¿Fuiste una mujer lesbiana enfrentándote en soledad a la pandemia? Entonces muy probablemente te verás reflejada al menos un poquito en No hemos encontrado el producto. Un libro que te hará morirte de risa en una página y echar la lágrima floja en la siguiente. ¡Te va a encantar!

Si hay una experiencia que la humanidad entera tuvo en común, fue haberlo pasado mal en el confinamiento. Por mucho buen humor, positividad y esperanzas que uno tuviera, eso de estar meses sin salir apenas y tratando de evitar el contacto con todo el mundo, al tiempo que lo que más te apetecía hacer era conectar fue muy difícil para la mayoría.

Eso precisamente es lo que nos cuenta este libro, en el que podemos leer el diario de nuestra protagonista, una joven lesbiana cuya carta de presentación es robarse el papel del baño de su trabajo como venganza. Y es precisamente ahí, en el rollo en el que empieza a escribir un diario en el que cuenta lo que le va pasando día con día durante el confinamiento. No conocemos su nombre, pero sabemos que tiene un trabajo que le roba la salud y una novia a la que la pandemia le ha pillado del otro lado del mundo. Que hay una moto que se interpone entre ella y el amor de su vida. Y que piensa que el mundo es mejor cada vez que una chica se mete las manos en los bolsillo.

Podría parecer que va a ser un drama épico. Y sí, en ese diario hay momentos muy duros, días repetitivos que parecían ser solo uno que a todas se nos hicieron eternos. Horas de reflexiones sobre la soledad, una incesante necesidad de limpiarlo todo aunque, como dicen aquí en canarias, estuviera más limpio que La Patena y todas esas experiencias que fueron comunes a pesar de que las vivimos en soledad.

Pero lo que hace Diario de una lesboterrorista de cuarentena en Londres un libro bastante especial es que nuestra ansiosa protagonista, tiene un sentido del humor muy especial que te va a hacer recordar todas esas penas riéndote un rato. Porque no cualquiera consigue dormir con una paloma. Yo solo les adelanto eso.

Los besos y abrazos contagian, la gente muere de amor

El libro, para mi gusto, es una reflexión sobre los saltos mentales que tuvimos que dar todas para mantenernos medias cuerdas en uno de los momentos más extraños que hemos vivido como universo colectivo. Y creo que una de las virtudes más grandes que tiene la autora es la de saber reflejar perfectamente los estados emocionales de la protagonista en el texto. El libro es una especie de mapa que te transporta en un viaje directo a cada uno de sus momentos de ansiedad, a sus picos de euforia total, pasando por la depresión, la monotonía y ¿por qué no? un poquito de locura por las que va oscilando día con día.

No siento nada, la pena me ha inmunizado. La tristeza ha pasado de la cara hacia dentro, ya no me sale el llanto.

Es un libro lésbico poco convencional, en el sentido de que no sigue la formula arcaica y llena de tropos (que también nos encantan) de este género. Es algo totalmente diferente y se nota que detrás de su publicación está LesEditorial, que siempre se ha caracterizado por buscar salir y explorar temas muy variados con lo que publica.

Si tienes ganas de un libro ligero pero interesante, de esos que te lees en tres sentadas y te hacen disfrutar de un buen rato. Diario de una lesboterrorista de cuarentena en Londres es una excelente opción para tu biblioteca.

Producto no encontrado