Seleccionar página

3 mini relatos lésbicos para alegrar tu viernes

3 mini relatos lésbicos para alegrar tu viernes

Lo que tengo y lo que no

No tengo dinero. No tengo joyero. No tengo miedos. No tengo viñedos. No tengo silencio. No tengo precio. No tengo trabajo. No tengo el Corazón con olor a ajo. No tengo un carajo. No tengo ni para gomina. No tengo la mejor de las tinas. No tengo rutina. No tengo la Vida en ruinas. No tengo Alma de gallina. No tengo toxinas. No tengo tiempo que perder en pamplinas. Cuando no tengo papel, escribo en cartulinas.

No tengo ropa costosa. No tengo carácter de celosa. No tengo asquerosa avaricia caprichosa. No tengo un jardín de rosas. No tengo aires de diosa. No tengo una cara preciosa. No tengo muchos “me gusta”. Por ello, no tengo que golpear mi ego con una fusta robusta. No tengo rota la cordura. No tengo otro camino que no sea la Escritura.

No tengo prisa; lo que sí tengo es mi inmortal sonrisa.

Buenos días

Verte dormir es tan pacífico como escuchar al océano soñando de madrugada. El ronroneo de tu cuerpo al recolocarse en la cama se me antoja igual de cálido que cuando el Sol estira sus rayos en el horizonte dando los buenos días al mundo. El conjunto que formas con ese momento es, sin duda, mi mañana favorita.

Quiero hacerte el Amor como si tocara el piano: primero te calentaría con caricias. Después te afinaría despacio y con calma hasta que estuvieras cómoda. Y por último conseguiría sacarte sonidos maravillosos.

Eres mi Amanecer preferido. Estás preciosa cuando el Sol bosteza su luz en tus ojitos. Buenos días, Cariño.

Lo que es y lo que no

No soy un paño de lágrimas, soy tu paño para las lágrimas alegres y las rotas.

No soy el hombro en que llorar, soy el hombro en que puedes llorar y el que siempre está dispuesto a escuchar las anécdotas que me convidas para participar.

No soy el cuerpo que corre detrás. Soy el cuerpo que corre a tu lado, que (se) corre contigo, que salta, brinca, juega y comparte sus momentos con tus instantes.

No es un “ten-recoge-cosecha-toma más”. Es un “para ti-para mí”, sin más.

Siempre es más cómodo gritar que educar, recibir que dar, escuchar que preguntar. El vacío que ese egoísmo deja es tan fácil de rellenar… Basta con pararte a pensar que a la otra persona le harás feliz si le preguntas ¿cómo estás? con sinceridad.

Sobre el Autor

Sara Levesque

Mi pasión siempre ha sido escribir. Empecé para superar una ruptura, a modo de terapia. Como no lo conseguí, permanecí agarrada al lápiz, por si las moscas. Soy audioprotesista. Es un buen trabajo para ganarse la vida. Escribir, en cambio, es lo que me mantiene viva. www.bohemiateadoro.wordpress.com es mi web, por si quieres leer más.

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies