Escrito por: Yovanu

Escribo desde Buenos Aires, Argentina, no es lo más al sur que se puede estar, pero casi, así que si bien geográficamente tengo una visión austral del mundo,mi imaginación no conoce fronteras. Me gusta encontrar belleza en lo extraordinario y lo cotidiano, lo grandioso y lo pequeño, así que no es raro verme con una cámara de fotos de aquí para allá captando todo aquello que ven mis ojos y más, en especial lo imperceptible.

Bienvenidas a una nueva semana en Infidels.

Después de los sucesos traumáticos de la semana pasada, espero que ninguna haya abandonado el barco de las Darlet, que sí, que dan ganas de matarlas, pero esperemos un poco más.

Esta semana nuestro episodio comienza con lo que podríamos llamar una competencia de espermatozoides para ver quién es el primero en llegar a la meta, es decir, para ver si Arlet se queda embarazada, pasamos de página y dejamos de preocuparnos por los métodos que eligen para conseguirlo.

Nuestras Darlet aparentemente se están haciendo una prueba de embarazo y Dani dice que ella ve claramente dos rayitas, y Arlet además comenta que tiene todos los síntomas, no para de hacer pis ni de comer. A ver, hay otro síntoma más importante…como que no te venga la regla, pero se las ve tan felices que para que intervenir. Arlet dice que sería increíble estar embarazada, yo eso de increíble me permito dudarlo. O sea, suerte de lograrlo al primer intento, sí, pero tanto como increíble cuando estuviste teniendo sexo sin cuidarte, no. Se llama biología en todo caso, pero insisto, se las ve felices, y esto no es habitual, que en general llevan el corazón en un puño, así que mejor las dejo tranquilas. Conclusión, que entre el test y los síntomas de Arlet, parece que están embarazadas.

Más adelante, Dani se encuentra paseando con Toni y van hablando de comida…tema que a nosotras no nos importa, de hecho lo único llamativo es que después del sufrimiento del episodio pasado estén ahí tan amigos hablando de cosas perdidas, como sino hubiera pasado nada. Cuestión que en determinado momento dejamos la charla culinaria y Dani le comenta a Toni que Arlet está embarazada. Festejan como locos, a Toni le parece increíble… ¿otro más? Increíble es lo de la Virgen María chicos…no lo de ustedes, en fin.

Siguiendo el momento de comunicar la “posibilidad de niño en camino”, es el turno de las amigas. Dani se encuentra dando sus clases en la piscina cuando aparece Arlet, entonces se le acerca para decirle que no sabe si es bueno que haga ejercicio, entonces Arlet le dice que ni siquiera se sabe aún si está embarazada y que además no tiene nada de malo. Por supuesto fue escuchar la palabra embarazada para que sus amigas ya estuvieran todas expectantes observándolas, hasta que una de ellas pregunta si es verdad. Y Arlet con toda la convicción del mundo le dice que: No…no…o sí…o sí… ( a ver, está o no está, que existen formas de saberlo, que no estamos en el siglo pasado eh…), entonces ante la duda y la cara de tonta que pone, sus amigas comienzan a felicitarla.

El entusiasmo de sus amigas se traslada a su casa, donde se le aparecen todas a traerles todo lo que tienen de sus respectivos vástagos, ropa, cambiadores, etcétera. Dani y Arlet observan la escena un tanto incómodas, y finalmente nos vamos a enterar porque.

A Arlet le vino la regla (¿no les dije que había un detalle más importante que hacer pis o comer?), así que se los dice a sus amigas, que estoy casi segura ya no tenían lugar para todas esas cosas en su casa y no veían la hora de regalarlas y ahora estas dos se lo posponen.

Más adelante Toni está cambiando un barril en el bar donde está Dani, y claro, ahora que se pasó el entusiasmo por el truncado embarazo, ya Dani puede demostrar todo lo que le ha molestado la situación con Toni. Ya no tiene nada positivo en que pensar, así que puede concentrarse en lo sucedido. Toni se da cuenta que Dani está enojada con él, entonces le pregunta que le sucede. Dani básicamente le confiesa los deseos asesinos que tuvo los últimos días con respecto a él.

Toni lo entiende rápidamente y le aclara que lo que pasó entre Arlet y él fue sólo gimnasia. Nosotras sabemos que no, pero no vamos a hacer sufrir más a Dani. Le dice que no tiene que pensar más en eso, y menos ahora con un bebé en camino. Dani le dice que no, que Arlet no está embarazada, que fue una falsa alarma. Toni entonces le pregunta si Arlet y él deberían…Dani no lo deja ni continuar la frase. Me parece que la idea de volver a dejar a Arlet a acostarse con él, no va a darse.

Al otro día, mientras nuestras chicas se encuentran cocinando, aparece en su casa Toni, que quiere hablar con ellas. Luego de los saludos incómodos de rigor, Toni comienza a decirles que fue él quien sugirió la loca idea de tener un hijo de esa manera, y que es evidente que ni les gusta y además no funciona, entonces a partir de ahora….ahí lo interrumpe Dani y le dice que no hay un a partir de ahora, que Arlet y ella han decidido irse para el otro lado. Entonces Toni le pregunta si ahora han decidido no tener hijos, y Dani le dice que no, que van a tenerlo pero a su manera. Entonces Toni les dice que si lo van a tener de esa manera, que pueden contar con él todas las veces que quieran, y les muestra un frasco, dándoles a entender que si necesitan materia prima, ahí tienen. Obviamente por la buena acción, lo invitan a quedarse a comer.

Ya terminando nuestro episodio, podemos ver a nuestras chicas que están por hacer un niño al “lesbian style”, todas recordaran las que han visto The L Word en que consiste, así que mientras nos muestran el frasquito de Toni en primer plano, volvemos a ver la competencia de espermatozoides, en esta cosa darwiniana de supervivencia del más apto, y según lo que nos dice el relator, parece que tenemos un campeón.

¿Tendremos confirmación de embarazo la semana próxima?

No se pueden quejar, esta semana no nos hicieron sufrir demasiado ni nos dejaron traumatizadas como la vez pasada. Ahora será cuestión de esperar para ver si viene un Darletito o Darletita en camino.

Será hasta la próxima semana.