Seleccionar página

The L Word Generation Q resumen de episodio 1×01 «Let’s Do It Again»

The L Word Generation Q resumen de episodio 1×01 «Let’s Do It Again»

Es difícil explicar el conjunto de sensaciones que he experimentado al ver el primer episodio de The L Word: Generation Q. Estoy a punto de cumplir cuarenta años y cuando vi por primera vez la serie tenía veinticuatro. Mi vida ha cambiado radicalmente. A los 24 estaba lidiando con una salida del armario traumática y viviendo en una ciudad en la que parecía que ser lesbiana abiertamente podía significar tu perdición. Ahora estoy casada, fuera del armario en el trabajo y si alguien busca mi nombre en Google la palabra lesbiana le aparece como mil veces.

En todo ese proceso de crecimiento han pasado muchos personajes y series importantes. Pero ninguna como The L Word. La serie original, analizada en el tiempo (y veces también mientras se emitia) tiene muchísimos fallos. Pero para entender lo que significó hay que entender el contexto del mundo cuando se emitió la serie. Y por lo menos en mi universo, en mi ciudad y en mi familia, no se hablaba de las lesbianas. La homosexualidad era algo que tenía que esconderse, había un solo bar gay en toda la ciudad y tenías que estacionar tu coche muchas cuadras antes e ir de incógnito para que nadie te viera entrar (por cierto todavía existe y se llama Arthurs.

Les hago esta introducción larga (y muy probablemente aburrida) porque cuando yo hablo de Alice, Bette o Shane, no hablo de personajes. Hablo de amigas. Hablo de personas que me acompañaron en un momento muy difícil de mi vida y me enseñaron que había cosas mejores, que me descubrieron una comunidad y que me hicieron sentir acompañada en este mundo. Por eso The L Word es importante para mi y también por eso tenía una mezcla de emocion/ansiedad respecto al primer episodio y en general frente al reboot de la serie.

Así que honrando viejos tiempos, me he sentado a solas frente a mi ordenador (como solía hacerlo años atrás en Durango) y me he visto el primer episodio de The L Word Generation Q y ¡me ha encantado! Así que estoy aquí en una especie de Déjà vu para volver a escribirles un resumen de episodio de la serie y sobre todo para comadrear con ustedes los detalles, que es lo que realmente me motiva. ¡Vamos a allá!

Sophie y Dani The L Word

¡Ay caramba!

En aquellos tiempos, una de las cosas que caracterizo o hizo destacar a The L Word fueron sus escenas de sexo lésbico. En un tiempo en el que costaba que una lesbiana se besara en televisión, Showtime le dio carta verde a Ilene Chaiken para que mostrara «el sexo pleito entre Bette y Tina» o a Shane dándolo todo con todas y hasta escenas divertidas como aquella de Alice con la chica vampiro. Así que es en cierta manera un homenaje a la serie que The L Word Generation Q abra con una escena de sexo, lo apueste todo y nos suba el listón.

En la cama está Sophie desnuda disfrutando de lo lindo mientras que Dani se aplica haciéndole sexo oral. Y si nos dejamos llevar por los gemidos y movimientos, ¡se le da muy bien el tema! Apenas ayer estabamos quejándonos de la mala representación lésbica en cuanto a la sexualidad femenina y hoy The L Word nos regala esta escena con dos mujeres desnudas teniendo sexo a todo color. ¡Y no se acabó el mundo!

Además cuando terminan descubrimos que los dedos de Dani están manchados porque Sophie tiene la regla y una vez más, la escena sigue siendo sexy, realista y además común porque ¡pasa! Y además se puede seguir viviendo y disfrutando perfectamente. ¡He dicho! Eso sí, Sophie le advierte a Dani que no toque nada porque ha puesto las sábanas guayonas y no es cuestión de mancharlo todo.

The L Word Generation Q

Luego vemos a las dos acostaditas en el post, cuando entran Micah y Finley a toda velocidad en el cuarto porque hay un tío nuevo en el vecindario y por lo visto es material para futuro esposo de Micah. A Finley la conocemos escapándose de la casa de una chica con la que ha tenido sexo y como su coche no ha funcionado se pira con la bicicleta de la susodicha. Vale, me equivoqué es un pequeño saltamontes aspirando a Shane.

En fin, que Finley está ahí porque ella y Sophie trabajan juntas, así que pasa por ella y ya de paso le meten cañita a Dani, porque por lo visto ella y Sophie llevan tiempo juntas y esta última está esperando a que le haga «LA GRAN PREGUNTA». Y me ha hecho mucha gracia ver esta escena porque esta es una preocupación de la nueva generación. En mis tiempos era imposible casarte así que no sufrías las «presiones familiares», pero ahora el matrimonio es igualitario y parte de la igualdad es que te metan caña con que se te pasa el arroz jeje.

Y entonces cambiamos de escena y le damos de paso a BETTE PORTER. Así, en mayúsculas y negritas porque ¡la hemos extrañado un montonazo!

Y ya conocemos a Bette, es una jefa total que no tiene tiempo para el descanso, así que pulula por su casa contestando llamadas telefónicas mientras supervisa los nuevos carteles para su campaña a futura alcaldesa de Los Ángeles mientras que se asegura de que Angie, que ya es toda una adolescente salga a tiempo al colegio. Porque Bette Porter está hecha para cosas grandes, así que era de esperar que escalara posiciones. Vamos, que como nos dure unos años la serie la veo de presidenta y no solo de nuestros corazones. Pero no nos adelantemos.

¡Madre mía, Angie está grandísima! Como buena adolescente anda quedando con los amigos y pasando de su madre. Aunque al final no se le olvida abrazarla y darle un beso, así que hay buen rollito con mamá B. Y Angie va a la escuela, sí, pero permance ahí apróximadamente 25 segundos antes de escaparse con una amiga para darle a la maría mientras platican. ¡A Bette le pueden dar dos infartos! Pero de momento no se ha enterado así que a ver cuando se líe parda.

Aquí tengo que hacer un breve inciso para comentar que Jennifer Beals es una de esas mujeres que se pone más guapa a medida que pasa el tiempo. Es como los vinos, cada vez está más atractiva. ¡Ais mi corazón!

Alice Pieszecki haciendo de madre

¿Algo que no me esperaba? Pues ver a Alice Pieszecki intentando ser una seria figura parental mientras grita «puta espátula» pero ha sido muy divertido. Porque Alice por lo visto está en una relación seria (lo asumo porque vive con ella) con una chica llamada Nat que tiene dos hijos. Y el proceso de adaptación no está siendo muy fluído que digamos. ¡Anda como la vida misma! Y sí, Alice intenta poner de su parte haciéndoles el desayuno a los niños pero se le salen palabrotas en el proceso, a ellos no les hace mucha ilusión la nueva novia de mamá y todo toma un giro más dramático cuando Gigi (la ex) aparece a por los niños.

Nat se enfada mucho porque cada vez que la ve recuerda el error capital que fue liarse con alguien llamada Gigi, pero también porque se suponía que era el «día de Alice» de llevar a los niños al cole y por lo visto la ex está ahí en plan marcar territorio porque ya no estamos juntas pero siguen siendo mis niños. Alice está ahí en medio intentando quitarle hierro porque los niños están presentes y no quiere ser la mala del cuento pero Nat insiste con furia calmada en que Gigi tiene que respetar su tiempo y espacio. Igual todo se resuelve porque los peques quieren irse (obviamente) con su mamá, así que Gigi se lleva a los niños para nefastes de Nat.

Igual no le dura mucho porque Nat y Alice deciden sacar lo mejor de la situación y aprovechar que están a solas para echar un rapidito. Y es que con niños el tiempo libre y a solas es excaso, así que esos 7 minutos les saben a gloria.

Shane bajando del avión

¿Qué se puede decir sobre Shane? Sigue siendo la misma pero con pasta saliéndole hasta por debajo de las orejas. Eso sí, sigue provocando bajas pasiones entre las mujeres y tiene el ama de Lotario intacta. Porque en su primer minuto en pantalla se cepilla a la azafata del avión privado en el que viajaba. Si es que todas queremos ser Shane o cepillarnos a Shane… Y si miento, que se lo digan a estas chicas viendo la premiere en un bar perdido de Nueva York.

Como Shane sigue siendo ella misma aplica con maestría el arte del sexo y se queda totalmente vestida, lo que me hace intuir que es una muesca más en su lista de polvos rápiditos y sin importancia. Igual no oí quejarse a la chica en ningún momento, así que no habrá que sufrir por ella. Luego nuestros mundos colapsan cuando vemos que Finley y Sophie trabajan con Alice. La primera es como la asistente y la segunda supongo que una de las productoras del programa. Después del momento cepillamiento, Shane se pasa al trabajo de Alice para anunciar su llegada y ¡reencuentro del amor!

Alice no se puede crear que sea verdad que Shane esté de vuelta y es un poco como el eco de mi propio sentimiento, porque verlas a las dos juntas por primera vez en pantalla después de tantos años es muy bonito. Y cuesta trabajo creer que es cierto.

Shane, Alice y Bette en el restaurante

Lo siguiente que vemos es a nuestro trío dinámico en acción porque Shane y Alice quedan a comer con Bette para ponerse al día. Como ya son personas adultas (o por lo menos disimulan mejor), nos han cambiado el «The Planet» por una especie de restaurante caro con jardín, pero aceptamos pulpo como animal de compañía.

Ahí nos enteramos de que la pasta de Shane probablemente venga de los múltiples salones de belleza que tenía por el mundo y que ha decidido vender porque está siguiendo la filosofía de Marie Kondo de deshacerse de todo aquello que no le traiga felicidad, pero en lugar de camisetas con lugares porque para eso es millonaria. El único problema es que se deshizo de tanto que ya no tiene ni cama, así que Alice le compra una y manda a Finley a montarla. ¡A eso lo llamo yo amistad!

Shane está deprimida y por lo visto tiene que ver con mujeres, bueno, con una en especial. Bette le pregunta si «la ha llamado», Shane le responde que no lo tiene en mente y las miradas que cruzan Bette y Alice nos hacen ver que ahí hay telita marinera.

Bette: ¿Sabes que solo te pregunto porque te he extrañado verdad?
Shane: Yo te he extrañado más.
Bette: No, yo te he extrañado más.
Shane: No es una competición.
Bette: ¡Claro que lo es! Y voy a ganarla.

Que levante la mano la que extrañaba el lado competitivo perdido de Bette. Como buena madre novata, Alice está sufriendo esa tortura llamada Legos incrustados en las plantas de los pies. Hay diferentes variantes, hubo un tiempo en el que fueron las Polly Pockets, nosotras con Judith sufrimos los accesorios de las Monster High, ahora no estoy al día pero seguro que hay juguetes dedicados al destrozo de los pies de las mamás y niños dispuestos a regarlos por todos los pisos.

Alice está encantada con el tema de su prometida pero no tanto con el de sus hijos y la convivencia en general. Ah y también descubrimos que Leonore, la madre de Alice, sigue viviendo en su departamento y Shane sigue pensando que está de muy buen ver para horror de Alice. En ese momento alguien llama a Bette que responde que está un poco liada y que luego llama y Shane y Alice se miran y sueltan un «Tina» con ojos de «que se lía de nuevo» que nos hacen saber que hay algo ahí enredado como siempre entre esas dos. ¡Aisssss Tinaaaaa! Que sí, que sé que la mitad del público la odia pero yo siempre la he amado y la extraño y ¡quiero que vuelva!

Bette Porter al teléfono

Y hablando de Tina, en cuanto vuelve al trabajo Bette la llama por teléfono porque por lo visto la rubia de mis amores está preocupada porque Angie ha optado por tomar 4 clases AP y además está en la obra de la escuela. Bette que siempre aspira a la perfección siente que Angie es inteligente y si necesita algún empujón extra pueden contratar un tutor. A Tina no la escuchamos, pero como la conozco más que a mis ojos, sé que está renegando porque cree que Bette empuja demasiado a Angie y se va a terminar agobiando. No sé cual de las dos tendrá razón, solo sé que mientras ellas discuten Angie está viviendo su vida loca estudiando muchísimo a su amiga jeje.

Acabado el momento ex, a Bette la informan de que tiene que reunirse con Rodolfo Núñez, un empresario muy importante al que tiene que camelarse para que done dinero para su campaña. Así que Bette se abrocha los gemelos y sale decida a vaciarle los bolsillos. Pero cuando llega en lugar de toparse con él se encuentra con Dani Nuñez, su hija que también adora los trajes y no se amilana fácilmente.

Bette: Así que trabajas para tu padre.
Dani:Así es. Me gusta pensar que me han criado para el trabajo. Estudie comunicaciones en Stanford, hice un master en la USC, pero es posible que haya habido algo de nepotismo, si eso es lo que estás pensando.

Con esa contestación se gana a Bette que pensaba que le habían traído a la niña de Papi para hacerle perder su tiempo. Una vez establecido que estamos ante dos mujeres competentes, cada una pone sus cartas sobre la mesa. Dani quiere saber qué tipo de propuestas tiene Bette y como podrían mejorar a la ciudad y obviamente a los intereses de su empresa. Bette está interesada en saber de donde vendría exactamente la pasta para su campaña.

Dani, como buena relaciones públicas, hace eso de hablar de todo menos de la respuesta lo que le indica a Bette que hay gato encerrado y después de presionar consigue descubrir que la familia de Dani ha invertido dinero en opioides legales.

Bette: ¿Sabe por qué estoy intentando ser Alcaldesa?
Dani: No, no lo sé.
Bette: Para terminar con gente como usted. Los productos que usted esta viendiendo causan sufrimiento, han contribuido a la peor crisis de opioides que ha habido en nuestra ciudad jamás. Las propiedades que usted quiere convertir en oficinas podrían usarse como centros de rehabilitación. Y aunque entiendo la ignorancia de un hombre heterosexual y blanco, me cuesta mucho entender como es que usted puede hacerse la ciega. Supongo que lo que me gustaría saber es ¿cómo demonios duerme por las noches?

¡Auch! Bette es una política honesta y apasionada (lástima que solo existan en las series), y no está dispuesta a comprometer sus ideales por pasta, prefiere perder que hacerlo. Además ya que estamos, es interesante que la serie siga tomando posiciones a la hora de hablar sobre reivindicaciones que nos deberían interesar a todas. En este caso, de la terrible crisis de opióides que hay en USA, les recomiendo que le echen un vistazo, porque a veces es difícil de entender estas situaciones desde la perspectiva europea. Sobre todo ahora que hay ciertos partidos abogando por la «Seguridad Social Privada». Esta es una de las tantas consecuencias de privatizar el acceso a la medicina y el bienestar social. Que a las empresas les interesa ganar pasta y si tienen que engancharte en el proceso mala suerte para ti.

Dani trabajando

Pero volviendo a la serie, Dani sale de la junta y se topa con su padre que le dice que tiene que poner manos a la obra y hacer su magia. Porque el hijo de uno de sus empleados importantes acaba de morirse de una sobredosis y los medios van a querer usarlo en su contra. Así que Dani habla con él y lo convence de que haga un apasionado discurso a favor de la empresa mientras llora por la muerte de su hijo, pero el regusto amargo se le queda en la boca, porque le ha dicho Bette le ha calado.

Hablando de tiempos pasados, Alice está renegando porque la cadena que lleva el programa les hace unas propuestas de invitados que son un poco caca. Incluyendo un experto en «Vaginal Steaming» que es algo que yo no sabía que existia y tuve que investigar y que por lo visto dice que si humeas tu vagina tu vida mejorara. WTF! Este video lo explica mejor que yo:

Pero todo este rollo es porque a Alice no le hace ilusión esa entrevista y nos recuerda a todas que en sus tiempos de periodista ya le tocó cubrir lo del «rejuvenecimiento de Vagina» ¿se acuerdan?

Alice trabajando

Si algo me enseñó la vida es que las vaginas y el humo no se llevan

Alice: Hablé sobre rejuvenecimiento de vagina en el 2004. ¿Han cambiado las vaginas desde entonces?
Sophie: No, son iguales.

Aclarado este punto, Sophie propone a Kamila Harris y Alice se emociona, pero las cosas salen mal y al final Sophie no consigue que vaya y se lleva una regañada de Alice. Así que en este punto estamos con la opción de la vaginea humeante o sin invitada.

Micah intentando ligar

Micah por su parte está intentando seguir los buenos consejos de Finley y está intentando ligarse al vecino a base de ayudarle cargando sillas y rompiéndole las ventanas jeje. Si es que no todos podemos ser «una Shane» así que a Micah lo de ligar se le da más bien regular. Pero igual, batallando como los mortales, consigue una cita. ¡Aquí lo importante es el resultado! ¿No creen? Yo es que de ligar sé poco, a mi me ligó la señorita Genix jeje.

Finley y Shane en The L Word Generation Q

Nos teletransportamos hasta la nueva casa de Shane que prácticamente no tiene muebles pero si piscina. No se puede tener todo en esta vida. Finley acaba de armar la cama y Shane está dándole a un saco de boxeo porque recordemos que el ejercicio le ayudaba a bajar la líbido jeje. ¿Se acuerdan de sus tiempos de abstinencia?

Finley está más feliz que una lombriz porque es un bebé lesbicanario eternamente optimista. Shane por su parte está golpeando el saco y mirando al horizonte como lesbicanaria sufrida y golpeada por la vida que ha perdido la ilusión. Para Finley estar en ese lugar es un sueño, porque ella vive con un montón de gente en el apartamento y no tiene pasta. De hecho le dice a Shane que si se le ofrece armar cualquier cosa está dispuesta porque:

Finley: Soy una lesbiana tradicional cuando se trata de herramientas.

Ais, tengo que admitir que me he reído mucho con esto. Me cae muy bien Finley, me ha ganado con muy poco porque así de primera mano ya quiero saber más de ella y de su vida loca.

Por cierto, es necesario hacer otro inciso para hablar de los brazos de Shane porque ¡madre mía del amor hermoso! Esos brazos no estaban así de tonificados en la versión original. Con Shane es sexo o ejercicio, ya me dirán ustedes en los comentarios cuál de las dos actividades creen que le ha dejado los brazos así jeje.

Volviendo al resumen, a Shane le llega un mensaje que dice lo siguiente:

Quiara: Odio esto. Te extraño. Eso es todo.

Parco pero digamos que dice todo lo que tiene que decir. Shane se queda afectada y Finley, que como bebé lesbicanario no se corta un pelo, le pregunta quién le ha escrito y yo casi me caigo para atrás cuando Shane responde: Mi esposa.

¿Hola? ¿Esto de donde ha salido? ¿Quien es Quiara y cómo es mejor que Carmen de la Pica Morales? Lo sé, lo sé, no se pueden comparar amores pero tengo que admitir que siempre pensé que si Shane no se casaba con Carmen no se casaría con ninguna mujer porque ¡era Carmen! Solo Shane podría dejar a esa mujer en el altar. Aquí si que me han tirado una curva de las grandes.

Ahora que visto lo visto, las cosas no van muy bien que digamos. Por cierto «Quiara» sabemos que es Lex Scott Davis y la descripción del personaje que nos hizo la producción en un principio es: Una cantante super famosa que por azares del destino termina en L.A.

Por cierto, Shane invita a Finley a vivir con ella porque tiene cuartos libros y no hay nada con qué llenarlos sino el triste vacío de su corazón.

Cuando eres vicepresidenta de tu compañía antes de los treinta pero tu papá no acepta a tu novia

A Dani la vida parece sonreirle porque después de su trabajo con el empleado, su padre decide nombrarla vicepresidenta de la compañía. Además la invita a celebrarlo con una cena en un restaurante caro y lujoso de esos que sirven poca comida y te la cobran a precio de oro. Dani se emociona y que lo organizará con Sophie y la cara de «estoy oliendo a popo» del papá nos dice que hay mal rollito.

Él le dice que puede llevar a su «amiga» si quiere. Ella le recuerda que se acuesta con su amiga y no solo duermen en la cama y él le dice que está bien divertirse un poco. Vamos que el padre de Dani se niega a aceptar su relación con Sophie y ella a pesar de las buenas nuevas se queda bastante bajoneada por eso. Encima cuando se sube al coche se da cuenta que un par de coches al lado está el empleado llorando a mares y la culpa la mata. Porque es su trabajo y es buenísima haciendolo, pero tiene un gran conflicto moral encima.

Igual Sophie le deja un mensajito todo mono diciéndole que ella también ha tenido un mal día y recordándole que la ama y la pone de mejor humor. Así que Dani decide que sí, que tiene que hacerlo, saca el anillo y decide que se le declara esa misma noche.

Bette Porter The L Word Generation Q

Y hablando de noches de trabajo, Bette está dándolo todo en su campaña, iluminándonos con su sonrisa y su fuerza existencial y dando discursos que nos llegan al alma. Pero ella quiere escuchar los problemas de la gente, así que abre los micrófonos para que el público le cuente qué está afectando sus vidas. El primero que salta es un hombre cuyo principal problema es que Bette se haya acostado con su esposa. ¡Auch!

Fue cuando era directora de cultura de la ciudad de Los Ángeles y ella era su empleada y Bette se acuerda… se acuerda muy mucho:

Bette besando a Felicity

De imediato se arma la marabunta. Seguridad corre al hombre en cuestión, los guaruras se llevan a Bette del lugar y ella se queda en estado de shock y media catatónica intentando llamar a Angie antes de que se entere por las redes sociales.

Si les digo que me sorprendí les mentiría porque es Bette. Y una conoce a sus amigas y reconoce sus defectos. A Bette se le da muy mal eso de mantener sus manitas fuera de las mujeres equivocadas. Eso de poner el cuerno se le da bastante bien. No es la primera vez que se enreda con una subordinada (¿se acuerdan de Arizona? Digo de Nadia). Lo de la moralidad del matrimonio y no romper votos, no se le da bien. Le fue infiel a Alice con Tina, a Tina con Candance, a Jodie con Tina y dado que la rubia y ella ya no están juntas, no me sorprendería que a Tina le hubiera sido doblemente infiel (auch).

Así que no, no me sorprende de Bette, pero tampoco la odio por ello. Es mi amiga y la quiero con sus defectos, aunque me dan ganas de darle una colleja todo sea dicho. Con la de mujeres solteras que hay en el mundo ya podía elegir mejor. Y no me hace gracia tampoco que salga con alguien que está bajo su mando. Eso de ser jefa de alguien con quien te acuestas no está bien. De momento no podemos juzgar demasiado porque no sabemos cuales son las circunstancias, pero vamos, que Bette es de todo menos un angelito.

Angie y su amiga

Hablando de Angie. La mujer está feliz como lombriz cantando y pasándolo bomba con su amiga. Además no se ha enterado de nada porque tiene el teléfono apagado porque Bette le controla el móvil y le hace seguimiento. Y estos son los momentos en los que me alegra que en mi juventud no hubiera móviles jejeje. Igual les digo que un día salimos temprano de un exámen y mis dos mejores amigas y yo decidimos irnos a un bar a jugar billar y me encontré a mi papá por el camino. ¿Cómo se puede tener tan mala suerte? Igual mi papá era buena onda y me deseo buena suerte con risa de aisssss esta niña. Pero que los míos tenían el radar integrado y no había necesidad de trackear el móvil.

Como la felicidad no es eterna, la amiguita de Angie sí que entra en internet, lo mira todo y ¡Boom explota la bomba!

Bette preocupada

Ya en casa, Bette está preocupadísima porque Angie no le responde el teléfono. Además sufre de flatos porque la menopausia no perdona a nadie. Por si fuera poco, le han recomendado que deje su campaña porque la tiene perdida, pero Alice y Shane no están de acuerdo.

Shane: Lo siento, no entiendo cuál es el problema.
Alice: Se ha acostado con una empleada.
Bette: Ha sido algo consensual.
Alice: Sí, pero estaba casada.
Bette: Ya, la he cagado.
Alice: Creo que es porque eres lesbiana.
Bette: Yo más bien creo que es porque Felicity es lesbiana y eso hace que su esposo se sienta menos hombre. Sea lo que sea que signifique eso.
Shane: Eso tiene sentido.

Me gusta mucho que Alice y Shane apoyen a Bette pero al mismo tiempo no le aplaudan la acción. Es lo que les decía antes, son amigas, la quieren, la apoyan en sus momentos de bajas pasiones, pero igual le dicen sus verdades.

Shane le hace ver que tal como han quedado las cosas la están haciendo quedar como una mujer que se ha aprovechado de su empleada de la misma manera en la que los hombres se han aprovechado de sus empleadas mujeres durante tanto tiempo. Alice le dice que le abre su programa para que ella cuente su versión de las cosas y Bette se lo está pensando cuando llega Angie hecha una furia.

Bette y Angie peleando

Angie está cabreadísima y como es una adolescente no es por la posible inmoralidad de la situación sino porque la vergüenza que le está haciendo pasar. Me imagino que ver la vida sexual de tu madre reflejada en las redes sociales cual meme no es agradable y ella está pagando las consecuencias y se siente muy humillada.

A Bette el discurso como que le entra por un oído y le sale por el otro porque su mente solo puede concentrarse en el olor a maría que despide Angie. Así que de inmediato se pone a rebuscarle en la mochila. Angie admite que ha vapeado pero que la maría la tiene su amiga Jodie y Bette se enfada muchísimo y le recuerda que es ilegal para ella fumarla porque es menor.

Angie: Quiero vivir con mamá T.
Bette: ¿Quieres que la llame para contarle lo que has hecho hoy?
Angie: Genial, yo le diré que te follaste a alguien.
Bette: Estoy segura de que ya se enteró.

¡Madre mía los cuchillos vuelan! Ahora sí que de tal palo tal astilla. Bette castiga a Angelica y le quita el móvil, pero también le pide disculpas porque sabe que sus acciones la han afectado negativamente y siente mucho haberla hecho sufrir porque sabe que ella merece algo mejor.

Dani y Sophie se comprometen

Cambiando totalmente de ambiente, Dani se amarra los ovarios, prende una cantidad peligrosa de velas, abre una buena botella de vino y procede a esperar nerviosa a que Sophie entre por la puerta porque ¡se le va a declarar!

Sophie entra cansada y destruida de la vida y no entiende muy bien qué está pasando hasta que Dani de plano se le pone enfrente y empieza «el discurso».

Dani: Amo la manera en la que le hablas a la televisión. Y me encanta que bailes con los ojos cerrados. Sophie: ¿Qué estás haciendo?
Dani: Tú eres mi persona, te necesito en mi vida para siempre.
Sophie: ¡No juegues conmigo!¡Ay Dios!
Dani: Sophie Suarez ¿te quieres casar conmigo?

Tengo que admitir que sufrí mucho porque Sophie se tardó mucho en responder y por un momento me temí todo el drama en el episodio uno de la serie y mi corazón lesbicanario no puede con tanto. Pero no, porque Sophie dijo que sí y ¡fiesta lesbicanaria! Como esto es la vida real, el anillo no le queda bien, pero nada que no pueda solucionarse.

Además en cuanto queda sellado el compromiso con un buen beso, Finley y Micah bajan corriendo a celebrar porque todos estaban el ajo y ya no podían con la intriga.

Bette y Alice hablando

Así de seria como la ven en su juventud incitaba al robo

Al otro día, Bette se pasa por el programa de Alice, que de inmediato le deja claro a su audiencia que conoce a Bette desde hace 25 años y que son amigas de toda la vida (aunque lo de que fueron novias se lo deja guardado en el baúl de los recuerdos lesbicanarios).

Alice: ¿Saben tus votantes que en el 2000 y pico te robaste un cartél?
Bette: Uh, más bien lo tomamos prestado Alice.

¡Awww el cartel! Que maravilloso recuerdo. ¿Se acuerdan cuando Bette quería declararle su amor incondicional a Jodie (le duró una temporada) y le pidió a Shane y Alice que le ayudaran a robarse un cartél. Es uno de los diez momentos que considero más divertidos de la serie original. Aquí tienen un pequeño recordatorio por si la memoria les falla:

Pero volviendo a lo serio, Alice le pregunta a Bette sobre el affair y ella le responde que está ahí porque quiere responsabilizarse de sus acciones. Y porque no quiere renunciar.

Alice: ¿Entonces sientes haberte acostado con una mujer casada?
Bette: Bueno, es complicado porque no quiero que la gente piense que no me importa causarle dolor a otra persona, porque sí que me importa. Pero tampoco quiero que parezca que me estoy disculpando por tener una relación con otra persona adulta que estaba de acuerdo porque ese también es un mensaje que no me gustaría lanzar.

Vamos que le da penita el esposo pero que la tía en cuestión es adulta, le iba la marcha con ella y no es su culpa que estuviera casada así que pasa de disculparse. Todo muy Bette Porter. Además, como buena política cambia el tema a lo que le interesa, que es el tema de los opiáceos y como están afectando la vida de sus votantes.

Alice: Sé que tienes una razón muy grande para haberte lanzado como candidata. Una razón muy personal. ¿Por qué no nos hablas de eso?
Bette: Porque, a pesar de los eventos de esta semana, he elegido mantener mi vida personal privada.

Y aquí mi sufrimiento es mucho, porque si nos basamos en la serie original sabemos que Kit, la hermana de Bette tenía problemitas de adicciones y como Bette se ve tan afectada por la pregunta, me temo lo peor. ¡No me maten a Kit que la amo por todas las diosas!

Alice termina diciéndole que la gente quiere conocerla y Bette se define a sí misma como una mujer lesbiana y biracial. Como una madre, una amiga, una ex esposa (Tinaaaaaaaaaaaaaaaaaa) y exactamente igual que ellos, una persona que se equivoca pero quiere ser mejor. Una persona imperfecta con el mensaje perfecto. ¡Awwwwwwww!

Shane triste

Esa noche, Shane mira su anillo de matrimonio pensativa mientras que Angie y Bette tienen un momento familiar viendo una película. Dani mira a Sophie dormir mientras se siente culpable. Finley y Micah juegan en la alberca y Alice y Nat se quedan con las ganas porque están a media faena cuando las interrumpe uno de los niños.

Bette y Dani hablando

Al día siguiente Dani se presenta en la oficina de Bette para decirle que la respuesta su pregunta retórica es que no duerme por las noches. Así que quiere trabajar con alguien que la inspire y ella es esa persona. Bette duda un poco por su pasado, pero Dani no se amilana ni un paso, le dice que la necesita para ganar y se la mete en el bolsillo. Y así terminamos el episodio.

Ahora llámenme agorera pero ¿se acuerdan que les dije que conozco a Bette como a mis ojos? ¿Y se acuerdan que les dije que le va la marcha con las mujeres bajo su mando? Pues no sé si soy yo, pero a mi me da que van a saltar chipas entre Bette y Dani. Por si acaso yo bautizo la química Danette (de Danone jeje). Además, como no me he cansado de repetir en este episodio, Bette tiene un historial de meter la pata extenso, así que no me extrañaría. Igual ahora mismo shippeo a Dani con Sophia así que Bette si me quieres ¡manten el foco en la vida profesional por favor!

Tráiler de el segundo episodio de The L Word Generation Q

¡Ojito con la ex de la novia de Alice porque da miedito! Me sigue haciendo mucha gracia Finley y es muy icónico que Shane y ella vayan a vivir juntas. ¡La que pueden liar! Mal rollito a lo del padre de Dani que se ve que nos va a causar muchas penas y además va para largo. Y por último, pero no por ello menos importante, ¡que ganitas de chisme caliente! Porque vemos a Dani preguntarle a Bette si hay algo más que la pueda afectar en su carrera política y si conozco a Bette como la conozco habrá una lista larga jejeje.

Curiosidades sobre este episodio

  • En primer episodio de The L Word Generation Q vemos al «nuevo vecino mudándose», en el primer episodio de The L Word (la original) todo empezaba cuando Jenny y Tim se mudaban al barrio. Así que es un pequeño homenaje. Además ¿la casa se parece a la de Bette y Tina con la alberca y demás o soy yo? Necesito volver a ver la serie para comprobarlo.
  • En el episodio Alice bromea en su serie de televisión diciendo que le parece que el «hiatus ha durado una década». Una broma interna a la audiencia sobre el tiempo que ha pasado entre The L Word y The L Word Generation Q.
  • Katherine Moennig posteó esta foto en su Instagram y casi muero de emoción:

Estas tres mujeres fueron super importantes para mí. Sus charlas en This Just Out me ayudaron a sentirme mejor conmigo mismo. Las recomendaciones musicales de Raimy me llenaron el iPod y las bromas de Liz Feldamn me hicieron reir muchísimo. En aquellos tiempos en los que los «Vlogs» estaban naciendo y aún no existia YouTube. Y nada que me hizo muchísima ilusión verlas juntas.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

3 Comentarios

  1. Nadia Marcceti

    EXCEPTUANDO A BETTE (JENNIFER BEALS QUE SE MANTIENE ESPECTACULAR) A LAS OTRAS DOS LES PASO LA APLANADORA DE LA VIDA,SE ENTIENDE YA QUE PASARON 10 AÑOS DE LA ULTIMA EMISIÓN Y SOBRE LOS NUEVOS PERSONAJE LA UNICA RESCATABLE ES DANI PERO SU PAREJA SOFI NO CALIFICA… OMG!!! HAY CIENTOS DE ACTRICES QUE QUERRIAN ESTA OPORTUNIDAD Y ELIGEN A ESTA ACTRIZ??? NO SE ENTIENDE…ESTO ES FICCIÓN Y NO LA VIDA REAL AL MENOS QUE SEA AGRADABLE VER LA SERIE;CREO FALLARON EN EL CASTING NO LES DOY MAS TEMPORADAS SINO CORRIGEN EL CASTING.NO QUIERO VER A MI ABUELA TENIENDO SEXO…ES UN NO!!!!

    Responder
  2. Rei Probanza

    Aún no sé cuándo podré ver la serie desde España (no tengo Movistar), pero gracias, gracias, gracias por este resumen, que me ha ubicado en la trama presente pero retrotrayéndome continuamente a la de hace diez años, dibujando mil sonrisas y añorando un tiempo en el que todo era fresco y me hacía mirar hacia adelante de un modo optimista.

    Responder
    • rogueamph

      ¡Me alegra mucho que te haya gustado!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies