Seleccionar página

Supergirl: Resumen del episodio 2×10 – We Can Be Heroes

Supergirl: Resumen del episodio 2×10 – We Can Be Heroes

Esta semana Supergirl estuvo en un estado natural de supergay. Es decir, tuvimos Sanvers y queerness en general, pero no a niveles deseados. Posiblemente para darle espacio al grupito de hombres que realmente son más un estorbo que otra cosa.

Yo, estoy con Livewire:

«Niñitos que creen que pueden hacer un mejor trabajo que la mujer que de hecho es superhéroe»
(Vía supergirlbenoist.tumblr.com)

ATENCIÓN este recap contiene spoilers

Si recuerdan la semana pasada nos quedamos con Mon-El logrando que Kara aceptara entrenarlo para ser héroe. Y así comenzamos el episodio 10 de la segunda temporada. Titulado muy a lo David Bowie: We Can Be Heroes.

¿Qué es un héroe?

Es el tema del episodio: Definir qué es un héroe y determinar quién puede serlo. Es una hora de debate de ideas sobre el tema en el que, directa o indirectamente, todo el mundo participa.

Menos Sanvers que están muy ocupadas planeando qué van a hacer en la noche para prestar atención al tema.

Todo comienza porque Guardian deja a unos malvados envueltos en papel de regalo para la policía de National City. Maggie recoge el paquete, pero Kara está furiosa por tener a esta piedra en el zapato de vigilante nocturno.

Así se lo hace saber a James, y de nuevo surge esa rivalidad de los alter egos, pero esta vez podemos sentir que no tiene el mismo tono ligero de los capítulos anteriores.

Regresa Livewire

Sinceramente esta es una de mis villanas favoritas de la serie. Al menos hasta ahora. El personaje es divertido, y francamente el hecho de que no le agrade Supergirl no necesariamente se traduce en que se merecía lo que le ocurrió.

Con todo el amor que le tengo a Cat Grant, la realidad es que degradarla porque su opinión es diferente a la de su jefa no es muy correcto.

En fin. Livewire está en plena sesión con un psicólogo en prisión, pies en agua incluidos no sea que sus tendencias asesinas se disparen, cuando un sujeto vestido de guardia libera a otro prisionero y juntos secuestran a la chica eléctrica.

Sanvers y las apuestas, parte 1

En la escena del crimen tenemos a Alex y Maggie revisando la evidencia… O eso es lo que deberían estar haciendo, pero en realidad es más importante determinar quién de las dos tiene la razón en cuanto a la presencia de Kara.

Kara como reportera, no como Supergirl. Maggie cree que le tomará 10 segundo superar la barrera de los policías que guardan la escena. Alex apuesta que serán sólo 5.

Si Alex gana pasarán la noche en su departamento. Si es la detective la ganadora, Alex deberá probar helado vegano.

La hermana Danvers gana, por supuesto. Y cuando los oficiales intenta disculparse con la agente y la detective por la intrusión de una reportera, Maggie les deja claro que su cuñada tiene permiso para entrometerse en cualquier caso que le provoque.

Kara vs. James

En CatCo, porque a la pobre Kara como que se olvidó que Cat no está, y se tiene que conformar con James, los dos están hablando de Livewire y de su escapa. Kara está preocupada porque sabe que esta es una enemiga peligrosa.

Y a pesar de que la ha derrotado en dos ocasiones, en ambas había contado con ayuda. La primera vez de la propia Cat y la segunda de Barry The Flash Allen. Y ahora, pues, está sola.

James le recuerda que está el Guardian, pero Kara se frustra porque parece que James no ha escuchado todas las veces que ella ha manifestado su desagrado con el Batman wannabe.

Su pelea es interrumpida por una noticia de última hora sobre una situación peligrosa en un estacionamiento.

Los dos saltan ante la oportunidad, pero, claro, Supergirl llega primero. Acompañada de Mon-El. Kara le pide que se quede con los policías para que pueda protegerlos. Porque no es Livewire quien se encuentra ahí, sino un par de los clones.

La batalla

Mientras Supergirl lucha contra los malos Mon-El se olvida de su misión de proteger a los agentes de la policía porque cree que es su oportunidad de salvar a Kara y así a ella no le quedará de otra que enamorarse de él.

Pero por supuesto ella no necesitaba ser rescatada por ningún hombrecito, la irresponsabilidad de Mon-el casi termina en tragedia para la policía, pero justo llega Guardian y salva al agente. Pero recibe la descarga y cae inconsciente.

Supergirl corre a asegurarse que se encuentra bien y al retirar la máscara para cerciorarse de su estado, descubre que se trata de James.

La confrontación

En la DEO Kara está furiosa, por dos. Pero por ahora nos enfocamos en James. Los dos discuten sobre él siendo Guardian.

Ya sabemos que Kara no responde bien cuando las personas que son importantes para ella están en peligro, sobre todo si es voluntariamente. Así que dice algunas cosas un poco duras, como que él no puede ser un héroe porque es humano.

Lo que realmente quiere decir es que le preocupa porque sí, Alex es humana, pero ella tiene años de entrenamiento y ha demostrado una y otra vez que es superior en combate al resto de los personajes, Supergirl incluida. James es un fotógrafo musculoso.

Que además fue a espaldas de Kara ante todo este asunto de Guardian. Él le dice que ella no decide quién es héroe y quien no, a pesar de que James recién había asegurado que Mon-El no podía ser héroe.

Para ser justos, es cierto, porque Mon-El no está haciéndolo porque quiere salvar gente, sino para impresionar a Kara. Pero a veces parece que James lo está haciendo más por ego, o por sentirse dejado de lado que por otra cosa.*

Confrontación, segunda parte

En la calle es el turno de Mon-El de ser triturado por el sermón de Kara, que, pensando en lo que le dice James sobre el daxamita queriendo conquistarla, le pregunta si es cierto.

Mon-El, como el cobarde que ha sido todo este tiempo, no responde y Kara le deja ahí en plena calle, porque ya está bueno por hoy de aguantar tanta inseguridad machista.

Kara tuvo un mal día

Pobre Kara la verdad es que tuvo un episodio, que sabemos que son más de un día, supuestamente, lo que pasa. Pero la pobre la pasa mal. Entre que una enemiga tan peligrosa como Livewire escapa y que los hombres de su vida deciden actuar como si necesitaran probar su hombría, pues…

No olvidemos que Livewire es directamente relacionada con Cat y Cat no está, y no sabemos cuándo va a regresar. Además tampoco hemos visto a Lena últimamente y pobre Supergirl tiene que lidiar con pura testosterona.

M’gann y los marcianos blancos

¿Recuerdan a M’gann? La última vez que la vimos estaba detenida en DEO, y desde entonces no supimos más de ella. Bueno ahí sigue.

Pero comienza a escuchar voces en su cabeza. No por algún problema psicológico, sino porque los marcianos blancos la están atacando.

No olvidemos que ella es una desertora y al parecer su especie además de genocida y xenófoba es rencorosa. El ataque es efectivo y M’gann cae en una especie de coma psíquico que está extinguiendo su vida rápidamente.

Sabes que la cosa está mal cuando Alex Danvers no sabe qué hacer. Pero J’onn dice que le importa poco lo que pase con esta chica, aunque su lenguaje corporal dice otra cosa.

La revelación

Winn descubre que Livewire no escapó, como Kara pensaba, sino que fue secuestrada. Pero en lugar de compartir sus hallazgos con Supergirl y el resto de la DEO, va con James para darle ventaja a Guardian.

No contaban con que Mon-El escuchó y decidió, también sin informar a Kara, que era inteligente seguirles.

Por supuesto todo sale mal. Guardian y Mon-El llegan al lugar donde la pobre Livewire está siendo usada como una batería para crear clones eléctricos de ella. La misma villana se da por muerta cuando se da cuenta que los niños vinieron sin Supergirl.

Inmediatamente después los dos “héroes” son superados y atrapados por el científico loco que está detrás de todo. Ahí es cuando Livewire les da el sermón, apropiado, de “qué fastidio con los hombres que tienen que demostrarse más súper que la mujer que de hecho es más súper que ellos”.

Supergirl, insisto, no necesita más héroes

Supergirl salva el día, claro. Llega rescata a Livewire, a Guardian y a Mon-El, captura a los malos y hasta hace un trato con la villana: Si no matas  a nadie te dejo escapar. Así tienes ventaja para cuando vayamos a por ti.

Livewire, que con todo lo que detesta a Supergirl le tiene respeto y sabe que es la única heroína que hace falta en este show, acepta. Así que posiblemente la volvamos a ver, lo que es genial.

Sanvers y las apuestas 2.0

(Vía dailycwsupergirl.tumblr.com)

En la DEO tenemos la mejor imagen de todo el episodio: En la baranda vemos a Alex, Maggie y Supergirl charlando sobre el día y lo que ha ocurrido.

Kara sigue molesta porque los hombres son un fastidio, así que mejor hablan sobre Livewire, pensando en si volverán a verla o si de pronto (dice Kara) decide dejar de ser mala y aprovechar su libertad para vivir la vida feliz.

Una vez Kara se retira, nos damos cuenta que Sanvers había hecho una nueva apuesta. Esta vez ganó Maggie quien adivinó que Kara dejaría ir a Livewire. Así que Alex debe probar el helado vegano ese.

A pesar de que dice estar asqueada con la propuesta, las dos sonríen tanto y se ven tan felices que de pronto eso de comer helado vegano es clave para otra cosa…

¿Super amigos, o no?

James confronta de nuevo a Kara y le dice que él va a seguir haciendo de Guardian, que es lo que quiere, que se siente mejor ayudando y siendo útil en una forma más activa. Y que lo hará aún si ella no le apoya, pero preferiría que lo hiciera.

Kara le dice que ella no puede apoyar una idea que les pone en peligro, a él y a Winn constantemente. Pero seguro que pronto veremos un episodio en que pasa algo que hace que ella se dé cuenta de que es mejor que trabajen juntos.

¡Oh, por cierto!

Y eso que estaba contenta de volver a ver a M’gann. Al final J’onn sí va al rescate y se conecta psíquicamente con ella. Los dos se ven en lo que parece ser el campo de concentración en Marte, y M’gann le cuenta a J’onn sobre cómo se negó a cumplir la orden de matar a un marciano verde muy joven, matando en cambio a uno de los suyo (marciano blanco).

Finalmente J’onn descubre que su odio por la raza blanca de marcianos asesinos no puede cegarle de las acciones que separan a M’gann de esa tendencia y le perdona.

Los dos vuelven al mundo real, pero M’gann les advierte que esto significa que los marcianos blancos ahora saben dónde encontrarla.

Mon-El sigue

En su departamento Kara se consigue con Mon-El esperándole. Él le confiesa que sí tiene sentimientos románticos hacia ella. Pero que realmente quiere ser una mejor persona y pide seguir entrenando para ser un héroe, juntos.

Kara acepta darle una nueva oportunidad y seguir guiándolo. Pero lo bueno es que ella no responde a sus avances románticos, ni siquiera hay beso. Y francamente es lo mejor que pudiéramos esperar.

Lo que no sabemos es si es porque está en shock, o porque no sabe cómo se siente ella, o si no sabe cómo rechazarlo.

Conclusión

Sinceramente no tendría problemas con James siendo el Guardian si no se sintiera que lo hicieron porque no sabían que más hacer con Mahcad Brooks una vez que dejó de ser interés amoroso de Kara.

Que es la razón por la que nunca estuve detrás del ship de Karaolsen. Porque sí, no fue forzado en el sentido que toda la temporada uno fue in crecento hacia el romance entre ambos. Pero se sintió como que a juro tenía que haber un romance, o una intención romántica.

Cuando arrancó la segunda temporada con Kara acabando con la relación, pensé que era por las razones correctas: Porque llegar a términos con una nueva vida, con revelar quién eres realmente y seguir tu pasión, pues tal vez no era el momento de tener novio.

Sin embargo pareciera que fue para salir de James y meternos en Mon-El, y no. El problema no es James, es la heteronormativa forzosa.

En el próximo episodio

La semana que viene, con suerte tendremos menos de esto, aunque lo dudo. Sabemos que en episodio 12 regresará Lena Luthor y será el especial de San Valentín, así que suena prometedor.

Y, hey, al menos tuvimos a Sanvers completamente feliz y sin drama, disfrutando del crimen con apuestas de enamoradas.

En 2×11, The Martian Chronicles, seguimos con la trama de los marcianos blancos que, como M’gann predijo, vienen a por ella.

Cuando menos será un episodio intenso, tal vez con poco Sanvers y nada de Lena Luthor, porque nuestros chicos (Kara, Alex, J’onn y Winn) estarán atrapados en la DEO con un marciano blanco, y recordemos que estos seres se pueden transforman en quién sea.

Así que será un poco como la peli The Thing en la que el bicho es un parásito que posee a la gente, así que tu realmente no sabes quién de las personas que están contigo es en verdad quien parece ser o es el malo disfrazado.

Sobre el Autor

Nani

Si te parece que esto no tiene rumbo fijo, estás en lo cierto. Popculture, trending, fan works, ciencia y justicia social, desde el otro lado del charco

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies