Seleccionar página

Motherland: Fort Salem resumen de episodio 1×03

Motherland: Fort Salem resumen de episodio 1×03

¡Buenos días Brujas! Bienvenidas a un resumen de episodio más de Motherland: Fort Salem, esa serie que nos ha regalado una pareja lésbica desde el primer episodio de la primera temporada. ¡Nos han bendecido las diosas! Espero que estén listas para el capítulo número tres porque yo les advierto que mi corazón no lo estaba.

Abigail, Tally y Raelle en Motherland Fort Salem

Nótese que a Raelle todo este asunto de los hombres le resbala

Nuestro episodio comienza con todo el fuerte en la entrada, las chicas están emocionadas, se nota que es un día especial. La general Adler al frente del comité de recibimiento con todo su séquito le da la bienvenida a un señor al que se refiere como «Padre Brujo» que trae un camión lleno de hombres jóvenes brujos a la escuela. El alboroto crece porque todo el mundo está emocionado. Bueno, Raelle está divertida por la emoción de sus compañeras pero desde luego no está tan contenta como Tally que de plano necesita vasitos para la baba.

La generala les invita a entrar y Abigail aprovecha para saludar a uno de los chicos que entra, que al parecer es un amigo de su familia desde que los dos eran pequeños. Tally de inmediato le echa el ojo porque por lo visto es su tipo y se le sube la bilirrubina a tope. Tanto que Abigail deplano le dice que si necesita le dejan el cuarto para ella sola y le regala un Satisfyer.

Abigail, Tally y Raelle entrenando

De lo que no se salvan es del entrenamiento, porque en lo que se organiza toda la actividad, Anacostia las mantiene entretenidas enseñándoles un nuevo hechizo para ver a través de las cosas. ¿Saben quién es la mejor? Pues Tally, que parece que se tomó algo, porque está llena de energía, acelerada y ultraconcentrada.

Una de las compañeras bromea que es porque está caliente y para nuestra sorpresa, Anacostia lo confirma, pero en lugar de regañarla la felicita.

Anacostia: Va a haber mucha energía por aquí en estos días. Durante la duración del Beltane. Aprovechen esa energía, canalícenla en su trabajo. Las hará mejores, más fuertes. Buen trabajo Craven.

Así que una vez más nuestro trío de brujas favorito se lleva todos los méritos en el entrenamiento. Está claro que las tres se complementan muy bien y se cubren las debilidades mutuamente.

Desgraciadamente no tienen mucho tiempo para disfrutar de esta nueva victoria, porque The Spree ataca de nuevo, esta vez congelado un gimnasio entero, incluida la piscina donde la gente murió o congelada o ahogada… no sé que es peor. Así que a todas les pega duro la noticia.

Anacostia regaña a una de las soldados por llorar y les recuerda que tienen que mantenter la compostura en todo momento. Que no pueden permitir que algo así las afecté al grado de afectar su desempeño. Pero luego las deja marcharse y les da un respiro porque sabe que la noticia ha sido dura.

Scylla y Raelle pareja lésbica Motherland Fort Salem

Lo siguiente que vemos es a Scylla y Raelle haciendo manitas en lo que esperan a que empiece el Beltan. Scylla no puede quedarse porque tiene entrenamiento, así que las dos se besan mientras uno de los recién llegados las mira desde atrás con ojos de malvado. Vamos a poner esto último un segundo en una esquinita de nuestra memoria para concentrarnos en el estilazo que tiene para besar Raelle. ¡Ese movimiento de «te agarro la barbilla para dirigir el beso» hay que entrenarlo lesbicanarias!

Justo en ese momento se presenta la Sargento Berryessa Tansey, que viene a explicarles a las chicas lo que se espera de ellas en el Beltan. La idea es que conozcan y convivan con cuantos chicos les sea posible. Y cuando hablan de conocer lo hacen en el sentido más bíblico de las cosas.

La fiesta comienza con un juego de chicos contra chicas y nuestro trío se apunta de inmediato a la acción. Todas se están divirtiendo un montón pero, ¿se acuerdan de aquel tipo mirando con ojos de maloso a Raelle y Scylla?, pues se acerca a decirle a Scylla que es mucho mejor en el juego que escogiendo novias y le mete un empujón. Mmm…

Scylla sorprendida por su ex novio

¡Hasta en el ejército nos aparecen ex novios perdidos!

No pasa ni medio segundo cuando nos enteramos de que el tipo en cuestión se llama Porter y es el ex novio de Scylla. Las cosas entre ellos no terminaron bien, porque por lo visto la morena le hizo un gosthing y lo dejó traumatizado. Además, se nota que Porter conoce bastante a Scylla, así que sospecha mucho (y nosotras sabemos que con razón), de sus motivos para estar ahí.

Scylla intenta convencerlo con aquello de que sintió que era su deber apuntarse. Pero Porter no es tonto y por lo visto Raelle llevaba mucho tiempo despreciando al ejército y no era nada sútil. Así que no se cree nada.

Porter: Puede que hayas engañado a la armada, pero yo sé quien eres ¿recuerdas?.
Scylla: Después de que mataran a mis padres las cosas cambiaron. Así que no, no me conoces.
Porter: Nunca pude decirte lo mucho que lo sentía. Eran buenas personas. Es lo que pasa cuando tu novia desaparece. No puedes decirle todo lo que le querías decir.
Scylla: Sí, bueno, la gente cambia Porter.
Porter: Espero que sea cierto.

Mmm… que mala pinta tiene esto señoras. Yo sufro mucho.

Volviendo a la fiesta. Abigail está siendo lo que se dice una maestra del coqueteo. Y es que la mujer aborda el Beltan de la misma manera que su entrenamiento en el ejército. Con mucho ánimo, energía y competencia. En menos de lo que se dice bruja se lleva a dos muchachones a un lugar más privado.

Tally por su parte sigue con ganas de camelarse al muchachón que vieron al principio, pero tiene mucho miedo por aquello de que es inexperta en esto de convivir con hombres. Y Raelle, no tiene interés en mezclarse, pero cuando ve a Porter por ahí de inmediato se lanza a cuestionarlo sobre lo que pasó en el juego.

Porter admite que fue un imbécil y que pagó con ella los platos rotos. Se disculpa y le dice que no volverá a suceder. Que su problema era con Scylla porque ellos dos tienen historia. Raelle está confundida y le pregunta qué clase de historia. ¿Fueron juntos a la escuela? Porter la mira con cara de: «lo que vas a sufrir pequeña» y le dice que mejor que no se apegue demasiado a Scylla porque se va a arrepentir.

General Alder Motherland Fort Salem 1x03

Una que no está disfrutando de la fiesta es la General Adler a la que «El consejo» ha llamado. Por lo visto, cada país tiene «una general» y se han reunido para hablar sobre varios problemas. El primero es obviamente «The Spree» y hay varias voces en el consejo que también opinan que deberían empezar a usar otros métodos más agresivos contra ellos. Adler sigue empeñada en mantener el rumbo fijado, pero debe tener cuidado porque ya se está cuestionando su liderazgo.

Luego, el representante de Rusia comenta que se han escuchado nuevas «semillas», en un grupo desconocido y que China está intentando ir a por ellas de manera hostil. El grupo pondera ir por el grupo ellos para «impedir» que China consiga las semillas pero Adler se niega una vez más. Además, cuando escucha el canto se escucha muy afectada y dice que está en su sangre. Así que alguna conexión hay por ahí. Igual todo queda pendiente porque una de sus guardianas se desmaya y en cuanto lo hace, Adler empieza a envejecer.

Al mismo tiempo Anacostia y Berryessa están rememorando en el fuerte sus experiencias en la primera Beltan que vivieron. Por lo visto Anacostia le arrancó los pantalones a uno de los chicos. ¡Anda que sabe por experiencia como anda Tally! Las dos están super contentas hasta que ven que uno de los árboles empieza a pudrirse y se dan cuenta de que algo le pasa a Adler. Por lo visto el lugar está conectado a ella.

General Alder rodeada de las ancianas

El problema es que una de las ancianas está muy enferma y por la preocupación de todos, está a punto de morir. Hasta este momento no sabíamos mucho de ellas, solo que acompañan a Adler a donde quiera que van. Pero la serie aprovecha que Tally, Raelle y el chico que le gusta a Tally están de paseo por el museo de Fort Salem para mostrarnos una conversación en la que nos cuentan que las ancianas son escogidas y es un honor que Adler te llame a acompañarla. Pero también es un sacrificio que por lo visto es muy difícil. Tally las admira y piensa que deberían ser reverenciadas, Raelle cree que es algo que da un poco de miedito.

Scylla y Raelle

Tally y su amigo se van y Raelle se queda sola, pero apenas por un momento porque Scylla aparece por sorpresa para abrazarla y hacerle arrumacos. Las dos se van a la parte más macabra del museo, donde se guardan los recuerdos de la inquisición y la quema de brujas. Raelle no se imagina esa clase de odio, pero Scylla cree que todavía no ha desaparecido, algo tan fuerte no desaparece sin más.

En esas estaban cuando aparece Porter otra vez. Scylla quiere irse sin más, pero Raelle está harta de que no le explique las cosas, así que le dice que, o le explica que está pasando o lo de ellas no va a prosperar. La morena promete hacerlo, pero le pide ir a un lugar más privado así que las dos se van.

Abigail por su parte, se encuentra a su mortal enemiga contando lo que sucedió en la Batalla de JuárezS en versión Motherland. Según su historia la familia Swythe se cubrió de gloria en ese lugar cuando Madeline Swythe cantó junto a sus compañeras y conjuró un grupo de torbellinos que arrasaron y cambiaron el rumbo de la guerra. Eso sí, no duda en mandarle un recadito a Abigail diciendo que lo hicieron muy a pesar de la pobre estrategia de la infantería.

Si algo hemos aprendido en estos primeros episodios es que Abigail no es de las que pone la otra mejilla, así que se levanta y cuenta la historia desde su punto de vista. La verdadera heroína fue Jem Bellweather, que distrajo a los soldados para que Madeline pudiera conjurar los torbellinos y además murió defendiendo su posición.

Abigail: Ella y su compañía se mantuvieron firmes, superadas en número mientras la tormenta se formaba. Al final, solo quedaba Jem en pie. Pero no flaqueó. Detuvo al enemigo ella sola hasta que la tormenta asoló el valle. Jem Bellwather, la leona de Juárez, quedó destrozada por los mismos vientos que destruyeron a nuestros enemigos. Se sacrificó sin dudarlo porque eso es lo que hacen los soldados. Eso es lo que hacen los Bellweather.

Su historia provoca más emoción que la de su compañera, pero creo que lo más inteligente es lo que dice Tally. Que en realidad el éxito fue de las dos y no hubiera habido victoria si no se hubieran unido.

Scylla y Raelle hablando

Scylla guía a Raelle hasta un sitio más privado donde le cuenta un poco más de su vida y su pasado con Porter. Le dice que ambos pertenecían a un grupo junto a sus padres que se escondía porque ellos no querían servir al ejército. Pero cuando los descubrieron e intentaron aprenderlos, la cosa terminó mal y los mataron.

Raelle no entiendo por qué se avergüenza, para ella lo que hicieron sus padres no tienen nada de malo. Pero Scylla le recuerda que es ilegal.

Scylla: Ahí es cuando decidí enlistarme. Tratar de vencerles en su propio juego. Puede que quizá conseguir algo de justicia para mis padres.
Raelle: Quiero ayudarte, pero las cosas que dijo Porter… Scylla: (Besándola para distraerla) Si final tengo ganas de huir te llevaré conmigo.

Las dos se abrazan y vemos que Raelle tiene algunas dudas y Scylla está cabreada porque Porter le está arruinando la jugada. ¡Que miedo está empezando a darme Scylla! ¿Quién nos manda prendarnos de las malas siempre?

En otro cuarto del fuerte, Anacostia le informa a una cadete jovencísima que se la ha elegido para acompañar a la General Adler. Así de primera mano me llamó muchísimo la atención que sea tan jóven. Porque todas sus actuales asesoras ya están muy viejitas (no por nada las llaman «las ancianas»), pero supongo que quieren sangre nueva.

Scylla y Porter discutiendo

Lo siguiente que vemos es a Scylla dejando pasar a Porter a su cuarto con cara de «me tienes hasta las mismísimas narices». Porter está indignado y le exige que le diga la verdad, porque alguien que decía las cosas que Scylla solía decir y hacer, no termina en el ejército. Él sospecha que Scylla es una agente encubierta de «The Spree».

Scylla entonces cambia el tono totalmente en plan: «Me has herido con tus palabras y jamás podré superarlo». Lágrimas falsas corren por sus mejillas y para distraerlo le planta un beso. Se ve que esta técnica le funciona muy bien porque la ha usado con dos en este episodio. Pero todo es un engaño macabro para poder acercarse a Porter y susurrarle en el oído:

Scylla: «Me llena una tristeza insoportable».

Y sí, Porter de inmediato deja de besarla y se tira por la ventana. ¡Que demonios Scylla! Con esto sí que te has pasado tres pueblos. Porque vale que Porter fuera un intenso cansino, pero de eso a enviarlo directamente a la muerte hay como trescientas opciones. No me ha gustado nada esta decisión y cada vez temo más por Raelle.

Hablando de besos, Tally también consigue uno de su chico, pero ella por razones más románticas y menos maniacas. ¡Protejamos a Tally de todos los males!

Motherland Fort Salem ritual ancianas

Cambiamos de escenario para ver a Adler junto a todas las ancianas rodeando en su lecho de muerte a la anciana que está grave. Hasta ahí llega la chica nueva nueva que escogió Anacostia. Adler toma de la mano a la anciana para despedirse de ella.

Anciana: Disfrutar del Belthan por mi hermanas.
Adler: Espero que sepas, que tu sacrificio no será olvidado nunca.
Anciana: No ha sido un sacrificio. Ha sido un inmenso privilegio servir.
Adler: Duerme bien mi hija.

La anciana muere y de inmediato se convierte en una jóven y todas las demás empiezan a cantar un ritual. Entonces la chica nueva toca a Adler, las dos se conectan y se convierte en una anciana. Así descubrimos que la razón por la que Adler ha sido capaz de sobrevivir todos estos años es consumiendo la vida de otras brujas que se sacrifican para mantenerla con vida. Todas las ancianas en realidad son brujas jóvenes de Fort Salem.

Nuestro episodio termina con Porter suicidándose y Raelle encontrándolo e intentando salvarlo. Pero el daño está hecho y a pesar de que intenta usar su magia es imposible. Más bien termina desmayada ella por el esfuerzo y lo último que ve es a Scylla. ¡Menuda forma de terminar! No sé ustedes chicas, pero yo sufro mucho con este giro de los acontecimientos. Que sí, que yo shippeo la pareja pero ahora mismo cuesta bastante. A ver que nos deparan los próximos episodios de Motherland Fort Salem.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies