A veces la vida apesta horriblemente. No hay una mejor manera de explicarlo. Y hay días como el de hoy en el que no me queda otra que traerles la tristísima confirmación de que Naya Rivera ha muerto. El día de hoy por la mañana se confirmaba que el equipo de búsqueda había encontrado un cuerpo en el lago y hace unos momentos se ha dado a conocer que desafortunadamente, es la actriz que conquistó nuestros corazones en Glee.

Naya Rivera había desaparecido el día 8 de julio en el Lago Piru en california. Según las autoridades, la actriz había rentado una barca para pasear con su hijo de cuatro años Josey Hollis Dorsey. Todo aparentemente normal, pero la historia tomó un giro dramático cuando una persona encontró al hijo de la actriz solo en el bote. El pequeño estaba bien, pero según su propio recuento de los hechos, su madre habría entrado en el agua para nadar y nunca regresó al bote.

Esa es la noticia pura y dura, como se supone que debes contarla, pero tengo que admitir que a mí que me vanaglorio escribiendo artículos y resúmenes de episodio de 6000 palabras, me ha costado muchísimo encontrar palabras para esos dos párrafos. Se me ha partido el corazón al saberlo y me inunda la pena en estos momentos.

Siempre que entrevisto a alguna actriz que por primera vez interpreta un papel lésbico le digo que se prepare para la avalancha de amor, porque las lesbianas no olvidamos y somos muy leales. Cuando una actriz nos gana en un papel, la seguimos a través de toda su carrera, aunque ya nunca más vuelva a interpretar a una lesbiana. Lo comento porque creo que le entregamos un pedacito de nuestro corazón a cada uno de nuestros ships y porque, vernos representadas ha sido durante tanto tiempo tan escaso, que conectamos profundamente con ese personaje. Tanto que el cariño y el reconocimiento hacia lo que nos ha ayudado en cualquier momento de nuestras vidas, permea hasta la actriz que lo interpreta.

Naya Rivera no ha sido la excepción. Con su alterego, Santana López, nos conquistó aún cuando todo lo que veíamos era química y la gente se reía de nosotras por shippear a las dos porristas. ¡Imposible! Son locuras ¡Brittana no existe! Aún recuerdo la emoción que me dio escribir el resumen de episodio en el que Santana sale del armario hace nueve años.

Recuerdo los días en este Twitter de hace 10 años donde casi todas nos conocíamos y fangirlebamos cada vez que Naya decía algo para animarnos a seguir shippeando. O las risas del final con todo el tema de Sugar from the future y Naya y Heather siguiéndonos el juego.

Naya Rivera, Heather Morris y Vanessa Lengies

Duele porque en tiempos en los que ser una actriz interpretando a un personaje en una relación lésbica todavía no era guay, ahí estuvo ella dándolo todo y shippeando Brittana tanto como nosotras.

Más en Inicio

Supongo que este posts es para compartir mi tristeza con alguien que sé que me va a entender. Que la sensación de pérdida va más allá de una actriz famosa que pasó por nuestro universo. Se nos ha ido una amiga que nos acompañó durante tiempos difíciles. Ella a lo mejor jamás lo supo, pero nos ayudó a ser fuertes en días duros y a reír en momentos tristes. Hasta hemos invocado nuestra Santana López interna alguna vez que hemos tenido que pelear.

Ojalá donde quiera que esté sepa, que sentimos su ausencia inmensamente y que siempre vivirá en nuestros corazónes. Hasta siempre Naya Rivera.

¡Suscríbete a nuestra lista de correo!

¡Suscríbete a nuestra lista de correo!

¿Te gustaría recibir los posts de lesbicanarias en tu email? Suscríbete a nuestra lista de correo, te enviamos un email diario con las noticias lesbicanarias del día.

¡Ya estás suscrita a lesbicanarias!