Lo último que vimos sobre nuestras reclusas favoritas en Orange Is The New Black fue una pila de cheetos, takis y tampones bien quemados pues no van a hacer tratos con ningún gobernador sin que antes se cumplan peticiones como justicia, trato y espacios dignos de un ser un humano, ya saben lo básico.

Ahora vemos a las chicas en el cuarto de televisión viendo el reportaje de televisión juntas, las supremacistas, Black Cindy y algunas más se encuentran en paz pues sienten que han ido victoria a victoria con su motín aunque consideren que la TV es algo aburrida.

Comienza la escasez de alimentos, así que Pidget y Ouija planean su propia barra de café donde harán cosas increíbles sin importar tener pocos alimentos. En los pasillos Doggett comienza su servicio comunitario, su castigo me parece muy lindo y además puede colocarla como una persona confiable en Litchfield, me encanta este personaje. Durante su rondín podemos observar que hay intercambios justos entre todas, ella llega y les regala un agua especial receta de su madre, en la habitación de visitas se encuentra a Suzanne que sigue resintiendo la falta de rutina y por tanto ya comienza a ver a su familia dentro de la habitación, encuentro sus escenas conmovedoras como siempre, Uzo Aduba hace un trabajo maravilloso.

Black Cindy llega a dar su reporte con Taystee, Alison y ahora Piper pues está preocupada por Ojos Locos, T. la envía como encargada de la situación y Abdullah ofrece su ayuda, antes tenían una gran conversación sobre cómo Piper es sería de Slytherin en el mundo de Harry Potter porque es mala pero puede amar desinteresadamente.

Chapman y T. deciden hacer un espacio en homenaje a Poussey y lanzan una convocatoria para aplicar la mejor propuesta, al ver a Flaritza maquillándose para su canal de Youtube, Piper les propone que hagan un “Extreme Make Over Litchfield” y ellas aceptan encantadas, ¿su primer target? Blanca.

En el patio, Ruiz y Vause mantienen una discusión sobre cómo mantener a la resistencia, a lo cual Vause obvio le recuerda que dentro de las instalaciones ella funcionaba como líder del motín, aunque Ruiz ya cambió de prioridades. Piper sigue buscando propuestas y Ruiz alienta a Daya para que haga una pintura en el patio.

El momento Vauseman de este capítulo tiene a Piper diciéndole a Alex que necesita una ducha porque si ella trabaja todo el día lo que más quiere es tener una novia presentable, lo dice con algo de sarcasmo, pero ya la conocemos y es en verdad lo quiere.

La cueva de Frieda es un lugar más concurrido ahora, las más privilegiadas están disfrutando de una charla con cerveza, cigarros y conversan sobre los buenos tiempos, el sexo y la vida, definitivamente quiero un lugar así para cuando tengo más de 40 y poder convivir con mis amigas.

Pidget y Ouija han hecho un lugar bohemio y con trueques justos por un rico café, esto es lo más pacifico que verán en toda la temporada, Brandy, sin importar que sea ‘white power’ se une a su proyecto, la cafetería parece un círculo hippie con puro amor y paz, Leanne y Angie les roban el café sin que lo noten. Los pasillos parecen llenos de felicidad y paz, Boo comienza la conquista de Linda Ferguson, la ex de Caputo y ese flirteo se ve genial ¡Tú puedes Boo!

Estoy muy preocupada por Suzanne, ella extraña su desayuno y comida puntuales, así como todas las actividades que hacía, Cindy y Alison le harán creer que ahora Litchfleld se transformó en Bitchfield y que ellas serán sus cuidadoras. Le llevarán a los guardias para que sean los nuevos reclusos, y ya que son rehenes pues ¿qué más da? Aunque estén ahí con Suzanne lo prefieren a estar apilados en un espacio tan reducido como antes, Alison y Cindy cuidan los dormitorios vestidas de guardias y tenemos que decirlo, ese azul les queda bien.

Soso sigue con su entrenamiento para dejar disminuir su furia, Janae es muy exigente, así nace otro enfrentamiento más con Taystee pues le dice que pierde su tiempo al buscar un homenaje a Poussey de una forma tan vacía y poco significativa. Ella instalará un espacio lleno de libros en un pasillo vacío y tranquilo, donde sabe que Poussey habría amado leer y ver que todas se unieran a este lugar de lectura, Taystee al fin sabe cómo es que Soso y P. se acercaron y le parecerá digno para su mejor amiga.

Ruiz intenta vender el patio como un lugar especial para Boo y la perra esa de Connecticut, lo mejor es cuando les dice “tenemos una comunidad artística, lo cual es importante para ustedes, gays”, Von Barlow habla con Alex y Boo es Boo, pues piensa que Vause quiere bajarle a su nueva conquista.

Al fin podemos ver a Red, quien ya está muy frustrada al no encontrar nada para dañar a Piscatella, ella desea venganza, quiere hacer que ese imbécil pague. Encuentra el móvil del CEO Humprhey, así que irán a la enfermería para conseguir su contraseña, Blanca luce muy guapa pues ya ha pasado por #FlaritzaBeauty y Red se lo dice. En la enfermería, Blanca entretiene al encargado del lugar y Red descubre que el teléfono se desbloquea con la huella digital del guardia, pero se bloquea de nuevo muy rápido, su decisión es: cortarle el dedo a Humprhey. Red le enviará un mensaje a Piscatella haciéndose pasar por Humps.

Nichols y Vause se topan en las regaderas, ellas son maravillosas “¿Iniciaste una secta de lesbianas motociclistas? Supongo que mi invitación se perdió en el correo” dice Nicky, aunque Alex nunca estuvo entusiasmada con eso de la rebelión, deciden que un cambio sería muy bueno para ambas en este momento… ¡Ahí viene Flaritza Beauty! En este episodio no hay flashback, pero tenemos a Flaca y Maritza.

Boo y Linda caminan por los pasillos mientras admiran el respiro de tranquilidad, llega una reclusa más y amenaza a Linda con una navaja por un collar bonito, Boo sale a defenderla y salen bien libradas lo que le parece muy sensual a Linda, ese fue el ‘golden ticket’ para que Boo pudiera acostarse con ella.

Lorna quiere darle la noticia de su embarazo a Vinnie de una manera linda y le pide algo de pintura azul a Daya y escribe el mensaje “Lasagna en el horno”, Vinnie lo comprende y huye por miedo al entender el mensaje, esto dejará muy mal emocionalmente a Lorna.

La entrada triunfal de Alex y Nicky a la biblioteca de Poussey dejará con muy buena impresión a las otras chicas, en serio es lo mejor de este episodio, Piper se la llevará a un rinconcito del pasillo a “ya saben qué” y Nichols encontrá una linda chica con quien “ya saben qué” ¡Qué viva el sexo lésbico!

Gloria Mendoza recibe una lamentable noticia, su hijo está hospitalizado sus acciones a futuro las dejarán sorprendidas. Angie y Leanne están siendo muy malas después de que no castigaron a Doggett en el juicio y ahora ella es su objetivo, no piensan detenerse hasta hacerla pagar por haber ayudado a Coates y dispararle a Leanne. Comienzan las peleas porque no hay café, ya no hay acuerdos entre los grupos, se acaba la paz que parecía tan bella, ahora es guerra de nuevo y así termina nuestro capítulo.

No se extraña para nada el clásico flashback, me parece un acierto haberlo descansado y que nos den más acción dentro de la historia pero ¿Ustedes qué piensan? Dejen sus comentarios.