Seleccionar página

Pretty Little Liars resumen de episodio 1×09

Pretty Little Liars resumen de episodio 1×09

avatar

Escrito por: Namezne Puedes seguirme leyendo en mi blog o saber lo que hago diariamente por mi twitter

Acerca de mí: Escribo directo desde México, la capital, para ser más exactos. Aún me faltan 2 años para votar y sigo viendo programas para niños de vez en cuando. Vivo en lo platónico e imposible, y a veces me cuesta aterrizar. Pero no engaño a nadie… así soy feliz.

Ay Emily, todas sabemos que eventualmente la verdad tiene que salir. Literalmente. Y lamento informarte que ese momento está cada vez más cerca.

Les daré un poco de contexto. En el capítulo de hoy, las chicas van a hacer uno de los exámenes más importantes de sus vidas. Por eso, si ven a Spencer más nerviosa de lo normal, no se alarmen. Bueno, pero precisamente por esta razón es que las chicas están estudiando en casa de, precisamente, Spencer (yo insisto, ¿qué no tienen otra casa?). Bueno, realmente la única que sí está estudiando es la anfitriona, porque Hanna y Aria chismean un poco acerca de sus vidas. Aria sigue en su plan “amo a Fitz y no quiero nada más con nadie”. Pero claro, ustedes se habrán dado cuenta de que alguien falta, y que el cuarteto maravilla es en realidad un trío… ¿Dónde está Emily?

Pues bien, resulta que Em está llegando a su casa, cubierta en lodo, muy alterada y aparentemente tratando de encontrar algo. Justo en ese momento, ella recibe un mensaje de “A”: “No puedes enterrar todo, Emily. Todavía no te libras de mí”. Pues esto, obviamente no ayuda a los nervios de Em. ¿Qué habrá enterrado?

Al siguiente día, en la escuela, nos enteramos de que va a haber una mega tormenta en la ciudad. La mamá de Spencer se va a quejar de que vayan a aplicar el examen en esas condiciones, algo que no le agrada mucho a Spencer porque su novio-no-novio Alex-Diego-González está ahí para tomar el examen también. Spencer los presenta, y la mamá no reacciona muy bien.

Sin embargo, el momento incómodo es interrumpido por el detective Molesto, que les informa que el memorial (que fue inaugurado el día anterior o algo así) fue destruido, como habíamos visto en el capítulo anterior. Por supuesto, el policía sospecha de las chicas, y por alguna razón, sospecha especialmente de Emily. Nuestra Em está apenas llegando cuando el detective va a interrogarla y a informarle que Toby sigue vivo. Ahí nos damos cuenta de que Em tiene pocos pares de zapatos y sigue usando los del día anterior, por lo que están cubiertos de lodo.

En la biblioteca, las chicas discuten lo sucedido. Su conversación es interrumpida por Emily, que les inventa un pretexto bastante malo de por qué no fue a casa de Spencer. Aria, por su parte, se lleva una no-tan-grata sorpresa cuando descubre que su mamá va a estar trabajando en la escuela. Ambas tienen una conversación incómoda de cómo ya no son tan cercanas, y cómo Aria se ha estado alejando porque no ha asimilado muy bien lo de la separación.

De vuelta en la escuela, Emily recibe otro mensaje de A: “Hey Em, tú no eras la única con Grandes Expectativas. Échale un vistazo. XOXO”. Y si eres un poco inculto en la literatura en inglés (como yo), puede que no entiendas el mensaje. Pues bien, resulta que “Grandes Expectativas” es el título de un libro. ¿Qué tiene que ver eso con Em? Espérenlo. Pero mientras, las chicas discuten si Jason le habrá dicho ya al detective Wilden lo que “sabe” de Spencer. Ésta última opina que no, y que sólo sacó el tema para separarlas. Hablando del Rey de Roma, Wilden aparece para molestar como ya es costumbre. Ésta vez, insinúa que alguna de ellas fue la que destruyó el memorial, pero Emily le dice que TODAS estaban estudiando en casa de Spencer la noche anterior. Ahmm sí, claro, excepto que no TODAS estaban ahí, Em… faltabas tú, ¿recuerdas? Todas se desconciertan un poco, pero le siguen la corriente y confirman la versión. Cuando el detective se va, todas empiezan a hacerle preguntas a Em. Ella se molesta un poco por el interrogatorio y se va. Hanna les dice a las demás que no la presionen, y que “ella hablará cuando esté lista”.

Emily va a merodear por la biblioteca, y encuentra un libro especial: “Grandes Expectativas”. Dentro de éste hay una carta de sobre azul y con destinatario Alison Di Laurentis. ¿El remitente? Emily Fields. Mientras tanto, Spencer recibe un mensaje de “A”: “Define ‘desertar’. Parece que están a punto de perder a Emily. ¿Quién sigue?”. Uh-oh. ¿Todas para una y una para todas?

Bueno, pues al parecer la preocupación sólo les duró un rato, porque momentos después, Spencer se encuentra con Alex y toda su atención se va para él. El chico sigue evitando el tema de la mamá, y eso preocupa a Spencer. Hanna sigue lidiando con su amiga Mona y su nuevo mejor amigo Lucas. Mona se sigue burlando de él y Hanna lo defiende. La misma historia de hace 3 capítulos. Aria intenta salirse de la escuela, pero después de que le dicen que eso no va a pasar, se encuentra con el bello Noel quien sigue intentando ligársela. Ésta vez, el objeto de ligue es un par de boletos para un juego de basketball. Sin embargo, Aria lo vuelve a rechazar, pero acepta acompañarlo a otro lugar “más divertido” de la escuela. El lugar se llama “salón de música” y Noel la llevó ahí para lucirse con su habilidad para tocar la guitarra. Lo siguiente que sabemos es que Aria lo acompaña en la melodía, cantando, y convirtiendo esto en una cursi película de adolescentes xD.

Mientras la música suena, Emily sigue leyendo el libro que encontró. Y no sólo eso, sino que también tiene una especie de alucinación con Alison. Y en eso, ¡pum! ¡Flashback!

Alison está en la biblioteca, leyendo “Grandes Expectativas”. Emily llega y le pregunta por qué se ríe. Ali le dice que son sus nombres que parecen de peluches. Em se sienta junto a ella. Ali le dice que un día le tiene que permitir hacerle trenzas. (Yo sé, qué comentario tan más bizarro). Emily le cuenta acerca de un sueño que tuvo con Jenna.

>Emily: Anoche soñé con Jenna.
Alison: Emily, no lo menciones ya. Hay cosas que se pueden hacer, operaciones y eso.
Emily: Soñé que volvía y que estaba bien. Podía ver perfectamente y nos perdonaba.
Alison: (ríe) Por eso te quiero. Eres genial con los finales felices. También Dickens lo era, por cierto. Pip se queda con Estella al final. ¿Puedo leerte algo? “La amé contra la razón, contra las promesas, contra la paz, contra la esperanza, contra la felicidad, contra todo el desánimo que podía existir”. ¿Ya llegaste a esa parte?

Emily no le responde con palabas exactamente, sino que le da un beso. La cara de Alison (al menos desde mi punto de vista) dice algo así como “no me lo esperaba, no me desagradó, pero no quiero que se repita”. De vuelta a la realidad, Em se pone un poco triste y vuelve a leer la carta. En esa parte, la carta dice: “A veces me siento muy cerca de ti, y entonces algo cambia, una mirada en tus ojos, y me siento tan tonta. Es como si pudieras leer cada pensamiento en mi mente y que lo encontraras todo tan gracioso. Como cuando nos besamos y yo pensé que podría pasar otra vez, y tú te reíste en mi cara. Pero eso no fue gracioso para mí. Quizá tú piensas que un beso es sólo un beso y que sólo soy una “práctica”. Pero la forma como actúas me hace sentir más que “práctica. Y no sé cómo puedes pasar de besarme en un minuto a odiarme el siguiente”. Pobre Em, un claro caso de “me enamoré de mi mejor amiga hetero porque me dio las señales erróneas”.

Y de vuelta a los chicos musicales, justo cuando están a punto de besarse, el desaparecido señor Fitz decide hacer acto de presencia después de 2 capítulos. Buen momento. Aria y el profesor se quedan un rato discutiendo acerca de su situación. Los dos se siguen queriendo y todo, pero Ezra mantiene su postura de “es muy difícil y las consecuencias y la sociedad y la cárcel y blah”. Así que Aria, en lugar de rogarle otra vez, le insinúa que ya lo olvidó y se va. Pero en realidad sólo se va a llorar.

A todos los alumnos los meten a los vestidores por seguridad, porque el tornado se aproxima. Mona aprovecha la ocasión para hacer otro comentario ofensivo a Lucas. Hanna la confronta y le recuerda que hace muy poco así eran ellas dos. Mona se queda callada. Hanna se va a sentar con Lucas. Aw. Spencer y Alex siguen raros entre ellos. Alex le dice que él no le puede decir por qué está así y que mejor le pregunte a su madre.

Mientras todos se resguardan en los vestidores, Emily sigue en la biblioteca leyendo (e hiriéndose con) la carta. Y claro, en eso otra vez ¡Pum! ¡Flashback! Porque, ¿qué sería este programa sin los personajes levantando la mirada como señal de “ahí viene un flashback? En esta ocasión, vemos de nuevo a Alison y a Em, ahora en los vestidores de la escuela. Ali sólo tiene una toalla puesta y Em tiene mucha incomodidad. De repente ¡zaz! Ali se quita la toalla. Y Em trata de disimular pero, vamos, la chica es demasiado obvia y sus ojos prácticamente se resbalan lujuriosamente por el cuerpo de su amiga. Alison le enseña su nuevo bra y le pide que se lo abroche. ¿Esta rubia es, o se hace? Em obedece y aprovecha el momento para acariciarla y darle un mini-beso en el cuello a su amiga.

Ali no reacciona bien y le aclara: “Sólo porque nos besamos en la biblioteca, Emily, no significa que me gustes. Un beso es un beso. Me gustan los chicos. Y créeme, si te beso, es porque es práctica para la realidad”. Auch. Em intenta irse pero no es capaz de dejar a su amiga sola.

De vuelta al mundo real, cosas extrañas empiezan a pasar en la biblioteca. Emily se empieza a alterar y descubre que alguien se llevó su bolsa… y la carta. Después de esto, la chica decide ir a resguardarse con los demás y a la primera que se encuentra es a Hanna.

La rubia (que ya es mi favorita, por cierto) le dice luego luego: “Mira Em, si te acóstate con Maya ayer por la noche le puedes contar a Aria y a Spencer”. LOL. Em, muy confundida le dice como… ¿De qué hablas? ¿Qué no ves que apenas si vamos en la etapa de tirar las palomitas? Hanna le dice que “no tiene por qué ser un enorme secreto”. Aw, de verdad amo a Hanna y su actitud de amiga te-queremos.

Pero justo en ese momento aparece el detective molesto para informarle a Em que encontraron algo suyo. Las chicas ven esto y deciden ir a ver qué pasa. Wilden le enseña la bolsa que Em acababa de perder. Emily se pone cada vez nerviosa. Sus amigas llegan y tratan de defenderla, pero Wilden le dice a Emily que les confiese en dónde estaba ayer en la noche.

Wilden les enseña unas fotos de Em en el memorial, con las piezas destrozadas de éste en sus manos y llorando. La chica dice que cuando llegó así estaba todo, y que ella había ido ahí para otra cosa. El detective le pregunta que entonces por qué tiene las figuritas del memorial en su bolsa. Todas la defienden diciendo que Em no pudo haber hecho eso, pues el memorial fue su idea en primer lugar. Sin embargo, Wilden hace su última y letal jugada: la carta.

>Detective: ¿Quieres que les enseñe esto yo, te gustaría hacerlo tú? Adelante, explícales de la carta enfurecida que le escribiste a Alison, que por cierto, está fechada a tres días de que desapareció.
Emily: No tienes derecho a leerla…
Spencer: Emily, ¿qué hay en esa carta?
Detective: Cuéntale. Cuéntale cómo querías castigar a Allison por haberte rechazado. Cuéntale cómo te sentiste aliviada en el funeral. Sí, ella nunca más estaría cerca para humillarte, ¿no es verdad?
Emily: ¡Volví al memorial para pedir perdón! Había cosas horribles en esa carta, y nunca quise decirlas. De repente, ella se fue y… La quería como más que una amiga. Sólo que nunca tuve la oportunidad de decírselo de la manera correcta.

¡Chan chan chaaaan! “O sea que Emily… Osea que tú…” Sí Spencer, Emily es lencha. ¡Chan chan chaaan!

Hanna ni se inmuta y le exige a Wilden que le de la carta… o le arrancará la cabeza. Eso dijo ella. La discusión es interrumpida por un personaje inesperado: la mamá de Spencer. Las chicas le cuentan rápidamente todo lo que pasó y la mamá se da cuenta de todas las violaciones a la ley que el señor policía ha estado cometiendo. Por fin lo pone en su lugar y les dice a las chicas que se vayan, y que Emily tome sus cosas. Wilden se queda ca-lla-di-to, y en el fondo se escucha la ovación para la mamá de Spencer.

De vuelta a los vestidores, Aria se acerca a Emily. Ella le dice que Alison la quería, quizá no en la forma que ella quería, pero la quería al fin y al cabo. En ese momento les anuncian que el examen fue cancelado. Final feliz para el día.

Spencer decide hablar con su mamá acerca de lo de Alex. La mamá le confiesa que no es que tenga nada contra Alex ni mucho menos, sino que una vez él la vio borracha y la acompañó a su casa y ella le confesó que tenía una enfermedad. Sin embargo, después de la borrachera, como que estuvo en su periodo de negación, por lo que le apena un poco ver a Alex. Pero en realidad, cree que no puede ver mejor prospecto para su hija. Aw. Y ya no está enferma. Yeii. Les digo, puro final feliz por aquí. Hasta Aria por fin cede a los encantos de Noel y también resuelve sus problemas con su mamá. Quizá las cosas ya no se vean tan oscuras para ella.

Finalmente, Emily se queda un rato observando todo en la biblioteca y decide poner el dichoso libro en su lugar. Buena forma de cerrar las cicatrices. Y Hanna, por su parte, tiene una pequeña conversación con Lucas. Y todos pensarán en este momento: “Qué lindo es este chico” Pero entonces… ¡¡Chan chan chaan!! La toma baja hacia sus zapatos… sus zapatos cubiertos de lodo.

En algún lugar del mundo, un video de Alison es editado por un sujeto desconocido, quien también manda la cinta al departamento de policía de Rosewood. Pero el más grande misterio de esta serie es, cómo pudieron haber hecho un episodio de “salida-del-clóset” sin haber mencionado siquiera una vez la palabra “gay” o “lesbiana” en lo que va la temporada. Yo digo xD.

Sobre el Autor

Paola Mejia

Editora en jefe y creadora de Lesbicanarias.es. Tengo 11 años analizando con ojo clínico las series, cómics, películas, libros y todo material que contenga un personaje lésbico. Soy periodista de profesión y ¡me encanta contar mis opiniones! Puedes encontrar más sobre mi en mi perfil en Linkedin

Subscríbete a lesbicanarias

Lo más lesbicanario

Échale ojo a estos vídeos

Cargando...

Uso de cookies

Lesbicanarias utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para tener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies