Seleccionar página

¿Por qué parece que siempre tenemos que rogar por nuestros shows favoritos?

¿Por qué parece que siempre tenemos que rogar por nuestros shows favoritos?

Mientras nos encontramos en una campaña exhaustiva por salvar amados shows como One Day at a Time y Wynonna Earp, yo me pregunto por qué parece que solo los grupos minoritarios parecen tener que rogar por buena representación constantemente. No cabe duda de que hay un montón de programas terribles, incluyendo nuestros o con representación nuestra, que apestan. Pero no entiendo la razón detrás de tener que pedir misericordia por lo bueno.

El corazón latino

Syd y Elena besándose

One Day at a Time es una joya aclamada tanto por la audiencia como por la crítica. Es divertida, es sensible, socialmente relevante y tiene de las mejores representaciones, no solo en términos LGBTQIA, pero también sobre ser latinos en la era Trump, sobre las enfermedades mentales, las adicciones y los traumas. Y sin embargo hemos tenido que hacer campaña de rescate desde la primera temporada. Seguimos rogando por la cuarta.

Ah, pero Netflix no tiene problemas en tirar dinero en un paquete de programación de Adam Sandler, objetivamente el tipo menos cómico del mundo de la comedia. Esto no es una campaña contra Netflix. En absoluto. Pero me parece revelador como sigue habiendo una segregación innata hasta en los servicios más progresistas. Este servicio streaming se gastó billones de dólares en 2018 para programación original.

No es un problema de Netflix

Es cierto, Netflix es tremendamente ambicioso y en general tiene excelentes resultados, con algunos tropiezos. Como es normal. Pero lo mi experiencia online es que las series por las que debemos rogar suelen ser centradas en minorías: ODAAT, Sense8 que podemos admitir era una serie que le costaba un dineral a Netflix, sólo en producción. Pero el nivel de representación era inédito.

También están series como The Get Down, una excelente reseña de la historia del hip-hop, también aclamada por audiencias y críticos. El caso de las series de Marvel es distinto, sin embargo. Recordemos que Disney compró Marvel y la casa de Mickey Mouse planea lanzar su propio servicio streaming. Entonces tiene sentido que quieran exclusividad de su material.

¡Una chica loca con pistola!

Wynonna Earp es otra favorita que ha tenido que luchar con las uñas para mantenerse al aire. De nuevo hablamos de una serie con representación LGBTQIA y que está encabezada por un elenco principal femenino, o en su mayoría femenino.

Ya sé que el argumento de muchos será que los ratings no serán los mejores para que estén en esa situación y es un argumento válido. Pero ese mismo argumento no evita que otros shows menos socialmente sensibles o representativos se vean en peligro. The Walking Dead, por ejemplo pasó las últimas tres temporadas perdiendo audiencia como una hemorragia y no sólo nunca estuvo en peligro de ser cancelada, sino que ¡el productor responsable fue ascendido y se crearon dos películas en el proceso!

B99, como el Fenix

Brooklyn Nine-Nine es otra joya de comedia que Fox dejó ir porque subestimó a su audiencia y pensó que a nadie le iba a importar perderla en una purga que hicieron para meter más fútbol americano o algo así. Fue salvada, sí, pero luego de una campaña masiva online. De nuevo una serie socialmente sensible y con representación LGBTQIA, latina y de color.

Mientras tanto Zoo, que es legítimamente la peor serie que he visto en los últimos diez años se estiró por tres temporadas. Es cierto que la cancelaron, pero genuinamente a nadie le importó en lo más mínimo. Y sin embargo nadie tuvo nunca que rogar por esas temporadas que igual lanzaron para darle una oportunidad. Claramente algún directivo/ejecutivo de la cadena pensaba que era una buena premisa. ¿Entonces por qué estas series tienen que sufrir más que Zoo para sobrevivir?

¿Por qué unos sí y otros no?

Yo amo Santa Clarita Diet, no saben lo que la disfruto, pero yo estaba lista para unirme a la campaña que solicitaría la segunda temporada y luego una tercera. No pasó. Y me encanta, soy feliz por eso. Pero ¿por qué? Yo dudo que esta serie tenga muchos más ratings que ODAAT, por ejemplo. Netflix famosamente no revela sus números. Pero no entiendo porque tengo que rogar por una y por otra no.

Que una tiene a Drew Barrymore, pero la otra tiene a Rita Moreno (EGOT, es decir ganadora de  Emmy, Grammy, Oscar y Tony) las dos son comedias con episodios de menos de media hora cada uno y con gran corazón. Pero por una tengo que rogar y por la otra no. Y el problema no puede ser ratings o éxito de taquilla o buenas críticas.

El problema es que esta industria necesita una limpieza de borrón y cuenta nueva como los Oscar. Porque está plagada de gente que no acepta un tropiezo a grupos marginados: mujeres, LGBTQIA, latinos, asiáticos, gente de color y les perdona todos a los hombres blancos por más mediocres que sean.

¡Basta!

[Sonidos de los perros de Ramsay devorandolo]

Volviendo a The Walking Dead, sí, Scott Gimple, el productor responsable de la debacle, fue promovido a una posición de mejor paga y que le permite supervisar todo el universo Walking Dead, es decir la serie original y su spin-off Fear The Walking Dead. Angela Kang llegó a tomar la batuta y ha recuperado la serie de una forma magistral, a pesar de que el desastre de Gimple fue tal que muchos fans ya no quieren saber nada de la serie, por mucho que haya mejorado.

Entonces mi llamado no es para que eliminen a los creadores hombres cis blancos, que muchos son fantásticos. No, el llamado es que se le dé la misma confianza y fe a los creadores que no cumplen con estas características. Es normal que se tropiece produciendo cualquier cosa, y es genial que se le permita a la gente tomar riesgos, ser creativos. Pero qué tal si dejamos que todos los creadores tomen riesgos y sean creativos, no sólo un grupo.

Y, por dios, mi mayor llamado es que dejemos de copiar el éxito de otros formatos. DC se quedó pegado con The Dark Knight y cree que puede repetir la fórmula con todo y sin Nolan. La Tv quiere toda ser oscura y a base de puro shock value como Game of Thrones. Es normal prestar atención a lo que funciona, pero querer exprimirlo hasta que la gente se canse de ello no me parece la mejor estrategia. El la diversidad está lo bueno.

Salvemos nuestras series

Es posible que lo que se esté buscando con One Day at a Time y Wynonna Earp, entre otros, es generar ese ruido en las redes que ahora es tan apreciado por las cadenas y productoras. Y al saberse la sed de representación buena que se tiene en los grupos minoritarios, parecen el blanco más fácil para generar este buzz. Y francamente me parece una canallada.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

Sobre el Autor

Nani

Si te parece que esto no tiene rumbo fijo, estás en lo cierto. Popculture, trending, fan works, ciencia y justicia social, desde el otro lado del charco

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies