Select Page

Celia y Cata resumen de episodio 51 Seis Hermanas – Traición

Celia y Cata resumen de episodio 51 Seis Hermanas –  Traición

La semana pasada en Seis Hermanas lo dejábamos con la gran apertura de la
librería Catelia, Celia ilusionada por conocer a Simón, un gran escritor de poemas, y
con ganas de presentárselo a Velasco; y por otra parte, Cata trabajando, además,
en Modas Pavón a espaldas de Celia… ¿¿Se habrá enterado ya la maestra del doble juego que se trae su chica?? Vamos a comprobarlo.

Empieza la semana con Cata tomándole medidas para un vestido a Amalia. La pobre
chica está de los nervios, ha tenido que cerrar la librería para poder ir a casa de
los Loygorri y teme que Celia se entere que ha tenido que cerrarla y que trabaja en
otro sitio. Amalia le intenta hacer ver que es mejor que se entere por ella misma y
no por terceros, pero la chica es más cabezota que nada. A todo esto, Celia está
intentado convencer a Blanca para que se opere (¿de qué? Esto de no ver los capis
enteros me trae loca). Cuando Rodolfo desaparece, Amalia rompe las medidas que
tenía apuntadas la costurera para que tome las buenas, la cachetera quiere un
vestido provocador, ir enseñando cachas, ¡vamos!

Cata sigue con su diseño. El vestido es para las actuaciones de Amalia en el Ambigú
(que vuelve otra vez) y claro, como todo artista, ha de ir renovando el vestuario y
encandilando a los clientes y la cachetera lo que quiere es provocar sin enseñar.

En otra parte de la ciudad, Celia está cuidando de su hermana Blanca (espero que
todavía se acuerde de todo lo que le enseñó Aurora). La rubia es más cabeza
cuadrada que un alemán e insiste en que no se quiere operar por mucho que le digan
Celia, Cristóbal y el resto de sus hermanas. Al final acaba echándola de la
habitación.

La maestra está contándole sus penas a su buen amigo Federico en el despacho de
éste; la pobre ya no sabe qué hacer con respecto a Blanca, lo que no va a consentir
es perderla, como ya hizo con Adela. Se repone rápido y le pregunta al inspecto
por Gabriel. Parece ser que ha despertado (¿Estaba en coma?) pero no tiene
sensibilidad en las piernas, no saben si podrá volver a caminar. El accidente de
coche lo ha dejado tocado de por vida, o no. Velasco cree que podría haberlo
evitado; Celia le anima a que esté ahí ahora que es cuando más lo va a necesitar.

Simón y Celia están jugando al ajedrez tranquilamente en la librería mientras él le
cuenta cómo es la residencia de estudiantes. En un momento de la conversación, el
escritor le comenta a la maestra que ayer por la tarde cuando pasó por ahí, la
tienda estaba cerrada, Celia se extraña porque se suponía que Cata estaba al cargo
del negocio. Siguen jugando y él narrando historias mientras Celia se queda con el
runrún de Cata. (Uuuuyyyyyyssssss parece que se avecinan problemas…)

Más adelante, Amalia y Celia están en el hospital, al final están operando a Blanca y
están a la espera de noticias. Aparece Cristóbal, está contento, Blanca está
perfectamente y le han podido salvar el útero, por lo que podrán tener hijos en un
futuro. Las chicas se ponen muy contentas y anima a Celia para que llame a Diana y
vaya a Madrid a visitar a la paciente, piensa que le hará bien el apoyo de sus
hermanas y amiga.

 

Celia llega a la librería, se sorprende de ver a Cata tan tarde todavía allí. La
costurera le pregunta por su hermana y Celia contesta que está bien, sin nada de
entusiasmo, como si se tratase de una conocida lejana y no su hermana (lleva un
cabreo que ni pa qué). Cata la nota poco entusiasta. Celia le pregunta que dónde
estuvo ayer por la tarde, Cata le miente descaradamente diciéndole que estuvo en
la tienda y que hubo poco movimiento. Celia le dice que se piense bien lo que le va a
contestar porque no quiere más mentiras. Al final la costurera acaba confesando;
Celia no se lo toma mal, pero le dice que ya es mayorcita para hacer lo que quiera y
que si quiere ausentarse de la tienda, que la avise con antelación. (No lo parece,
pero Celia tiene un mosqueo de narices, ¡¡¡y no es para menos!!!).

Los escritores están tomando un refrigerio, Celia le cuenta que está muy cabreada
con Cata porque la ha mentido; él, en vez de darle la razón a la maestra se pone de
parte de la costurera, lo que irrita todavía más a Celia. Simón le pide que se ponga
en el lugar de ella, qué pensaría si Cata la obligara a estar todo el día cosiendo
dobladillos y botones, y Celia pone cara de circunstancia. La verdad es que son muy
graciosos los dos. La maestra, a pesar de que el caballero “no se ha portado bien
con ella” le va a presentar a Federico. Ya en la presentación, el inspector se queda
a cuadros con la actitud del poeta. Uno da la mano y el otro intenta besársela.
Federico casi pega un respingo de la silla (jaaaaaajajajajaja ¿por qué no los han
presentado antes? Qué pena que aquí no se pueda plasmar la escena tal y como es,
porque vamos, es ¡¡¡súper cómica!!!). El inspector, ante la actitud de Simón, sale
despavorido de la mesa y declina la oferta de Celia para quedarse al almuerzo.
Simón se acaba de enamorar, y Celia le dice que lo acaba de espantar. (Me encanta
las caritas que ponen estos dos).

La maestra va a ver a su amigo Federico. Está “muy enfadado” con el paripé que se
ha marcado Simón; Celia cree que está celoso porque se ha echado un amigo nuevo.
El inspector le deja claro que no quiere verle más, y que si alguna vez se cruzan con
él, no se quedará callado y tampoco se responsabilizará de sus actos. Celia le mira
con cara de “ya, chaval, que te he calao” e intenta mantener las apariencias. (A ver
si con esta trama le da un poco de vidilla al asunto porque no hacen más que pasar
desgracias).

 

Celia está colocando unos libros cuando llega Cata. La maestra le pide que le dé un
minuto para acabar lo que está haciendo y enseguida podrán hablar. La costurera
aprovecha para darle un consejo, los libros que quiera vender, mejor ponerlos a la
altura de las manos y no más abajo. Después de esto, Celia le quiere pedir disculpas
por ser tan egoísta y obligarla a vivir un sueño que no es el suyo, además, le
pregunta que si todavía la sigue queriendo. Cata le dice que sí, que ya no la idealiza
como al principio, que se le ha caído la venda de los ojos y que le sigue gustando el
conjunto que ve. Celia le sonríe con carita de enamorada. Se dan un beso y Cata se
marcha tal y como llega, sin un adiós, ni un hasta luego ni ná de ná. (¿¿Se puede
saber quién es el responsable de esto?? Llega, hablan, se besan y se va… mi no
entender).

Vemos a Blanca que se está armando de valor para comer no se qué, no debe de ser
de su agrado porque hace unos ruiditos de “puag qué asco” que echan para atrás.
Escucha ruido en las escaleras, devuelve a la caja lo que había intentado comer y,
para disimular, coge una manzana y la está pelando cuando llega a la cocina Celia. Le
pregunta que qué tal y ésta le dice que bien, le ha entrado hambre y ha ido a comer
algo. Celia está buscando la comida que le ha dejado preparada Elpidia, pero no la
encuentra. En eso que se encuentra con lo que estaba comiendo Blanca, son
arenques, y no les gustan a ninguna y cuando se dispone a tirarlos, Blanca le dice
que no, que los ha comprado ella. Ha ido al médico y le ha dicho que va a ser muy
difícil que se vuelva a quedar embarazada, así que va a hacer todo lo posible para
que eso suceda, aunque tenga que comer arenques. Celia lo que quiere es que no se
obsesione con el tema. Visto que no encuentra su comida, decide marcharse.

Celia está tranquilamente comiendo (como no) y leyendo el periódico cuando entra
Simón haciendo aspavientos y recolocando, simbólicamente, el local. Celia no sabe
qué leches está haciendo y le pregunta qué es lo que pasa. El poeta quiere hacer
una lectura de poemas de un compañero suyo de la residencia de estudiantes. La
escritora no las tiene todas consigo, pero cuando su amigo le describe al otro
escritor, a Celia le hace un cortocircuito el cerebro, es uno de sus escritores
favoritos y se presta, más que encantada, a que se haga la lectura en la librería.
(Me está gustando mucho la química que tienen estos dos personajes, Celia ya
necesitaba a alguien con quien divertirse de verdad).

Ahora ya más calmados, Celia y Simón han tratado el tema y éste se va a avisar a
sus amigos. Cómo último favor, le pide a Celia que no se olvide de invitar a Velasco,
desde que lo ha conocido, no puede pensar en nada más. Celia no las tiene todas
consigo, pero hará lo posible para que acuda. (A Federico le va a dar un jama
cuando lo vea, jijijiji).

Las chicas están recolocando la tienda después de la presentación. Celia está más
que contenta, ha sido todo un éxito. Cata se esperaba un poco más de chicha (cómo
se nota que no entiende de poesía). Como agradecimiento al acto, Simón las ha
invitado “mañana” a ir de excursión al Monasterio del Paular. Cata se niega, ella no
encaja con tanto intelectual. Su novia insiste en que le acompañe, así pasarán el día
juntas, al aire libre, y le podrá ayudar para decirle a Simón que Velasco le ha vuelto
a rechazar. Cata acepta, pero con una condición, que le acompañe a ella y sus
compañeras en la próxima excursión de modistas que haga. Celia no las tiene todas
consigo, pero acaba aceptando. Que se lo recompensará, dice. (Pues a ver si lo
vemos, ¿¿no?? ¡¡Que desde que empezaron sólo hemos visto cuatro besos y nada de
chicha!!).

Celia y Simón están en la librería como el que está en el comedor de su casa. Él le
pide disculpas por si cerrar la tienda e irse de excursión con ellos le ha causado
pérdida de clientes; a Celia no le importa, la experiencia vivida no se la quita nadie
y le hace ver que abrir esa librería es una de las mejores cosas que ha hecho en su
vida.

Mientras estos están de charreta, Cata está en casa Loygorri con Amalia, le está
haciendo los últimos retoques al vestido que le encargó.

Estos dos siguen dándole a la sin hueso y comiendo, para placer de Celia (¿¿o será
mejor de Candela??). Bueno, a lo que iba, se ponen a hablar sobre Velasco. El
escritor está hasta las trancas y va a hacer todo lo posible para que el inspector le
haga casito”. Celia le cuenta que lo va a tener más que difícil, pero que allá él.

Los amigüitos del alma están tomando un café. Ella le cuenta su excursión y él se
alegra de que lo pasara tan bien. Celia le da un regalito, es un santo, se lo ha
comprado Simón. Federico no lo acepta, le parece demasiado extrovertido para él.
Celia insiste en que es muy buena gente y muy gracioso, debería hacer el esfuerzo
en conocerlo. Federico ha dicho que no, y es que no, además, está muy pendiente
del estado de ánimo de Gabriel, no hace los ejercicios que le han mandado para
intentar recuperarse. Celia ya no sabe qué más hacer para que Velasco acceda a
ver/quedar con Simón.

Y así acaba esta semana, Velasco rechazando a un hombre apuesto y gracioso que
se interesa por él sentimentalmente; Celia haciendo de celestina con sus amigos y
Cata centrada en la moda. ¿Qué pasará al final? ¿Congeniarán estos dos o qué?
Pues para saberlo hay que esperar al próximo resumen.

About The Author

An_Aurelier

Treintañera adoptada en Madrid. Serie y música adicta; amante del cine y la fotografía, y enamorada de #Aurelia (un poquito más de #Aur que de #Elia ?)

Hola bienvenidas a este mundo de cosas lesbicanarias. Si eres lesbiana o bisexual pasa paisana, si eres hetero deberías replantearte las etiquetas o si no no estarías aqui (es broma, es broma, relájate) si eres hetero bienvenida también.

Lo más leído esta semana

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

Instagram

  • Le mandamos muchos saludos a Thaís y Carina. ¡Muchas gracias por mandarnos su foto chicas! 😍 #lesbicanarias #lesbiancouples #cutelesbians #lesbiancouple #cutelesbiancouples #parejaslesbianas #lesbianlove #lesbianlife #lesbianpride #lgbt #lgbtq
  • Mil saludos a Julieth y Milena que nos mandan su foto desde Colombia. Tienen 2 años y medio juntas 🤗 #lesbicanarias #lesbipostureo #parejaslesbianas #lesbiancouple #lesbiancouples #cutelesbiancouples #cutelesbians #lesbianlove #lesbianpride #lesbianlife #lgbt #lgntq
  • El amor se cultiva a diario. ❤️ #lesbicanarias #lesbipostureo #lesbiancouple #cutelesbians #cutelesbiancouples #lesbiankiss #lesbianlove #lesbianpride #lgbt #lgbtq #lovewins #loveislove
  • Muero de amor de poder presentarles a Las Marielas y a su pequeño hijo Valentino 😍. Son una familia hermosa. ¡Gracias por compartirnos su foto! #lesbicanarias #lesbipostureo #parejaslesbianas #lesbiancouple #cutelesbiancouples #lovewins #loveislove #lgbt #lgbtq
  • ¡Que hermosa la boda de Silvia y Carolina de Chile. 😍 Ya tienen 5 años de casadas. Gracias por demostrarnos que #lovewins 🏳️‍🌈 #lesbicanarias #lesbipostureo #parejalesbica #cutelesbians #twobrides #lesbianwedding #loveislove #lesbianpride #lesbianlove

¡Síguenos!

¡Échale ojo a este vídeo!

Loading...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest