Pues sí, ya era hora que hubiera algo de chicha en Orphan Black, porque desde que Delphine se fue a cuidar los asuntos del Instituto todo era una depresión. Mientras, para mitigar la ausencia veíamos a Cosima como intentaba encontrar una solución al enigma que tenía y le había dejado el profesor Duncan y aun así le sobraba tiempo para vagar como alma en pena suspirando por la francesa.

Pero por suerte, la semana pasada, Félix la convenció para que conociera a alguien vía internet y gracias a eso, tenemos argumento en este capítulo, así que empezamos a la de ya que viene muy interesante.

Shay en Orphan Black

Y esperando a su cita encontramos a Cosima que está de los nervios y hablando con la camarera. La otra le viene a decir que lo que no tiene que hablar es de la ex, la clon con sentido del humor le contesta: “¿huelo a ella o algo así?”, fue muy gracioso porque la chica que trabaja ahí le suelta un rotundo sí y cuando la clon le va a responder se abre la puerta y una impresionante Ksenia Solo entra en escena. Diríamos que es nuestra amada Kenzi sino fuera porque para nuestro gusto y satisfacción es más lesbicanaria que mi prima la de los chupa-chups. En fin, que me pierdo, vemos entrar por la puerta una belleza rubia con un estilo muy personal y nos da un vuelco el corazón (y si, estábamos muy necesitadas de trama lesbicanaria en esta serie).

En fin, mejor no puede ir la cosa porque conectan desde el principio (como se puede apreciar en la sonrisa de la rubia), pero a la que me descuido la escucho hablar (como todas vosotras) a Cosima de como acaba de salir de una relación y me echo las manos a la cabeza porque sufro que haga huir a la otra con ese tema que nos gusta tanto a veces sacar: mi ex.

Pero bueno al final admite que no debería hablar de eso y que está nerviosa porque se nota balbucear, entonces la otra toda mona le dice que ella también balbuceará:

Mi primera cita, por internet, una gótica venida a más. Gargantilla negra, maquillaje de tela de araña en los ojos, o sea, toda la parafernalia y nada de eso salía en sus fotos y la mejor parte, cada vez que ella pensaba que teníamos una conexión insistía en chocar los cinco.

La verdad es que esta parte me gustó mucho, ha sido un gesto bonito por parte de Shay porque ha visto como Cosima estaba nerviosa y ha empezado a hablar para que la otra se sintiera a gusto.

Cosima mirando a Shay

Pues sí, el encuentro va muy bien, porque hay risas, miraditas y parece que se entienden la mar de bien. Ya sabéis que amo mucho a Delphine, pero el abandono en el que nos tiene hace que mire con buenos ojos esta parejita, así que bueno solo nos queda conocer un poco más a Shay y gracias a Cosima lo hacemos:

Cosima: ¿De dónde eres? ¿De aquí o…?
Shay: Así es como va esto, ¿Vale? Chica de la llanura, odiaba los inviernos, dos hermanos, mis padres se separaron cuando tenía seis años, pescatariana, azul y Barcelona.
Cosima: ¿Barcelona es tu ciudad favorita?
Shay: Sí, lo es.
Cosima: Choca colega.

Cosima y Shay disfrutan su cita

Y nada, la cita sigue estupendamente bien y seguimos conociendo cosas de la nueva. Según parece trabaja en una clínica, en el campo de la nutrición, estética corporal y consejos espirituales (completita la niña). Por último se le acerca y muy bajito le dice que también puede mirar dentro de su alma… pero vamos, esto más que nada es una táctica de ligoteo en toda regla, porque claro, va, se te acerca, te susurra y a Cosima claro, se le caen las bragas en ese momento.

Tanto es así que hasta ella misma se sorprende a si misma invitándola a ir a otro sitio, claramente la conexión es grande y bueno, que mejor que disfrutar del momento. Eso sí, la única cosa que no me gustó fue que alguien estaba echándoles fotos desde fuera, vamos que alguien las estaba vigilando en ese momento. Y no quiero ser mal pensada pero creo que algo tiene que ver Delphine porque me da la nariz que aunque no esté ahí, seguro que sabe todo lo que hace Cosima. Igual me equivoco, pero yo por si acaso le echo leña al fuego.

Shay le hace un masaje a Cosima

Que levanten la mano las que piensan como yo que es una primera cita soñada. Porque después del bar, se van a un sitio más íntimo (o sea, la casa que Cosima comparte con Félix) y para felicidad nuestra, lo primero que vemos es como la rubia le está dando un masaje en los glúteos. Ya nos gustaría a más de una… aunque de repente la conversación se vuelve más seria.

Shay: ¿Quieres hablar de la ruptura?
Cosima: No.
Shay: El amor dura poco, olvidarlo mucho.
Cosima: Eso es hermoso.
Shay: Es de Pablo Neruda. Mi madre me hacía leerlo todo… ¿Estás bien?, ¿quieres que me vaya?
Cosima: No.
Shay: ¿Quieres que me quede?
Cosima: No lo sé…
Shay: Me iré ¿vale?
Cosima: Se llama Delphine. Trabajábamos juntas, es francesa. Tiene un pelo precioso que ahora encuentro en toda mi ropa y es una mierda. No sé que estoy haciendo pero eres mucho más de lo que esperaba.

Cosima y Shay se besan

Y obviamente la otra no puede responderle de otra manera que como bien vemos en la foto. Porque seamos sinceras, la clon iba con poco convencimiento porque se supone que está hasta las trancas enamorada de la francesa, pero claro, ha conocido a esta chica y ha visto que hay más vida después de Delphine. Porque asumamos la realidad, yo aún le guardo un poco de rencor por poco dejó a nuestra clon con gafas.

Así que bueno, el capítulo ha sido muy interesante y hemos podido ver sonreír a Cosima que hacía ya capítulos que no la veíamos. Así que bueno, hay que decir que se avecinan tormentas, porque la doctora estará de vuelta en el próximo capítulo de Orphan Black, ¿casualidad? o ¿sabe que Cosima ha conocido a alguien más? Así que hasta aquí os puedo contar, para mí que estamos ante el comienzo de un emocionante triangulo, yo estoy un poco dividida, ya me contareis vuestras opiniones, os dejo todas las escenas del capítulo en un solo video. Hasta la próxima.