La semana pasada en Supergirl vimos posiblemente el mejor episodio de la temporada titulado Alex. Y precisamente por eso nos gustó tanto porque tuvo Sanvers para dar y regalar, pero también porque se centró a tope en la relación entre Alex y Kara, entre las dos cuñadas y sobre todo porque Alex pateo traseros aún cuando estaba secuestrada. ¿Qué más podemos pedir?

Supercorp platicando

Kara y Lena tienen más citas que Sanvers

Nuestro episodio comienza con Guardian salvando a una chica de un robo. James termina con los dos malhechores en medio segundo, pero cuando se gira para ayudar a la chica a levantarse, la pobre está super asustada y también de él. Así que sale corriendo y James se queda con muy mal sabor de boca porque entiende que la chica no hace diferencia entre él y los malotes.

Kara y Lena en una cita, porque eso es lo que es y nadie podrá convencerme jamás de lo contrario. Las dos están hablando de cosas tan importantes como la posibilidad de una reunión de NSYNC o de que el OTP de Kara son Justin y Britney. Y no, yo no lo definí así, lo hizo la misma Kara que al parecer es shipper como nosotros.

Las dos han estado muy ocupadas últimamente, de hecho Lena ha tenido que cancelar las dos últimas veces que quedaron, pero no hay nada que pueda hacer que Lena no le dedique tiempo a Kara porque, y cito palabras textuales, «ella vale el esfuerzo extra». Si es que nos lo ponen a huevo.

Lena le cuenta a Kara un poco por encima sobre su nuevo proyecto y le habla de Rhea como su mentora y una persona a la que le tiene mucha estima, pero jamás le dice su nombre o nada que pueda hacer que la rubia se entere de lo que está pasando, así que ambas se despiden con un sentido abrazo y todo sigue su curso.

En otra parte de la ciudad, una alienigena ataca en la ciudad (justo donde están James y Winn), se levanta en el aire, los ojos se le ponen morados y emite una especie de energía que causa destrozos por todos lados hasta que Supergirl aparece y apacigua el cotarro. La alienígena huye y James sufre porque él no puedo hacer nada.

Luego en la DEO investigan el ataque y resulta que el tipo de alienigena que es la mujer es super pacífico con lo que es muy raro el ataque. Alex se alegra de que Kara hubiera estado ahí para resolver el entuerto, pero eso solo hace que James se sienta más inadecuado. James se apunta a ayudar a buscar, pero John le dice que no hay problema porque la DEO se encargará.

Lena Triste

¿Quién se apunta a consolar a Lena?

En otra parte de la ciudad Lena y Rhea están comiendo juntas. La Luthor de nuestro amores está triste y decepcionada porque al parecer el proyecto que están llevando a cabo no está saliendo bien. Rhea hace de madre soñada y le dice que no se preocupe, que siempre hay que fallar para conseguir el éxito, que está totalmente segura de ella.

Rhea sale y MonEl, que pasaba casualmente por ahí, la ve y se pone de los nervios, pero cuando vuelve a buscarla con su mirada ya no la encuentra, así que piensa que está alucinando pero se queda con la mosca detrás de la oreja.

James por su parte, se topa sin querer con la información de dónde vive la alienígena que atacó la ciudad, así que se lanza hasta su casa listo para acabar con ella pero en su lugar se topa con un niño.

Alex Danvers comiendo hamburguesas

Yo, si Alex me invita a comer una hamburguesa, canto como pajarito

Ya en la DEO, Alex intenta interrogar al niño usando la técnica de las hamburguesas, pero el pequeño no dice ni mu. Luego, Alex se da cuenta de que el peque sigue con los ojos a James aunque él está del otro lado de una pared de espejo, así que se da cuenta de que también tiene poderes y más importante, tiene una conexión con James, así que es él quien puede sacarle la información que necesitan.

En L-Corp, Lena y Rhea siguen trabajando en el proyecto, pero el éxito las sigue esquivando. Lena lo está pasando mal, sobre todo porque se compara a sí misma con Lex y piensa que su hermano seguramente ya tendría el problema resuelto para ese momento. Rhea le dice que para nada, que ella es más inteligente que su hermano y que su único problema es que está intentando pensar como él en lugar de pensar en lo que haría ella. Eso la inspira a encontrar la solución y la hace sonreír a tope.

James por su parte se lleva al peque a CatCo e intenta hacer migas con él. Los dos tienen cosas en común, sus padres eran soldados, los dos están muertos, así que el niño empieza a abrirse y parece que por fin tendrán más información cuando de repente se le ponen los ojos morados como a su madre y ¡zazca! Destrucción total.

El niño estuvo a punto de cargarse el edificio pero Kara llegó justo a tiempo para llevárselo y alejarlo lo suficiente hasta que volvió en sí.

Lena y Rhea felices

Todo coincide con Lena y Rhea encendiendo su aparato que ahora sí que funciona. Lena está super feliz y Rhea también, pero porque sabe que servirá para avanzar sus planes.

Markus (el niño) está en la DEO, lo tienen que tener ahí encerrado para que no ponga a nadie más en peligro. John le dice a James que él es la única esperanza que tienen para llegar al niño, pero James está de bajona por todo lo que ha pasado, así que John le dice que Markus ve algo en él y que esa conexión es a dos bandas, porque James también tiene una conexión con él.

John le dice que entiende como se siente porque a él le pasó lo mismo y que fue su primera hija la que le hizo sentir que tenia una misión en la vida, que era protegerla. Y él siente que James ya siente lo mismo por ese niño, así que es solo cuestión de que lo intente y descubrirá el héroe que puede ser.

Kara y MonEl en la DEO

Winn descubre que los ataques han estado relacionados con subidas súbitas de energía y Kara reconoce algo de la jerga tecnológica con palabras que Lena le dijo antes, así que lo comenta porque seguro está relacionado. Obviamente la rubia se preocupa muchísimo y decide hablar con Lena inmediatamente, pero la que le contesta es Rhea. Kara de inmediato la amenaza con muerte y destrucción si tan solo le ha despeinado un pelo a su chica, pero Rhea se ríe en su cara y le dice que disfrute el espectáculo porque la va liar parda hasta que todo el mundo sepa que gracias a Supergirl el mundo está patas para arriba.

En la DEO, James habla con Markus y le explica que es su amigo y que tiene que confiar en él. El peque lo entiende y le confiesa que puede sentir a su madre telepáticamente, pero que no sabe donde está, pero puede guiarlos hasta ella. Así que Winn y James se lanzan a la acción con un aparato que bloquea sus poderes para que si algo sale mal no los puedan volver a poseer. Lo malo es que, cuando llegan ahí, no está solo la madre, sino un grupo entero de aliens iguales a ella.

Lena: Se me sigue olvidando que el haber tenido éxito significa que te vas a marchar. Trabajar contigo ha sido muy importante para mí.
Rhea: Para mí también… pase lo que pase quiero que nunca vuelvas a dudar de ti misma. Eres una maravilla Lena, cualquier madre estaría orgullosa de llamarte hija.

Claro que después de eso Rhea enciende de nuevo el aparato y deja a Lena con cara de ¿qué demonios?

Kara, John y MonEl irrumpen en el lugar para intentar apagar el aparato, pero ni ellos ni Lena pueden detenerlo manualmente, porque Rhea es más inteligente que eso. Kara y Rhea empiezan a pelear y en el proceso noquean a Lena (¡¡¡¡¡¡¡¡¡nooooooooo que es lesbiana morena!!!!!!!!), luego Supergirl sale volando a intentar detenerlo a base de puñetazos.

John intenta atacara Rhea, pero esta tiene un arma que le dieron los marcianos blancos que hace que John se quede encerrado dentro de su propia mente. ¡Que mala malota!

James conecta con Markus

James y Winn están en peligro porque tienen ahí un grupo de aliens destructores gracias a la máquina de Lena y la de Winn solo servía para bloquear a dos. James no quiere abandonar a Markus, entonces se le ocurre que, si consigue conectar con él, el peque podrá llegar a los demás. Así que le recuerda que ambos son amigos y consigue sacarlo del trance y el peque saca a los demás.

MonEl amenaza a Rhea

MonEl, que es el último que queda, saca una pistola y amenaza a Rhea con ella. Pero ella es la reina de la manipulación y le dice que ahora es un héroe de la tierra y sabe que no la matará. También lo hace sentirse mal diciéndole que su padre se suicidó por su abandono. ¡Que perra!

Y así vemos como miles de naves de Daxam empiezan a entrar a la tierra, porque resulta que no murieron todos y ahora van a luchar para conquistar este sitio y ¡a ver quien nos salva ahora! ¡Y yo que me quejaba de los destrozos de Supergirl! Encima Rhea se teletransporta a su nave y ¡se lleva a Lena con ella! También a MonEl, pero ¡yo sufro mucho por Lena! Y así señoras, nos quedamos esta semana en Supergirl.

Adelanto de la próximo episodio de Supergirl

El episodio de Supergirl de la próxima semana va a ser la bomba lesbicanarias, se los digo yo. Primero porque Cat está de vuelta, ¡te hemos extrañado tanto Cat! Sin ti esta serie no es lo mismo. ¡No te vayas nunca más! Además, parece que Supergirl tendrá que hacer una tregua con su enemiga mortal y suegra Lilian Luthor para salvara Lena.

Por si esto fuera poco, nuestras Sanvers van a patear traseros a lo grande y para muestra dos botones.

Alex Danvers luchando

Maggie Swayer luchando

Cosas lesbicanarias que no puedes perderte sobre este episodio de Supergirl

Esta foto de las hermanas Danvers destrás de escenas que compartió David Harewood en su cuenta de Instagram.

View this post on Instagram

Mel and Chy.

A post shared by David Harewood (@davidharewood) on

Brenda Strong sabe que Lena es la chica de Kara tan bien como nosotras y lo demuestra en su Twitter:

Este fanart de Sanvers con Gertrude, porque aunque no la hemos visto en la serie sabemos que existe y ¡aquí está la prueba! Lo ha creado YouKnow

Este dibujo de las hermanas Danvers a lápiz que ha dibujado After World Chronicles