacarnos una foto con cada una y hablar unos minutitos con ellas antes de decidir salirnos porque aquello era un suplicio. No por las chicas sino por la cantidad de gente que había.

Al final de la fiesta hablamos un poco más con la Zia Flavia y nos tomamos más fotos con ellas, y luego seguimos la fiesta hasta como las 7 de la mañana y conocimos a unos chicos italianos buenísima onda. Así que aprovecho para mandarle muchos saludos a Ilaria

Ah y no puedo olvidarme de que a mitad de camino nos encontramos con Cristel y yo diciéndole a la sita Genix, mira, la novia de Maximo y la mujer no se enteraba de quien era hasta que le dije La mary equina que se sacrificó por el sogno ¡Lol! ¡ay LoveCiardi, has hecho mucho daño con tus motes LOL! También fueron a la fiesta Maicol (que es super buena onda), Carmen y Nicola. Algunas chicas vieron por ahí también a Maximo pero como mi vista evita todo ser horroroso mis ojos no lo vieron.

Contarles que tanto Sarah como Veronica fueron muy atentas con todas nosotras, apenas oían España y nos dedicaban toda su atención, intentaron por todos los medios dedicarnos más tiempo pero era simplemente imposible porque aquello estaba a punto de explotar. Así que puedo decirles por que lo he experimentado de primera mano que es mentira que sean unas divas, son gente muy, pero que muy accesible y sobre todo muy amables.

En fin que nos lo pasamos muy bien a pesar de la organización y de las fanáticas histéricas que no hacían más que golpear al personal (pruebas físicas), la verdad es que ahí dentro había gente un poco loca. El moretón que tiene la sita Tere en las costillas nos asustó bastante, creíamos que le habían partido una en el proceso.

Pero al final todo salió bien y el equipo lesbicanarias volvió sano y salvo hasta sus respectivos hogares. ¡Ha valido muchísimo la pena! Sobre todo por haber haberle puesto cara a todas esas lesbicanarias con las que había compartido momentos geniales en el blog. Por las reuniones nocturnas en el hotel y las visitas turísticas en grupo. En fin que nos lo pasamos genial y que como vuelvan a organizar otro cotarro de estos tengan la seguridad de que volvemos a ir.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies