El día de ayer se llevó a cabo la 88ª edición de los premios de los premios Oscar, con una gala que tenía todas las miradas encima, no tanto por lo mucho que brillaban sus estrellas, sino por la controversia sobre el racismo en Hollywood que se ha desatado cuando se revelaron las nominaciones de este año, y no se incluía a ningún actor de color en sus ternas. La ceremonia estuvo totalmente marcada por este tema, que fue la base del monólogo y prácticamente todos los chistes de la noche de Chris Rock. Pero yo sé que ustedes están interesadas en el lado lesbicanario de las cosas y aquí estamos para contarles todo aquello que vimos.

Cate Blanchett y Rooney Mara son amor

No hay manera de que podamos endulzarles la cruda realidad, Carol no ganó ninguno de los Oscars a los que estaba nominada. Después de lo que pasó en los Globos de Oro ya nos lo esperábamos, aunque yo confieso que mantuve la esperanza hasta el final de que por lo menos se llevara algún técnico.

Podemos centrarnos en eso, pero ya ayer renegamos bastante, mejor focalizar nuestra atención en las cosas positivas de la vida. Por ejemplo: Cate Blanchett y Rooney Mara en la alfombra roja recordándonos por qué nos enamoramos de ellas por separado y por duplicado cuando se juntan.

Kate Winslet con gafas de pasta es nuestra orientación sexual

Kate Winslet a prueba de heteros

Kate Winslet me hizo lesbicanaria

El día de ayer muchas chicas que se preguntaban cómo saber si eran lesbianas encontraron la respuesta a sus dudas existenciales viendo a Kate Winslet subir al escenario junto a Reese Witherspoon para presentar un premio. Porque no me pregunten por qué, pero las gafas de pasta son algo que a las lesbicanarias nos gusta mucho y la cosa viene incluso de antes de que Alex Vause las pusiera de moda.

Así que lo dicho, Kate Winslet alegró nuestra pupilas y nuestros corazones, y nos vino muy bien, porque esto de quedarse a las tantas de la madrugada despierta no siempre es fácil, pero con estas cosas no hay quien duerma.

Lady Gaga nos emocionó a todas

Lady Gaga oscars 2016

Como todos los años el In memorian nos puso los pelos de punta a todas, y creo que la decisión de elegir a Dave Grohl de los Foo Fighters para cantar Blackbird fue una excelente. Pero este año no ha sido el momento más emotivo de la gala.

Y es que Lady Gaga subió al escenario para cantar Til It Happens to You (Hasta que te pasa a ti), la canción que escribió junto a Diane Warren y que forma parte de la banda sonora del documental The Hunting Ground, que examina la manera en la que las Universidades americanas lidian con las acusaciones de violación en los Campus. La canción era una de las favoritas a ganar la estatuilla, pero para sorpresa general perdió contra Writing’s on the Wall de Sam Smith.

Lady Gaga ha comentado en varias ocasiones que ella misma fue violada cuando tenía 19 años, por eso la carga emocional de este tema es aún más impactante. Y a su poderosa actuación se unieron 50 hombres y mujeres supervivientes de abuso sexual que le pusieron cara a un drama que desgraciadamente, generalmente permanece oculto.

La actuación nos dejó a todas con un nudo el garganta, porque desafortunadamente es un tema que a todas nos toca de cerca. Y es que en España una mujer es violada cada siete horas. Son datos que te dejan fría y que de alguna manera u otra necesitamos cambiar.

La cantante levantó de sus asientos a todo el auditorio, pero lo más importante de todo es que conectó con muchas personas y espero que con suerte, se informarán más sobre el tema y ayudarán a cambiar esta terrible tendencia.

Las guapas de la noche

Como todos los años las dejamos con las guapas de la noche para que se echen un taco de ojo. Los premios Oscar del 2016 no es que nos trajeran muchas alegrías lesbicanarias, pero concentrarse en ver chicas guapas ayuda con la depresión.