Seleccionar página

Pretty Little Liars resumen de episodio 2×11

Pretty Little Liars resumen de episodio 2×11

Escrito por: Desiderata
Soy incierta de nacimiento… casi invisible por tímidez, que no afloja ni con el paso de los años. Tengo treintaytantos y escribo a orillas del Tormes. Me gusta encontrar la felicidad en las cosas pequeñas de la vida, cosas que hace que la vida valga la pena. Tengo algunos defectos como lo de ser lectora, serie-adicta y buscadora compulsiva Y cómo diría Juan Gelman “Escribo en el olvido / en cada fuego de la noche / cada rostro de ti.”

Aquí estoy de nuevo para relataros las aventuras y desventuras de estas pequeñas mentirosas, tan hermosas las cuatro que a veces me olvido de mi terapeuta favorita (pero solo a veces eh?). El sufrimiento de Emily se prolonga en el tiempo (como el nuestro, ladies, porque no hay quien aguante que a Emily no le salga adelante ninguna relación). Así que si no tuvo suficiente con el masaje (anti-relajante) de la semana pasada en este capítulo hay más. Emily recibe un mensaje en su móvil que hace que se levante en medio de la noche y desaparezca. No lleva ni su móvil ni sus pertenencias. Hanna avisa a las chicas porque no sabe dónde puede estar Emily.

Pero Emily corre por el bosque como si no hubiera mañana mientras las chicas descubren que el mensaje que ha recibido de A- es una foto de Ezra y Aria: si consigue que Ella entienda lo que está pasando entre ellos A- dejará en paz a Emily. Emily se da cuenta en el bosque de que está preparada para hablar, pero no para hacerlo con cualquiera, queridas, está preparada para hablar con la doctora Sullivan, la terapeuta. Así que rauda y veloz se dirige a su consulta ¿y a quién se encuentra allí? Pues a las chicas, que han pensado lo mismo: están listas para hablar. Así que le cuentan a la doctora Sullivan que hay alguien que quiere hacerles daño, que A- está en todas partes pero que no saben quién es.

Anne Sullivan parece que está entre asustarse y alucinar con toda la historia pero como buena profesional que es, toma nota de todo y pregunta y pregunta sin parar. Después de esto las chicas hablan ya en el instituto sobre quién puede ser A- y si Jenna tendrá algo que ver con A-. Ya sabéis que siempre hay otras preocupaciones en las cabecitas de las chicas y hoy Hanna está dispuesta a mejorar las cosas con Kate. En realidad lo hace por su papá. Andan en estos temas cuando aparece la abuela de Hanna (que tiene un sentido del humor parecido al de su nieta ¿eh?). La abuela ha venido para la boda y estar en familia. Ya en casa Hanna su adorable abuelita intenta entender porqué su padre va a casarse con Isabel. Bueno, eso y que está consiguiendo sacar de sus casillas a la madre de Hanna.

En otro lugar de la pequeña ciudad de Rosewood Ella discute con su esposo sobre cómo están manejando el asunto del niñito asalta-casas y si le puede afectar que su tío tenga antecedentes de depresión. Justo en ese momento llega Aria pero su papá cree que no tiene derecho a opinar en este tema. Claro que la cosa no mejora cuando Aria y Ella intentan que Mike baje a cenar y la cosa acaba en forcejeo por un portátil y Ella asustada por el comportamiento de Mike. Ella no quiere que su marido sepa nada de todo esto, no quiere que Mike vaya a un psiquiatra que probablemente le recete pastillas para “esconder” sus sentimientos.

Toby anda trabajando todavía en casa de Jason cuando ve a Jenna en el coche de Garret. Cuando Toby se lo cuenta a Spencer ambos sospechan que Jenna sabe algo más de lo que puede parecer y que seguramente Jason y Garret han retomado su “amistad” por todo lo que están ocultando. Spencer no quiere que Toby se exponga a intentar descubrir en qué anda metida Jenna, quiere protegerlo ¿No son monísimos? ¿Los dos juntos? En el instituto hay una charla que da nuestra terapeuta favorita (ya sé, ya sé, es cosa mía, pero es que me he enamorado, pequeñas mías). Habla sobre todo lo que se puede hacer difícil en esos momentos.

Y aquí es dónde la doctora Sullivan demuestra ser bastante inteligente (aunque me temo que toda esta charla va a traer consecuencias) porque enlaza el tema de la presión de acabar el instituto con el tema de no sentirse seguro dentro de él. Habla de cómo el acoso o las amenazas puede influir en nuestras vidas y cómo el acoso se ha extendido al ciberespacio. Claro, las chicas ponen cara de “está hablando de nosotras” pero es que en esta escena vamos a ver las caras de todos los que han tenido algo que ver con nuestras chicas. Bueno, que han tenido algo que ver con acosos, amenazas, ataques y peligros varios: Jenna, Lucas, Mona, Noel…

Hanna cree que la doctora Sullivan solo ha hecho que empeorar las cosas pero las demás chicas le dicen que ella solo quiere ayudar dejando claro que todo puede ser investigado. En estas llega Jenna intentando intimidar a las chicas recordándoles que Allison era una matona como la que ha descrito la doctora Sullivan. Y aquí Emily se pone borde, creo que su paciencia se ha acabado. ¿Jenna es victima o verdugo? ¿Tiene algo que ver con el acoso que sufren las chicas?

El día del “ensayo de la boda” del padre de Hanna ha llegado y parece que Kate quiere arreglar las cosas con Hanna (he dicho parece ¿eh?). Ambas tienen que escribir el brindis para los postres y Kate está dispuesta a quitarle a Hanna su timidez con vodka. Sí, en plan cómplice y todo eso pero va animándola y animándola a que beba rápido. Mientras en casa de Hanna, Ashley y Emily tienen una cena tranquila y una charla interesante mientras recolocan todo lo que la ex-suegra de Ashley ha recolocado en la cocina. Emily cree que todo esto de la boda debe ser incómodo para la mamá de Hanna. Ashley no entiendo cómo Emily se queda en casa un viernes por la noche ¿Dónde está Samara? Si supiera que es la pregunta que muchas nos hacemos…

Y mi doctora Sullivan, tan valiente y asertiva ella, empieza a recibir llamaditas del estilo de A-, con una grabación de la conversación de las chicas. Bienvenida al mundo de A- y sus molestosas llamadas y mensajes querida Anne. La doctorcita llama a la policía desde su despacho porque está claro que la están grabando. ¿Y a qué no sabéis que aprendiz de policía acude al despacho? Pues sí, Garret está allí dispuesto a des-ayudar a la doctora. Garret es un chico curioso y solo quiere saber los nombres de las personas que estaban en el despacho cuando se hizo la grabación. Sullivan se niega a decírselos porque es información confidencial y además está indignada porque es la segunda denuncia que pone y ni caso que le hace la policía.

Ashley la mamá de Hanna parece que dijo algo que hizo pensar a Emily (quizá fue eso de que cuando la otra persona no está cerca de nosotros solemos maquillar su parte del diálogo y lo rellenamos y eso es algo que no nos favorece a ninguno). Así que Emily ha hecho una llamada y espera sentada en un restaurante impacientemente. ¿Habrá llamado a Samara? ¿Quizá a Paige? Quizá mi teoría del Triángulo de las Bermudas fuera demasiado estúpida y nadie desaparece en esta serie (para volver a aparecer tiempo después). ¿O será alguien que se perdió en la inmensidad de los campamentos militares? Sí queridas mías, esa sombra que entra al local es Maya.

La cosa es que seguramente Rosewood tenga lugares hermosos y recónditos para aparcar la vieja furgoneta de Toby y poder besar a Spencer como ella merece, pero no, Toby y Spencer están besándose enfrente de la casa de Jason. Y parece que hay alguien mirando desde una ventana. Spencer está harta de correr y esconderse así que va directita a casa de Jason. Y digo yo Spencer ¿no estabas mucho más a gusto dentro de la camioneta? ¿besándote con tu novio? Que no que te das de bruces con tu padre saliendo de casa de Jason. Sí, el que estaba en casa de Jason es el señor Hastings. Spencer le pide explicaciones pero solo recibe ataques hacia ella y hacia Toby.

Pero… pero… ¿qué estoy escribiendo? Si a nosotras lo que nos interesa es el encuentro Emily-Maya. Las chicas hablan y hablan de sus cosas. De cuando volvió Maya, de que los papás de Emily están en Texas. Maya bromea con que Pam ahora confía en Emily. Eso o es que tiene a alguien espiando (no será de parte de Pam, querida, pero lo mismo sí hay alguien observando). Maya se pregunta qué es lo que hizo que Emily llamara (lo debe decir por eso de que ella cortó el contacto y desapareció ¿no?). Emily le explica que cuando Maya tuvo que irse ella estaba en otro punto. Emily estaba asustada por muchas razones. Maya le pide que frene un poco y que se relaje.

Emily ya no está asustada pero hay otros en Rosewood que sí lo están. La doctora Sullivan anda a oscuras en su despacho, vigilando la ventana de vez en cuando mientras revisa los expedientes de las chicas buscando algo que explique lo que está pasando: Anne Sullivan descubre quién es A- pero no lo sabremos de su boca. Mike está asustado, no sabe qué pasa con él y tiene miedo. Pero hay una cosa que Aria tiene claro: no quiere tener que guardar más secretos. Así que habla con sus padres y les cuenta que sabe que Mike ha entrado en más de una casa.

Hanna no está asustada, pero porque está tan borracha que no sabe la que se le viene encima (porque ella está borracha pero Kate parece no estar nada borracha). Porque Kate lleva al baño a Hanna acompañada del vestido de la novia. Total que Hanna lo estrena vomitando encima del vestidito. Cuando intenta limpiarlo aparece su padre (Kate convenientemente se ha chivado de que Hanna ha estado bebiendo). Tom cree que Hanna ha hecho esto adrede. La única que apoya a Hanna es su abuela que termina descubriendo que Kate la ha emborrachado a propósito.

Cuando Spencer regresa a casa su padre le cuenta todo lo que le relaciona con la familia DiLaurentis. Necesitaban un abogado que cambiase la fecha del testamento de la abuela de Allison (la abuela cambio el testamento una semana antes de que desapareciera Allison). Los DiLaurentis no querían que Jason pareciera sospechoso de la desaparición de su hermana. Pero lo que se pregunta Spencer es ¿por qué su padre quebrantó la ley para cambiar ese testamento? ¿Qué tienen los DiLaurentis contra los Hastings?

Pero volvamos a lo que nos interesa. Emily está poniendo al día a Maya sobre a quién a conocido. Maya cree que ha vuelto justo a tiempo porque eso de salir con alguien que sujeta tu cabeza debajo del agua en una piscina no es muy lindo. Pero Maya, querida, si has tardado lo que no está escrito en volver y a Emily todo se le ha torcido. Así que no vengas con aires de salvadora que no cuela. Emily recibe una llamada de la doctora Sullivan (que parece que se ha olvidado de los micros en su despacho y habla abiertamente de todo). Anne Sullivan sabe quién es A-. Deben reunirse con ella en su despacho. Pero cuando las chicas llegan a la consulta la puerta está abierta pero no hay nadie.

Las chicas reciben un mensaje “La doctora está fuera. A-”. Poco después A- (esa sombra de negro con guantes y capucha en cualquier estación del año) se lleva los expedientes de las chicas y el micrófono escondido en una figurita. ¿Qué le habrá pasado a mi doctora Sullivan? ¿Se habrá deshecho A- de ella? ¿Me tocará sufrir sin ella en los próximos capítulos? Y lo que es más importante para nosotras ¿Qué sucederá entre Emily y Maya? Más en próximas entregas, ladies 🙂

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies