Seleccionar página

Las mujeres turcas sonríen para desafiar al hombre que les dijo que no debían reír en publico

Las mujeres turcas sonríen para desafiar al hombre que les dijo que no debían reír en publico

Hay gente en este mundo que es increíblemente imbécil. Lamento el uso de la palabra, pero es que hay veces que no encuentro otra que pueda definir mejor a esta clase de personas. ¿Él último que se ha ganado el mote? El viceprimer ministro turco: Bülent Arinç, que siente que las mujeres vamos provocando al personal al reírnos en público. En serio señoras, no me lo he inventado yo, no tengo tanta imaginación.

La mujer, para ser decente, no debe hacer movimientos seductores ni reírse delante de todo el mundo.

Así lo dijo, con toda su cara durante un discurso en el Eid al-Fitr. Y no es el único asunto que lo preocupa, también lamentó que las jóvenes turcas «ya no se ruborizan ni se giran» cuando los hombres las miran a la cara. Es tremendamente triste que a estas alturas del partido tengamos que seguir escuchando esta clase de discursos. Pero como siempre, a mí me ha dado por verle el lado amable a la noticia, que desde luego no son estas declaraciones. Sino el hecho de que las mujeres turcas hayan respondido con una sonrisa.

Así como lo oyen chicas, las mujeres turcas decidieron inundar las redes sociales con imágenes de ellas mismas riendo en público. Utilizando el hashtag #direnkahkaha (resiste riendo), han llenado Twitter, Facebook e Instagram con fotografías de mujeres felices, algo que estoy segura le está causando un torzón ahora mismo al tipejo en cuestión.

¿Y saben qué es lo más genial de todo? Pues que este movimiento positivo ha tenido una repercusión tan grande, que ha salido de Turquía para expandirse por todo el mundo. Y ahora mismo, si se pasean por ejemplo por Twitter, se van a encontrar a miles de mujeres, tremendamente diversas, apoyando el movimiento y subiendo sus fotografías.

<

p>Me ha encantado ver como se ha transformado una declaración horriblemente machista en una acción positiva y que nos da valor como mujeres. Es la mejor manera de acabar con estos discursos, porque ellos podrán seguir diciendo misa, pero si nosotras no permitimos que ese discurso vacío nos llegue y encima lo sobrepasamos con buena onda ganamos todas. Porque no hay nadie en este mundo que tenga derecho a decirnos cuando podemos o no sonreír.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

4 Comentarios

  1. Rox

    Tiene razón ese ministro turco, su mamá no debió sonreír para traer pendejos como él a éste mundo.

    Responder
  2. Soah

    ¡Qué bonito! Gracias por contarnos lo malo y lo bueno… que muchas veces sólo nos quedamos con lo negativo… ¡¡Me sacaste sonrisas!! Gracias guapa

    Responder
  3. NARTEX

    Me parece la respuesta perfecta por parte de las mujeres. Le robo un instante a Rosana su canción….»Tu sonríe y veras, como todo lo que hay en tus ojos parece que brilla».

    Responder
  4. Ángeles

    tienes razón, hay veces que no hay otras palabras para calificar a este tipo de sujetos con una mente tan estrecha y tan ciegos con su enorme ego e ignorancia, no entiendo como ese tipo de gente pueden ser líderes, pero como tu decías lo bueno de esta historia es que la respuesta a estas declaraciones fueron mucho mas inteligentes y humanas =)

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies