¡Madre mía señoras! Lo que se nos ha venido encima con el sexto episodio de The L Word Generation Q ha sido increíble. La alegría que he sentido mientras veía el episodio probablemente fue normal, pero sé que este es un espacio donde puedo decirlo sin pena porque ustedes seguro que estaban igual. Así que no me voy a enredar en la introducción porque hay mucha chicha de la que hablar.

Empezamos el episodio con Bette lidiando con las consecuencias de haber empujado al marido de su ex amante. Suena feo dicho así ¿no? Pues imagínense si son una política en campaña para ser la nueva alcaldesa. Es el tipo de cosas que destruye carreras y nuestra protagonista lo tiene más que claro.

Alice, Shane y Bette en The L Word Generation Q

Sabes que la has líado muy parda cuando Alice se enfada contigo

Además, si aún no estaba suficientemente hundida, el enfado y sobre todo la decepción de Alice hace que se sienta todavía peor. Y no es por nada pero yo entiendo a Alice, porque ella la defendió en público, en su programa y puso su reputación por delante. Todo esto mientras Bette mentía con todos sus dientes no solo a los demás sino a ella misma. Por si fuera poco, Shane lo sabía también y eso hace sentir a la rubia doblemente traicionada. Tanto que se va enfadada de la casa.

Lo bueno es que el hombre no ha muerto, pero sí está herido y a saber qué va a pasar ahora porque si hay algo que tenemos claro es que Bette no le cae muy bien que digamos y está buscando hacerle daño de alguna manera. Angie también está bien, se ha quedado a dormir con Jordi para alejarla de la situación. El único problema que hay es que ese día es su exámen de conducir y obvio que Bette no puede llevarla. Pero Shane de inmediato se apunta a acompañarla para solucionar el asunto.

Igual en ese momento la presión puede con Bette Porter (que ya es decir) y la mujer se rompe y decide que abandona la campaña. Shane le dice que la apoya en cualquier decisión y Dani intenta impedirle salir por la puerta y le pide que se tome un momento, pero ella está decidida así que abre con fuerza la puerta de su casa y se topa con esto:

Tina Kennard en The L Word Generation Q

¡¡¡¡¡TIIIIINNNNAAAAA!!!!

No se pueden ni imaginar el subidón loco que me entró cuando vi a la mismísima Tina Kennard aparecer en la puerta de Bette Porter. Ese fue el momento en el que descubrí que mi shipper interna jamás descansará porque mi yo «Tibettera» renació más fuerte que nunca y me di cuenta de que jamás abandonaré el ship, por más que no vuelvan a estar juntas. ¡Tibette forever! No sé ustedes pero todos mis sueños se volvieron realidad con esta reunión. Ya puedo morir en paz. Pero volviendo al episodio, Tina le dice a Bette que Angie la llamó y la morena se queda como todas nosotras: pasmada.

Finley y Tess en el bar

Cuando la jefa te pilla con las manos en la masa

Para darnos un poco de espacio para que el corazón se nos recupere de la sorpresa y absorber el momento, la serie decide cambiar en ese momento de escena. Así que vemos a Finley y Tess despertando de la super borrachera con una resaca tremenda. Tess está fatal porque le ha llegado el momento de iluminación mental en el que se da cuenta de que la liado muy parda. Ha recaído, se ha acostado con alguien en su lugar de trabajo y encima todo el bar está hecho un desastre.

Finley por su parte no tiene ni idea de la gravedad del asunto y se va a servir otras dos copas y justo entonces entra Shane que las agarra a medio vestir, ultra resacadas y con bebidas en la mano. Obviamente está super descontenta con la situación y de inmediato le hace saber a Tess que es una ofensa que podría merecer el despido. Que no digo yo que no sea verdad, pero no sé por qué me siento ultraprotectora con Tess y quiero que Shane le baje una rayita o dos a su plan de «soy la jefa». ¡He dicho!

Al final Shane le dice que arregle el desaguisado en el bar y lo dejen así, con lo que por ese lado las cosas están solucionadas, pero queda el temita de la bebida que estoy segura de que traerá mucha cola.

Tibette en la cocina

¡Tibette!

Volvemos a la sala de Bette para ver a Tina preguntarle por la obra de teatro de Angie algo que las dos aprovechan para echar el chal sobre Jordi. Bette está preocupada, no le gusta del todo para su niña, pero su ex (ais me dolió escribir esto) le recuerda que se van a sentir así con todo el que le eche ojo a su bebé.

Otra cuestión que tiene a Bette sin dormir es la cuestión del sexo. ¿Será que su misifusa y Jordi le están dando vuelvo a la hilacha? Pero para su tranquilidad, Tina le dice que nanay de la china ni siquiera se han besado todavía, así que nuestra futura alcaldesa respira profundamente y dice que por lo menos eso no lo destruyó. Momento que Tina aprovecha para causarme un ataque cardiaco apretándole la mano y recordándole que es una madre excelente.

Tina entonces le pregunta si quiere contarle lo que pasó y Bette le hace un recuento de la situación explicándole con pelos y señales. Necesito decirles que me encante este momento porque cuando se trata de Tina, Bette no tiene reparo alguno en abrirse por completo y mostrarse vulnerable. Y como la química entre Jennifer Beals y Laurel Holloman sigue intacta, la dinámica que tienen de personas que se conocen de toda una vida es totalmente creíble. Al menos desde mi punto de vista.

Yo no sé si son mis ojos tibetteros, pero un segundo en el que vi la química flotar a tope y pensé que en algún momento podrían besarse. Porque convengamos en que en este tema no soy absolutamente nada objetiva. Pero el momento se rompe porque Tina recibe una llamada telefónica y por la cara de Bette y la reacción de Tina, sabemos que es la persona con la que está actualmente.

Finley y Sophie hablando

Este salami me habla más que Dani

Cambiamos de escenario para ver a Sophie maltratando un salami. La mujer está haciendo unos bocadillos mientras que reniega porque Dani se fue otra vez sin hablar con ella y la tiene hasta la coronilla. Finley piensa que es porque Dani es como su madre, super hot pero fría como un témpano de hielo. Es algo que no tienen en común porque a Finley le encanta hablar con Sophie, siempre y cuando no se trate de como la regó con la ministra.

Y hablando de Dani, la mujer está teniendo un mal día, eso de girarle la noticia de Bette a la prensa para que sea algo positivo está complicado. Encima Pierce, el asistente de Bette, está cabreadísimo porque él no tenía ni idea del tema de Felicity y todo este asunto le ha tomado por sorpresa. La decepción por lo que ha hecho su jefa se le nota en la cara, con esta acción siente que Bette es como todos los demás políticos y ha perdido su iniciativa y dedicación.

Dani intenta animarlo de nuevo recordándole lo genial que es Bette:

Tienes razón en estar enojado, pero no puedes negar que ella es especial. Ella es inspiradora, a mi me inspira todos los días. Nunca he me he sentido así con ninguna otra persona. Sé que puede ser difícil para ti verlo ahora mismo, pero ella vale la pena.

Oh Shit! La cara de Pierce no lo dice todo. Ese es el momento en el que decide dejar la campaña y no sin antes desearle a Dani suerte, porque sabe que se ha pillado por Bette y viendo lo que él ha visto sabe que el futuro es incierto y amargo para ella.

Angie, Shane y Quiara

Y hablando de Porters, Angie por supuesto que ha pasado su examen de conducir y ahí están Shane y Quiara para echarle miles de porras, hacerla la niña más cool del planeta y prestarle el coche para manejar a donde ella quiera porque ella lo vale. ¿Dónde se consiguen tías así me pregunto?

El peligro de tener un trío es que te puedes encontrar con dos mujeres cabreadas contigo

Alice por su parte sigue sufriendo por todo el tema de la mentira de Bette, pero ahí están Gigi y Nat para llevársela a comer a un sitio bonito y darle todo su apoyo moral. Eso sí, son sinceras, así que cuando Alice asegura no ser muy cotilla las dos la miran con cara de ¿en serio?. Eso sí, igual le dan cariñito, tanto que una mesera se acerca a decirles que le hacen recordar a sus amigas. La cara de Gigi es épica y le responde que no son «amigas» y la mesera flipa porque le encanta el programa de Alice y esto es chisme caliente. Las que no se quedan nada contentas son Alice y Nat.

Tina y Bette hablando en la cocina

Volviendo a Tibette, las chicas están felices como lombrices porque Angie acaba de pasar su exámen, así que las dos recuerdan con cariño sus intentos fallidos por intentar enseñarle a conducir y todo es buen rollito. Al menos hasta que Tina saca la espada samurai y le dice a Bette que le hace ilu verla dándole a Angie todo el espacio que necesita para crecer porque eso no es algo que le salga naturalmente. ¡Auch!

Bette pone cara de: «No entiendo de lo que me hablas soy perfecta» y Tina le recuerda que, cuando estaban juntas Bette ocupaba absolutamente todo el espacio de la relación y ella no tenía hueco ni para respirar. Algo que era totalmente cierto en las primeras temporadas pero que yo creí que habíamos resuelto después de su reconciliación en la quinta temporada, pero aceptemos pulpo como animal de compañía.

Igual con todo mi amor por delante, como que no es el momento Tina de mis amores, que la cosa está muy liada como para recordar el pasado. Ahora que Bette cuando Tina le da cuerda siempre responde. Y si ella recuerda lo asfixiada que estaba Bette tiene una fotografía a color de ese momento en el que no fue al funeral de Kit.

Tina y Bette discutiendo

Bette: Pudiste haber venido por lo menos al funeral.
Tina: Hubiese hecho las cosas mucho más difíciles para ti. Estaba intentando protegerte.
Bette: ¿Cómo ibas a protegerme así?
Tina: Acabábamos de divorciarnos, apenas me había ido. Hubiera sido muy confuso si hubiera estado ahí.
Bette: Esa es una excusa de mierda.
Tina: Necesitábamos ese espacio.
Bette: Tú necesitabas ese espacio.
Tina: Yo necesitaba ese espacio.
Bette: Debiste haber estado ahí. Yo creía que tú eras mi familia.

¡Ay mi corazoncito! Ya no recordaba lo duro que era ver a estas dos discutir. Y aprovecho para decir, sin que siente precedente, que no entiendo esa decisión de Tina. ¡No tiene ningún sentido! Lo del espacio sí, porque todas tenemos claro como es Bette, así que, Tina decidiera que necesitaba marcharse e incluso divorciarse de Bette para poder crecer lo entiendo. Ahora, que no fuera al funeral de Kit no. Básicamente porque Tina amaba a Kit. Siempre se llevaron bien y eran amigas y cuñadas más allá de la relación que tenía ella con Bette. Además, Kit es la tía de Angie. No sé, esa decisión no me ha cuadrado para nada con Tina…

Pero volviendo al episodio, podemos ver perfectamente en la cara de Bette que le tiene guardado ese recibo a Tina y que es de los grandes. Además, Tina lo entiende así, porque cuando Bette se va se queda con un gesto que nos hace entender que se arrepiente muchísimo de haber tomado esa decisión y le gustaría haberla cambiado.

En otro lado de la ciudad, Finley extraña a Rebecca y se pregunta si está demasiado dañada como para poder tener una relación. Sophie la consuela y le ofrece irse de marcha esa noche para levantar sus espíritus. Así que ya tienen plan.

Angie decidió que el camino de su vida la llevaría a Jordi. Y ahí, afuera de su puerta le pregunta a Shane cómo es posible saber si una está enamorada. ¡Awwwwwwwwwww! Shane no sabe cómo explicarlo, así que Quiara entra en acción y le dice cuenta la historia de cuando ella y Shane se conocieron. Le dice que ella supo que la amaba porque a pesar de ser una persona que generalmente es demasiado privada, no podía evitar querer que Shane lo conociera todo de ella.

Además, como es muy intuitiva, le cuenta que lo que más le costó fue decírselo porque tenía miedo, lo que ayuda a que Angie se abra y comente que está enamorada de Jordie pero le da mieditis aguditis que le diga que no. Tanto Shane como Quiara la animan a decidirse y le dicen que en cualquier caso ellas estarán ahí para apoyarla.

Jordie y Angie besándose por primera vez

En el momento más dulce de la serie hasta el momento, Angie se le declara a Jordi con los nervios a flor de piel pero valiente como su mami B. Y para suerte de nuestros corazones Jordi siente lo mismo y todo es bonito y rosa por una vez en esta serie. Shane y Quiara aplauden en el fondo haciendo que las dos mueran de penilla y ¿se pueden creer que hemos visto el primer beso de Angie? ¿Ese pequeño bebé que apenas caminaba hace unos años? Awwwww ¡cómo crecen! Además me gusta la idea de ver tres generaciones de lesbianas en la serie.

Con la emoción del momento Shane decide que sí, que quiere tener el bebé con Quiara y no sé yo si eso va a salir muy bien, pero asombrosamente shippeo su relación. Me cae muy bien Quiara, vamos a ver si Shane no se arrepiente dentro de dos días de la decisión.

El sexo es maravilloso pero los pleitos son épicos

Sé que alguna gente no ve la química, pero yo me parto con estas tres. En serio, me encantan como ¿trío? ¿Triplete? ¿Triada? No sé cuál es el término adecuado en estos casos. Si alguien del público lo sabe que me lo cuente que aprender siempre está bien. Dicho esto, el pleito en el coche está que arde.

Gigi va manejando agresivamente para expresar su cabreo. Nat va a agarrada con todas las uñas mientras se queja y Alice intenta mediar sin demasiado éxito. En una esquina tenemos a Gigi que no quiere esconder su relación a nadie en este mundo, Nat que no quiere contárselo a nadie de momento y Alice que no sabe lo que quiere.

Gigi: Anoche, cuando nos tomamos de las manos, ¿qué significó?
Nat: Significó que podemos tomarnos de la mano en la oscuridad.
Alice: Vale.
Gigi: No. No me interesa volver a meterme en el clóset.
Nat: ¡Oh por las diosas! ¡Nadie te está pidiendo que lo hagas?
Alice: Técnicamente sí que le estás pidiendo que vuelva a meterse en clóset.
Nat: ¡Un clóset gigantesco con espacio para tres adultos!

También shippeo esta situación, aunque presiento que pueden estar cerca del drama. Pero ojalá hagan algo diferente y nos presenten una historia divertida entre las tres.

Finley y Tess hablando

Como el único bar lesbicanario en la ciudad es el «Dana» (Crying in lesbian), Sophie y Finley terminan ahí, lo que hace que se encuentren con Tess. Como Tess es una chica sin pudor y de armas tomar pone manos a la obra y le hace gestos para que vaya a hablar con ella. Así que Finley echa un flan se acerca, pero Tess está bien, solo fue sexo sin más entre amigas y no pasa nada.

Tess: ¿Te habías acostado antes con una amiga?
Finley: No, por lo visto solo me acuesto con extrañas y sacerdotisas.
Tess: Pues solo es divertido si no te portas rara el día después.

Finley por supuesto, se porta rara, pero porque no sabe cómo actuar y eso le hace mucha gracia a Tess que es un amor. Así que todo bien entre ellas. ¿Lo único malo? Que vemos a Tess servirse un trago y eso tiene malísima pinta. ¡Hablale a tu madrina Tess! No caigas de nuevo por favor que me encanta tu personaje en la serie.

Sophie y Finley borrachas

¿Borrachas nosotras? ¡Naaaaaaaaa!

Sophie y Finley siguen con los tragos y las confesiones. Sophie por ejemplo quiere que Dani le diga de vez en cuando que está guapa. Porque ella tiene ojos y Bette Porter es muy guapa. ¿Qué relación tiene esto? No mucha, pero como las cosas no van bien últimamente Sophie se siente insegura y Dani anda entre mujeres muy guapas.

Shane interrumpe para informarle a Finley que Quiara está por mudarse al departamento y quieren vivir solas, así que le toca mudarse en una semana. Finley empezaba a sufrir pero Sophie piensa que es genial porque así puede vivir con ella y ella necesita a una amiga en estos momentos. Mmmm ¿soy yo o huele a triángulo de las bermudas y no por donde nosotras creíamos?

Por si eso fuera poco luego las dos se van a la pista de baile donde aprendemos que el ritmo y Finley no se llevan muy bien pero igual es lo suficientemente divertida y genial para que durante un momento sus ojos conecten con los de Sophie y salten chispas, pero una sacudida de cabeza despeja la situación y de momento todo bien.

Igual el peligro es inminente porque de camino a casa Sophie le suelta un «Eres lo mejor de mi día» y si tu mejor amiga es la mejor parte de tu día en lugar de tu prometida las cosas no van por buen camino.

Angie y TIna conectando

Luego vemos una de mis escenas favoritas del episodio porque tenemos a Tina y Angie conectando a solas y también tienen mucha química juntas. Realmente parecen familia. ¡El casting de Angie es genial! Mama T está orgullosa de su peque y aprovecha para decirle que la extraña muchísimo y siempre. Así que Angie se abre también y le pregunta por qué tiene que extrañarla cuando podría estar ahí. Y no lo hace con malicia, ni resentimiento, es una pregunta honesta.

Tina: Me tomó mucho tiempo darme cuenta de quien soy en realidad. Conocí a tu mamá cuando era muy joven. Nos enamoramos y eso fue hermoso. Pero de alguna manera me perdí. Y creo que no hubiera podido encontrarme a mí misma si no me hubiera marchado…. Quería que tuvieras dos madres completas. No una madre y media. Y yo me sentía como media persona. Lamento muchísimo que eso significase que tengo que estar tan lejos de ti. Porque tú me haces más feliz que nadie en este mundo. Y te extraño, te extraño todo el tiempo.

Awww. Me gustó mucho la manera en la que Tina habla con Angie y le explica la situación. Y también me encanta que Tina evite todo drama cuando habla con Angie respecto a Bette, porque si hay algo que están haciendo genial estas dos es criar a su hija en un ambiente de respeto, buen rollito y respeto mutuo que no pone a Angie en situaciones precarias con ninguna de las dos. ¡Bravo por eso!

Volviendo al episodio, Tina aprovecha para preguntarle a Angie si la llamó porque la extrañaba, pero la peque le dice que no, que ella está bien. La llamó porque sabía que Bette la necesitaba. Angie aprovecha para contarle que besó a Jordi y Tina se muere de la emoción. Es una escena muy bonita.

Ya en casa, el pleito entre el trío sigue con todo.Tanto que Gigi decide pirarse y besar a Alice pero no a Nat para puntualizar con quién es el enfado. Ya a solas, Nat y Alice platican bien sobre la situación y Nat se confiesa: esto de volver a tener una relación con Gigi le despierta muchos sentimientos. Hay muchos positivos como deseo, cariño y afecto y otros super negativos como rencor, dolor de estómago y ganas de matarla. Es lo que tiene involucrar a tu ex mujer en tu nueva relación.

Alice la escucha con paciencia y cariño y le dice que la entiende. Y que además sabe que tiene miedo de liar su relación, pero también sabe que le importa y ella no es celosa, así que el hecho de que esté enamorada de Gigi no le hace sentir menos, así que le da libertad para tener todos esos sentimientos porque no le van a afectar de ninguna manera. ¿Será la práctica igual que la teoría? No tengo ni idea, pero ojalá que sí porque me encantan.

Ya en la cama, las chicas se encuentran con que los niños les dejan un recadito a cada una incluida Alice. Lo que nos dice que ellos no tienen ningún problema con tener tres madres que se aman. Eso sí, casi muero de risa cuando vi que titularon el de Alice como M.Alice. Ellos intentaban decir mamá Alice pero leído suena a «Malicia» jejeje.

Volviendo a Bette, Dani le comenta que el tipejo que empujó ha decidido que si ella se disculpa no pondrá una demanda. Bette le pide amablemente que le responda que se vaya mucho a &%$%& a su querida madre. Dani entonces le da otra opción: dar un discurso épico que salve su campaña. Y como a Bette eso de disculparse no le va y encima tiene razón en no hacerlo porque el tipejo atacó a su hija primero discurso que te pego.

Bette sale y le cuenta al mundo lo que ya intuíamos. Que Kit murió de una sobredosis porque alguien le recetó opiáceos y al ser una adicta en recuperación se enganchó y ya no pudo salir. La morena dice que habló con su familia y le pidieron continuar así que hará todo y más por cambiar el sistema que le falló a su hermana.

Tina, Bette y Angie descansando

Mis sueños hechos realidad

Luego vemos a Dani llegando a casa y encontrándose con una Sophie pasadísima de copas reclamándole que le hable de su día. Dani ha tenido obviamente un día de perros, viene nefasta a casa y no tiene ganas de lidiar además con su novia borracha así que le dice que en otro momento. Pero Sophie está hartísima de que Dani se cierre en banda y la situación escala hasta que las dos se gritan muchísimo y me asusta la situación. Tiene mala pinta por donde va girando todo entre las dos.

Igual tengo que decir que estaba siendo un poco más team Sophie porque es verdad que a Dani le cuesta bastante hablar de sus sentimientos y compartir con la persona que es en teoría el amor de su vida sus problemas. Y no me parece lógico que parezca muda cuando está con Dani y luego vaya y le suelte todo a Bette, alguien que conoce hace medio día. No sé es raro.

Pero en esta escena, creo que Sophie está mal porque no puede pretender hablar borracha con Dani de algo que sobria no le sale. Y desde luego no era el mejor momento para sacar la plática. Estas dos van a tronar como chinampinas. Solo espero que sea antes de que se líe con Finley porque estoy harta de las historias de cuernos.

Tibette abrazándose

Nuestro episodio termina con Tina despidiéndose maletas en mano para volver a su nuevo hogar.

Tina: Si necesitas cualquier cosa estoy aquí.
Bette: Gracias…
Tina: Soy tu familia. ¿Lo sabes verdad?
Bette: Sí, lo sé.
Tina: Te quiero
Bette: Yo también te quiero.

Tina abraza a Bette y esta cierra los ojos porque la oleada de sentimientos que se le vienen encima parece más bien un tsunami. Y cuando Tina va a separarse, Bette la abraza más fuerte y le pide por favor que se quede.

¡Aghhhhhhhhhhh no puedo con mi corazón tibettero! ¡Por favor! Estas dos tienen que estar juntas siempre. Roguémosle a las diosas que Laurel quiera regalarnos más tiempo por favor que yo las necesito juntas. Y así señoras terminamos con este episodio. ¿Cómo han vivido la sorpresa? ¿La han disfrutado tanto como yo?

Tráiler del séptimo episodio de The L Word Generation Q

En el siguiente episodio de The L Word Generation Q. ¡¡¡Tina quiere encontrarse con Bette a solas!!! Ais que hiperventilo. ¡Que alguien me agarre por favor! Shane y Quiara van a escuchar el corazoncito del bebé (no drama please), Gigi y Nat van a tener un encuentro cercano del tercer tipo sin Alice y a saber como van a reaccionar todas y Sophie sigue sufriendo en soledad porque Dani está a lo suyo. ¡Que ganas!

Curiosidades sobre este episodio

Obviamente el tema de la semana fue el regreso de Laurel Holloman a la serie. Una sorpresa que le ha gustado a prácticamente todo el mundo (hay algunas que no pero son pocas) y que ha llenado de felicidad tanto a los fans como a las actrices de la serie. Échenle ojo a estas fotos que posteó Jennifer Beals en su Instagram.

View this post on Instagram

FINALLY. #thelword #thelwordgenerationq #family

A post shared by Jennifer Beals (@thejenniferbeals) on

Además las dos se dedicaron a dar entrevistas en las que dijeron cosas tan geniales como estas.

Laurel hablando de Jennifer en THR:

Tengo otra carrera y han pasado ocho o nueve años desde la última vez que actué. Pero sabía que si iba a volver a actuar, Jennifer sería la mejor red de seguridad del mundo. Fue surreal. Fue como subirte en la bicicleta de nuevo sabiendo que tienes a tu compañera contigo que va a cuidar que no te caigas. Hay algo sobre estos personajes que está en nuestro ADN y que hace que los momentos sean verdaderos.

Laurel hablando de Jennifer en The Advocate:

Creo que la química es como un rayo en una botella. Es algo que nosotras tuvimos desde el primer minuto en el que estuvimos juntas. Luego creció y se convirtió en respeto mutuo por lo que queríamos que mostrar en esta relación. Lo que me encanta de trabajar conJen es que a ninguna de las dos nos importa que las cosas sean complicadas. No nos importa enseñar aspectos de nuestros personajes que pueden no gustar. Queremos enseñar todos los colores y sombras, y tienes que profundizar para poder hacerlo.

Jennifer hablando de Lauren en THR:

Es maravilloso tener una compañera de escenas a la que puedes simplemente mirar y no necesitas palabras, porque has vivido con ella una historia. Aunque la historia sea imaginaria, es una historia que se siente real. Tener a Lauren de vuelta como pareja de escena fue un sueño hecho realidad. Pasamos por muchas cosas (en la serie original) que fueron tan intensas, tan felices y dolorosas. Así que simplemente estar en una escena con otra persona con la que has vivido tantas cosas fue una delicia como actriz.

Además, estoy segura de que todas nosotras nos estamos preguntando si esto fue una aparición para nunca volver atrás o si hay una mínima posibilidad de que nuestros sueños tibetteros se hagan realidad algún día. Pues bien, por lo visto esa posibilidad existe y ellas la tienen muy clara:

Jenifer: Tiene que haber más Tina! Es demasiado importante para la historia. Yo, como productora, intentaré robarle tanto tiempo libre a Lauren como me sea posible para poder contar la historia, porque es crucial.
Laurel: Lo es. Es una historia interesante. Yo soy una romántica empedernida, así que espero que encuentren una manera de estar juntas. Pero todas las cosas tienen que ganarse. Tenemos que descubrir más sobre quién es Tina ahora, qué está haciendo y lo que está pasando.

¡No sé ustedes pero yo estoy listísima para descubrirlo.!

Además, si vieron la serie original seguro que recuerdan esta escena:

Bette gritando

Seguro que hasta recuerdan el sonido exacto. Es de esas escenas que se quedan grabadas para siempre en nuestra memoria. Así que seguro encuentran divertido este homenaje que le ha hecho el nuevo reparto a la escena:

Vale, sé que las curiosidades me están quedando más largas que el episodio, pero ¿qué quieren? El hype me ha podido, así que todavía les voy a poner este vídeo de Tibette para que las que no vieron la primera serie tengan una idea de porque estamos todas hiperventilando.

Y por último. ¡Muchas gracias por los ánimos y los buenos deseos para Triska! Ya está en casita, la han operado de su cadera y ha perdido un ojito, pero está vivita y coleando. Siguen gustándole las golosinas y aunque le queda mucho para recuperarse tenemos esperanzas de que vuelva a caminar y siga viviendo su vida loca como siempre. Les manda un saludo a todas.

Triska sonriendo

Como en estos días está un poco más tranquila, creo que podré ponerme al día con los resúmenes de The L Word que me han faltado. Así que esperen verlos por aquí en un futuro.