Seleccionar página

Relatos lésbicos: Silencio

Relatos lésbicos: Silencio

Silencio

Se me va a salir el Corazón por los ojos de tanto llorar en silencio por tu Amor.

 

En cada gota

Te amo en cada gota de lluvia aunque se te calen todos los huesos.

Te amo en cada gota del sudor de tu esfuerzo por tratar de conseguir todo lo que te propones.

Te amo en cada gota de tu llanto, sutil o histriónico, porque quieres aguantar y te da vergüenza que los demás vean que no puedes más, como si no tuvieras derecho a romperte de vez en cuando.

Te amo en cada gota de tu más íntimo sabor, me regocijo acurrucándome entre tu perfumado olor. Ahí estoy a salvo de cualquier dolor.

Te amo en cada gota del licor que nunca pruebas porque no bebes.

Te amo en cada gota de rocío con que amanecen las plantas porque tú eres Primavera.

Te amo en cada gota de salsa que te chorrea por el mentón cuando engulles la comida.

Yo no volveré a sentir sed porque me sacio con cada gota en la que te amo.

 

Felicidad muda, depresión y humor terapéutico

Eres como una quimera de oro porque mi mayor fantasía es cubrir por las noches mi cuerpo con tus cabellos dorados.

Estoy harta de huir de mí y mantener mi amor en conserva. Me arriesgaría a abrir la caja de Pandora para preguntarte si te apetece que tomemos el atajo de las baldosas amarillas y vayamos a cenar una sopa de ganso una noche cualquiera en Casablanca, por ejemplo, con la esperanza de que me dijeras que sí.

Por el camino podríamos recoger lo que el viento se llevó junto a la lluvia la tarde que nos despedimos bajo la pancita de sus nubes. La brisa se apropió uno de mis más robustos latidos y lo sigue zarandeando sin compasión en atrevidos remolinos, como guiado por un ángel de la calle. Si lo encontrara, podría meterlo de nuevo en mi Corazón y usarlo para revelarte con valor que quiero confesarte cada lágrima  que lloro por atesorar en silencio mi Amor. Seguro que esto te invita a pensar que soy adicta a vivir dentro de una gran ilusión, pero tengo una respuesta para ti: solo se vive una vez y, en lo que al Amor se refiere, ya no voy a seguir las reglas del juego, ya no sigo el guion.

Es cierto que puedo dar la sensación de que exploro con ahínco todos los horizontes perdidos, pero quizá algún día, de tanto mirar al infinito, podamos compartir el amanecer que buscamos en el mismo sitio, aunque dure solo una semana de veinticinco minutos.

Prefiero existir en un mundo en blanco y negro antes que seguir siendo la co-protagonista de una película muda. Cuando te miro, siento que el mundo marcha. Por eso afirmo que tú eres mi país de las maravillas, aunque no te llames Alicia.

Sobre el Autor

Sara Levesque

Mi pasión siempre ha sido escribir. Empecé para superar una ruptura, a modo de terapia. Como no lo conseguí, permanecí agarrada al lápiz, por si las moscas. Soy audioprotesista. Es un buen trabajo para ganarse la vida. Escribir, en cambio, es lo que me mantiene viva. www.bohemiateadoro.wordpress.com es mi web, por si quieres leer más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies