Seleccionar página

Callie y Arizona: resumen de episodio 11×05 Anatomía de Grey

Callie y Arizona: resumen de episodio 11×05 Anatomía de Grey

La semana pasada en Anatomía de Grey las cosas terminaron muy mal para Callie y Arizona. Después de un breve segundo de felicidad, las chicas discutían de nuevo porque sus prioridades volvían a desalinearse y absolutamente todas nosotras deseábamos que una vez por todas que se sentaran a hablar y resolvieran la situación en lugar de seguir dando vueltas como los perros cuando intentan morderse la cola. La cosa es que dicen por ahí que hay que tener cuidado con lo que se desea y en este último episodio de la serie nos han concedido lo que pedíamos señoras. ¿Listas para descubrir que pasó?

Callie y Arizona peleando

Y no empezamos muy bien que digamos señoras porque Callie y Arizona se están gritando de todo en terapia. Bueno, no de todo, pero Callie le está reclamando a Arizona que la volviera a ilusionar con el tema niños para luego dar un paso atrás. Las cosas entre ellas claramente no han mejorado, aunque tengo esperanza porque por lo menos están discutiendo en terapia y eso ya es algo ¿no?

Lo siguiente que vemos es a Arizona haciendo lo que mejor se le da, que es salvar pequeños humanos. Siguiendo su costumbre, en cuanto el peque sale al mundo la mujer se concentra en darle a Karev las instrucciones necesarias. Pero resulta que la ogro porque la doctora Herman es un ogro disfrazado de mujer, le dice que se deje de preocupar del niño y se aplique al estudio.

Callie y Arizona en Anatomía de Grey

De vuelta en terapia, parece que las cosas van mejorando, porque el ejercicio del día es que Arizona le diga a Callie algunas de las cosas que ama de ella. Y la patinadora no tiene ningún problema en encontrarlas. La mira a los ojos y con su sonrisa mágica le dice que adora su voz cuando le cuenta cuentos a Sofia, la manera en la que se muerde el labio cuando se concentra, su sonrisa cuando está dormida. ¡Awwww! ¿Pero Callie disfruta del momento? ¡No! Porque a la mujer lo único que se le ocurre decir es ¿por qué no me dices esas cosas más seguido? Y yo siento inmensas ganas de matarla en ese momento. Porque yo amo a Callie con todo mi corazón pero hay veces que tendría que respirar profundo y pensar antes de actuar.

Arizona se enfada y le dice que le diría más cosas si no fuera porque cada vez que abre la boca ella la interrumpe. Las cosas se ponen tensas, así que la terapeuta les dice que respiren hondo y en lugar de gritarse como posesas «tú haces esto» recuerden la manera en la que les enseñó a comunicarse osea «yo siento que». Pero al verlas a las dos sentadas una a cada lado del sillón nos damos cuenta que las cosas no van nada bien.

Lo que nos lleva a cambiar de escenario para verlas a las dos interactuando en el hospital. Al parecer están atendiendo a un paciente junto a Jo y Meredith y según ellas están haciendo un buen uso de la comunicación que les enseñó la psicóloga, pero en realidad están tirándose tantas piedras la una a la otra que Meredith y yo están por esconderse debajo de la tabla de operaciones por miedo a que les caiga alguna.

La pelea esta vez es porque no están de acuerdo en el método que deben seguir para curar al pequeño humano que está en la mesa de operaciones y la pelea termina cuando Arizona grita un: «¡Vale córtale la pierna al niño!» que nos lleva a ver un flashback de todo el tema pierna, con lo que nos hacemos una idea muy clara de que tema vamos a tocar en terapia ¿verdad?

Callie y Arizona en terapia

De vuelta en terapia hablamos de la pierna, pero no porque ese sea el problema, al menos según Arizona. Para la patinadora las cosas han comenzado en África, cuando ganó la beca y se fue sola dejando a Callie detrás porque pensó que era lo mejor para Callie y ella misma. Y luego decidió que no, que lo mejor para ella era regresar y resulta que al volver se encontró al amor de su vida embarazada.

En este punto las defensas de Callie ya eran más grandes que la muralla China. Y tanto en su postura como en su actitud te das cuenta de que está esperando nomas el golpe y no le hace ninguna gracia que Arizona la culpe de haber abandonado uno de sus sueños para estar con ella. Y el tema del embarazo saca en las dos uno de sus peores momentos, así que al instante se gira y le dice a la doctora que Arizona tiene un problema bien grande con su bisexualidad.

La patinadora prosigue diciendo que como ella la amaba y lo único que quería era volver con ella no procesó todo el asunto del embarazo.

Arizona: Y si para estar contigo…
Callie: Si estás a punto de decir lo que creo que estás a punto de decir…
Arizona: ¡Déjame hablar Callie!
Callie: Te atrape con una hija. Una hija que jamás quisiste y ahora ya no puedes salir.
Arizona: ¡Nunca te atrevas a decir que me arrepiento de mi hija o que no quiero a mi hija! ¡Me arrepiento de que tomaras la decisión por mí! ¡Tú tomas todas las decisiones! Y cada vez que intento tomar una decisión que me beneficia a mí, tú me haces sentir como si fuera la persona más egoísta que existe en este mundo.
Callie: Lo siento. ¿Te hice sentir egoísta cuando decidiste acostarte con otra mujer?

¡Auch! No en serio ¡Auch! Osea los cuchillos vuelan de un lado a otro y ¿saben qué es lo peor? Pues que no le veo salida, osea sí, es verdad Arizona volvió de África por Callie y dejó lo que era una gran oportunidad para ella. Pero ¿tiene culpa de eso Callie? Igual eso no es lo importante porque si Arizona se sigue sintiendo herida es lo que cuenta. Y yo pensaba que ya lo teníamos superado, pero como lo de Sofia también ha salido a colación está claro que no. Y yo sí entiendo lo que quiere decir Arizona porque realmente pienso que ella no quería un hijo pero sí ama a Sofia. Y lo que resiente es no haber tomado ella la decisión junto con Callie de en que momento y en qué condiciones quería tenerla, pero eso no significa que desearía no existiera.

Por otro lado me parece injusto que Arizona piense que Callie toma todas las decisiones, porque no es verdad. Es cierto que las dos han decidido hacer a veces cosas que parecerían alinearse más hacia lo que quería Callie. Pero la morena tampoco tenía otro remedio. Osea con lo de Sofia no es como que Callie pudiera hacer otra cosa. El problema ya estaba ahí y si Arizona quería estar con ella era un all in porque no había de otra, con lo que no es realmenta Callie quien tomó esa decisión. Y no hablemos por favor del tema infidelidad porque ya podemos no terminar.

Lo único que puedo decir es que sufro, porque este parece un rompecabezas imposible y no veo la luz señora. Solo un montón de piezas negras y unas cuantas rojo odio, pero blancas ninguna… Y parece que Callie tampoco, porque de vuelta en el hospital desquita con Jackson su furia, porque la mujer siente que todo lo que hace es dar y nunca le toca recibir. Y volvemos a terapia.

Arizona: ¡Me has dado cosas que nunca he pedido Callie!
Callie: ¡Eso no es verdad! Todo lo que he hecho es lo que me has pedido que hiciera Arizona. Me pediste que no te dejara después del accidente de avión y me quedé. Me pediste que me quedara después de que me fuiste infiel y me quedé. Luego quisiste una casa y la compramos. ¡Lo hago todo por ti Arizona! Porque te amo.
Arizona:¡Yo también te amo!
Callie: Y ahora estamos aquí y yo quiero algo y tú no quieres dármelo y no lo vas a hacer.
Arizona: ¡Nunca he dicho que no quiero un bebé! El hecho de que estemos aquí es por ti y por lo que tú quieres. Intento darte lo que quieres pero me lo pones muy difícil.
Callie: ¿Por qué nunca puedes comprometerte con nada?
Arizona: Te he dedicado los últimos cinco años de mi vida.

¡Holy shit! Sufro mucho gente, porque lo siento mucho Callie, pero la decisión de quedarte fue tuya tal y como la de Arizona de volver fue suya. Y tienen que dejar de echarle la culpa a la otra de lo que han decidido ellas mismas. Y sí cada una ha cedido porque amaba a la otra y ahora sufro porque pienso que si esto es todo lo que queda de las cosas que han concedido igual no tendrían que haberlo hecho. Sobre todo porque parece que nada las hace felices. Esto es una desgracia continua y no solo lo pienso yo, también la terapeuta lo piensa porque les dice que no están avanzando y que siente que necesitan hacer algo más rádical, en concreto pensar en una separación.

Callie y Arizona Anatomía de Grey

La cara de Callie antes esta propuesta es un poema. La mujer tiene absolutamente claro que esa no es la solución. De inmediato la rechaza de facto y dice que si están viniendo a terapia es para intentar solucionar sus problemas, para encontrar una manera de seguir estando juntas.

La psicóloga intenta explicarle que las dos han pasado por muchísimas cosas, que las dos son personas diferentes a aquellas dos chicas que se conocieron en el baño de un bar, a las que se besaban por los pasillos. Que una separación podría hacerlas redescubrirse a sí mismas. Que en su experiencia las parejas van a terapia por dos razones, porque una de las personas quiere marcharse y no sabe cómo decírselo a la otra, o porque las dos personas quieren hacerlo funcionar desesperadamente.

Callie insiste en que la solución para ella es pasar más tiempo juntas y buscar la solución a sus problemas, no separarse, insiste en que ella no quiere una separación, pero la cara de Arizona lo dice todo.

Callie y Arizona en terapia

La patinadora siente que a las dos les vendría bien un respiro, así que le pregunta a la psicóloga cuanto tiempo debería durar. La mujer le responde que lo que las dos decidan así que la rubia empieza por treinta días. A Callie prácticamente le da un ataque porque su esposa quiere pasar 30 días gigantescos sin ella y es como ¿ein? ¿a qué hemos venido a esta terapia? Y la ansiedad no le baja cuando Arizona le responde que en realidad dijo treinta por ser buena onda porque ella siente que sería mejor un periodo de tres a seis meses separadas. Y aquí yo ya estaba indignada junto a Callie porque ¿seis meses? ¡Señora que pasó menos tiempo sola en África!

Callie siente que se ha metido en una especie de reality show que probablemente se llama: «The Real Lesbian Housewives MD of Seattle» ¡LOL! (lo siento pero algo de humor en medio de todo este desastre debe ser resaltado) y yo no soy mucho de realitys pero este seguro que lo veía XD.

El caso es que Callie sigue resistiéndose a la idea, pero ver la cara de Arizona en plan «no veo otra solución» la lleva a decidir que va a intentarlo porque obviamente la otra opción es tronar como chinampinas. Así que la psicóloga les dice que como tienen una hija en común han de vivir juntas y tener un horario para hacerse cargo de Sofia, pero tienen que hacerlo vida por separado. Cuartos separados, no estarse viendo, no hablar y sobre todo no tener sexo algo con lo que no creo que tengan mucho problema porque si la pantalla nos lo cuenta todo van bastante escasas en ese tema.

En fin que yo encontré el tema de Callie tan reacia a la separación muy orgánico con su personaje. No porque crea más en el amor ni esas cosas, sino porque es como ver todos sus miedos en sus cara. Porque Callie se siente responsable de la relación y de que funcione, le gusta estar a cargo, pero sobre todo es tremendamente insegura. Así que cuando piensa en una separación no está pensando en que puede tomarse un tiempo para sí misma y para relajarse y redescubrirse. Está pensando que la última vez que se separaron mientras ella estaba hundida en un pozo de desolación Arizona estaba cepillándose a Leah y no le hace la más mínima gracia porque entiende (de manera equivocada) que solo ella está luchando por este matrimonio y que como se separen la cosa va a ir del todo mal. ¿Será verdad?

Callie y Arizona primer día de separación

Igual la resolución de intentarlo a Callie le dura una noche, porque a la mañana siguiente de inmediato intenta hablar con Arizona. Le dice que no pudo dormir en toda la noche y que esto ya la está haciendo sentir miserable. Le pide con lágrimas en los ojos que olviden el tema de la separación e intenten solucionar sus problemas de otra manera. Pero Arizona sigue implacable con su vida y no le hace caso. ¿Y saben qué? Yo sufrí muchísimo por Callie, lo admito, pero también pensé que han quedado en 30 días y lo demás no ha funcionado, así que entendí que Arizona no quiera echarlo a perder en el primer día, osea realmente sentí no que lo hacía porque no le pesara el dolor de Callie sino porque realmente siente que esta separación podría ser una solución para ellas y no lo quiere echar a perder.

De vuelta en el hospital, a Callie le toca atender a una chica que ha metido la mano en una máquina corta pasta (Auch) tiene que hacerle una operación y tal pero parece que todo va a salir bien, al menos eso es lo que le dice Callie a la chica.

Arizona por su parte está hablando junto con Alex con los padres de un pequeñín cuyo esófago está separado. Les dice que tienen que operarlo pero para hacerlo han de inducirle un coma médico al bebé. Luego les comenta que Alex será quien se encargue de su caso pero que es super awesome porque ella misma le enseñó todo lo que sabe.

Arizona Anatomía de Grey

Al salir, Alex le dice que siente que sería mejor para el bebé hacerle otra cirugía, pero la patinadora insiste en que su opción es mejor y al final Alex termina cediendo. Arizona sale corriendo entonces a con la doctora Hermann. La mujer está hablando con un paciente y Arizona ya llega tarde a la cita y por si fuera poco resulta que ya está ahí el segundo becario, el doctor Graham a quien de ahora en adelante llamaremos Dr. Besatraseros porque madre mía se la vive adulando a la Ogro.

En fin, volviendo al paciente, la mujer está preocupada porque su bebé necesita una cirugía intrauterina, así que besa trasero le dice que no hay de que preocuparse porque la doctora Ogro es una crack, de hecho la más crack del planeta haciendo esta operación, así que está en las mejores manos posibles.

Ya en quirófano, Arizona se ofrece a hacer el procedimiento con ella porque siente que tiene muchísima experiencia. La doctora ogro le dice que sí, pero con niños nacidos, no con fetos, así que chitón y a observar mientras ella y el otro estudiante hacen la práctica. Arizona sufre porque no está acostumbrada a no ser la mejor en algo, así que decide que practicará el procedimiento hasta que le sangren las manos si es necesario. Pero eso significa que no puede cuidar a Sofia, así que le manda decir a Callie con Stephanie que necesita cambiar el turno.

A la morena no le hace la más mínima gracia que Arizona le quiera cambiar el turno, sobre todo porque parece que es la cuarta vez en la semana que lo hace, así que la manda freír espárragos vía Stephanie, pero igual le cambia el turno para que estudie.

Luego junto a Meredith observa un caso en el que tienen un paciente que tuvo cáncer y estaba en remisión pero al volver a revisarlo tiene un tumor en el fémur. Con lo que tienen que quitarle la cadera. Callie le dice que la ayudará sin problema y que programe la operación, pero luego recuerda que tiene que cuidar a Sofia así que le pide que no la programe para ese día. Meredith le dice que la entiende perfectamente, que sabe que tiene que recoger a la peque y sonreír a pesar de que su esposa no le hable (porque Meredith y Derek andan en las mismas) así que Callie se siente un poco mejor porque por lo menos ve que sus problemas no son tan raros y hay alguien más en el mundo que la puede comprender.

Arizona y April en Anatomía de Grey

Y dicho y hecho, Callie se ocupa esa noche de bañar y dormir a Sofia, y en esas anda cuando escucha ruidos de risas en la cocina. La mujer sale a ver qué demonios y se topa a Arizona y April cocinando y riéndose de la vida y claro, sus inseguridades suben a tope. Callie le dice a April, porque no puede hablar con Arizona, que pensaba que la patinadora tenía que estudiar. April le contesta que sí, que de hecho eso están haciendo, preparar pequeños úteros de gelatina para que luego practique. Pero Callie está muy nefasta porque su sensación es que mientras ella es una mujer miserable Arizona está más feliz que una lombriz.

Callie bebiendo de la botella

Y con esas pasamos hasta el décimo día de su separación. Ya llevan el primer tercio señoras y no parece que la cosa haya mejorado demasiado, al menos en cuanto a la relación, porque en lo profesional Arizona está brillando de nuevo (¡yeiii!) de hecho la doctora Hermann la felicita y todo y le ofrece hacer el procedimiento, pero Arizona aún no se siente preparada, así que le dice que prefiere esperar. La doctora Ogro se queda super impresionada y le dice que admira su honestidad y que la próxima operación le tocará a ella.

Mientras tanto la paciente de Callie vuelve al hospital porque se muere de dolor. El problema es que no tiene nada, Callie le hace todo tipo de exámenes y no puede encontrar algo mal, así que entra en desesperación y se mete en el cuarto donde guardan las cosas extras a tirar algunas para sentirse mejor. Técnica que nunca funciona pero no sé porque seguimos haciendo.

El caso es que Meredith también estaba ahí y al ver que Callie anda de plano tan a la baja la invita a irse de tragos con ella.

Callie y Meredith

Ya en el bar Callie le cuenta lo de la separación a Meredith y a mí me hizo mucha gracia que la Grey le contestara: «Como Derek y yo pero en sano» XD. En fin que las dos proceden a darle duro a los chupitos de tequila y contarse sus penas. Callie por ejemplo habla sobre su bisexualidad:

¡Soy bisexual! ¿Y qué? Significa algo, y es real. Es decir, se llama LBGT por una razón. Hay una «B» ahí por algo, y no significa buenorra. Bueno. Un poco sí, pero también significa bi.

Siempre le agradeceré a Shonda que nos haya regalado en Callie un personaje bisexual absolutamente genial y que no cae en los estereotipos.

Meredith por su parte le cuenta que su madre y el jefe anduvieron dándole al fornicio por todo el hospital igual que ella y Derek, lo que la ha llevado a la conclusión de que es infiel por herencia XD. Callie entonces se pregunta si Sofia será infiel por herencia y luego recuerda que todas las personas con las que se ha casado le han sido infiel (y me hizo mucha gracia que tuviera que pensar cuantas eran por aquello de que está hasta las trancas), pero la mejor parte fue esta:

Meredith: Cristina era la tercera en nuestro matrimonio. Peligrosa, cargada, podía matarnos, pero necesaria para que siguiéramos juntos. Ella me entendía. ¿Crees que sería posible que el amor de mi vida sea una mujer?
Callie: ¿Te exitaba su vagina?
Meredith: No.
Callie: Entonces no.
Meredith: Tiene sentido.

LOL está conversación fue lo más, sobre todo porque terminó con las dos haciendo un karaoke improvisado con la palabra vagina XD. Que por cierto me hizo mucha gracia verlo no solo por la actuación, sino porque hace tres semanas vi una entrevista con Ellen Pompeo en la que decía que Shonda les había puesto a decir vagina mil veces y luego me di cuenta que era este el episodio.

Pero volviendo a lo nuestro, Callie llega super borracha a casa y con los sentimientos a flor de piel y se topa a Arizona dormida de tanto estudiar así que de repente ve todo lo bueno que han tenido siempre y se sienta a su lado en la cama. La patinadora se despierta y las dos se miran fijamente ¡Y Dios que química siguen teniendo juntas!

Callie y Arizona beso

Las dos se besan y yo no sé si gritar ¡¡¡¡¡¡¡¡¡nooooooooo!!!!!!! o ¡Yeiii! porque por un lado verlas besarse me hace darme cuenta de que se siguen amando a pesar de todo pero mi lado racional me dice que un beso no soluciona todos sus problemas y que si cortan por esta vía están muertas y hemos vuelto a empezar el círculo vicioso. ¡Agh!

Afortunadamente para todas nosotras Arizona tiene más fuerza de voluntad que yo y Callie juntas, así que para la situación. Eso sí, en la siguiente terapia las dos confiesan su pecado y la terapeuta las castiga empezando de nuevo por el día uno.

Arizona Anatomía de Grey

Volvemos al día uno y Arizona no lo está pasando muy bien porque ¿se acuerdan del peque del que Alex iba a hacerse cargo? Bueno algo salió mal y tienen que volver a operarlo. Los padres están super enfadados obviamente, con el mundo en general y con Arizona en particular porque sienten que todo esto se debe a que Alex es incompetente.

Al salir de hablar con ellos Alex está super enfadado con ella porque él entendía que ese no era el mejor procedimiento a seguir y se dejó llevar por ella. Así que le dice que ahora él está a cargo, que tiene que dejar de seguir intentando ser su jefa porque ahora él es el adjunto y la corre de bastante mala manera.

Pasamos al día 16 y vemos a Meredith y Callie operar al paciente aquel que tenía el tumor. Grey le pregunta a su compi cómo van las cosas con la «separación» pero Callie le echa ojos de «señora no quiero que se entere todo el hospital» así que Meredith decide llamarlo «dieta» LOL.

Meredith: ¿No más atracones nocturnos?
Callie: Bueno, casi me comí una hamburguesa, pero luego no lo hice, así que… eso fue muy duro porque me encantan las hamburguesas. ¡Dios! Extraño las hamburguesas.
Meredith: Derek quiere hamburguesa todas las noches. Le he dicho que no puede comerse ninguna hasta que acabe el año, así que se ha ido a dormir al sillón. Tienes suerte. Por lo menos tu dieta tiene una fecha de finalización. Son treinta días ¿no? Imagínate lo bien que te sabrá esa hamburguesa cuando acabes la dieta.

LOL parece que tendremos que añadir «hamburguesas» a los símiles de comidas entre las Calzona, muy juntito a «panqueques» XD. Igual la alegría no dura mucho porque resulta que el fémur del hombre está en peor estado del que pensaban y no le pueden poner otra cadera, así que de momento no podrá caminar. Así que Meredith tiene una idea para alegrarse ¡ir al bar a comerse una hamburguesa! LOL Pero no hay de que preocuparse señoras, es una hamburguesa de las de verdad, no de las metafóricas y tiene muy buena pinta. Aunque yo tengo que confesar que cuando Meredith dijo: «No me podría comer todo eso» yo pensé ¿ein? ¿señora? ¡Es una hamburguesa! Igual yo como mucho, lo confieso XD.

Callie Torres salvando vidas mientras come pepinillos

Callie Torres salvando vidas mientras come pepinillos

Ya en el bar, a Callie se le ocurre mientras ve partir a Meredith la hamburguesa que pueden partir el fémur del chico y hacer un procedimiento médico para arreglarle el desaguisado que ha dejado el tumor. Así que las dos se ponen super contentas a comerse su mitad de hamburguesa con papas.

Arizona Anatomía de Grey

Esa noche Arizona ve que la puerta del cuarto de Callie está semi abierta y le da curiosidad, así que abre la puerta y se topa con una cama impecablemente hecha. Lo que le trae muchos pensamientos a la cabeza. Unos bastante feos que no se le había ocurrido pensar porque ¿Callie jamás se acostaría con otra persona aunque estuvieran en un descanso no? Osea es un descanso solamente y no de descanso tipo friends XD.

Luego le entra el trauma de pensar que a lo mejor algo anda mal con su esposa y eso la deja todavía peor, así que decide volver a romper las reglas porque ya no puede con su alma.

Callie y Arizona en el hospital

Arizona empieza a sondear el territorio diciéndole a Callie que sabe que no deberían hablar, pero que como siguen viviendo juntas se dio cuenta de que no llegó a casa. Y que como tienen a Sofia en común ella tendría que saber donde y con quién está por aquello de que algo pasé.

Callie entiende la situación y le dice que estaba en el hospital, pero entonces a Arizona le sale monstruo verde y le dice que no es cierto porque ella ya fue a ver en la lista de llamadas a ver si tenía le habían llamado por una emergencia y su nombre no estaba ahí. Callie le pregunta si la anda espiando y Arizona responde que estaba preocupada, así que la morena le explica lo que pasó, que cenó con Grey y luego se devolvieron al hospital a planear la operación y cuando se dio cuenta era tardísimo así que se quedó a dormir en el hospital.

Arizona pregunta ¿con Meredith? con cara de «con esa no creo que te hayas acostado» XD y Callie se da cuenta en ese momento de que todo el interrogatorio es porque Arizona está celosa porque piensa que se ha acostado con alguien más lo que a ella le causa más bien risa porque no hay nada más alejado de su mente.

Callie torres en anatomía de grey

Pero esa tarde, en terapia, Callie le cuenta estos hechos a la psicóloga con una sonrisa del tamaño del universo en la cara, porque siente que por primera vez Arizona no la ha sentido segura y tuvo celos. A ella eso la hizo sentir genial. La psicóloga le recuerda que poner a Arizona celosa para sentirse bien no es como muy sano, pero la morena no está feliz por los celos, sino por lo que significan. Porque ahora se da cuenta de que la patinadora realmente se preocupa por lo que pueda pasar entre ellas, ¿significa esto que la terapia funciona?

Pasamos al día 29 ¡ya casi estamos del otro lado lesbicanarias! Y Meredith y Callie por fin realizan el procedimiento al paciente del fémur y les sale perfectamente bien, así que las dos están felices por ser unas diosas del escalpelo. Eso sí, la alegría no dura mucho porque resulta que mandan llamar a Callie porque su paciente del brazo intentó suicidarse estrellando su coche contra un árbol.

Callie pierde los nervios y se suelta llorando porque entiende que la mujer realmente lo estaba pasando mal y ella no pudo encontrar la forma de solucionarlo, así que la culpabilidad se la está comiendo viva. Derek se va detrás de ella y le dice que en realidad ella no podía haber hecho nada porque el dolor venía de un problema en su espina dorsal. Pero que no se preocupe porque él va a curarla.

Arizona Robbins en anatomía de grey

Mientras tanto Arizona se topa con la Ogro y Amelia platicando sobre Addison y la maternidad. La patinadora se acerca para entrar en la plática, pero para la doctora ogro ella ya no es una compañera con la que contar chismes sino una basurilla de estudiante que merece compartir platica así que la corre vil y cruelmente del lugar. WTF doctora ogro!

Eso sí, como cosa positiva podemos encontrar que la ogro le dice a nuestra Arizona que será ella quien se encargue de meter la aguja la próxima operación, así que al menos nuestra chica está aprendiendo ¿verdad? Igual la pobre va de desgraciada por la vida, porque ni si quiera se puede pasar a ver sus pequeños humanos en pediatría porque Karev la tiene totalmente banneada (WTF ALEX!)

En otro quirófano, Derek le insiste a Callie que no fue su culpa no haber visto el quiste:

No es tu culpa. Este problema va más allá de lo que podías haber previsto o controlado. Esto no es tu culpa.

A mí esas palabras me ponen de los nervios ¿qué quieren que les diga?

Callie y Arizona

Esa noche, Arizona está dándolo todo practicando para el procedimiento mientras Callie la mira con una copa de vino en mano y tocándose el colgante del amor. Arizona está muy cansada se le nota en la postura del cuerpo, pero contenta porque cada vez se siente más segura haciendo lo de insertar la aguja, así que el que Callie se acerque a masajearle los hombros con oscuras intenciones la toma por sorpresa.

Arizona suelta un «Calliope» que me pone los pelos de punta porque fue como ese «Arizona» que Callie le soltó en el elevador y es un poco una advertencia de debilidad. Pero Callie le dice que no pueden hablar y se la lleva a la cama.

Callie y Arizona en la cama

Es el día 29, así que Arizona está un poco preocupada por aquello de que al decirle al a doctora las mande otra vez al día uno como con el beso, pero Callie tiene una solución para ese problema, simplemente no le van a decir. ¡Dios hace siglos que no teníamos a Callie y Arizona en plan hot! Así que voy a hacer como que esto no me preocupa en lo más mínimo y me dedicaré a disfrutar de las escenas porque yo lo valgo señoras.

Día 30 ¡se acabó lo que se daba señoras! Por fin vemos la luz en el horizonte. Pero las cosas no van bien para Arizona porque resulta que es el día de la operación y claro, la noche anterior andaba muy ocupada dándole vuelo a la hilacha con Callie así que no solo está desvelada sino que no se siente completamente segura de poder hacer el procedimiento.

La doctora Ogro es como un águila a la hora de descubrir a su presa, así que ante el más mínimo signo de duda la ataca. Y la patinadora se queda sin saber que hacer así que le dice al otro estudiante que tome él la batuta.

Arizona en el hospital

Por si eso fuera poco, en cuanto salen de quirófano, la mujer se la lleva a un cuarto y le dice que la ha decepcionado, que ella la escogió personalmente para esta beca porque creía que era alguien especial. Que es la jefa de pediatría, una parte de la mesa directiva y se dejó llevar por eso, pero que siente que se ha equivocado y que ya lleva dos strikes y al tercero está fuera de la beca. Lo que obviamente deja a Arizona totalmente deprimida y sin nadie con quien hablar.

Y aquí quiero decir que mucha gente ha interpretado todo esto como que Arizona es incompetente y yo no creo que ese sea el mensaje. Para mí esto va de que no puedes hacer setecientas cosas a la vez, y es que a Arizona la vida no le da un respiro, está intentando solucionar sus problemas matrimoniales mientras se encarga de su hija y estudia una beca sin entender bien aún como delegar y es normal que no pueda con todo, ningún ser humano podría.

Callie por su parte está visitando a su paciente que por fin no siente dolor y está super agradecida. Porque cuando intentó suicidarse lo hizo porque sentía que no tenía salida y era una manera de terminar con su dolor. Pensaba que si moría por lo menos ya no sufriría, se habría acabado todo de una vez por todas y ya no tendría que seguir luchando por algo que no tenía remedio. Aquí miedo no…pánico…. ¡AGH!

Meredith se encuentra a Callie en el hospital y le pregunta cómo está, porque sabe que es el día 30. La morena le dice que está super nerviosa y no sabe por qué, que siente como si estuviera volviendo a casa de algún lugar misterioso. Meredith le recuerda que, aunque se le acaba la dieta, ella siempre está disponible para unas hamburguesas. Callie sube la ceja y Meredith aclara que de las que traen papas XD.

¡Por fin llegamos la terapia del día 30 de separación! Callie y Arizona están sentadas cada una a un lado del sillón listas para terminar con esto de una vez por todas. Y la voz de Callie nos dice:

Cuando el caos pasa tenemos que ver atrás, echar otro vistazo. Preguntarnos a nosotros mismos ¿puede este cuerpo ser recompuesto? Si hemos hecho bien nuestro trabajo, se puede, hemos parado la hemorragia. Suturamos el daño, conseguimos que el cuerpo volviera a estar completo.

Callie y Arizona en la sesión final

Eso tiene que ser una buena señal ¿no? Es el turno de Arizona de hablar y esto es lo que tiene que decir:

Entiendo por qué hemos hecho esto. Ha sido para hacernos más fuertes, para hacernos mejores. Y lo ha hecho, siento que de verdad lo ha hecho. Ha tomado mucho tiempo y ha sido doloroso y horroroso, pero hemos pasado mucho juntas y sé que aún tenemos mucho que pasar pero…Te amo Calliope, te amo. La vida sin ti me aterra. Y el mundo tiene menos sentido cada vez, no sé ni si quiera lo que hago en el trabajo. Pero lo que necesito es mi ancla, eres tú. Te necesito y eres lo único que necesitaré siempre. Y estoy tan contenta de que esta separación llegue a su fin.

Y yo tendría que sentirme completamente contenta, pero por dos razones no lo soy. La primera la guardo para luego, pero la segunda es que siento que conozco mucho a Callie Torres y ese llanto que está soltando no es el de «wow volvemos a estar juntas» sino el de «shit estoy embarazada de Mark» y aquí aprovecho para decir «wow» por Sara Ramirez porque no sé como hace esta mujer para que yo pueda distinguir cuando llora de felicidad completa y cuando no.

Pero volviendo al resumen, Callie llora a mares y respira profundo, para intentar sacar el valor y responder a las hermosas palabras de Arizona. Y cuando lo consigue dice:

Los últimos días me han enseñado muchísimo. Lo único que quería cuando llegamos era saber que podíamos irnos juntas. Pero desde el momento en que me senté lo supe, supe que me iba a sentir asfixiada. Estas últimas semanas, me he reído más, he hecho más cosas, he disfrutado más que en los últimos…. Y finalmente me he sentido libre. Y al ser libre, pude ver que, estar intentando arreglar constantemente nuestra relación es lo que me ha matado lentamente. Y no quiero hacerlo más. No quiero arreglarnos o arreglarlo más. A lo mejor en lugar de amarte tanto debería… debería ser yo misma por un tiempo. Debería quererme a mí misma y tú deberías quererte a ti misma. Y juntas las dos querer a Sofia en lugar de. Quiero tanto para ti Arizona, para las dos. Mucho más que esto. Más que estar atrapada con alguien que se siente atrapada. Quiero que tú también seas libre.

Callie y Arizona

La voz en off que escuchamos dice lo siguiente:

Callie: Pero no importa lo mucho que lo intentemos.
Arizona: Tenemos que darnos cuenta.
Callie: De que algunas cosas no pueden arreglarse.

Perdónenme si dejo este resumen a medias para irme a mi camita a llorar bajo las sábanas mientras me suicido con galletas de animalitos lesbicanarias. ¡SUFROOOOOOOOO! Vale, lo cierto es que ya me tomé el día para sufrir y por eso he tardado tanto en hacer el resumen, porque necesitaba tiempo para poner todos mis sentimientos en orden y escribir este tocho que no creo que nadie llegue a leer hasta el final porque soy un poco cansina XD.

Cuando vi esta escena me sentí terriblemente mal, osea ¡Calzona se ha ido a pique! Y lágrimas de metal corrían por mis mejillas pero al mismo tiempo pensaba «esto es lo mejor para ellas» y eso solo lo hacía peor porque me sentía como una traidora a la patria. Y al mismo tiempo quiero que se vuelvan a meter en una burbuja rosa y jamás vuelvan a salir de ahí, pero por otra después de los años que han vivido últimamente y de toda esta debacle siento que esta ruptura es lo mejor para ellas y me duele en el alma decirlo. Pero tengo mis razones que son las siguientes.

Cuando hablábamos de las palabras de Arizona les comenté que yo sentía que algo no iba bien y no era solo las lágrimas de Callie. La otra razón es que me di cuenta de que, Arizona quiere a tope a Callie cuando tiene problemas. Quiere que no se vaya cuando todo es un desastre o en este caso se da cuenta de que necesitas a su ancla cuando absolutamente todo en el hospital le está yendo mal y no tiene con quien hablar o alguien que le eche un cable (un sentimiento totalmente humano por otro lado), pero no es la razón adecuada para querer volver. Mientras las cosas le iban bien, mientras era la alumna que siempre quiso ser con la doctora Ogro y se sentía en una buena posición podía mantener la separación perfectamente y se sentía incluso más realizada que Callie. Piensen en las sonrisas que le vieron en ese momento. ¿Se acuerdan? Arizona riéndose con April en la cocina mientras cocinaban, Arizona muerta de emoción cuando la doctora Herman la felicitó. Se sentía realizada, solo cuando algo salió mal entonces sintió que necesitaba a Callie.

Algo que insisto, es muy humano, pero al mismo tiempo, desde mi humilde punto de vista equivocado. Creo que el amor no es querer estar con alguien cuando las cosas están mal, sino querer compartir con esa persona cuando las cosas están bien y la realidad de este sistema es que cuando teoricamente están bien, Arizona no se siente realizada. Siente que algo le falta, se resiente por las cosas que han pasado entre las dos, cree que Callie ha tomado todas las decisiones y aunque quiera a Sofia resiente no haber tomado ella la decisión. Cuando las cosas están bien es cuando se le cae el velo y se da cuenta de que no está en donde quiere o necesita estar para ser feliz. A la patinadora le pasa un poco como a nosotras porque cuando entra en la terapia siente que necesita unos buenos tres o seis meses sin Callie y al final, se le ha cumplido y su cara de sorpresa total fue terrible, porque puedes ver como se le rompe totalmente el corazón.

Porque la cosa es que Arizona ama a Callie con todo su corazón. Osea yo creo que eso jamás puede estar en duda. Una cosa es que las decisiones que tiene que tomar a veces para estar con ella la hagan perderse como persona a tal grado que sienta que no puede ser feliz y otra que no la ame. Porque sí, la quiere, la necesita, se lo ha dicho y es verdad, el problema es que a veces eso no es suficiente. Porque los cuentos de Disney han hecho mucho daño y me temo que las cosas no son así de fáciles.

Y Callie por otro lado siempre ha querido controlar esta relación. Siente que ha luchado con todas sus fuerzas porque en serio lo ha hecho (aunque Arizona también), pero siento que Callie, por todos sus problemas de inseguridad siempre ha pensado que todos los problemas son su culpa. Que si su matrimonio no funciona es porque ella no se está esforzando lo suficiente, que si Arizona le fue infiel y George también el problema tiene que ser ella, por mucho que los resienta y jamás lo admita delante de ellos. Y el caso es qué, no importa lo que hagan o como giren las cosas, el resentimiento sigue ahí presente. Y Arizona sigue sintiendo que dejó la beca y en cierta medida su vida por seguir los sueños de Callie y eso aparentemente no va a cambiar. La cosa es que en estos treinta días que ella no quería vivir porque sabía que iba a perder el control. Ella se dio cuenta, porque le quitaron el control a la malagueña, que cuando dejaba de intentar estar en todo y se dedicaba a lo suyo podía respirar mejor. Porque es una carga bastante pesada intentar que otra persona seas feliz contigo cuando para estar contigo tiene que dejarse a sí misma por el camino.

Y por eso siento que, cuando Callie toma la decisión de romper esa relación, no lo está haciendo solo por ella sino también lo está haciendo por Arizona. Que no lo hace desde el odio sino desde un sentimiento de amor hacia su pareja. Porque ve que las dos están luchando constantemente pero siempre una de las dos tiene que ceder para que estén juntas y ceder en cosas que son importantes para las dos, que no son a ver quien va a por un helado o a quien le toca dormir a Sofia sino cosas que causan que la otra no se sienta completa o sienta que tiene que dejar de ser ella misma para poder seguir en la relación.

Y cuando le dice que quiere más para ella, que quiere que sea libre, siento que le está dando lo que piensa que realmente la va a hacer feliz. Su libertad, la libertad de tomar las decisiones que siempre ha necesitado, la de hacer con su vida las cosas que su matrimonio con Callie le ha impedido hacer y la de ser feliz sin sentir que tiene la obligación de ser «un buen hombre bajo la tormenta» para otra persona que no sea si misma.

Y creo que Arizona, aunque siente que se le rompe el corazón no le responde porque, aparte del shock existencial que le causaron las palabras de Callie en el fondo sabe que tiene razón. Que las dos lo han dado todo y un extra más y no salen del círculo vicioso y que por lo visto no van a salir de ahí porque llevan casi tres años atoradas en él.

Y toda esa ruptura me llevó a sentirme de la siguiente manera:

Porque una cosa es que yo sepa qué es lo mejor para ellas y otra que quiera verlo. En serio, sufro demasiado por este programa de televisión. De todos modos, como la eterna optimista que soy les diré que mi teoría es que sí, estas dos han terminado y estarán separadas por mucho tiempo. Tiempo que necesitarán para recomponerse a sí mismas y para re descubrirse como profesionales y amigas. Y en un futuro, cuando las dos brillen con luz propia volverán a encontrarse. ¡Y el buque Calzona volverá a zarpar mis queridos saltamontes!

¿Qué por qué lo pienso? Pues porque como siempre digo I will go down with this ship pero aparte porque a Shonda le gusta hacer paralelismos y yo he encontrado unos cuantos en este episodio que me hacen sentir que puede haber luz. Una luz muy pero que muy lejana, pero luz al fin y al cabo.

Para mí todo esta hecatombe es un África 2.0 pero al revés. En ese momento, Arizona dejó a Callie porque sentía que si la ataba a ella para seguir su sueño ella la resentiría por siempre. Y prefería dejarla ir aunque se le rompiera el corazón en el proceso porque sabía que la cosa no iba a terminar bien. Y ahora la cosa es al revés. Callie deja a Arizona aunque se le rompa el corazón a ella también, porque se ha dado cuenta que estar con una persona que se siente atrapada en la relación la hace infeliz y no hay manera de arreglarlo.

Por eso creo que, en realidad, cuando todo esto pase, volveremos a ver un acercamiento en estas dos, pero nos queda mucho sufrimiento por delante. Mucho e intenso sufrimiento por delante que yo tendré que vivir agarrada al helado. Y por lo que he leído creo que optaran por darle a las dos historias de crecimiento personal y no nuevas parejas. No dudo que al pasar de los meses cuando la cosa duela menos les pongan alguien para avanzar (y sufro muchísimo con esa posibilidad pero hay que aceptarla), pero vivo aferrada a la idea de que, al no ser esta la última temporada, porque acaban de renovar para otra, en algún momento las volveremos a ver juntas. ¿Soy una ilusa o tienen la misma sensación? ¿Ustedes cómo vieron el episodio? ¡Procesemos juntas lesbicanarias! Es lo único que nos queda por el momento. Porque encima se vienen dos semanas de descanso con lo que no avanzaremos. En fin que las invito a comer pizza y llorar en conjunto como Camilla, que así se viven mejor estos malos tiempos.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

46 series lésbicas para ver en 2019
Yolanda Andrade habla sobre su "boda" con Verónica Castro
Retrato de una mujer en llamas: La nueva propuesta del cine lésbico
Una foto histórica: una primera ministra con su esposa y un primer ministro con su esposo
Cinco series de anime yuri que no te puedes perder
Kaitlynn Carter celebra su cumpleaños 31 junto a Miley Cirus
Joy Huerta fue vista con su familia ¡Y es una ternura!
Sexo Lésbico: ¿por dónde empiezo?
The L Word Generation Q ¡ya tenemos tráiler!
Cara Delevingne lo confirma, una relación privada es más exitosa

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies