Seleccionar página

Chanel Nº3 – Resumen 2 de Scream Queens

Chanel Nº3 – Resumen 2 de Scream Queens

Buenas, chicas. Seguimos conociendo la historia de Chanel Nº3 en la loca Scream Queens, porque Sam y ella son “ali-buddies”… Ahora le llaman así.

Seguimos descubriendo más del misterio que rodea el campus y la relación entre Red Devil y lo que pasó hace años en Kappa Kappa Tau. Quien dice descubrir, dice liar más las cosas, porque no tenemos nada claro, sólo que ahora Chanel está preocupada porque Zayday le quite la presidencia de Kappa Kappa Tau y sus amigas están ahí para apoyarla… o algo así.

"Mirémonos así en primer plano, poco sospechosamente"

«Mirémonos así en primer plano, poco sospechosamente»

Sus miradas huelen un poco a chamusquina, pero como aquí toda persona parece ser sospechosa, ¿quién se fía? Halloween resulta ser algo accidentado (¿quién lo habría pensado?), las muchachas traicionan a Chanel y va a la cárcel, así que Chanel Nº3 es la siguiente en la línea sucesoria al cargo y le tira de un pie que Zayday esté secuestrada. Por algún motivo que se nos escapa, más tarde Chanel Nº3 consigue que su papi le pague la fianza a Chanel Oberlin y ella y Sam la van a buscar a prisión juntas.

"Bad girls do it well" sonando de fondo.

«Bad girls do it well» sonando de fondo.

Lo molan todo, ya lo sé. Aprovechando que Grace y Zayday están por ahí luchando por su vida, deciden celebrar la votación a presidenta de Kappa Kappa Tau sin ellas. Se han inventado no sé qué norma en un libro tocho que parece sacado de la biblioteca de Harry Potter, según la cual básicamente Chanel puede hacer lo que se le antoje. Sam, que parece tener algo más de materia gris, se inclina sobre el libro y dice que eso está escrito como mínimo a rotulador, así que Chanel Nº3 le cierra el libro en la cara y le echa una mirada en plan: “cariño, si quieres que te deje explorarme los bajos, más te vale subirte al carro de las chaneles”. Es una idea que desde luego se le está pasando ya por la cabeza si nos atenemos a las miradas disimuladas que le echa de vez en cuando.

"Casually cheching ma grrrl"

«Casually cheching ma grrrl»

Just saying. Pero Zayday reaparece en modo “I’m back, bitcheeeees”, muy puta ama, así que Chanel Nº3 se saca un billete de las orejeras y se lo da a Sam. Me parece un escondite fantástico el que tiene en las orejeras, a saber qué drogas guardará ahí para estar tan pasada de rosca siempre. Lo importante es que se ve que han hecho una apuesta sobre el tema. Yo os cuento estas pequeñas interacciones porque me parecen interesantes y probablemente si Chanel Nº3 le dice a Sam que tiene que votar a Oberlin, lo haga rápidamente sin rechistar, porque debe ser de las pocas que sonríe a los pensamientos inestables que suelta por esa boquita.

Al final hay empate y tienen que ser copresidentas, pero todo es una estratagema de Chanel Oberlin para que el asesino mate a Zayday, porque aquí todas tienen un poco mente de asesina conspiradora en potencia. La de tramas estúpidas que inventan, es un no parar… Chanel Nº3 está un poco ojiplática, porque esto es heavy incluso para ella.

Chanel Oberlin: No me juzgues por intentar mantenerme con vida. Todas sabemos que has estado haciéndote amiga de Predatory Lez porque crees que sabe kárate.

Chanel Nº3: Simplemente me gusta pasar tiempo con ella. Hablar con ella es guay. Sabe un montón sobre… cosas.

Chanel Oberlin: ¿Te estás volviendo lesbiana, Número 3? Porque aunque sé que la aspirante bollo es mona al estilo “si Bruce lee fuera DJ” no creo que debamos acostarnos con aspirantes.

"¿Que no me puedo acostar con QUIÉN? Espera, verás"

«¿Que no me puedo acostar con QUIÉN? Espera, verás»

Y esa es la mirada que le suelta nuestra diva, como quien “Chanel, si me da la puta gana de tirarme a Sam, me la tiro”. Tiene cero dramas con esto Chanel Nº3, ya os lo digo, además de poner esas caras de estar tan jodidamente harta de todas continuamente y sólo querer ir a hacer apuestas o jugar a los médicos con Sam. Desde aquí te animo a que hagas lo que te pete y te dejes llevar por esas emociones incipientes, Número 3. Nosotras te apoyamos.

Zayday se ve que es shipper de estas dos porque decide celebrar una fiesta de pijamas siguiendo la lógica aplastante de que hay dos cosas que siempre pasan en ellas: que alguien experimenta lésbicamente y que se revelan secretos oscuros. Chanel se cabrea en plan “¿qué tenéis? ¿cinco años?”, pero Chanel Nº3 está desatada. She has no chill.

spin the bottle 2

Sí, lo que está pensando con esa declaración de intenciones lo sabemos todas. Pero, literalmente, NO CHILL.

spin the bottle

Que hasta manda callar a Chanel en plan, “aquí manda mi toto moreno” (o rubio). Zayday está en plan “¿ves? ¿qué te dije?” y nosotras le agradecemos eternamente por esta idea maravillosa. Votan y, evidentemente, Sam cruza miradas con Chanel Nº3 de entendimiento y vota que sí, que juego de la botella a tope. Chanel sigue sin entender qué cojones hacen jugando a girar la botella si ahí no hay penes ni nada. A ver Chanel, cariño, me parece que a quienes les interesa el tema no piensan mucho en penes en este preciso momento, no sé. A Chanel le toca besar a candle vlogger, pero Hester se sacrifica por ella y se dan un piquito casto y puro. Chanel Nº3 enseguida impone su voluntad, porque está que no cabe en sí.

Chanel Nº3: ¡Mi turno! Es mi turno. Ahí está, ya la he girado. (Mentalmente). Señor, si realmente existes, por favor demuéstramelo apuntando a Predatory Lez para que pueda explorar estos confusos y conflictivos sentimientos que he estado teniendo últimamente. (En voz alta de nuevo tras parar en Grace). Giro otra vez. Nueva norma: se puede volver a girar.

¿Que como acaba esto? Pues bien para Chanel Nº3, para Sam (que lo estaba esperando) y para todas nosotras.

Chanel las mira como pensando “Ehhh, ¿hola? Estamos aquí, se os está yendo de las manos” y Candle Vlogger no pestañea, porque es normal. El beso es con ganas, están las dos encantadas de la vida y Sam le dice que besa muy bien, y Chanel 3 que también, mientras las otras Chaneles están como “¿Qué mierda está pasando aquí?”. No sé, DECÍDMELO VOSOTRAS.

No es como si hubiese alguien más es en esa habitación, ¿verdad?

No es como si hubiese alguien más en esa habitación, ¿verdad?

Después de todo esto, se encuentran en el baño, donde Chanel Nº3 está descocadísima, que aparece en plan pose sexy apoyada contra la pared. DADLO TODO, CHICAS. Descubren que tienen mucho en común porque Sam está practicando su pose de indiferencia frente al espejo (sí, esto es literal) y Chanel Nº3 le dice que ella también pasa de todo desde la cuna. Es una conversación incluso bonita, dentro de los límites de la esquizofrenia colectiva que es Scream Queens, claro. Os reproduzco un trocito:

Chanel Nº3: Estoy empezando a pensar que tenemos algo muy importante y específico en común. Mi vida sexual ha llegado a un punto que podrías llamar inusual. Cuando cumplí dieciocho años, empecé a salir con uno de los amigos de mi padre. Se suicidó atropellándose con un coche de golf del club. El chico con el que salía el año pasado se obsesionó tanto con mis orejas que tuvo que dejar la universidad. Ahora me escribe cartas amenazando con cortarlas si las vuelve a ver. Por eso siempre llevo orejeras.

Sam: Lo entiendo. Creo que la única forma de estar segura de tus sentimientos es que me dejes frotarte el útero suavemente ahora mismo.

Chanel Nº3: ¡No! No lo entiendes. Soy la hija de Charles Manson, su carisma y locura están en mi sangre. Cuando quiero a alguien, esa persona se vuelve loca. ¡No! No puedo. Podemos ser colegas de coartada y hacer todo lo que podamos por protegernos, pero nuestras vaginas no pueden tocarse nunca. Es demasiado peligroso.

Noooooooo. Pero déjale frotar tu útero suavemente, joder. Si tú quieres y ella quiere, todo es ponerse. Pues nada, lesbicanarias, que esto deja a Sam un poco trastocada y Chanel Nº3 se va del baño con una frase para la historia:

escena 4

En el fondo, a su manera, tiene sentimientos. Claro que en una fiesta de pijamas tenía que aparecer Red Devil y se lía pardísima, porque los de la hermandad de Chad van a espiar a las muchachas y sigue muriendo gente. Pero tranquilas, si pensáis que la conversación anterior en el baño y la creciente oleada de asesinatos harían mella en la amistad de Chanel Nº3 y Sam, os equivocabais. Juegan a verdad o atrevimiento y están sentadas juntitas como siempre. Grace pilla al instante el tema y le pregunta a Sam que cuál es el secreto más profundo de Chanel Nº3. ¡Ya está liada la velada! La mente de Número 3 empieza a elucubrar pensando que Sam va a confesar a todas que tiene “extraños sentimientos por ella”. A ver, Chanel, todas lo saben ya, le acabas de comer la boca no muy sutilmente. Así que decide soltarlo directamente, pero Sam estaba pensando en otra cosa y se descubre un 2×1 simultáneo:

Sam: Su padre es Charles Manson.

Chanel Nº3: Siento cosas raras y sexys por Sam.

"¿QUÉ ACABAS DE DECIR? Hoy duermes en el sofá"

«¿QUÉ ACABAS DE DECIR? Hoy duermes en el sofá»

¡El pánico en su cara! Todas se quedan como quien “calm your tits, repite eso”, así que repiten ambas cosas, por si no teníamos claro que Sam estaba despertando cosas dormidas en Chanel Nº3 y no se hubiese escuchado bien que es hija de Charles Manson. Chanel Nº3 se ofende muchísimo porque Sam había prometido guardar el secreto (es que a ver, Sam, vaya bajona), así que cuando ella intenta disculparse en plan “lo siento, cariño, no era mi intención”, Chanel Nº3 le quita directamente la mano de la rodilla. Ouch.

Chanel Nº3 está tan cabreada (en serio, no os queréis meter con esta mujer, os lo digo yo), que cuando Sam elige atrevimiento, la manda directamente al sótano. Así, tal cual. El reto es que vaya allá abajo y se eche una siesta en la bañera de los asesinatos de Kappa Kappa Tau hace no sé cuantos años. Superpoco creepy. Claro que Sam está tan arrepentida que agacha la cabeza como un cachorrito y dice “vale” y allá que va. ¡Si esto no es amor!

Ha pasado de querer comerle la boca a querer verla casi muerta

Ha pasado de querer comerle la boca a querer verla casi muerta

Pues aquí lo vamos a dejar, porque el resumen se está alargando bastante y nos quedamos así por saber qué pasa con Sam. Qué queréis que os diga, ir a un sótano oscuro y misterioso con un asesino en serie suelto por ahí no da tranquilidad. Chanel Nº3, tía, que es tu amante lesbiana. ¡No estás pensando con claridad!

Al menos hemos tenido beso y confesión así, asá. Chanel Nº3 parece que quizás, puede, es posible, que no sea hetero. Pero Scream Queens se ríe de tantas cosas, que como para tomarse algo en serio. Me contento con estas pinceladas entre las dos y con las risas. 🙂

Sobre el Autor

Anagnórise

Noctámbula, pluviófila, friki orgullosa y feminista convencida. Si no estoy viendo series, estoy leyendo; si no estoy leyendo, estoy escribiendo; si no estoy escribiendo, estoy escuchando música; y si no estoy escuchando música, estoy estudiando. Es el ciclo de la vida.

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies