Seleccionar página

Nuestros 5 deseos lesbicanarios para 2017

Nuestros 5 deseos lesbicanarios para 2017

Antes de todo… ¡Feliz año, lesbicanarias! Estamos ya en 2017 y probablemente muchas estaréis pensando “sí, por favor, olvidemos 2016 de una maldita vez, entiérralo, no quiero saber nada más de él”. No ha sido un año fácil para muchas personas (me incluyo), pero ¿y si en vez de seguirnos recreando en lo mal que se ha dado miramos hacia el futuro? Hoy os traemos nuestros mayores deseos lesbicanarios para 2017, las cositas que esperamos con más ganas y que con suerte nos podrán (o idealmente podrían) hacer olvidar toda la desdicha de este año que acabamos de dejar atrás. Vade retro, 2016!! Coged vuestras pistolas peacemaker y mandadlo al infierno, que es hora de recargar esperanzas.

Más derechos y libertades, menos LGBTfobia

Año tras año se sigue avanzando en derechos y libertades en distintas partes del mundo. No obstante, hay más de 70 países en los que la homosexualidad sigue siendo ilegal y, en varios de ellos, como Irán, Somalia, Arabia Saudí o Yemen incluso te puede llevar a ser sentenciada a muerte. La gran mayoría de estas estadísticas se concentran en zonas de África y Oriente Medio, donde los derechos y libertades para las minorías sexuales están más restringidos. Sin embargo, incluso en España (que habitualmente lidera las estadísticas pro-LGBT+ internacionales) conocemos agresiones y discriminaciones constantes, bien sea a través de los medios o por lo que sabemos de conocidos. En Madrid, de hecho, hay una agresión homófoba cada dos días… Una estadística que esperamos disminuya y más de cara al World Pride 2017, que se celebrará en la capital y que sin duda muchas lesbicanarias esperan con gran ilusión. Esperamos y deseamos que este evento se convierta en un ejemplo de respeto, diversidad y orgullo colectivo para el mundo en este nuevo año.

Aunque tendemos a centrarnos más en las culturas que conocemos y, por tanto, corremos el riesgo de caer siempre en el etnocentrismo, hay otros países del mundo más alejados en donde se están dando importantes debates en torno al colectivo LGBT+, como es el caso de India con las personas trans. Otro caso es el de Australia en el que, aunque nos pueda parecer muy LGBTfriendly, no existe una legislación igualitaria, si bien en ciertas partes del país se permite la unión civil entre personas del mismo género. Celebrities como Kylie Minogue o Margot Robbie se han manifestado recientemente a través de la campaña “Say I Do Down Under” a favor del matrimonio igualitario, que según encuestas tiene el apoyo mayoritario de la población. Nosotras esperamos que Australia se una pronto a la lista de países en donde ya es legal.

Hacedle caso a Margot Robbie, Australia

También deseamos que en aquellos donde ya se han conquistado derechos se siga avanzando y no se involucione, por favor. Hay mucho miedo a que el efecto Trump se lleve por delante algún que otro avance en materia LGBT+ en Estados Unidos, así que más le vale a 2017 estarse quietecito. Hay motivos para ser optimistas, recordemos que los millenials ya son la generación más queer de la historia según un estudio de estos que no son muy extrapolables y bien podrían decir lo contrario. Pero, ¿eh? ¿Vosotras no creéis que las nuevas generaciones son cada vez más abiertas en estos temas? Esperemos que 2017 así lo demuestre 🙂

Que dejen de matar mujeres queer en TV y mejore la representación

En serio, BASTA. Hablábamos hace poco de que en 2016 perdimos a 31 mujeres no heterosexuales en televisión  y, teniendo en cuenta la proporción con respecto a las heteros, esto quiere decir que a la mayoría se las cargan. Son muchas bajas en nuestras filas. Desde aquí lanzamos un gran y enorme deseo a 2017: QUEREMOS HISTORIAS FELICES EN TELEVISIÓN.

A día de hoy espero que ya nadie viva ajeno a lo importante que es la representación de minorías en la cultura popular, que permite encontrar personajes con los que identificarse, refleja cambios sociales y modela también los referentes que tiene la audiencia. ¿Pero qué mensaje estás enviando si en la gran mayoría de casos las historias no heteronormativas terminan en tragedia?

Tenemos el derecho a exigir que se nos trate con el mismo cuidado y respeto que a las parejas y personajes heterosexuales, a protagonizar historias y no a ser simplemente personajes secundarios y a menudo estereotipados dentro de la narrativa. A los guionistas, un mensaje: es vuestro deber buscar cositas más allá del tópico de la lesbiana muerta o la bisexual torturada y tóxica. Que a vosotros os parecerá superinnovador y oscuro y tela de edgy, pero no lo es, de verdad, ya lo vimos cientos de veces y estamos bastante CANSADAS. Dadle varias vueltas y buscad otras soluciones para crear tramas y conflictos, porque hacerlo a costa de tratarnos como algo prescindible ya no lo vamos a tolerar.

En definitiva, no sólo deseamos que aumente la representación LGBT+ en cantidad (algo que, demos gracias, parece que va en aumento año a año y más con la fragmentación de la audiencia y nuevas plataformas como Netflix), sino en calidad. Cuando alguien dice que una serie es muy progre e inclusiva porque tiene a un personaje LGBT+, pocas veces se para a pensar “sí, ¿pero en qué condiciones?”.

A mí personalmente me parece más importante el mensaje que se manda y la calidad de la representación, que el número de personajes queer que puedan aparecer en la parrilla televisiva. En 2017 sabemos que regresarán muchas que lo están haciendo francamente bien: Sense8, The Fosters, Wynonna Earp u Orphan Black, entre otras. Pero 2016 también se ha llevado por delante otras (Faking It, por ejemplo) y nos ha destruido las esperanzas en otras tantas que siguen en emisión, así que a ver si este nuevo año se porta, nos trae más sorpresas agradables y equilibra un poquito la balanza. Además, la audiencia lesbicanaria es una de las más fieles y ruidosas. ¿Es que los señores de la tele no lo ven?

Que Disney saque a una princesa lesbicanaria

Bueno, sí, igual esto es mucho pedir ya, pero es realmente necesario. 2017 tiene que ser el año en el que la industria del entretenimiento infantil empiece a darse cuenta de que hay que empezar a educar a niños y niñas en igualdad desde sus primeros años de vida. Es muy importante crecer con referentes LGBT+, la visibilización de identidades diversas en los productos que consumen los niños ayuda a que esto se vea como normal. Yo no recuerdo ningún personaje no hetero en los dibujos animados que veía de niña, a no ser que contemos en ello a chicas como Spinelli en La Banda del Patio, a la que sabíamos perfectamente que no le gustaban los muchachos por mucho que la serie insistiese en que sí.

«Con este bate alejaré la heteronormatividad que pretenden imponerme»

Y digo Disney porque todas sabemos que es la gran empresa de películas infantiles, la “fábrica de los sueños”, la que durante muchos años vendió a través de sus películas la idea de las princesas que esperan a su príncipe azul adaptando cuentos infantiles clásicos. Pero a su favor (porque tiene muchas cosas en contra, seamos honestas) hay que decir que en los últimos años han empezado a incluir una mayor diversidad de protagonistas y personajes femeninos que no dependen de uno masculino. Ahí tenéis a Moana, por ejemplo, que lo está petando fuerte estas navidades, o a Frozen.

En esta última me quería detener porque durante 2016 surgió la campaña Give Elsa a Girlfriend  de cara a la secuela de la famosa película. Teniendo en cuenta que en Frozen Elsa no es una princesa clásica determinada por un interés amoroso masculino y que la canción “Let it Go” se ha convertido en todo un himno para la comunidad LGBT+ por su paralelismo con el proceso de salir del armario, parece un buen momento para que Disney dé un paso más y haga a Elsa canónicamente lesbiana. ¿No sería precioso que en 2017 tuviésemos a la primera princesa Disney lesbicanaria de la historia?

Otros generadores de contenidos infantiles como Nickelodeon ya han dado sus primeros pasos, creando en The Legend of Korra a la primera protagonista bisexual de una serie de dibujos animados para niños. El final, aunque confirmó a Korrasami como pareja, nos dejó con esas ganas de ver al menos un besito. Pues recordad que en 2017 está previsto que salga a la venta el comic oficial que incluye a Korra y Asami como pareja. ¡Las ganas que tenemos, lesbicanarias!

Ojalá 2017 sea el momento en el que otras series infantiles sigan esta estela y sí, te estoy mirando a ti, Cartoon Network. Con lo bien que lo está haciendo una serie tan queer e inclusiva como Steven Universe, ¿será el momento en el que Bubbline se muestre finalmente como pareja en la temporada final de Hora de Aventuras? Sí, ya sabemos que fueron canon o precanon en un pasado anterior a la serie y que suelen jugar bastante con este subtexto, pero bien podría 2017 traernos otro endgame al estilo Korrasami con Marceline y Princess Bubblegum. ¿No creéis que sería un puntazo que ocurriese en una serie tan popular como Hora de Aventuras? Ya es hora de empezar a educar en igualdad también a través de los dibujos animados.

Más referentes sociales y espacios seguros para las nuevas generaciones

2016 ha sido un año potente en lo que a salidas del armario de famosas se refiere y estamos contentas y orgullosas de ello. Lo que no nos gusta tanto es que muchas de ellas lo hayan hecho espoleadas por una situación más crítica y un repunte de la homofobia y los delitos de odio a raíz del triunfo de Trump en Estados Unidos. Pero es de admirar su valor porque no, en ningún momento por ser famosa estás obligada a “salir del armario” si resulta que no eres hetero y hablar sobre tu vida más privada y personal, pero sí es cierto que lo personal es político, como bien entendieron las feministas de segunda ola en su día.

Es decir, que hablar de ciertas cosas personales es también adquirir un compromiso político y, si eres un personaje público, tienes un altavoz a ese respecto que otras personas no tienen, por lo que puedes convertirte en un referente para chicas más jóvenes que buscan desesperadas un modelo a seguir y necesitan ver que puedes tener una carrera exitosa siendo lesbiana, bisexual, pansexual, trans o whatever que no encaje en el marco heteronormativo.

Nos gustaría que 2017 fuese un año en el que cada vez más personas se sientan orgullosas de su orientación sexual o de género y no vean la necesidad de ocultarlo, porque eso significará que cada vez existe un mayor nivel de aceptación en la sociedad.

Afortunadamente, a día de hoy existen cada vez más referentes LGBT+ en ámbitos diversos de la sociedad, como el deporte, por ejemplo. Cabe recordar que los Juegos Olímpicos de Río 2016 fueron los más lesbicanarios de la historia con 49 atletas abiertamente queer compitiendo. Esto nos da esperanza de cara a 2017, porque si bien hace unos años parecía tabú decir que eras queer en ciertas disciplinas deportivas, cada vez son más los que deciden realizar su carrera sin ocultar esa parte de su vida, al menos en aquellos países en donde las minorías sexuales no están perseguidas por la ley.

Con suerte 2017 seguirá incidiendo en esta tendencia y rompiendo cada vez más armarios. Aún hay tareas pendientes, sobre todo en aquellos deportes más masculinistas y androcéntricos donde todavía hay tantos prejuicios y homofobia, pero vamos por buen camino.

¿Os acordáis de este momento?

Yendo un poco más allá del ámbito individual, también deseamos que este sea un año en que los espacios seguros para las personas LGBT+ proliferen. En este sentido, internet y las nuevas tecnologías nos dan cada vez más herramientas para crear una comunidad online y buscar apoyos, procurar información, contactar con asociaciones y expandirnos. Estoy segura de que en 2017 esto seguirá aumentando, seguiremos buscando lugares para compartir experiencias y que las mujeres queer consigan también el apoyo necesario para contar sus historias: webseries, crowdfundings, libros y comics autopublicados… A día de hoy las posibilidades son más numerosas e inspiradoras que nunca.

Alguna sorpresita lesbicanaria inesperada

Más allá de todo lo expuesto, estoy segura de que todas y cada una de nosotras tenemos también nuestros pequeños sueños particulares. Ojalá 2017 nos traiga alguna de esas sorpresas lesbicanarias que nadie se espera o que hasta que pasan no vemos venir, alguna salida del armario sorprendente, parejas cuquis que involucren a alguna de nuestras lesbicanarias favoritas, alguna gran franquicia que introduzca a una mujer no hetero entre sus protagonistas, algún regreso televisivo que nos emocione (¿estará el remake de Xena a la altura de su predecesora pero sin necesidad de subtexto o habrá que esperar a otra ficción?), algún producto con mujeres LGBT+ que lo pete a nivel comercial, alguna canción random que se convierta en un himno lesbicanario que nadie se veía venir y, en general, buenas MUY BUENAS noticias. Te lo suplicamos, 2017, danos cosas buenas y deja de matar a referentes culturales de nuestra generación y a tomar decisiones políticas cuestionables. Sorpréndenos con algo positivo.

Si estáis metidas en algún fandom, tal vez una de estas sorpresas sería que finalmente hagan canon a una de esas parejas que shippeáis hasta la extenuación. Podríamos desear que OUAT se deje de queerbaiting barato de una vez y líe a Emma y Regina, sí, pero eso sabemos bien que está en la lista de imposibles. Personalmente se me ocurre que canonizar Bechloe en Pitch Perfect sería la sorpresa definitiva de 2017, una franquicia comercial que lo ha petado y que parece que llegará con su tercera parte este año, con un seguimiento entre el fandom bolleril y bisex superimportante y en la que su protagonista es precisamente Beca. ¿Qué genial sería que la prota de unas películas de este tipo fuese canonizada de forma oficial como bisexual y emparejada con su compañera de equipo y mejor amiga, mandando a paseo la típica historia normativa y tópica de chica conoce a chico que sabemos cómo acabará desde el minuto 1? Yo os lo digo, sería jodidamente rompedor precisamente por ser en una franquicia de este tipo y porque desde el principio la historia iba a ser la que era entre Beca y Jesse.

Sinceramente, yo nunca he creído que fuesen a hacer esto canon, creo que lo que está pasando últimamente con las pistas de cast y tal es, como ha sido habitual hasta el momento, puro queerbaiting, pero reconozco que cuando el actor que hace de Jesse confirmó hace poco que no saldría en Pitch Perfect 3 porque quieren llevar la historia por otros derroteros me ilusioné sin remedio. Sé que no pasará (sería demasiado bonito), pero es mi último deseo loco para 2017. Porfa, porfa, porfaaaaa.

Anna Kendrick y Brittany Snow leyendo el momento en el que finalmente sus personajes se lían

Desde lesbicanarias también deseamos que 2017 traiga amor por todos lados, joder, que es muy bonito y las mujeres muy guapas y perfectas y hay muchas muchachas solas y tristes en el mundo. ¿No podrías arreglarnos esto, 2017, y dar novias a quienes no tenemos? Gracias. Como sorpresita lesbicanaria inesperada creo que se llevaría la palma.

¿Vosotras qué esperáis de este año? Contadnos cuáles son vuestros deseos y/o propósitos para 2017 y olvidémonos ya de este año que acabamos de abandonar. Ya es pasado. Y menos mal. Bring it on, 2017!

Sobre el Autor

Anagnórise

Noctámbula, pluviófila, friki orgullosa y feminista convencida. Si no estoy viendo series, estoy leyendo; si no estoy leyendo, estoy escribiendo; si no estoy escribiendo, estoy escuchando música; y si no estoy escuchando música, estoy estudiando. Es el ciclo de la vida.

10 Comentarios

  1. GiuliSarco

    De acuerdo con todo En especial con el 3er punto Pero a este LA PRINCESA LESBIANA de Disney quiero añadir algo adicional Algo a lo que me atrevo a llamar mi mas grande deseo QUE LA PRINCESA LESBIANA SEA NUEVA Osea no Elsa No Merida Esto va acompañado o dentro de otro tran deseo RESPETO PARA LAS IDENTIDADES DE LOS PERSONAJES FICTICIOS La sexualidad forma parte de la identidad de uno Todas queremos que los personajes LGBT sean representados como son en el cine Tal es el caso de Harley Quinn Wonder Woman o Dumbledore (. Gay, por la palabra de su creadora) y si bien estamos en camino para tener eso y debemos alegrarnos a mi me haria mas feliz que todas las identidades de los personajes que no son LGBT se dejen tamb como estan Tanto Chris Buck como Jen Lee ya han hablado del tema y para ellos Elsa no es leabiana Si nos basamos en la palabra del creador para hacer valer al Korrasami deberiamos respetar tamb la palabra de estos creadores a la hora de hablar de su princesa y dejarla fuera aunque sea soltera a la hora de pedirle a Disney una princesa lesbiana No quiero cambios de identidades de ningun tipo La sexualidad es parte de la identidad de uno Y tamb en los personajes ficticios Se que todas han amado la campaña para convertir a Elsa pero a mi solo me trae amargos recuerdos, peleas con gente que creia mi amiga, insultos sin motivo, acoso, etc Quisiera que acabara ya Se que necesitamos princesas y heroes LGBT en Disney pero de verdad sufriria mucho si cambiaran de sexualidad a los personajes que ya existen, solos o no Siempre se puede hacer personajes nuevos Los directores de Moana ya lo diheron Aun no existe uba princesa lesbiana Tiene derecho a ser creada con esa caracteristica, no necesita ser Elsa para ser igual de amada y fabulosa Y Elsa no necesita cambiar para ser mejor Quiero igualdad, no invertir la balanza Si una sexualidad no es mejor que otra no ceo porque cambiarle la sexualidad a los personajes Este es mi deseo de año nuevo PERSONAJES GAYS Y PRINCESAS LESBIANAS EN DISNEY PERO NUEVOS Y MAS RESPETO PARA LAS IDENTIDADES DE LOS PERSONAJES que si los petsonajes gay fueran representados siempre como son en el cine caso de Gatibela o Wonder Woman tendriamos mas representacion LGBT desde hace mucho Si no estan de acuerdo conmigo espero no me insulten Ya aguante bastante pero esto es lo que yo quiero y no dejare de pedirlo Espero tener al menos ese derecho

    Responder
    • lola millan

      Para mí Elsa es asexual hasta que se demuestre lo contrario ya que en la primera película no se han dado ningún indicio de que ella pueda ser heterosexual.

      Responder
      • GiuliSarco

        … A mí también me gusta mirar a Elsa y a Mérida como asexuales a veces… Pero para sus directores, su creadora Jennifer Lee, Elsa simplemente está tomándose su tiempo para hallar al hombre indicado (Sí, dijo HOMBRE) Además de que agregó de que si Hans no hubiera sido convertido en el villano ellos dos podrían haber tenido algo en la primera película, fue una idea que a ella siempre le gustó… A eso es a lo que yo me refiero, para todos Elsa puede ser lo que ellos quieran, igual que todas las princesas, tengan pareja o no, pero si para su creadora ella es heterosexual me parece que así debe quedarse en la secuela, ya que ella va a hacer la película, es su personaje y tiene derecho a desarrollarlo como ella planeó… Los headcanon de cada quién no tienen que interferir con las verdaderas ideas de los creadores a la hora de seguir con su trabajo, que al final son las que todos deberíamos tener presentes de cierta forma al referirnos a la obra de forma correcta y objetiva En fín, ese es mi deseo

        Responder
        • Yuripool

          Por un lado estoy de acuerdo contigo, no me gusta mucho el fanservice y si un personaje es de una manera definida pues que lo dejen en paz peeeeero, personajes como Merida o Elsa no están definidos en el aspecto romántico-sexual por ejemplo, sus creadores van a decir lo que sus jefes les digan. Y por desgracia, lo que los jefes buscan son personajes hetero que se adapten a su moral de hombres blancos heteros pero si en personajes como estos, que no tienen definidas sus identidades sexuales, la presión de la gente hace que estos jefes decidan que sus personajes van a ser lgtbi para acallar la mala prensa o ganar dinero por ese lado, van a hacer que ese personaje sea lgtbi y por ejemplo Jennifer Lee diría que de repente se ha dado cuenta que Elsa es lesbiana. Hay un refran que dice, «el que paga al flautista, elige la melodia» y eso lo vemos en muchas ocasiones (sobre todo en lo que respecta a la todopoderosa disney y su falsa política de corrección que cada vez es más evidente), si no de forma directa, de forma indirecta. Por eso, creo que sí, que Elsa podría ser esa princesa disney lesbiana que necesitamos pero como tú dices, que también creen otra, no sobran si no que faltan.

          Responder
          • GiuliSarco

            Yo no creo que sea tu pareja lo que define tu sexualidad, pues con eso estarías diciendo que todas las personas que son solteras o nunca han tenido una pareja tienen su sexualidad en duda Y eso no es así, hay muchas personas que saben perfectamente su orientación sexual sin tener una relación, es algo que sienten Si te atrae una mujer, así nunca llegues a estar con ella, eres lesbiana También hay muchas mujeres lesbianas que salieron con hombres y eso no afecto su orientación sexual, aun si sales con alguien eso no implica la atracción o sentimientos de por medio ¿o no?… Y en el caso de los personajes es más simple, su creador les da la sexualidad, como Dios te dio a ti la tuya, así la muestren o no en pantalla (Caso de Dumbledore, J K dijo que es gay, a pesar de que nunca lo mostró en las películas Es gay porque ella lo dice y nadie lo conoce mejor que ella) Por eso digo que aunque Mérida y Elsa no tienen pareja por ahora, al menos con Elsa (Por de Mérida, jamás han hablado que yo sepa), desde su origen no fue pensada para ser lesbiana, ni lo es en la primera película, cuya popularidad hizo que todos los impulsores de está campaña la ambicionaran por sobre todas las otras (Es por mucho la princesa más popular del mundo Me pregunto ¿que hubiera pasado si no fuera así? Si hubiera sido Mérida o la nueva Moana), y sí, sé que Jen Lee podría cambiarla de sexualidad sin ningún problema, y tiene el derecho, ya si lo desea o la obligan, al fin de al cabo es su personaje, y salirse con la excusa de «de repente me dí cuenta de que era lesbiana», pero así sea por sus jefes, o por el fanservice, yo creo que no debería hacerse así No lo veo correcto… Yo lo veo más allá de Elsa, luego irán cambiando más y más personajes de sexualidad, solteros y luego con pareja, para complacer a los fans, que jamás estarán contentos, y por el simple hecho de que es más fácil que crear nuevos y verdaderos personajes gays, que si vayan más allá del hecho de que los fans los ambicionan o los shippean con otro personaje de su mismo sexo, y que si buscan que haya una aceptación, fuera del fandom, delante del mundo, algo real … Por eso prefiero por mucho una princesa nueva, no de hecho es la única opción para mí, porque si acaba siendo Elsa me temo que no podré aceptarla No después de que he visto como se ha llevado todo y de los problemas que me trajo con mi propio círculo expresar mi opinión sobre la campaña, que en ese entonces era muy simple «Yo prefiero una princesa nueva, simplemente la prefiero» Me llamaron homofobica hasta el cansancio, hasta un amigo que quería mucho Por eso cada vez que recuerdo este asunto me da demasiada tristeza Sé que es un tema personal mío, y que no viene al punto pero así es como me siento, y estoy segura de que a varios debe haberles pasado lo mismo, sin importar lo que sean, heteros o gays (a una amiga también le pasó, y a pesar de que ella estaba con novia en ese momento), si esta campaña es algo genial para muchos para otros no es más que recuerdos amargos y más leña echada al fuego del odio, por insultar y pelear con gente que sólo no está de acuerdo con su opinión, que no tiene nada que ver con si es homofobico o no… Bueno, me salgo de lo que a mí concierne, mi deseo particular es que la sociedad gay se integre a Disney como lo que es, algo normal, como lo ha hecho la diversidad racial, ninguna princesa fue convertida a negra cuando Disney se dio cuenta que tenía que diversificarse en cuestión a razas y culturas, no, crearon a Tiana, y ahora a Moana, cuyas historias son preciosas y no resaltan en ningún momento por mencionar su color de piel sino por su fuerza como mujeres ¿Por qué no pueden hacer lo mismo con esto? En mi opinión, sería hermoso, de forma natural, crear a esa chica, su historia de amor con otra, sin caer en que el material se vea forzado por que trata a toda costa de cumplir un deseo ajeno, que eso se nota cuando sucede, y yo odiaría que fuera así, la película podría fracasar estrepitosamente y nunca volverían a intentarlo Y entonces todos saldríamos perjudicados… No digo más, veamos como se resuelve todo Pero yo quiero respeto a los personajes, si el público los acepto y los hizo famosos con esa identidad con la que empezaron que se queden con ella, su raza, su sexualidad, es parte de su esencia, si fueron hechos así quiéranlos como son, y así no hagan lo que ustedes quieren (como acabar con ese otro personaje que les gusta) y si no pueden busquen otro personaje que si se los dé y por eso siempre se deben hacer nuevos personajes, para tener opciones infinitas… En fin, quizá es sólo mi opinión Quizás el resto del mundo tenga razón y los fans tengan derecho a convertir en todo a todos, y a unir a todos con todos, y se puedan crear mil versiones de cada personaje, una hetero, una gay, una negra, una blanca, una hindú, una trans sin ningún problema Ya no lo sé, pero lo que pienso siempre lo mantendré Es sólo mi particular deseo, al fin y al cabo, tú puedes tener otro Ojala que pase lo que sea mejor

  2. GiuliSarco

    Una nota La confirmacion de la relacion entre Marceline y la Dulce Princesa fue una broma hecha por la actriz de voz de Marceline En realidad, no hay nada que confirme que fueron canon Asi haya roce entre ellas ahora Deberian saber eso La actriz que lo confirmo al dia siguiente lo desmintio en su Twitter pero ante la gran aleada de mensajes de odio lo borro

    Responder
  3. lola millan

    Me parece fatal por vuestra parte que acuseis tanto a Anna como a Brittany de realizar una práctica tan deleznable y ruin como es el queerbating.

    Responder
  4. lola millan

    ¿Cómo es eso de que sabéis que bechloe no será canon? ¿Lo sabéis realmente o sólo lo pensáis?

    Responder
  5. GiuliSarco

    … Un dato acerca del Bubbline, jamás fue canon o pre canon… La actriz que presta su voz a Marceline, quién fue la única en confirmarlo, lo hizo de broma, jamás pensó que los fans se lo tomarían tan en serio, y al día siguiente lo desmintió en su Twitter Cosa que desató una ira terrible en los fans, lo que la obligó a borrar el Twit Esa es la historia completa Yo no soy fan de la serie así que poco me importa quien se quede con quién, sólo creo que es necesario comunicar las cosas como de verdad fueron… Y personalmente no me gustan los shippings ni el fanservice, prefiero las cosas como son…

    Responder
  6. Yuripool

    Me he topado con estos deseos y estoy más que de acuerdo con todos ellos, pero me parece muy curioso el tema que tiene que ver con el cine y la ficción y el retrato de personajes lgtbi en ellos y es porque, lo queramos o no, el cine, la tv y la ficción se han convertido en un poderoso medio de comunicación y de inserción de ideologías. Y sería más que genial lo que decías, la aparición de verdaderos personajes lgtbi (no lesbianas muertas o falsos personajes lgtbi) o el tema de un personaje disney lgtbi, especialmente una princesa lesbiana. Pero aquí nos topamos con el mayor inconveniente, el dinero, disney, las productoras y las cadenas son empresas, empresas lideradas en su mayoría por hombres blancos heterosexuales que buscan la forma de ingresar dinero en grandes cantidades y de forma rápida, la moral y la etica, el respeto les importa un comino y cuando producen una serie quieren historias y personajes que les hagan ganar dinero o al menos no perderlo, que significa eso, que si sus principales consumidores son hombres blancos heterosexuales (debido a la ideología machista implícita en todo el sistema) pues van a hacer historias y personajes buscando esta audiencia y de hecho, no es que los busquen ES QUE LOS HACEN, LOS FABRICAN pues la mejor manera de asegurar ingresos es tener una audiencia que busca lo que ellos venden y fabrican esa audiencia y no solo hombres, sino también mujeres, a base de la inserción de ideas machista y homofobas de forma directa o velada en todo. En el momento que hay protestas, para acallar un poco la mala prensa, dan migajas para que la comunidad lgtbi se calle y meten estos cuasipersonajes lgtbi de mala calidad, los cuales en cuanto se acalla la protesta, o matan o vuelven «militarmente» heterosexuales (me invento algo?) y es lo que nos tenemos que tragar, hay excepciones muy excepcionales porque no nos engañemos, quienes dirigen las series y películas (al menos las dirigidas al gran publico) no son sus creativos, sino el consejo de administración de cada empresa productora. Y esa forma de hacer las cosas creo que es incluso peor que si no metieran personajes lgtbi en muchas ocasiones, porque moldean esos personajes a sus intereses, acallan la protesta y un verdadero debate. En ocasiones y estamos viviendolo, son peores los métodos reaccionarios velados que los directos. La experiencia nos lo dice, lo que se consigue es gracias a la lucha, a la protesta sin descanso y no dejarnos engañar por las migajas que nos dan. Al final, la solución para conseguir la igualdad y la justicia social no solo en estos medios sino en todo, sigue siendo la transformación social desde los cimientos y ello se consigue con la lucha directa e incansable. Así que, aunque con algo de retraso, feliz 2017 combativo!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe nuestros artículos al momento en tu teléfono suscribiéndote a nuestro canal.

¡Échale ojo a este vídeo!

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies