Seleccionar página

Hablemos de poliamor

Hablemos de poliamor

Sí, sí, lesbicanarias, uno de los temas supuestamente más escabrosos de nuestra sociedad es el poliamor, dada nuestra cultura (al menos en la mexicana sí) y formación en casa se nos dijo que al unir nuestra vida a una persona nuestro afecto y sexualidad iba a ser únicamente para ella. Pero ¿acaso no fue la sociedad quien nos condicionó la heterosexualidad? Si ya intentaron arruinarnos la vida con su heteronorma ¿Para qué hacerles caso?

¿Cómo funciona el poliamor?

Este deseo y apertura a relacionarse amorosa y sexualmente con más de una persona a la vez, no es una forma de escapar a un compromiso o relación seria, al contrario abre las posibilidades de crear ese compromiso pero con más personas.

Algo con lo que no debe confundirse es con la poligamia, no se trata de tener varias uniones matrimoniales, puesto que puede o puede no existir tal contrato.

El tener varias parejas implica sentimientos o solo sexo, pueden ser dos personas con un pareja aparte o tres personas en la misma casa con sentimientos para todos. En todos los casos, siempre se tiene informada a todos los involucrados en la relación.

Tipos de poliamor

  • Jerárquico

Un grupo nuclear (o pareja) donde la relación es más intensa, además se incluyen a otras personas que pueden estar menos involucradas, por ejemplo, pueden tenerse solo compañeros sexuales externos.

  • Amor libre

Aquí no existe ni más ni menos intensidad, se tiene la libertad de sentir y hacer lo que se plazca en el grupo de personas en la relación o relaciones. Se sale completamente de la monogamia y normas sociales.

  • Polifidelidad

Es un círculo más cerrado y con más acuerdos, el sexo puede ser exclusivo solo entre el grupo y sin participantes extra.

Posesión, celos y sociedad

Nuestra poca capacidad de cambio le ha negado la puerta a esta forma de amar. Entre toda la diversidad de relaciones existen los típicos celos, los cuales no son más que posesión de la pareja y una forma de control, porque sentir una náusea al ver a tu chica con alguien más puede traducirse a algo normal, pero de eso a limitarle el contacto con ciertas personas, llamarle “mía” o estar marcándole para saber dónde y con quién está, ya podría ser patológico.

La idea de “ser de alguien” y a su vez “poseer” es tratar a las personas como objetos y no como seres humanos libres.

Por otra parte, muchas personas no pueden ver el poliamor con “buenos ojos”. Quienes practican el poliamor cargan con una serie de mitos; no son foco de ETS, ni lo hacen porque no “pueden” ser fieles. Es necesario dejar de ver a la fidelidad y a la monogamia como sinónimo de felicidad en la vida amorosa, aceptémoslo, no funciona para todas las personas.

Así es como existen y existirán siempre muchas maneras de expresar y sentir amor, es muy importante quitarnos la venda de los ojos y saltarnos las normas sociales.

No sé a ustedes, pero a mí me suena bastante confiable ¿Qué opinan?

Sobre el Autor

Viridiana Rosales

Blogger, escritora de clóset y amante del café. Música, cine y risas ¡sí par favars!

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies