La última vez que hablamos sobre Arizona y Eliza parecía que nuestras chicas habían dado por fin el paso definitivo. Después de un tiempo de mucho coqueteo y química, habían decidido que era hora de pasar juntas la noche y no para dormir sino para tener sexo, mucho, pero que mucho sexo. Y son palabras de ellas, no mías. Y justo así empezamos el episodio número 23 de Anatomía de Grey, con la chicas despertando al día siguiente.

Arizona y Eliza besándose

Hay actividades que se disfrutan de día y de noche

La noche fue genial y el despertar también porque no hay nada raro en sus miradas, solo felicidad y buenos recuerdos. De hecho crean algunos otros más porque ¿quien quiere llegar temprano cuando hay cosas tan bonitas con las que retrasarse? ¡Hay que disfrutar las cosas buenas de la vida señoras que nunca se sabe cuanto te durarán en Shondaland!

Mientras tanto, en el hospital, Edwards consigue convencer a Richard de que le permita volver a ejercer, que ya ha asistido a suficiente terapia y es hora de darle duro al trabajo. Él accede y le dice que si Eliza dice algo le diga que hable con él, así que Edwards entra en acción.

Eliza en el Seattle Grace

La mañana de Eliza empezaba muy bien hasta que se topa a Edwards trabajando en urgencias. Al parecer una parejita estaba emocionada el coche dándole duro al sexo y han terminado estrellándose. ¡Mal asunto! ¡Estacionamientos señoras! Que hay cuidarse. Ejem, el caso es que Edwards está ahí dándolo todo cuando llega Eliza, que obviamente se enfada y no entiende que no haya seguido todo el protocolo, así que enfadada porque Richard se lo ha saltado, la castiga dándole lo peor que le pueden dar a un cirujano, que es cuidar a un paciente que no necesita más que le revisen las vitales.

Arizona mientras tanto revisa a una bebé que se estaba ahogando y que estuvo un buen rato sin oxigeno, pero tanto ella como Amelia concuerdan en que todo está bien, así que la mantendrán en observación 24 horas por si las moscas, pero tiene muy buena pinta.

Arizona y Eliza mirándose

Más adelante, vemos a nuestras chicas hablando con Avery, Maggie y Stephanie sobre los dos chicos, los dos han preguntado si el otro estaba vivo y unos piensan que es amor y por eso terminó mal, otros que es solo sexo, la mayoría es totalmente irónico pero Arizona y Eliza solo pueden mirarse mutuamente con ojitos de «nosotras entendemos porque estamos en esa fase» y triste pero cierto ¡esta es la última vez que las vemos en el episodio! Por eso el retraso con este resumen, porque ni mis habilidades analizando sentimientos pudieron alargar esto. Pero para poder entender el siguiente episodio tengo que contarles que después se descubrió que el tío en realidad había secuestrado a la tía ¡nada de romance!

El tipo a intentar escapar secuestra a Stephanie y a una niña y para conseguir escapar Edwards le prende fuego, pero como este no era suficiente drama para Anatomía de Grey, el tipo camina hacia unos botes de oxigeno y ¡Boom! Explosión que te pego en el hospital.

Arizona y Eliza reaccionan a la explosión

Arizona y Eliza estaban en el coche dándose el lote (sin saber nada del violador) cuando son rudamente interrumpidas por la explosión. De inmediato intentan entrar pero los policías tienen todo cerrado porque no quieren que el hombre escape. Afortunadamente Bailey pasaba por ahí y las deja entrar junto con Meredit para que ayuden con el desastre que se avecina. Hay que evacuar pacientes, se necesitan todas las manos posibles.

El hospital es un caos, nadie sabe dónde está la niña o Stephanie y encima en los pisos en los que hay fuego hay muchos pacientes y no sirven los elevadores. Eliza insiste en que se siga el protocolo para intentar organizar un poco la situación, pero en este momento el orden está fuera de cuestión, todo el mundo está haciendo algo. Avery le pide que avise a la policía sobre Stephanie y ella insiste en que hay que enfocarse en los pacientes. Todo el mundo sigue a su aire intentar ayudar en lo posible y en la confusión, nadie avisa sobre Stephanie. Ella y la niña están atrapadas en medio del fuego, Stephanie está medio quemada por la explosión y la niña tiene una herida tremenda en la pierna. ¡Noooooo!

Las dos consiguen escapar medio muertas al tejado donde la peque sufre un paro. ¡Todo mal!

Eliza se olvidó de Stephanie

Oh Shit

En la calle, todos siguen buscando a Stephanie, Bailey pregunta a Eliza qué le dijo la policía y ¡mal rollito! Con todo lo que está pasando en el hospital a Eliza se le olvidó avisar sobre lo de Stephanie. Ben recuerda haberla visto y lleva a los bomberos hasta el último lugar donde la vio. Entre todos investigan y consiguen llegar hasta el tejado donde Stephanie está intentando salvarla con lo poco que le queda de energía.

Stephanie discutiendo con Eliza

Stephanie está gravemente quemada pero solo sus manos mantienen viva a la pequeña. Eliza le dice que necesita ayuda médica, que les permita a ellos terminar, pero ella no quiere y se cabrea. Le dice que ha atravesado una cortina de fuego y matado a un violador para salvarla y que por nada del mundo se le va a morir, así que le pide que se vaya. Bailey sopesa el momento y accede, así que Edwards termina con la niña y cuando por fin está a salvo se desmaya del dolor.

Eliza se mete en problemas

Al otro día, Katherine manda llamar a Eliza, Richard y Bailey para que le expliquen como se armó tanto desmadre. No entiende como tardaron tanto en encontrar a Stephanie. Bailey y Richard se miran y Eliza dice que a ella se le olvidó avisar sobre Stephanie porque estaba hasta los topes haciéndose cargo de los pacientes y ese es su trabajo real, cuidarlos. Así que estaba haciendo su trabajo. Además echa culpas fuera diciendo que Stephanie no hubiera estado en peligro si se hubiera seguido el protocolo.

Katherine le pide que se explique y Eliza le cuenta que Stephanie no tenía que haber trabajado ese día, sino haber asistido a terapia, que si Richard no le hubiera dado permiso de estar ahí estaría perfectamente bien. Entonces Bailey pierde los papeles y le dice que de haber sido así la niña estaría muerta.

Bailey se gira hacia ella y le dice que ya no hay espacio en su hospital para su forma de trabajar. Que se guía siempre por el protocolo y no se da cuenta de que cuando hay pacientes de por medio a veces hay que saltárselo. Que ella lo sabe porque la han enseñado bien y al hacerlo se gira hacia Richard. Yo sinceramente pensaba, que con lo que han estado hablando últimamente Richard saldría en defensa de Eliza, más que nada porque sí, es una pesada con el protocolo, pero hay otras cosas que el hospital ha mejorado bastante gracias a ella y él mismo lo había reconocido, pero en ese momento cortan la escena y ya no sabemos nada más.

Arizona quiere sexo con Eliza

Arizona se topa con Eliza en el pasillo y la invita a irse con ella a casa para «descansar», pero esa es la segunda del plan, porque antes quiere tener mucho sexo. Pero Eliza no está de humor básicamente le dice que tiene que empacar porque la han despedido y la rubia se queda con cara de WTF! Y así termina esta temporada de Anatomía de Grey para nuestra pareja.

No tengo claro si Marika volverá para la siguiente temporada, creo que lo han dejado así por si acaso surge la oportunidad, es lo único que se me ocurre porque no le encuentro mucho sentido a haber desarrollado esta trama para Arizona solo para cargársela. Claro que después de lo de Callie no es que Anatomía haya tenido sentido con básicamente ninguna de sus tramas. Creo que esta ha sido una de las peores temporadas de la serie, ya no solo por la trama lésbica sino por lo que han hecho en general con todos los personajes.

En fin que esta temporada me ha decepcionado en general. Espero que para la próxima nos den más alegrías lesbicanarias. ¿Ustedes qué piensan? ¿Creen que este ha sido el final de Eliza o concuerdan conmigo en que puede ser un medio timo y la volveremos a ver la siguiente temporada?