Select Page

Lesbicanariadas: El día que me negué tres veces

Lesbicanariadas: El día que me negué tres veces

Cuando empecé a escribir las lesbicanariadas era una chica de 27 que escribía en su blog personal de cosas que podían ser tan normales como el quedarse sola en casa porque su novia estaba de viaje de trabajo. A través del tiempo, el blog ha cambiado, hace mucho que no soy la única que escribe en lesbicanarias, ya casi nunca hago posts sobre mi vida personal y esta sección la tenía olvidada en un cajón del blog. Pero esta semana me ha pasado algo que me ha dejado tremendamente sorprendida conmigo misma. Y pensé, que si siempre comparto con ustedes las cosas buenas de mi vida, a veces tendría que contarles también las malas, porque no somos perfectas y eso también está bien.

Como desde hace unos cuantos años nos conocemos, ustedes saben que yo estoy fuera del armario básicamente en todos los ámbitos de mi vida. Toda mi familia lo sabe, mi médico lo sabe, desde que vivo en España siempre he estado fuera del armario en el trabajo, incluso lo he dicho en el periódico varias veces. Vamos que tengo un master en salir del armario y desde hace muchísimos años me siento totalmente cómoda conmigo misma a la hora de decirlo al mundo. Quizá por eso me sentí tan mal cuando me dí cuenta que esta semana hubo un día en que negué tres veces.

Tengo que comenzar por contarles que en el barrio en el que vivo hay una comunidad Coreana muy grande. Tengo muchos vecinos que han emigrado desde ese sitio desde hace muchos años y tenemos incluso una iglesia coreana por aquí abajo. Pues bien, hace ya bastantes años, cuando tenía muy poquito viviendo aquí, había una tiendita coreana que vendía muchas curiosidades debajo de mi casa. El caso es que yo siempre que volvía de la universidad la veía y me apetecía entrar, pero era “demasiado coreana”. Solo había gente coreana dentro, todos hablaban coreano y me daba pena entrar.

El caso es que un día, esa pequeña tiendita desapareció y se convirtió en una tienda de las que aquí en Las Palmas llaman “de aceite y vinagre”. Que básicamente quiere decir que venden esas cosas super esenciales que a veces tienes que comprar porque no te da tiempo de ir al supermercado y te urgen. Y la llevaban los mismos señores coreanos de siempre.

En ese entonces, yo estaba intentando aprender a hacer rollitos y pense ¿quién mejor que la fuente? Así que me dije a mí misma: “Mi mísma, entremos en la tienda y hagamos migas”. Y obviamente no iba a llegar a preguntarle: “Hola como se hacen los rollos”, así que compré un par de cosas y le hice un poco de plática a la dueña, algo un poco complicado porque ella casi no hablaba español y yo no hablaba coreano. Pero fue divertido.

Pasó el tiempo y me convertí en cliente regular en la tienda, tanto que un día, la señora me paró y me dijo que le recordaba mucho a su hija, porque tenía más o menos mi misma edad. A estas alturas ella ya sabía que yo era mexicana y me había mudado a las islas, así que también teníamos eso en común y cuando llegué a casa le dije a Genix que ahora tenía adoptada a una “mamá coreana”. Tanto es así que un día fui a comprar cerveza y me miró con cara de “¡uh cerveza!”, que me sentí un poco mal y todo.

Ahora nos conoce super bien a las tres, ya sabe las cosas que siempre vamos a comprar, habla español casi perfectamente e ¡incluso conoció a mis padres cuando vinieron! Vamos que, es una persona que está prácticamente a diario en nuestras vidas y que francamente me cae muy bien.

Así que está semana, baje a comprar unas papas porque se me apetecían para ver una película. Y en esas estaba cuando entró una vecina con su novio a comprar y como yo estaba ahí de platica con la señora, les atendieron a ellos primero y seguimos platicando cuando se fueron. Entonces mi “madre coreana” se giró y me dijo: “Él tiene como 20 años menos que ella”. Y era verdad, todo hay que decirlo, pero lo decía con desaprobación. Yo no le había prestado mucha atención a ese detalle la verdad, pero le respondí que lo importante era que estuvieran felices. Ella me dijo que sí, que lo respetaba, pero que no le parecía bien. Así que me quedé como “wow, no pensaba que todavía existía esto de las edades” y en eso estaba pensando cuando llegó la bomba.

¿Y tú no tienes ningún chico? y hace muchísimos años que no me sentía tan incómoda y con tanto miedo. Me entró el pánico en ese momento y lo primero que hago yo cuando tengo pánico es evadirme así que dije: “No, ningún chico” y pensé para mis adentros que no estaba mintiendo, si acaso omitía información. Pero ella insistía. ¿Y por qué no? Eres una chica muy guapa, ¿no te gustaría no estar sola? Y a cada pregunta pensaba, tendría que salir del armario, tendría que decirle que la chica con la que vengo siempre es mi esposa. Y al mismo tiempo lo único en que podía pensar era en que cuando se lo dijera la relación que teníamos se iba a acabar. Y que si se sentía así respecto a la diferencia de edad, lo de ser homosexual por descontado sería peor. Y pasé a ese modo default de: “no, a mí esas cosas no me interesan, estoy muy bien así”. Y así me negué tres veces.

Mujer joven escondiéndose

Cuando salí de la tienda sentí un desconsuelo enorme. Primero porque hacía muchos años que no sentía ese pánico escénico de pensar que alguien te va dejar de querer por ser quien eres. Pero más importante aún, porque había dejado que ese miedo me dominara otra vez, y yo pensaba que eso era algo que tenía totalmente superado. Y cuando llegué a casa entré en plena depresión y lo primero que hice fue contárselo a Genix porque claro, encima me sentía super culpable porque al no salir del armario, era como haberla negado a ella también y a nuestra familia en general.

Ella me consoló un montón y me dijo que en realidad no era tan importante, que hay situaciones y momentos en los que autoprotegerse también está bien. Pero sobre todo me hizo sentir que pasar por esos momentos de debilidad o dar pasos atrás es normal y tampoco pasa nada. No somos perfectas, a veces nos van a pasar cosas que nos superan y eso también está bien. Tenemos que aprender a aceptarlo y a mejorarlo para la próxima vez. Y me sentó tan bien que me lo dijera que pensé que quería compartir con ustedes eso nuevo que aprendí y que sepan que, si se han sentido igual, si se han negado alguna vez a sí mismas, si les ha entrado el miedo, no pasa nada. Se levanta la cabeza, se aprende y se sigue adelante.

About The Author

Paola Mejia

Soy una chica lesbiana demasiada inquieta como para no hacer nada durante 20 minutos seguidos. Soy friki de nacimiento y me encantan las series y los videojuegos a niveles altamente peligrosos.

Hola bienvenidas a este mundo de cosas lesbicanarias. Si eres lesbiana o bisexual pasa paisana, si eres hetero deberías replantearte las etiquetas o si no no estarías aqui (es broma, es broma, relájate) si eres hetero bienvenida también.

Lo más leído esta semana

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

Instagram

  • Natalia y Areli acaban de cumplir su primer añito juntas. ¡Muchas felicidades chicas! 🎉🎉🎉 #lesbicanarias #lesbiancouples #lesbianlove #cutelesbian #cutelesbiancouple #lesbianlife #loveislove #lesbianpride #lgbt #lgbtq #lesbiana #parejalesbica
  • Muchos saludos a Su Leen y Brisa que nos han mandado esta genial foto 😁. Se ven super lindas chicas. #lesbicanarias #lesbiancouples #cutelesbian #lgbt #lgbtq #lesbianlove #lesbianlife #lesbiankiss
  • Muchas gracias a @lesbi4na  por habernos enviado esta genialísima foto. #lesbicanarias #lgbt #lgbtq #rainbow #pride
  • Si les van las aventuras lesbicanarias sigan a @jessi_and_millie  en Instagram y podrán acompañarlas en todos sus viajes 😍. Nos encanta siempre que nos mandan una foto.  #lesbicanarias #lesbiancouple #lesbianpride #lesbiankiss #lesbianlove #lesbianlife #lovewins #loveislove #lgbt #lgbtq
  • Por favor vean la preciosa foto que nos han mandado Thais y Carina de su boda en Brasil. 😍 ¡Muchisimas felicidades chicas! Les deseamos toda la suerte del mundo! 📷: @jackproducoes  #lesbicanarias #twobrides #lesbianwedding #twobridesarebetterthanone #lesbiancouple #lesbianlove #lesbianpride #lovewins #loveislove #lgbt #lgbtq

¡Síguenos!

¡Échale ojo a este vídeo!

Loading...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest