fbpx

Select Page

Agustina y Valeria: resumen final Los Vecinos en Guerra

Agustina y Valeria: resumen final Los Vecinos en Guerra

Muy buenas a todas, hoy les traigo el final el final de la pareja de Agustina y Valeria, ¿Terminarán bien? ¿terminarán mal? Seguro que algunas ya lo saben pero de todas formas acompáñenme y se lo cuento a las mas despistadas.

La madre de Agus se empieza a impacientar, porque ve que tiene a la novia de su hija metida en casa y ni siquiera se esfuerza por buscar un trabajo ni nada y la señora se lo hace saber. Valeria como sabe que tiene razón le promete que intentará buscar uno lo antes posible. Me encanta la magia de las series porque al día siguiente ya lo ha encontrado. Su trabajo consiste en limpiar coches, eso sí, no va sola porque su novia la acompaña. Así que ya saben como son a veces esos lugares, todo lleno de hombres y encima cayéndosele la baba mientras miran a nuestras chicas pasarle agua y limpiarlos. Ya sé que nunca superaran a Bo en la forma de lavar el coche pero bueno, son más jóvenes, ya cogerán más experiencia.

Los vecinos en guerra

En todos sitios hay un baboso que no deja vivir y en el trabajo de las chicas también lo hay. Se fija en Agus y se la pasa el día coqueteándole, hasta que la rubia le para en seco diciéndole que ella está con Vale y no va a sacar nada con ella. ¿Y saben el dicho de que cuando se te cierra una puerta, se abre una ventana? Pues eso pasa en este caso porque ante la negativa de Agus empieza el coqueteo con Vale, y claro, ya sabemos como es la morena pasa lo que pasa…

Agustina y Valeria

Así que un día que las chicas no van a trabajar el baboso se les presenta en casa y Vale termina besándolo de nuevo. O sea, se necesita a un psicólogo para entender el comportamiento de la morena. Pero claro, ya se saben que tarde o temprano la verdad sale a la luz y Agus termina pillándolos. Le dice de todo menos bonita y que no la quiere ver más, a Vale se la ve bien afectada por la situación, pero claro, ¿Qué esperaba?.

A la mañana siguiente ya tiene Agus a la morena en la puerta de su casa. Se ve a Vale muy afectada y entre lagrimas le pide que la perdone, le dice que no sabe que le pasó, que era guapo, se le acercó y no pudo evitarlo (Vale se colma cada vez que habla). Dice que no siente nada por el chico y lo que siente por ella no lo sintió por nadie, pero la otra, dura como el acero no le acepta las disculpas y le dice que recoja las cosas de su casa porque se va a la de ya y eso mismo es lo que sucede.

Los vecinos en guerra

EL surrealismo llega ya a límites insospechados y el baboso se le presenta en casa y le dice que vaya con el a ver a Vale porque está muy mal. La chica al final como es débil de espíritu acepta.

Vale: Por favor, perdóname. Estoy hecha mierda, no puedo mas. No te vayas…
Agus: Estoy acá.
Vale: ¿Hay alguna posibilidad, una, de que me perdones?

Pero toda esa burbuja de amor que se crea en un momento termina cuando ambas se besan y el baboso hace una broma (de muy mal gusto), les pregunta si quieren hacer un trió, en mala hora a la morena le sale una sonrisa ante el comentario porque Agus se piensa que los dos se están riendo de ella en su cara y se va de allí enfadada de nuevo. Y ahí no se acaba todo, porque Vale no se da por vencida y se presenta en casa de la rubia. Le dice que nunca había estado con una chica y necesitó estar con un chico para confirmar lo que sentía por ella, a lo que la otra le responde que ella no necesito estar con nadie para saberlo (Zasssss, en toda la boca). La otra quedándose sin argumentos le dice que es muy posesiva y la ahogaba. Entonces nuestra rubia termina perdonándola pero le aclara que no volverá con ella, la otra con saber que no la odia lo da por bueno y se despiden con un beso.

Los vecinos en guerra

Y empiezan una nueva etapa, la de la amistad. Bueno, aunque poco les va a durar, porque Vale no para de pedirle una nueva oportunidad, y asumamos que la rubia es débil y en cualquier momento cae en la red. Además la morena le propone irse de mochileras por todo el país cuando termine de estudiar pero todo queda ahí.

Pasan los días y Agus no tiene noticias de su “amiga” hasta que un día se le presenta en casa, la otra le recrimina que no le mande ningún mensaje ni nada y ande desaparecida, a lo que la morena sonriendo le pregunta si le está montando una escena de celos. Y claro Vale le responde que no sabe lo que hacer, porque si va todos los días a su casa, molesta y sino aparece también le reclama, por lo que le pregunta que tipo de relación tienen. Y claro, esa es la mágica pregunta que nos hacemos más de una, pero no lo logramos saber porque son interrumpidas. Aunque para que negarlo, a Vale le encanta que la rubia le reclame.

los vecinos en guerra

Las chicas son invitadas a la boda del tio de Agustina y bueno, la verdad es que la rubia está celosa de toda persona viviente que se le acerca a Vale, y claro, es que asumamos que a la chica le gusta provocar pero bueno, tienen algunos rifirrafes pero no llega la sangre al río. Además que nace el hijo de Paloma y Lucas y las chicas cuando van a verlo vuelven maravilladas.

Agus: ¿Yo podré tener algún bebe así chiquitito como el de Paloma? ¿Podré?
Vale: Y sí, ¿Por qué no vas a poder?
Agus: No creo que sea tan fácil.
Vale: Bueno, fácil no es pero difícil tampoco. Si queremos podemos tener uno.

A la rubia le ha aflorado la maternidad desde que vio a su amiga con su hijo y le dieron ganas de tener uno y a esta nueva locura se le suma también Valeria, de hecho le dice que solo podría tener un bebe con ella. Y en quien se fijan para llevarlo a cabo es el primo de Agus, pero claro, el chico les dice una verdad como un templo “A mi me encanta el proyecto, las rebanco a la pareja, me parece bárbaro pero ¿Por qué no se fijan un poco donde están paradas? Porque un día se aman, otro día se cagan a palos… ¿Ahora quieren un hijo?” Pues siiii, eso le grité yo a la mismísima pantalla cuando las vi enfiladas hacia los brazos de la maternidad.

Pero por suerte, esa locura les dura nada, y Vale piensa que ese deseo es mejor guardarlo para el futuro y que ahora lo que mas desea es irse de mochilera con ella y la otra aunque se ha hecho de rogar le acaba diciendo que si quiere irse con ella y más besitos para la colección.

los vecinos en guerra

Estando las chicas en el parque viendo desde lejos a Paloma y Lucas juntos, tienen una conversación muy bonita:

Vale: La verdad que ver a Lucas me emociona, no se, conocer su historia, saber todo lo que pasó. Pensar que este año falleció su hermano… Una revancha hermosa esto. Se merece ser feliz, lo quiero.
Agus: Vos también te lo mereces.
Vale: Mira cuando nosotras también tengamos nuestra familia…
Agus: Me muero, me muero de amor, la vamos a tener. Pero antes tenemos que hacer un montón de cosas juntas. Tenemos que irnos de viaje, tenemos que hacer todo eso.
Valen: Me encanta.

Y terminan la escena besándose. De aquí se extrae algo bueno, y es como Valeria, a pesar de hacernos sufrir muchísimo tiempo por su amor u obsesión hacia Lucas, vemos como solo le desea lo mejor y solo piensa en ser feliz con la rubia. Y de repente pasa un año (ya sabemos que el tiempo pasa volando en la televisión) y nuestra pareja continua junta (menos mal, porque el panorama a veces pintaba desolador) están felices y parece que hay mas estabilidad entre ellas. Están juntas, tienen un negocio con el que les va estupendamente… ¿Qué más se puede pedir? Pues nada más porque este es el final. Así sin más.

Los vecinos en guerra

Si doy mi opinión diré que para mi, a la historia no supieron sacarle jugo, porque las chicas hacían una pareja increíble y había mucha química entre ellas y el argumento a veces fue un poco raro y no supieron sacarle partido. Pero bueno, es de agradecer que ninguna de las dos terminara muerta, porque sabemos que las muertes lesbicanarias están a la orden del día. Así que me despido siempre agradeciendo a la encargada de hacer que esta historia llegara hasta nosotras. Con su canal AEllos LosBanco siempre hizo un trabajo genial resumiendo desde principio a fin está historia. ¡¡Muchas gracias!! Y nos vemos pronto.

About The Author

Carolandia

Escribo desde el norte de España, la mitad de mi corazón está aquí pero su otra mitad, está en el sur. Soy una soñadora pero vivo despierta, una parte de mi mente vive aquí y la otra en lugares más lejanos y aunque mis ojos ven lo cercano, también, en ocasiones, ven más allá de las estrellas.

¡Suscríbete!

Lo más leído esta semana

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Loading...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies