Bienvenidas a un mini resumen más de NCIS: Hawai’i. Como no me gusta engañar al personal voy a empezar por decirles que lo de mini nunca vino mejor porque la historia entre Lucy y Kate en este episodio se resumen en tres minutos. Pero son tres minutos jugosos, así que tampoco vamos a quejarnos.

En este episodio el equipo tiene que descubrir quien está detrás de una banda de ladrones que se especializa en usar explosivos de los que hacen mucha pero que mucha pupa. Tanta que son bastante peligrosos y obviamente hay que detenerlo. Toda esta trama la puedo resumir en dos palabras: Los detienen.

Ahora vamos a lo que realmente nos interesa a nosotras que es la chicha lesbicanaria. Nuestras chicas se encuentran por primera vez en la oficina y por su conversación intuimos que no se habían visto desde el encuentro del episodio pasado. De hecho, cuando Lucy la saluda, Kate de inmediato le hace ver que no está ahí para buscarla a ella sino a su jefa.

Lucy la mira como diciendo: «¿En serio? Pues vale porque ni te creas que me vas a ver rogarte» y simplemente le dice que anda por ahí y prosigue su camino. Entonces Kate baja un poco la guardia y la detiene.

Kate: Mira… sobre la otra noche.
Lucy: ¿Sobre la junta del caso de terrorismo?
Kate: Sabes de qué otra noche estoy hablando.
Lucy: ¿Cuando te me tiraste encima?

Kate y Lucy coqueteando

¡A esto le llamo yo coqueteo puro y duro!

¡¡UFF!! Que calor ha entrado aquí de repente. Sobre todo cuando Lucy dice lo de «Te me tiraste encima» mordiéndose el labio inferior. Tengo clarísimo que Kate se le cayeron las bragas en ese mismo instante. Pero están en el trabajo y hay que disimular.

Kate: Lo siento, es que como tú misma me dijiste, no podemos volver a hacer esto.
Lucy: Vale
Kate: Tenemos que olvidar que ha pasado.
Lucy: Ya está hecho.
Kate: Lo digo en serio.
Lucy: Yo también.

Lucy se marcha enfadada y Kate se queda con cara de ganas de salir corriendo detrás de ella. Pero se aguanta como las meras machas.

Lucy y Kate en NCIS Hawaii

Al finalizar el episodio, Lucy quiere celebrar que han cogido a los malos malotes y que ayudó en todo lo posible a una de las testigos. Tanto que la ha invitado al cumple de su hijo. Pero su compañero está cansado y se va directamente a casa. Kate pasaba por ahí y se apunta a irse de copas con Lucy pero la morena le responde que nanay de la chinay.

Kate: Vale. ¿Qué problema tienes conmigo? Lucy: No tengo ningún problema. Tú me dejaste claro que no íbamos a ser amigas, o lo que sea que fuéramos. Lo que significa que no puedes venirte conmigo al bar. De hecho me das un poco de pena. Kate: ¿Te doy pena? Lucy: Sí, porque soy increíble y tú te lo vas a perder.

Y esta es la cara que se le queda a Kate después de escucharla.

Kate con la boca abierta

Lo peor es que tiene razón

Y así terminamos este episodio señoras. Lo dicho, salieron como medio segundo pero fue jugosito. Estas dos nos van a dar juego porque les digo yo que esto no se va a quedar ahí. Eso sí, tendremos que esperar a otro episodio para descubrirlo.