Seleccionar página

3 mini relatos lésbicos para alegrar tu viernes

3 mini relatos lésbicos para alegrar tu viernes

Medias tintas

Chica de mis sueños, voy a ponerte en situación:

Un relato en el que se lee la verdad sin maquillar.

Una novela que es una herida tratando de sanar.

Un poema que es aprendiz de tu manera de recitar.

Descubrí el estilo menos doloroso para hablarte. Son las palabras escritas desde el corazón herido de una joven con alma de poeta maldita, o una maldita poeta con el alma joven. Tropecé con este método de confesión antes de que la locura del silencioso amor perdido pudiera conmigo. Esta costumbre abarrota mis días huecos. Y sobrevivo acariciando las letras en las que una vez tú y yo nos unimos.

No se trata de una verdad a medias. Tan solo es una doble mentira.

 

¿No lo ves?

Tropiezo una y otra vez con tus ojos. Me caigo de boca en su mirada, y acabo perdida entre tonos oliva y pardos. La mezcla de colores de esa gama es tan incoherente que puedo permitirme el lujo de unirme a la locura, perdiéndome para siempre en ellos sin parpadear. Agarrarme a tus pestañas, que son el último sustento que me queda para mantenerme en pie. Nadar cuando lloren, de risa o de pena, pero siempre dentro de ti. Tus ojos son especiales, como tú.

 

La noche en que te vi marchar

dejé de vivir y empecé a soñar.

Por mucho que me intenté engañar

me dije: “basta, no llores más”.

 

Si me queda camino por andar

quiero recorrerlo sin más pesar.

Tu recuerdo no hace más que flotar

en mi forma de pensar.

 

Una mujer, otra tal vez y otra más

no bastan para olvidar

el dulce brillo de tu mirar.

Que nunca me ha dejado de hipnotizar.

 

Preguntas sin respuesta, sin importar,

aún así me logras inspirar.

Nunca te he dejado de amar.

¿No lo ves en mi mirar?

 

De abismo en abismo

Siempre tengo muy presente tu boca, que nunca he acariciado. Me obsesiono y la idealizo sin remedio. Cuando pienso en ella me toco con el corazón los filos de mis labios. Lo bueno es que tú tampoco alcanzaste la mía, y eso lo hace todo más soportable.

Aunque me duele reconocerlo a destiempo, te quería. Y aunque es de lo más inoportuno, traigo cada madrugada tu sonrisa hasta mi cama para ser capaz de soportar los lunes por la mañana, los viernes que no vienes y los domingos que no compartes conmigo.

Afirmo que ya no sufro por ti, pero la procesión va por dentro. En ese abismo me asesina tu recuerdo sin pararse a pensar que sus acciones están mal.

Sobre el Autor

Sara Levesque

Mi pasión siempre ha sido escribir. Empecé para superar una ruptura, a modo de terapia. Como no lo conseguí, permanecí agarrada al lápiz, por si las moscas. Soy audioprotesista. Es un buen trabajo para ganarse la vida. Escribir, en cambio, es lo que me mantiene viva. www.bohemiateadoro.wordpress.com es mi web, por si quieres leer más.

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies